Mermelada ácida de calabacín


Sabéis de sobra que la lista de mermeladas en este blog es ya muy larga. Hace unas semanas, Inma, Entre fogones, nos invitó a un Evento, desde el grupo de Facebook: Entre 3Fogones, de Mermeladas Caseras y claro, no dudé en participar. Se están presentando mermeladas originales y muy buenas combinaciones de sabores.

Quería preparar una mermelada diferente y como ya sabéis que me gusta experimentar, eché un vistazo por la nevera y me decidí a probar esta mezcla de ingredientes.

Imaginad una mermelada de limón, pero que no sabe totalmente a limón y cuya textura y color tampoco. Ideal con queso de sabor fuerte, tipo manchego curado, de vaca u oveja. Aunque la preparé con azúcar porque la regalé a una amiga, me quedó una poquita que no servía para embotar y la he probado, me ha gustado mucho, pero ya sabéis, que a mí me gustan las mezclas raras.

Gracias Inma, por organizar este evento mermeladero.


Ingredientes

- 500 g de calabacines verde claro
- 100 ml de zumo de limón colado
- 300 g de azúcar
- 1 cucharadita de agar-agar en escamas
- 3 cucharaditas de agua mineral


Preparación en TMX

- Cortar los calabacines en rodajas. 

- Poner en un bol los calabacines, el zumo de limón y el azúcar. Dejar reposar de 4 a 5 horas, o toda la noche. Tapar el bol con papel film. El azúcar tiene que haberse disuelto totalmente y el calabacín habrá soltado su jugo.

- Verter en el vaso y programar, 30 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1. Poner el cestillo sobre la tapa durante todo el tiempo.

- Disolver el agar-agar en las 3 cucharaditas de agua y verterlo en el vaso. 

- Programar, 3 segundos, velocidad 5 y 5 minutos, varoma, velocidad 1. Poner el cestillo sobre la tapa durante todo el tiempo.

- Triturar, programando, 30 segundos, velocidad 3. Más o menos tiempo dependiendo de cómo os guste.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.


Preparación Tradicional

- Cortar los calabacines en rodajas. 

- Poner en un bol los calabacines, el zumo de limón y el azúcar. Dejar reposar de 4 a 5 horas, o toda la noche. Tapar el bol con papel film. El azúcar tiene que haberse disuelto totalmente y el calabacín habrá soltado su jugo.

- Verter todo el contenido en una olla y dejar cocer a fuego lento, removiendo regularmente hasta que la mezcla vaya espesando. Unos 20 minutos aproximadamente.

- Disolver el agar-agar en las 3 cucharaditas de agua y verterlo en la olla. Seguir removiendo hasta obtener la consistencia deseada. Triturar la mermelada, si así se desea.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Notas:

- Esta vez es una mermelada con azúcar. Si la queréis preparar sin él, antes de que yo la haga, que esa es mi intención, probad a añadir la mitad de tagatosa y seguid las instrucciones de cualquier mermelada sin azúcar y con agar-agar que tenéis en el índice.

- Como he indicado arriba, es una mermelada ideal para comer con queso, pero podéis probar otras opciones.

- Si no os gusta el limón, ésta no es vuestra mermelada. Si tenéis manías porque lleva calabacín, olvidadlas porque no se nota ningún sabor extraño.

- Si utilizáis calabacín verde, es mejor, pelarlo (o al menos gran parte de la piel) y si tiene pepitas demasiado gruesas, quitarlas. Los calabacines verde claro tienen la piel muy fina y más ahora en verano que son de cosecha. No hace falta quitarla.

- Podéis también combinar los dos tipos de calabacines.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

9 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Que sepas que me ha encantado la combinación que has elegido. Tanto el calabacín como el limón son dos ingredientes comunes en casa, vamos, sin limón más de uno en casa no sabe vivir jaja
    Y el calabacín, siempre utilizo el claro, por aquí es más común que el oscuro.
    Estoy en plan off, hago muchas cosas al horno para no tener que andar guisoteando que me da más calor. Pero me llevo tu receta. Estaría bueno, que con lo mermeladera que tú eres, no participases jaja, como pez en el agua te habrás sentido:)
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he hecho, mermelada de calabacin, pero esta te ha quedado con una pinta muy buena, me gusta, besos

    ResponderEliminar
  3. Soy de las tuyas, me encantan los sabores raros y esta mermelada tiene todos los puntos para gustarme, no te quedará un poco para que la pruebe?, tic - tac, ya falta menos para mis vacaciones valencianas, tachando los días en el calendario.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Bien curiosa tu mermelada :-)
    Con lo que cuidas tú lo de los azúcares refinados, porque no utilizas azúcar de caña integral blanco, llega más lento al torrente sanguíneo ;-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Marisa , una mermelada diferente pero estoy segura que debe estar buenisima
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Yo tb estoy segura de que es una delicia, y ganan de probarla, como dices ideal con quesos y platos salados genial, un beset!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta con ese toque a limón que a enamorado, felicidades xD

    ResponderEliminar
  8. Menuda combinación seguro que esta muy rica!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Marisa, te ha quedado una mermelada exquisita. Muchísimas gracias por participar.
    Un bsito.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.