lunes, 1 de septiembre de 2014

Anillas de calamar con Basmati coloreado (TMX/T)


Rosalía y yo, estamos cada mes, incluidos los de verano, presentándoos recetas en las que experimentamos con alimentos a los que denominamos, “los tristes de nuestra cocina”, con el fin de no desperdiciar nada. Intentamos, a veces sin proponérnoslo, ser lo más creativas posible. Unas veces, lo logramos y otras no tanto, pero os aseguro que cada mes, disfrutamos y nos calentamos la cabeza para ofreceros ideas y platos totalmente creados por nosotras a partir de alimentos reciclados.

Reciclando Sabores está reforzando nuestra amistad en la distancia y contribuye a que nosotras mismas, aunque nos hayamos contado el plato, nos asombremos al ver la receta y las fotos una vez publicadas.

Esta receta de anillas de calamar es un experimento que salió bien porque estaba sola y me concentré en cocinar y en nada más. Surgió a partir de dos ingredientes: las anillas de calamar que sobraron tras realizar un arroz y restos de salsa de tomate casera. Fui cocinando y testando paso a paso para comprobar que el resultado fuera óptimo. Aún bien caliente, este plato fue mi comida de ese día y me gustó, así que, decidí que cumplía perfectamente los requisitos para ser protagonista del Reciclando Sabores de este mes.

A vosotros, no os va a costar tanto. Simplemente, se trata de duplicar las cantidades. Una receta ideal para una pareja con poco tiempo para cocinar.

La salsa está exquisita para mí, que hasta ahora, no había conseguido guisar calamares en la TMX obteniendo una salsa ligada y con sabores concentrados como ésta; ha sido todo un logro. Ningún ingrediente predomina, por eso creo que está conseguida y en su punto.

Espero que os guste mi receta. 


Ingredientes 1 persona

- 60 g de cebolla
- 2 dientes de ajo (o a gusto)
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 70 g de vino blanco
- 90 g de agua
- 50 g de salsa de tomate casera
- una hoja de laurel
- 1 trocito de cúrcuma (si os gusta)
- ½ cucharadita de comino molido
- 1 cucharadita de pimentón de la Vera
- sal
- una pizca de pimienta blanca
- 300 g de anillas de calamar
- 100 g de arroz Basmati


Preparación en TMX

- Poner los dientes de ajo y la cebolla en el vaso y triturar, 4 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula.

- Añadir el aceite y programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1.

- Añadir la hoja de laurel, el vino, el agua,  la salsa de tomate, la cúrcuma, el pimentón, el comino, la sal, la pimienta y los calamares.

- Poner el arroz en el cestillo y programar, 25 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda y 10 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Es importante, ir parando la máquina y comprobar que no se consume la salsa para que no se queme el fondo del vaso.

- Servir los calamares con la salsa y la guarnición de arroz Basmati.

Preparación tradicional

- Pelar y trocear los dientes de ajo y la cebolla. Sofreírlos en una olla sin que se doren demasiado.

- Añadir la hoja de laurel, el vino, el agua,  la salsa de tomate, la cúrcuma, el pimentón, el comino, la sal, la pimienta y los calamares. Comprobar que no se queda sin líquido.

- Mientras se cuece el todo, hervir el arroz Basmati, según las instrucciones del paquete. No quedará coloreado. Como he cocinado con la TMX, se me ocurre que se podría teñir con salsa de tomate el agua de cocción, pero no os puedo asegurar que quede exactamente igual.

- Servir los calamares con la salsa y la guarnición de arroz Basmati.

Notas:

- Los calamares los compré en Mercadona, por lo tanto son descongelados aunque te los vendan sin congelar. No me soltaron líquido y quedaron con el tiempo que os pongo, muy tiernos. No puedo asegurar el mismo resultado con otro tipo de calamares.

- El arroz cocinado con poco líquido quedó en su punto justo de cocción. Si os gusta más blando, tendrías que añadir más líquido y la salsa no quedaría espesita. No se ha pegado la salsa en el fondo del vaso y eso alegra cuando experimentas y te arriesgas.

- La ventaja de cocerlo en el cestillo es que queda muy bonito al quedar coloreado por la salsa, pero en su punto justo. Igual pierde el aroma del arroz, pero en este caso, lo que importaba eran los calamares en salsa.

- Utilicé arroz Basmati Dacsa. En el paquete indica un tiempo de cocción de 15 minutos, pero imagino que se refiere a hervirlo y no a cocinarlo tal y como yo lo he hecho. Por lo tanto, creo que se puede utilizar otro tipo de arroz, pero no puedo asegurar el resultado, ni el tiempo de cocción. El bomba, siempre necesita más tiempo de cocción y más líquido, así que creo que con este método no daría buen resultado y quedaría crudo.

- La salsa de tomate era casera, sólo tomate de lata, aceite de oliva virgen extra, sal y azúcar. Imagino que con una salsa comprada, el sabor tampoco variará demasiado si es de calidad.

Ingredientes reciclados
“Los tristes de nuestra cocina”
Posible sustitución
Anillas de calamar descongeladas
Sepia descongelada (no aseguro tiempo de cocción)
Salsa de tomate casera
Salsa de tomate comprada o 2 cucharadas de concentrado de tomate

Bon profit!

Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Un rico Arroz con “ropa vieja que ha cocinado reciclando los restos de un cocido. Seguro que está muy rico, que yo de arroces algo sé. Sólo tenéis que ver la foto e ir a visitarla para anotároslo que pronto os vendrá muy bien esta receta.


Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de septiembre.

En la parte inferior está la herramienta que utilizamos cada mes y que de forma muy sencilla os facilitará colgar vuestra receta.

Pinchad en Inklinkz (en azul) y seguid las instrucciones. En unos segundos, vuestra receta estará enlazada, tanto en Rossgastronómica como en Thermofan.

Os esperamos. Muchas gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Preferidas en los últimos 30 días

Los largos caminos exigen largas fidelidades. Cuanto más largos son los caminos, más hermosas son las fidelidades. Andrés Hurtado (ecologista colombiano)

"Vida solo hay una: Disfrútala, pero no la malgastes, cuídala, pero no se la des a cualquiera, arriésgate, pero no dejes que nadie te lo destruya".

"Pórtate mal, para pasártelo bien", de mi amiga Isabel

"El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños". Eleanor Roosevelt

"A thankful heart is not only the greatest virtue, but the parent of all other virtues.". Un corazón agradecido no es la mayor virtud, pero sí la madre de todas las demás virtudes. Julie, my friend from America