Arroz negro al horno en 2 tiempos. 1 +/- 100, desperdicio 0

20 Comentarios


El pasado jueves, quería hacer un arroz para mi hijo. Llegaba sobre las tres y media de trabajar y yo no lo iba a esperar hasta tan tarde. 

Siempre tengo una lista de todo lo que tengo congelado y vi que podía aprovechar un poco de sepia en trozos y una tinta de sepia que tenía congeladas. Me quedaba en la nevera un rico fondo de pescado que tenía que consumir, así que me iba a valer para preparar un arroz negro sencillo, pero seguro con buen sabor porque sólo con el fondo de pescado, ya no hacía falta mucho más.

Yo soy de las que enciendo el horno en verano sin problema. Mi opinión es que una vez, introducimos el pan, el pastel o cualquier tipo de comida en el horno, nos podemos alejar de él y dejar que trabaje. Si la casa sube de temperatura, ya bajará o si se da el caso, siempre podemos encender el aire acondicionado, aunque yo nunca lo hago.

En el caso del arroz negro, es la primera vez que lo hago al horno y lo decidí porque ensuciaría menos al utilizar la TMX para sofreír los ingredientes, podría esperar a hornear hasta más o menos media hora antes de la llegada de Carlos y servirle el arroz acabado de hacer, en su punto justo de cocción. Funcionó a la perfección, por eso la llamo, arroz en dos tiempos.

Hace dos años, reedité mi receta preferida e inventada de arroz al horno de pescado Mi arroz al horno con sepia y caballa en aceite de oliva y esta vez, la he fusionado con la tradicional de Arroz negro con sepia fresca. Como era una receta de reciclaje, me adapté a los ingredientes que tenía y el resultado fue muy bueno.  Mi hijo no dejó ni un grano y me felicitó.

Esta es mi primera receta para 1 +/- 100, desperdicio 0 de este mes de julio. El pasado junio, compartimos muchas recetas y también un post de la restauración de un mueble. Si queréis verlo todo, pinchad, aquí. Hay 21 posts publicados. Estoy muy contenta y agradecida.

Aunque ya son vacaciones y muchos blogs están de vacaciones, invito a participar a quien pueda y quiera. Durante todo el mes estará abierta la herramienta para colgar vuestras aportaciones.

Espero que preparéis este arroz, está muy rico y es menos complicado que en paella. El toque de atún, le va de maravilla. Disfrutad.
Ingredientes para una persona

- 1 diente de ajo
- 30 g de cebolla fresca
- medio pimiento verde italiano
- 30 g de tomate natural 
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
- 100 g sepia sucia cortada en trozos 
- 1 bolsa de tinta de sepia
- 50 ml de vino blanco seco
- un cubito de salmorreta (opcional)
- sal
- 150 g de arroz de grano redondo 
- 200 g de fondo de pescado: una cabeza de rape, pescado de roca, pieles, cabeza y espinas de merluza, una cebolla, una patata, sal y una hoja de laurel.
- 1 lata pequeña de atún en aceite de oliva.

Antes de empezar...

- Si no se tiene, preparar un fondo de pescado y colarlo. Reservar. Calentarlo en el microondas antes de utilizarlo. Tiene que estar caliente antes de incorporarlo a la cazuela.

- Si no se tiene sepia congelada, lavarla y cortarla en trozos pequeños. Yo no le quito la piel porque le da más sabor. Si se tiene congelada, descongelarla con antelación al igual que la tinta.

- Pelar la cebolla y el tomate y cortarlos en cuartos. Pelar el ajo y quitar el germen. Laminarlo. Cortar el pimiento verde en trozos.

- Pesar el arroz y el fondo de pescado. Reservar.

- Abrir la lata de atún, sacar las migas con cuidado y escurrirlas bien. Reservar.

- Precalentar el horno 200º.

- Si se prepara con antelación, como fue mi caso, se puede hacer el sofrito y esperar a agregar el caldo caliente cuando se vaya a hornear.
Preparación en TMX 5

- Poner en el vaso, el ajo, la cebolla, el pimiento verde y el tomate. Programar, 6 segundos, velocidad 4. Bajar los restos con la espátula. El tiempo dependerá de si queremos que esté más o menos triturado.

- Verter el aceite en el vaso. Programar 10 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Cuando acabe el tiempo, agregar la sepia, y romper con cuidado y sin mancharnos la bolsa de tinta para agregarla al vaso. Después, la salmorreta, el vino blanco y sal. Programar 10 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Incorporar el arroz y programar 2 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Verter el contenido del vaso en la cazuela de barro o en un recipiente apto para horno. 

Preparación tradicional

- Poner el aceite en una sartén y cuando esté caliente, sofreír los ajos, el pimiento verde y la cebolla a fuego lento para que se vayan pochando. Cuando la cebolla ya esté blanda, agregar el tomate y seguir sofriendo un poco más hasta que esté listo el sofrito.

- Añadir la sepia y romper con cuidado y sin mancharnos la bolsa de tinta para agregarla. Seguir sofriendo a fuego muy lento. Ir añadiendo cacitos de caldo para ayudar a que la sepia se vaya cociendo. Este paso en la TMX no es necesario, pero en este modo sí, porque la sepia es más dura y no queremos que las verduras se nos quemen.

- Cuando la sepia esté tierna, añadir la salmorreta, el vino blanco y sal. Dejar cocer un poco más hasta que el vino se evapore y el cubo de salmorreta se deshaga por completo

- Añadir el arroz. Dejar que se sofría removiendo sin parar y apagar el fuego.

- Verter el contenido de la sartén en la cazuela de barro o en un recipiente apto para horno. 
Horneado

- Comprobar que el caldo está caliente, es importante que lo esté (ver notas).

- Verter el caldo caliente sobre el arroz, remover para repartirlo bien y rectificar de sal. Distribuir por la superficie las migas de atún y meter la cazuela en el horno.

- Horno a 200º, durante aproximadamente 30 minutos.  

- Comprobar el punto del arroz y sacar la cazuela del horno. Dejar reposar 5 minutos y servir.

Notas:

Es importante utilizar una sepia fresca y de calidad, tinta fresca de las sepias, un buen aceite de oliva y un buen fondo de pescado. En este caso, sepia y tinta eran congeladas pero las compré frescas. Se puede utilizar más cantidad de sepia fresca o congelada. 

- Para pesar el caldo siempre sigo esta fórmula que me enseñó mi madre: se calcula de la siguiente forma. Multiplicamos la cantidad de arroz por 2 y le restamos uno: en este caso 150 g de arroz x 2 =300 g menos 1 = 200 g de caldo.

- Congelo la tinta de sepia en una cubitera y la cubro con vino blanco. De esta forma, no se estropea ni queda arenosa. Una vez congelada (el vino nunca se termina de congelar) desmoldar los cubitos e introducirlos en una bolsa para utilizarlos cuando lo deseemos.

- Si os gusta con all i oli, preparad mi receta. Yo no lo pensé y me lo pidió Carlos. Otra vez será porque repetiremos este arroz.

- El recipiente que veis es antiguo y de un tamaño para dos o tres raciones. Como preparé arroz en cantidad, pero para una persona, quedó una capa fina, como si fuera hecho en paella. La cocción en este recipiente metálico es más rápida que si utilizamos una cazuela de barro.

- No me gusta el arroz bomba porque absorbe más caldo y el arroz al final, tendrá menos sabor. Si lo tenéis, siempre habrá que tener en cuenta, que necesitará más caldo para la cocción.
Bon profit!


20 comentarios:

  1. Marisa , acabo de verlo en el FB y aquí aun esta mas apetecible , que ricura de arroz , esta diciendo " cómeme "
    besinos

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que sea un arroz que repetiras porque te ha quedado de relujo no lo siguiente ademas de estar de rexupete , es una pena no estar mas cerca para ir a dar cuenta de un plato la proxima vez que lo prepares.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente y esa tartera donde lo has preparado me ha recordado a una mucho mas grande que tenia mi abuela y en la que servia el arroz con leche .
    El lunes por fin podre participar en tu maravillosa iniciativa ,no es de extrañar que el mes pasado hayan colaborado un total de 21 recetas.
    Bicos mil y feliz domingo wapisima.

    ResponderEliminar
  3. Marisa este arroz no necesita nada más para dejar la cazuela rebañada, me encanta el arroz ya lo sabes, y partiendo de un buen fondo, lo demás es casi básico o elemental, el arroz negro de sepia me gusta, nunca lo había comido hasta que mi marido me propuso cocinarlo para el blog hace años, casi en mis comienzos, era algo que yo rehusaba siempre, ese arroz tan oscuro no me entraba por la vista, pero él me animó, me dijo que cerrara los ajos al meter la primera cucharada en la boca, y ¡vaya si me gustó! Estaba delicioso, lo que me había perdido durante tanto tiempo por no probar las cosas antes de opinar, jajaja.
    Si yo hubiera sido tu hijo, y me encontrase esta delicia en la mesa al llegar a casa, primero me comería un platazo, y luego te comería a ti a besos, por cocinar tan rico, jajaja, No tengo la suerte de comer nunca lo que otros cocinan, a menos que mi marido se meta en la cocina por "obligación" y tampoco es cuestión de abusar, jajaja.
    Besos, que pases un buen domingo.

    ResponderEliminar
  4. Que rico este arroz,Marisa,me ha encantado el punto del horno que me llevo para casa
    Me apunto a tu proyecto de " Congelando el verano"
    Te lo tengo que comunicar por a mail?
    O con decírtelo por el blog es suficiente?
    Como he dicho en la última publicación,cierro el blog pero me meteré en el de vez en cuando toda esta semana,cuando pueda y ya llere si me dices algo en mi últim0 post
    Feliz verano y muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa ..
    Me encanta el arroz negro y aunque si lo como...en casa aún lo he preparado.
    Te quedo delicioso...normal que Carlos te felicitar a.. yo lo hubiera hecho también...
    Con lo que me gusta el arroz.
    Se me hace la boca agua cuando veo que ponéis un arroz.
    Un besazooo guapísima

    ResponderEliminar
  6. Pues buenísimo. Justo el otro día preparé arroz negro pero muy muy simple y también quedó muy rico.
    En ocasiones utilizo el horno para hacer paellas, me gusta más cómo queda y me aseguró que se haga perfectamente.
    Tomo nota de tus consejos, como el que te enseñó tu madre sobre el caldo. También buena idea la de anotar lo que tienes congelado, jamás lo hice y me parece fantástico. Así como congelar la tinta en cubiteras...
    Me llevo tus consejos. Desde luego alegraste a tu hijo regalándole este rico arroz.
    Feliz semana
    Sil

    ResponderEliminar
  7. Quin arrosset més bo ens portes! I com m'agrada la teva cassola!
    Marisa....aquest mes sí que espero poder participar al teu repte! El mes de juny ha estat impossible!
    Petonets i molt bona setmana,
    Olga

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, este arroz dice cómeme, tiene muy buena pinta y hecho con ingredientes que son de aprovechamientos, y de calidad. Yo también tengo algunas cosas por el congelador que me reservo para estos días anteriores a las vacaciones. Te ha quedado muy bueno! Besets.

    ResponderEliminar
  9. La mayoría de veces que hago arroz negro también lo acabo en el horno y queda siempre en su punto. Me ha sorprendido lo de la lata de atún, pero pienso que si, que ha de quedar muy bien. Me encanta este arroz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa, aquí todos coincidimos que este arroz llama a no dejar ni un granito, qué rico se ve. Me ha gustado el apunte del cálculo del caldo.
    Me hiciste recordar el tiempo cuando yo llegaba de la escuela o del trabajo y mi mamá siempre con la comida lista, uno siempre agradece ese gran detalle de las mamás; ahora me toca con mi niña cuando llega de la escuela tenerle su comidita preparada.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los arroces, pero el negro es el que menos me gusta. Si lo pilla mi marido te `pone un altar, es su preferido y el que menos le hago... la verdad es que se ve con una pinta impresionante!! Bs.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, yo como tu no tengo pereza a encender el horno, lo utilizo todo el año.
    Ese arroz se ve riquísimo y a tu hijo seguro le encantaría sobre todo recién hecho.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Un arroz maravilloso Marisa, no me extraña que tu hijo te felicitara. Yo también uso el horno en verano, no tanto como en invierno, pero sigue funcionando.

    El inicio del reto ha sido prometedor, aunque estemos en vacaciones siempre habrá quien se acuerde de tu reto ¡Besos mil1

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, seguimos reciclando siempre, nunca tiraremos nada, pues cocinar con restos como tú haces es todo un arte, es de tener buen gusto y de ser buena cocinera. Ni que decir tiene que este es un palto de arroz de lujo, de los que tú bordas y seguro que tu niño no levantaría la cabeza del plato, aunque seguro que, como sé que está bien educado y te quiere un montón, te regalaría un bonito beso. Yo te regalo mil besos más!!!

    ResponderEliminar
  15. Marisa, un arroz de mis favoritos, me ha encantado.
    Me ha gustado mucho lo de la lista de congelados, yo con lo organizada que soy jamás lo he hecho y es lo mejor esto de la lista, borras y apuntas y te salva de todo. Aprovecharía mucho más y no tendría los congeladores a tope. En verano lo uso mucho para no tener que sacar el coche a cada cosita que me falte, pues ya estoy en el campo y cuanto más estoy menos quiero salir a comprar. Una vaga total.
    Este arroz me lo apunto para hacerlo en plan veloz con. La Thermomix.
    Muchos besos y feliz semana, amiga.

    ResponderEliminar
  16. Yo haría como Carlos, no dejaría ni un grano... me encanta el arroz negro y me encanta el arroz al horno, así que doble acierto.
    No me había ni enterado de tu reto, me lo habías comentado, pero como últimamente ando bastante desconectada al final se me pasó... a ver si te llamo esta semana.
    Besiños

    ResponderEliminar
  17. Marisa es que ese arroz esta para no dejar nada , teniendo un buen fondo de pescado ya tenemos un buen arroz y con poco mas un delicioso plato
    bss

    ResponderEliminar
  18. lovely rice with fish flavors in it..am sure it tasted yummy,Marisa!

    ResponderEliminar
  19. Un arroz de vicio Marisa!!
    Maravilloso el aprovechamiento!!
    Seguro que Carlos disfrutó un montón de su plato recién hecho.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Marisa tu hijo debe estar más que feliz con esa madre que tiene, piensas en todo y cómo no!!!, lo de hacer el listado de las cosas congeladas es muy bueno, en mi caso no me pasa porque es bien pequeñín el congelador, pero en casa de mis padres es la locura!!!. Y a veces uno no mete las manos hasta el fondo y cuantas cosas que compran frescas teniendo congeladas..., un arroz con ese sabor intenso y color llamativo que para mí lo es, una delicia como lo describes y con ver las fotos este arroz a dos tiempos es de los manjares buenos de la vida.
    Un beso y tengo que adelantar visitas de este proyecto para ir a verlas todas de cerca, yo sigo por acá así que ya me verás aprovechando esta iniciativa.
    un beso grande y reconfortado bonita

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.