Tutorial: ideas, consejos y trucos (VII)

Finaliza con esta 7ª entrega el tutorial que con tanta ilusión he preparado. Seguro que hay mil cosas que me he dejado en el tintero, por ignorancia o por despiste. Agradeceré cualquier idea o sugerencia y las añadiré en las entradas o modificaré aquello que no esté correcto o sea modificable.

En esta entrada intentaré exponer ideas o trucos que os pueden ser de utilidad. He hecho una búsqueda rápida por internet y éste ha sido el resultado. Es una entrada no cerrada que se puede ir ampliando cada vez que aprenda algo nuevo, lo descubra o me lo hagáis saber.

Ha sido un placer compartirlo con vosotros. Gracias de nuevo a Ruth por haberme retado. Ya sabéis que soy de retos.

Gracias a todos los que habéis comentado y a los que silenciosamente habéis visitado el blog, que se nota mucho en cómo han crecido las visitas.



Imagen obtenida aquí

Trucos

- Un truco para que la mermelada no se estropee es ponerle una cucharada o dos de miel.

- Al verter la mermelada no tiene que quedar aire; para ello, dar unos pequeños golpes al tarro para que se ajuste bien el contenido.

- Otra forma de cerrar los tarros (a la inglesa) es la siguiente. Se llena el tarro hasta el cuello se recorta un papel de folio del tamaño del cristal interior se baña en alcohol y se coloca tocando la mermelada, a continuación se pone una gota de alcohol en la tapadera. Debe hacerse muy rápidamente para que no se evapore. Con un mechero en la mano izquierda (si se es diestro, claro) se prende la tapa que estaremos sujetando con la derecha y rápido se cierra el bote. Como el alcohol no tiene oxígeno lo coge de donde puede, así que notareis que la tapadera del bote hace vacío con un ruido característico. Si hacéis cantidad y queréis seguridad el primer método es el correcto.

- Si comprobamos que la mermelada no ha alcanzado el punto correcto de cocción, se puede arreglar cociendo un poco más la mermelada. Pero si por el contrario, nos hemos excedido y el resultado es una mermelada muy dura debido a la excesiva concentración del azúcar, se puede disolver poco a poco con agua caliente, con cuidado para que no quede demasiado líquida.

- La mermelada más delicada es la fresa, que no debe de hervir casi o pierde rápidamente su bello color convirtiéndose en una confitura marrón.

- Para que estas preparaciones queden bien, no deben cocer nunca antes de que el azúcar esté bien disuelto. En el caso de la mermelada, se puede disolver mediante una prolongada maceración previa junto con la fruta. En las confituras y jaleas se disolverá bien en el agua o el zumo antes de que empiece a hervir.

- Hay que tener en cuenta que la preparación de las conservas dulces, debe realizarse con unas semanas de antelación a su consumo, para dar tiempo a los ingredientes a que asienten sus sabores.

- La mejor forma de saber si una tapa cierra correctamente es llenar el frasco de agua, cerrarlo y ponerlo de costado. Si pierde, esa tapa no nos servirá y habrá que cambiar el tarro por otro o si tenemos otra tapa sustituirla por ésta.

- Según Cristina Galiano, poner limón no ayuda a espesar la mermelada. Ahí ya no puedo decir nada porque me declaro analfabeta en el tema.

Ideas

Mermelada reducida

Se emplea para dar brillo a masas, pasteles y tartas entre otras cosas.

Receta base

- 4 cucharadas de mermelada sabor a elección
- 2 cucharadas de azúcar
- 6 cucharadas de agua

Preparación

- Colocar todos los ingredientes en una cacerola. Llevar al fuego a temperatura suave y revolver constantemente con una cuchara de madera hasta que la mermelada se disuelva y alcance un almíbar punto hilo flojo.

- Utilizar con un pincel para glasear.

Hilo flojo:

* Tomar una pequeña cantidad de almíbar caliente con la cuchara de madera. Con cuidado verter una gota en la yema del dedo índice y juntarlo con la yema del pulgar. Al separar ambos dedos el hilo que se forma se debe romper fácilmente (aproximadamente 8 minutos).

Hilo fuerte:
* Realizar la misma operación que la explicación anterior. El hilo formado debe ser resistente (aproximadamente 10 minutos).

Recordando

Y como las maestras estamos acostumbradas a repasar los contenidos, una y otra vez, esta vez no va a ser diferente. Aquí os dejo un resumen corto de lo más importante.

- Utilizar frutas de la estación y en su punto justo de madurez, ni demasiado verdes, ni demasiado maduras.

- Guardar una escrupulosa higiene en la esterilización de los tarros y en su posterior envasado.

- Al esterilizar los tarros deben estar cubiertos por el agua.

- Respetar los tiempos de esterilización.

- Utilizar siempre ácido cítrico o zumo de limón para facilitar la conservación y evitar la oxidación.

- Utilizar tarros de vidrio nuevos o en muy buen estado, en especial las tapas.

- Envasar en caliente y cerrar herméticamente. Seguidamente, colocar los tarros boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen. Si deseamos que se conserve más tiempo la conserva, realizar el proceso de "pasteurización" indicado en el Tutorial I.

- Etiquetar y fechar respetando la fecha de caducidad.

- Desechar una conserva si al abrir despide un fuerte olor o vemos claramente que se ha estropeado porque tiene moho.

- Respetar las cantidades de azúcar de las recetas y si es poco, conservarlas en la nevera y consumir más rápido.

- Conservar en lugares frescos y secos.

Enlaces consultados:



http://cristinagaliano.com/2011/receta-de-mermelada-de-fresas-apta-para-diabeticos/



* Para ir directamente a mi listado de mermeladas sólo tenéis que pinchar aquí.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

9 comentarios:

  1. gracias por los consejos, siempre se aprende o refresca algo,besos

    ResponderEliminar
  2. Estupendo trabajo, para guardarlo como oro en paño. Muchísimas gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado los tutoriales, serán de gran ayuda y además siempre disponibles para poder consultar. Un gran trabajo guapa. Besos

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias por tenernos esto preparado! ya se donde consultar cuando tenga dudas!

    ResponderEliminar
  5. Que buenos consejos, pues yo no se si lo que dice Cristina Galiano sobre el limón sera verdad, pues he visto infinidad de recetas que lo utilizan, lo que si es seguro para espesar la mermelada es la manzana, por su alto contenido en pectina.Besis

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, me encanta Marisa, me los voy a imprimir, porque me gusta terner estas cosas a mano. Muchas gracias.
    Besinos

    ResponderEliminar
  7. Preciosa, cada vez me doy cuenta de mi casi nulo conocimiento sobre mermeladas, me guardo ésta entrada, qué emoción ya tengo donde consultar mis dudas!
    Un besito y gracias bonita!

    ResponderEliminar
  8. Está claro que si alguién tiene alguna duda sobre mermeladas hay que dirigirlo aquí...creo que después de ver tus tutoriales, le quedaran pocas dudas. Gracias por un trabajo tan minucioso.
    Un bico

    ResponderEliminar
  9. IMPRESIONANTE TOTALMENTE... me he quedado loca con tanta información. Creo que es imposible que te hayas dejado nada en el tintero. Muchas gracias por este trabajo tan duro y estos tutoriales, son increibles.

    http://moralessruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.