Sobre mí

2 Comentarios

La que os invita a comer, soy yo, Marisa. Nací en una pequeña ciudad al sur de la provincia de Valencia, Ontinyent. Crecí entre olivos, algarrobos, vides, tomates rosa y frutales de secano, el frío de la cercana Sierra de Mariola y el calor sofocante del verano; acompañada por los sonidos de las cigarras y el olor a resina de pino.

Mi infancia fue feliz, siempre rodeada de libros, lápices de colores, olor a tiza, a papel y a tinta; repiqueteo de máquinas de escribir y algarabía de niños, los alumnos de las academias de mi padre.
En ese tiempo, las mujeres de mi familia, que eran muchas, me regalaban, en cada fiesta y celebración, momentos de cocina inolvidables. Me acostumbré a aquellos olores y sabores, a verlas con las manos en la masa… a su generosidad. Cocas dulces y saladas, brazos rellenos de boniato y cubiertos de merengue, tortadas de almendra, merengues de café, monas de Pascua, tortas de nueces y mantecados, pasteles de boniato, dulce de tomate, carne de membrillo, del de antes, duro y bien dulce… Recetas con historia y sin letra, porque no les hacía falta, las preparaban de memoria y con todo el cariño.
En mi casa había un piano del que mi madre, excelente pianista, bordaba notas que se quedaban para siempre; música, cancioneros y partituras por doquier, la radio encendida, después, el radio cassette con cintas de música clásica, de cantantes favoritos que a veces, eran causa de disputa entre amigas.
De mi madre heredé mi pasión por la música y de mis tías, la cocina y lo golosa que soy. De mi padre, mi profesión y su vocación que, a su vez, es la de mi hijo. MAESTROS. Enseñar es para mí vocación, dedicación, aprendizaje y pasión. Los idiomas son mi especialidad y también forman parte de mi bagaje vital.

También en aquellos años, aparecieron momentos de enfermedad, la de mi padre. Idas y venidas al médico, al hospital, operaciones, pero él, siempre, volvía a casa, a su trabajo, con la sonrisa y la fuerza, la motivación y las ganas de seguir, hasta el final.

De todo ello, de sus ejemplos, me nutrí y aquí estoy, con mis positivos y negativos, aprendiendo y disfrutando del día, sin perder la sonrisa. Me dicen que soy fuerte, valiente y la vida me ha ido poniendo a prueba muchas veces y de diferentes formas, para que de cara a los demás, así me muestre. Es “la debilidad de la fortaleza”. 

Entre mis aficiones, además de la música, la lectura y la escritura, la fotografía, el cine y el teatro; también me encanta viajar, pero, sobre todo, disfruto con cualquier detalle, por ínfimo que sea, que me emocione. Emoción y sentimiento nunca faltan en mi vida.
El mar, Menorca, emociones...
Y hablando de emoción y sentimiento, los más grandes los provoca  mi hijo, Carlos. Sólo tengo uno y es la persona más importante en mi vida. Mi alegría diaria, quien me da cariño y me hace rabiar, a quien debo tantos momentos preciosos, del que me siento orgullosa y al que deseo que sea feliz, que no es poco. Es él quien me sorprende con detalles que no espero y por el que lucho día a día, sin esperar nada; es el motor que mueve mis días.

En este blog, encontrarás recetas sencillas y sanas; las que preparo en casa para los míos o para mí, cuando tengo invitados o cuando regalo algo que he cocinado especialmente para alguien. También encontrarás pequeñas historias, reales o inventadas porque también me gusta escribir. En otras ocasiones, añado información específica sobre la tradición de la receta o su origen. Por motivos de salud, tengo que evitar el azúcar y la sal en mi dieta, por eso, en muchas de mis recetas utilizo edulcorantes y controlo los hidratos de carbono. No soy especialista, por lo tanto, los que las preparéis, seguid siempre los consejos de vuestro médico. 

Thermofan, surgió como un reto en momentos complicados de mi vida. Sí, sí, para mí la vida son retos y creo que, si no los tuviera o me los inventara, no sería yo. Y aunque de un reto culinario se trata, un día se me ocurrió involucrarme e involucrar a otra gente en mi Reto BBSS, para el que creé un blog exclusivamente, Recetas BBSS.

Desde aquí, dar las gracias a todos los que llegasteis un día para quedaros y a los que silenciosamente, entráis en este blog, que sé que sois muchos. Gracias también a los que me habéis ofrecido vuestra amistad sincera.

Si queréis aclarar algún aspecto de una receta, hacer un comentario específico, una sugerencia o simplemente contactar conmigo, estoy en: thermofanblog@gmail.com

Un abrazo fuerte desde Valencia.
Marisa.

2 comentarios:

  1. Da igual que pongas fotos de cuando eras pequeña. No has cambiado nadaaa!!! Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo que no cambie nunca sea la sonrisa y las ganas de vivir. Lo demás, es ley de vida. Gràcies Carlos. Canviar, canviar un poquet/prou, ja, ja.

      Eliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.