Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Galletas de calabaza con canela y almendra



Estas galletas sin azúcar y cuyo ingrediente principal es la calabaza asada, han servido para hacer otra prueba con el nuevo edulcorante, el Bio Eritritol. Ya os comenté que no había quedado contenta en recetas en las que necesitaba horno. Por suerte esta vez, aunque he utilizado muy poco, las galletas han quedado muy blanditas y no hemos percibido el punto ácido que no nos gustó nada en la otra receta.

Tenía un poco de calabaza asada muy dulce y me apeteció hacer unas galletas. La idea que tenía era reducir las cantidades de harina y de edulcorante. Sigo en la línea que ya inicié con el Brownie rústico de ciruelas asadas. Al llevar calabaza y estar ya muy dulce, reduzco el edulcorante y de este modo minimizo los efectos que éste provoca en mi sistema digestivo. Tanto en el brownie, como en estas galletas, recomiendo a quien le guste mucho más dulce, adaptar a su gusto. Igualmente, si la calabaza es más insípida. La calabaza valenciana que empleamos para repostería o consumimos únicamente asada, es más dulce que otras y eso también hay que tenerlo en consideración.
 
El Bio Eritritol que compro es ecológico. Como es tan caro, lo que he hecho es solicitar la “compra recurrente” y de esta forma, consigo un descuento y me lo volverán a traer dentro de dos meses. Probaré a ver si me gusta cómo funciona. Los edulcorantes son muy caros y hay que aprovechar cualquier oportunidad para ahorrar un poco.

Las galletas quedan muy blandas al hornearlas. Es mejor no despegarlas del papel de horno hasta que no estén frías y se conservan igual hasta el día siguiente guardadas en una caja o recipiente hermético. La canela les va muy bien y la almendra también. Tenía almendra con piel y como es también mejor para nuestra salud, no se la quité.

La masa está muy blanda porque no lleva mucha harina y sí mucha calabaza. Es mejor utilizar una cucharilla de postre e ir haciendo montoncitos. De ahí su forma irregular.

Me las he traído a casa de mi hijo y han repetido. Carlos que no es nada goloso, se ha comido dos de golpe y Ana también. Estaban horneadas del día anterior y al espolvorearlas con el edulcorante y la canela, ya en frío, quedan más bonitas. La calabaza siempre aporta ese punto de color que tanto me gusta.

Es una receta de aprovechamiento porque utilicé el resto de calabaza asada y la cuelgo junto a las que ya están en mi otro proyecto 1 +/-100, desperdicio 0 de este mes de noviembre. Pinchad aquí, para ver el resto de aportaciones.

Espero que os gusten. Feliz fin de semana.






Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.

Ingredientes 17-18 galletas

- 200 g de calabaza asada
- 1 huevo ecológico (48 g)
- 20 g de aceite de oliva extra ecológico CasaAlbert
- 90 g de Bio Eritritol o de azúcar (reduje a 40 g)
- 40 g de almendra con piel
- 100 g de harina de repostería
- 2 sobres de gasificantes o ½ sobre de levadura tipo Royal

Antes de empezar…

- Si no se tiene asada la calabaza, asarla en el microondas hasta que esté blanda. Quitar piel y semillas.

- Tamizar la harina junto con las gaseosas o levadura.




Preparación en TMX

- Poner el vaso las almendras y programar, 10 segundos, velocidad 5.

- Agregar la calabaza, el huevo, el aceite y el Bio Eritritiol o azúcar. Programar, 10 segundos, velocidad 5.

- Agregar la mezcla de harina y levadura tamizadas y programar, 10 segundos, velocidad 3. Bajar los restos con la espátula y volver a programar, 10 segundos, velocidad 3. Obtendremos una masa muy blanda. Dejar reposar unos 10 minutos.

Preparación tradicional

- Poner las almendras en el vaso de un robot o procesador y triturarlas, pero no muy finas. También se puede utilizar el accesorio para triturar de una batidora de brazo.

- Agregar la calabaza, el huevo, el aceite y el Bio Eritritol o azúcar. Triturar unos segundos.

- Agregar la mezcla de harina y levadura tamizadas poco a poco y mezclar bien hasta obtener una masa muy blanda. Dejar reposar unos 10 minutos.




Horneado

- Formar montoncitos con la ayuda de una cucharilla de postre e ir colocándolos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.

- Colocar una almendra encima de cada galleta.

- Hornear 12 minutos a 180º. Utilicé aire. El tiempo dependerá del tamaño de las galletas y del horno. Pasado el tiempo, abrir un poco la puerta del horno y dejar reposar unos 10 minutos.

- Sacar las galletas del horno y dejar que se enfríen. Es mejor esperar hasta que estén frías para despegarlas del papel porque se pueden romper y porque van adquiriendo consistencia con el paso de las horas.

- Espolvorear con edulcorante o azúcar glas y un poco de canela.

- Guardar en un recipiente hermético. Quedan muy blanditas, pero se conservan perfectamente.

Notas:

- He puesto dos cantidades de edulcorante porque como he indicado al principio, reduje bastante. Por eso indico las dos.

- El Bio Eritritol provoca menos gases que los otros edulcorantes. Seguiré probando e iré compartiendo resultados.

Bon profit!

Comentarios

Publicar un comentario

  1. Tus experimentos suelen salirte bien por lo que veo, aunque busques perfeccionar cada vez más la receta en función de tus necesidades. La calabaza que utilizo, la cacahuete, también es dulce, pero no significa que no tenga que poner más azúcar en repostería, suelen decirme que pongo poca, así que si preparo tus galletas abizcochadas, que deben estar buenísimas, eritritiol no pondré, pero todos lo demás sí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que buen bocado, con lindo color :-)))

    ResponderEliminar
  3. Marisa qué bonito color te ha quedado, desde luego la calabaza es una maravilla, se comporta divinamente, hagas lo que hagas con ella, siempre adquiere unas tonalidades naranja preciosas. Ha que reconocer que tienes un mérito que más de uno quisiera, porque experimentar en cocina tiene sus riesgos, pero en repostería aún más, porque el azúcar no solo es un endulzante natural, sino parte de la química que toda receta dulce lleva, pero tú no descansas hasta conseguir unos resultados óptimos, con ingredientes relativamente nuevos, de los que no existen referentes a tener en cuenta. Creo que estás haciendo una labor encomiable, por ti, y para los que te seguimos buscando alternativas para personas con problemas de hiperglucemia.
    Besos, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, se ven monísimas, por lo que llevan y por el color que tienen que entrar por la vista. Desde luego no me extraña que quisieran repetir, se ven muy buenas. Gracias por la receta. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa!! Vaya galletitas más tentadoras que nos traes. Y son de bocado, que me encanta ese tamaño y vamos, qué decirte del color tan divino que tiene. Han quedado monísimas y encima con mucha fruta y con edulcorante, para pecar mucho menos pero poder quitarnos el gusanillo de Tomás algo dulce después de una comida familiar. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Se ven de un rico, rico, y cuando le has dado el bocado ya confirmado. Gracias por compartir tus pruebas con el nuevo edulcorante, esto es un probar siempre.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa, ese mordisco que se ve en tu galleta me encantaría haberlo dado yo, se ve esponjosa y con un color precioso, lo que me lleva a pensar que desde luego están deliciosas, gracias por compartirlas.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, me gusta mucho que vayas investigando y probando recetas más saludables. pero lo más generoso es que luego las compartas. estas galletitas te han quedado con un color calabaza precioso, se ven de lo más apetecible y seguro que estarán riquísimas. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa, el color ya habla por sí mismo, qué ricas habrán quedado y aunque no soy demasiado golosa sí que disfruto con las galletas como éstas. Si tu Carlos se comió dos de golpe , creo que yo llegaría hasta tres jjjjj, Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa !
    Hace poco he comprado el eritritiol y estoy haciendo pruebas . Lo he utilizado en una crema pero he notado ese puntito ácido que comentas y no me ha gustado ese detalle, habrá que seguir practicando y encontrado la dosis adecuada.
    Ya veo que tus galletas han sido un éxito y no es para menos porque solo el color ya enamora .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  11. se ven unas galletas muy apetecibles ,sobre todo por ese color tan bonito que les da la calabaza
    besitos

    ResponderEliminar
  12. Cuanto me gustan los dulces con calabaza!
    Ideales estas galletas con su color tan bonito.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Sé bienvenido a mi cocina. Me alegra compartir contigo mis recetas y deseo que te gusten.
Espero que no tardes en volver.
Saludos.


Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Lo último en Pinterest