Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Vasitos de mermelada de calabacín y yogur





Esta mermelada de calabacín la tenía ya un tiempo esperando a ser publicada. Como suelo comprar el blanco, añadí uno verde a mi cesta de la compra para utilizarlo al prepararla. Se notan los trocitos de piel y me gusta.

Lleva un poco de jengibre, que casi no se aprecia y una rama de canela. Esta última, es la que más sabor aporta y la hace diferente a otras mermeladas de calabacín. En el blog solamente tengo publicada la Mermelada ácida de calabacín que lleva azúcar y lleva zumo de limón

El día que hice las fotos, llovía mucho y tal vez no se aprecie el color de la mermelada totalmente, pero tienen una apariencia "vintage" ¿no? Por eso y porque tenía un yogur cremoso en la nevera, que estaba ya pasado de fecha preferente, pensé en montar los vasitos y tomarla con bastones de pan tostado casero.

Como aproveché el yogur, también esta receta va a acompañar al resto de aportaciones de mi proyecto 1 +/-100, desperdicio 0, de este mes de noviembre. Pinchad aquí si queréis saber más.

Si quieres ver todas las mermeladas publicadas en Thermofan, tan sólo tenéis que pinchar aquí.

Espero que os guste.





Ingredientes

- 500 g de calabacín (blancos y 1 verde)
- 10 g de jengibre (opcional)
- 300 g de azúcar de abedul o azúcar
- 1 rama de canela
- 1 cucharadita de agar-agar en polvo

*2 tarros de cristal esterilizados
*un embudo especial WMF Gourmet de 12 cm de diámetro para verter mejor la mermelada en los botes

Antes de empezar…

- Pelar el calabacín verde, pero dejando trozos de piel. Cortarlo en trozos. Los blancos no los pelo, los lavo y los uso con piel.

- Si el jengibre no es ecológico, quitarle la piel.

Preparación en TMX

- Coloca el calabacín y el jengibre en el vaso y programar, 5 segundos, velocidad 5 .
- Agregar el azúcar de abedul o azúcar y la canela. Colocar sobre la tapa la rejilla anti salpicaduras o el cestillo. Programar, 30 minutos 120°, velocidad 1.

- Comprobar la consistencia de la mermelada y si es necesario, añadir 1 o 2 cucharaditas de agar-agar en polvo. Para comprobar si está lista, verter una cucharadita en un platito que hayamos colocado previamente en el congelador. Si se desliza lentamente, está lista.

- Si no tiene la consistencia deseada, programar otros 5-10 minutos, varoma, velocidad 1. Colocar también la rejilla anti salpicaduras o el cestillo.

- Verter en los tarros previamente esterilizados con tapa hermética y cerrar inmediatamente. Darle la vuelta a los frascos hasta que se enfríen.  




Preparación tradicional

- Coloca el calabacín y el jengibre en el vaso de un robot o procesador y triturarlo. Si no se tiene, cortar el calabacín en trozos y el jengibre previamente rallado. 

- Agregar el azúcar de abedul o azúcar y la canela. Cocer a fuego medio durante unos 30 minutos. Remover a menudo.

- Comprobar la consistencia de la mermelada y si es necesario, añadir 1 o 2 cucharaditas de agar-agar en polvo. Para comprobar si está lista, verter una cucharadita en un platito que hayamos colocado previamente en el congelador. Si se desliza lentamente, está lista.

- Si no tiene la consistencia deseada, cocer durante otros 5-10 minutos.

- Verter en los tarros previamente esterilizados con tapa hermética y cerrar inmediatamente. Darle la vuelta a los frascos hasta que se enfríen. 

Notas:

- Al no llevar azúcar el tiempo de cocción puede variar bastante. También puede necesitar más tiempo si como yo, se añade menos azúcar de abedul.

- El jengibre casi no se nota, la canela sí y ambos se pueden obviar, pero es lo que hace que esta mermelada sepa diferente a otras.

- Si es sin azúcar, mejor dejar los tarros en la nevera.

Bon profit!

Comentarios

Publicar un comentario

  1. La de calabacín es una mermelada que no he probado y debe estar buena, no le van mal a esta verdura las recetas dulces, yo lo he preparado en un bizcocho y ni se nota. Los postres en vasitos son una debilidad para mi, y para mucha gente, a Concha por ejemplo le gustan mucho también, son muy prácticos y quedan muy monos. Vintage como dices tú.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Marisa. Qué bonito color el de tu mermelada, a pesar de la luz, creo que adquiere un tono dorado muy cálido, algo que contrasta con la naturaleza fresca del calabacín, aunque supongo esta mermelada no debe ser nada frío, sino dulce y cálida , como un abrazo que te envuelve y transporta a sitios agradables.
    Me encantan los postres en vaso, ya te lo dice Lola, y aunque no lo hayas presentado como un postre al uso, por haberlo untado en pan, a mi me inspira hacer uno tal como lo has acompañado con ese yogur y ese toque de canela delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca he probado la mermelada de calabacín, Marisa, pero has hecho que me llame la atención, así que seguro que pronto la preparo en casa.
    También me ha llamado mucho la atención el comerla con yogurt, no sé, me resulta extraño, pero seguro que está delicioso!
    Las fotos, a pesar del día lluvioso, tienen un tono maravilloso.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa!! Pues no he probado nunca la mermelada de calabacín. Sé que ahora se hacen mucho tipos de mermelada, Elisa es una gran reina de las mermeladas con verduras y hortalizas, pues le he visto de berenjena, cebolla y un gran sinfín. Hasta de patata he hecho yo, aunque no fue de mis preferidas. Pero con lo que me gusta el calabacín, creo que en versión mermelada me tiene que estar bien rica, sobre todo en tostada o con yogur, como has hecho tú, haciendo un postre bien original y distinto.
    Las fotos no te han quedado mal a pesar de la luz, que mira que da rabia que esté nublado cuando sacamos la cámara. Yo llevo así también dos fines de semana y me han quedado las fotos un poco apagadas, pero es lo que hay. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo muchas mermeladas en mi blog, pero de calabacín no la he hecho aun, y la verdad es que tengo curiosidad por ver como queda. Seguro que buenísima, y diferente, en estos vasitos queda estupenda, son un rico postre o merienda!!Un beso Marisa!!

    ResponderEliminar
  6. Qué original Marisa!
    Yo no acostumbro a preparar mermeladas pero si se quiere algo así no queda de otra que prepararla en casa. Ya que no se encuentran en el mercado.
    Las fotos preciosas ♥

    Besos ♥♥♥

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa, me encanta esta mermelada por el color que tiene, qué bonita te ha quedado. Y me la imagino súper buena, para combinar con un montón de recetas. A ver si me animo un día y la pruebo. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa. Pues por aquí en todos estos días no ha dejado de llover, ayer especialmente estuvo todo el día sin parar, hoy parece que la lluvia nos da una pequeña tregua y hasta el sol nos quiere acompañar.
    Suelo usar mucho el calabacín en tortilla pero en preparados dulces nunca lo he probado y menos en mermeladas porque jamás he hecho ya que tengo reparos por su conservación. Ya veo que eres una experta en todo tipo de mermeladas.
    Como me gusta mucho estoy seguro de que si probara esta mermelada me encantaría y más en combinación con yogur que sin duda forman un dúo tentador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa, estoy saboreando esta delicia de mermelada, me encanta y eso ya lo sabes. Con yogur hara una combinación perfecta, para disfrutar de estos vasitos despacio y sin prisas. Un beso enorme!!

    ResponderEliminar

Sé bienvenido a mi cocina. Me alegra compartir contigo mis recetas y deseo que te gusten.
Espero que no tardes en volver.
Saludos.


Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Lo último en Pinterest