Pesche ripiene de Piemonte

13 Comentarios


Tras el descanso del verano, vuelvo a participar en el Reto Cocina Regional Italiana de mi amiga Maggie. Este mes tenemos nueva anfitriona y la elegida ha sido Rosa, Un toque de canela

Rosa ha elegido dos recetas. Para la receta salada, un “contorno”, o sea, un acompañamiento, se trata de unos Peperoni dorati típicos de Abruzzo. Si queréis ver las otras recetas saladas que se publicaron ayer, pinchad aquí.

Y para la receta dulce ha elegido las Pesche ripiene de Piemonte aprovechando que estamos en temporada de melocotones. Si queréis ver las otras recetas dulces, pinchad aquí

Os tengo que decir que estos melocotones están deliciosos. No sé si recordaréis, que justo hace un año, publiqué en el blog cómo Asar fruta en verano Tutorial IV para mi proyecto, Congelando verano III. Asé melocotón y lo congelé para usarlo posteriormente en este Timbal templado con vinagreta de melocotón asado. Estáis a tiempo de asar melocotones para preparar este timbal u otro tipo de recetas. Es por ello que el sabor de estos melocotones rellenos, no me ha resultado una sorpresa, aunque la receta de hoy es dulce y totalmente diferente. 

Compré melocotones de calidad en el mercado. Me fijo en el olor, si no huelen a melocotón, ni me molesto. Eran de Jumilla, de tamaño pequeño y piel fina, pero su olor invadió mi casa y os aseguro que tanto crudos, como asados, están deliciosos y no les hace falta rellenarlos. 

Para el relleno, la receta del Piamonte, nos pide que utilicemos las galletas Amaretti. Yo no tenía y se me ocurrió preparar la Galleta de almendra que publiqué ayer. Os puedo asegurar de que la galleta nos saca del aprieto y que como está dulce, no es necesario añadir azúcar, ni edulcorante ninguno al relleno. Desde luego, para mí, está delicioso sin él. Como los melocotones eran de calidad y estaban dulces, el contraste del sabor de la fruta con el relleno, es espectacular. 

Fue una casualidad, pero los hice dos veces en 24 h. La razón no fue otra que no tuve tiempo de hacer las fotos y se hizo tarde. A la mañana siguiente, los melocotones no estaban ya para fotos y los hice de nuevo, ya que tenía suficientes ingredientes para repetir la receta. 

Debido a ello, os puedo mostrar dos versiones, la primera en la que los horneé en horno convencional porque ya lo tenía encendido y la segunda, en la que utilicé mi microondas. Esta doble experiencia me ha servido para corregir posibles errores que os comentaré en notas y también, como siempre que uso el microondas, para ahorrar luz y tiempo. Me quedo sin duda, con el microondas. 

En cuanto a las cantidades de ingredientes, sólo modifiqué la cantidad de fruta, ya que no tenía ya suficientes melocotones y por eso, la segunda vez, lleva un poco menos. Tampoco, como suele pasar en mi cocina 0 azúcar, espolvoreé por encima azúcar glas, ni me gusta espolvorear azúcar de abedul porque es añadir edulcorante no deseado y porque se absorbe en seguida y no funciona como “embellecedor” de los melocotones. 

Os recomiendo sin dudar que probéis esta receta siguiendo mis instrucciones para que os salgan perfectos y ricos. ¡A disfrutar! 
Como también he utilizado el microondas, estos melocotones, se van directos a nuestro proyecto En buena onda. Un honor tenerlos entre las recetas presentadas este mes.

Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en En buena onda desde su inicio.

Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí. Os invito a participar.

Ingredientes 

Os pongo entre paréntesis mis cantidades. 

- 4 melocotones (3 melocotones pequeños la primera vez y 2 y medio, la segunda) 
- 75 g de Amaretti desmenuzadas (75 g de Galleta de almendra
- un vasito de licor tipo Amaretto (no puse) 
- 1 yema de huevo (17 g) 
- 50 g de azúcar de abedul o azúcar (no puse nada) 
- 25 g de almendra triturada 
- 50 g de chocolate fondant (la mitad fondant y la mitad 72% cacao)
- 60 g de mantequilla (no puse) 
- azúcar glas (no puse) 

* una hoja de papel de hornear
Antes de empezar… 

- Triturar las almendras, 4 segundos, turbo. 

- Lavar los melocotones, cortarlos por la mitad y quitarles el hueso. Con un cuchillo tipo puntilla hacer un hueco en el centro. Reservar la carne del melocotón.

Preparación TMX 

- Poner en el vaso la almendra molida, el melocotón reservado, la Galleta de almendra, el chocolate, y la yema de huevo. Programar, 3 segundos, función triturar en TMX 6. En otros modelos, elegir la velocidad según se desee el triturado. 

Preparación tradicional original 

- Mezclar la pulpa del melocotón reservada y triturada con las amaretti trituradas, el chocolate, la almendra, la yema de huevo y 40 g de mantequilla. 
Rellenando y horneando 

- Rellenar las mitades de melocotón con la mezcla. Es importante rellenarlos justo hasta donde termina el hueco del melocotón, porque al hornearlos, si nos hemos pasado, el relleno se desborda quedando el melocotón casi vacío. Poner encima un poco de mantequilla, yo no le puse y no la he echado de menos. 

- Colocar sobre una bandeja untada con mantequilla o como yo, con papel de horno. 

- Hornear a 200º durante 35-40 minutos en horno calentado arriba-abajo. El tiempo dependerá del tipo de horno. Ver notas. 

- Si lo horneamos en microondas (yo forré el plato crisp con papel de horno para no mancharlo) programar máxima potencia 6 minutos (2 intervalos de 3 minutos). En el microondas convencional, el tiempo será similar. El tiempo dependerá del tipo de microondas y su potencia. Ver notas. 

- Servir fríos o templados, espolvoreados con azúcar glas.

Notas: 

- Como ya he indicado más arriba, no quise añadir al relleno, ni azúcar, ni edulcorante extra. La galleta, el melocotón y el chocolate ya están bastante dulces. De esta forma, tampoco se enmascaran los sabores y contrastan con el melocotón asado. 

- Es imprescindible no rellenar mucho las mitades de fruta, sólo hasta el borde del hueco. También es necesario Lque las mitades no queden inclinadas. o digo, porque la primera vez que usé el horno, el relleno en exceso de alguna mitad, rebosó y se salió o al estar el melocotón inclinado, favoreció esto. Si nos pasa, prácticamente, hemos perdido esa mitad de melocotón. 

- El chocolate, si los horneamos en el microondas, se puede quemar, por eso, programé, intervalos de tiempo, comprobé la cocción del melocotón y vi que don dos, era suficiente. También, si nos pasamos con el tiempo, el relleno puede desbordarse y salirse de dentro. El chocolate se puede quemar y también al derretirse, se puede desbordar. 

- Creo que es mejor comprar melocotones pequeños para que las raciones sean razonables. 

- Si os sobra relleno, en breve, os mostraré en qué lo utilicé. 

Bon profit!

13 comentarios:

  1. Tengo guardada, ahora mismo no se donde, una receta de melocotones rellenos, de las que ves en una revista y la copias, pero después no te acuerdas de ella. La verdad es que me gustan y tal y como los has preparado deben estar exquisitos, una ración moderada para no pasarnos y sin embargo estupenda como postre o tentempié. Tus dos versiones de horno están igualmente ricas, solo hay que verlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado preciosos y sin duda deliciosos.
    Te mando un gran beso y gracias por enlazarme.
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Qué postre tan estupendo Marisa, me encanta como te han quedado.
    Vengo de ver ahora mismo los de Encarnita y entre las dos me habéis provocado muchoooo, tanto que creo que a la noche me pongo con ellos, si me da tiempo.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  4. Lo tuyo tiene merito amiga! Nada menos que en dos versiones y las dos una maravilla! Y con galleta casera! Alguien da mas? jejejeje Muchas gracias por participar guapa! Y yo tampoco puse mantequilla encima y tampoco la eche de menos ;-)

    ResponderEliminar
  5. Hola, ya dije que estaba esperando a vr dónde pondrías la galleta de almendras. Me ha encantado pues el melocotón aporta frescor y color a la galleta. Está claro que yo también me quedo con el microondas para hornearlos, qudan muy bin ahorrando tiempo y gasto innecesario de luz. Perfecto como siempre marisa. Ya a la espera de la siguiente. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Aunque para mi gusto, un melocotón en su justo punto de madurez y dulzor, como mejor está es al natural. Esta receta me parece muy atractiva para preparar un postre diferente si tienes invitados y no quieres ponerle la fruta sin más. Ideal también para esos melocotones que a veces tiene una vista fabulosa y sin embargo son insípidos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tienen que estar de muerte. Además me parecen muy originales y resultones para sorprender en una comida con invitados. Me la apunto. Siento curiosidad por saber qué has hecho con el relleno sobrante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaaaa Marisa ya estoy de vuelta despues de mis vacaciones y toca ponerse al dia.
    Como siempre es un placer venir a visitarte y disfrutar de tus fantasticas recetas ,estos melocotones se ven divinisimoooooooos y no dudo lo mas minimo que esten de rexupete con esos ingredientes ,relamiendome me tienes no te digo mas.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa. Después de un mini parón, vengo y veo esta delicia....besinos wapa

    ResponderEliminar
  10. Marisa me quedo con tu receta, seguramente con esa galleta tan especial este postre sabe más rico, en mi caso la verdad no me mataron estos duraznos, creo que es cuestión de gustos como me dijo Maggie ;), siempre los prefiero frescos y devorados a bocados. Creo que en época de duraznos por acá quizás vuelva a realizar la receta, las dos ideas me gustan mucho y es que no hace falta ver esa textura tan rica que tienen, besitos bonita

    ResponderEliminar
  11. No los he hecho nunca asados... y la verdad es que estos tuyos se ven muy ricos!!Bs.

    ResponderEliminar
  12. Marisa, ¡no la había visto! Al verla pensé que eran salados, me llevé una sorpresa al ver que eran dulces y con galletas amaretti que tan ricas están. Estos nunca lis he probado y deben ser una cosa a recordar.
    En mi casa algunas veces los he utilizado en su jugo y rellenos de atún.
    Muchos besos y a ver si de una vez me voy poniendo al dîa. Casi no tengo tiempo y quiero estar en el plato y las tajadas... ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
  13. Me encantaron, y esta muy bien tu adaptación sin azúcar. besinos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.