Asar fruta en verano Tutorial IV. Congelando verano III

8 Comentarios


La fruta de verano es deliciosa y podemos encontrar en verdulerías, tiendas, mercados y supermercados una gran variedad de ellas. También, los que tienen la suerte de tener su cosecha propia o alguien cercano les regala.

La fruta de temporada es la que mejor sabe y la podemos encontrar a mucho mejor precio. Ya hace dos años que publiqué Congelando el verano. Era una idea para demostrarme y demostrar a quien me lea, que congelar fruta o verdura veraniega, nos facilita disfrutarla fuera de temporada y crear muchas recetas con ella.

Se me ha ocurrido, ya que mi cabecita no deja de pensar, que sería interesante escribir este post con el fin de daros más ideas y experimentar con frutas asadas para después congelarlas.

Con fruta de final del verano que esté en perfecto estado de maduración, no dudéis en seguir mi consejo. Primero asadla en el horno o en una parrilla y después congeladla. Conseguiréis potenciar su sabor al máximo. También podéis utilizarla sin congelar, pero como estamos en el proyecto, Congelando el verano os doy esta opción.

A mí no me ha dado tiempo de utilizarla porque quería publicar este post ya, pero sí que os puedo asegurar, que una vez fría la fruta, después de asada, el sabor se acentúa y está más dulce. Espero realizar alguna receta con fruta asada para la tercera edición de Congelando el verano III, cuyas recetas se publicarán en noviembre.

Os animo a participar en esta tercera edición.

- Algunas frutas, al usarlas frescas en masas tipo crêpes o tortitas, suelen soltar jugo que puede empapar la masa en exceso. 

- Podemos cortarlas en rodajas colocarlas en una bandeja cubierta con papel de hornear y hornearlas a 180º. Hay que tener en cuenta que se encogerán durante el horneado. El tiempo de horneado dependerá del grosor de los trozos de fruta. Yo os indico lo que tardó la mía que estaba cortada fina.

- Hornearemos durante unos diez minutos. Después, iremos dando la vuelta con cuidado con la ayuda de una espátula. Seguiremos horneando diez minutos más. 

- La fruta se caramelizará y quedará un poco pegajosa. Si la fruta es muy jugosa, puede tardar más tiempo en caramelizarse. 

- Antes de utilizarla o de congelarla, dejad que se enfríe. 

- Si tenéis un horno de convección, hornead a baja temperatura e ir observando el horneado porque este tipo de hornos, seca la fruta mucho más rápido y será muy difícil comerla.

En esta foto os muestro la bandeja de horno en la que asé la fruta (paraguaya y melocotón). En las anteriores, asé en el microondas una pequeña cantidad (plato crisp). En la bolsa de congelación se pueden ver las gotitas que deja el almíbar de la fruta.
Bon profit!

8 comentarios:

  1. Hola Marisa.....ya me tienes de nuevo por tu blog,y me anoto tus especificaciones y pasos para preparar de esta manera tan rica la fruta.
    Este año ha sido en general desde el 11 de diciembre.obra,obra y mas obrapor lo que mi vida a girado a su alrededor
    Solo te digo que la cocina me la terminaron hace una semana.......ni el Escorial hija¡¡¡
    Bueno pero por fin termino y vuelvo a poder hacer planes de vida sin tener que dejarlos al final aparcados......y el blog es uno de ellos
    Espero que en esta nueva etapa todo vaya normal....
    Encantada de estar de nuevo en contacto......Hasta muy pronto bonita
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Me apunto tu consejo de asar la fruta, me parece maravilloso, he de probar a ver que tal, un tutorial de lo más interesante...Besss

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa. Aquí me tienes leyendo atentamente. La fruta la uso muchísimo y la hago en el horno en asados de carne. QUeda deliciosa y aportan sabores especiales. ¡Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Hola!! muy buena idea, tomo nota. Además de sabor tiene que quedar muy bien, Petonets.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Marisa! Eso sí que es un buen truco, la verdad que nunca lo hubiera pensado para conservar la fruta. Es una idea estupenda. Habrá que probar a ver, lo único que tengo ahora a montones son higos pero nos los comemos como pipas ¡jaja! Je ne sais pas si cette année je particeperai au défi "Congelando el verano" parce que je n'ai pas eu le temps cet été de faire quoi que ce soit... Si je peux je te ferai signe ;) Bisous et à bientôt! Qué gusto escribir en francés en un blog jeje!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa! Esta me parece una idea genial, no había visto este truco antes y vale la pena probarlo. Ahora mismo tengo unos melocotones congelados enteros, siguiendo otro truco me de dieron, pensando en noviembre para la receta del reto, pero precisamente estos días he visto que tengo muchas cosas en el congelador y me ha dado por ir utilizando todo no vaya a ser que me pase lo del año pasado (Dios no quiera), pero estamos en el pico de la temporada de huracanes y no quiero arriesgarme a perder la comida, justo mañana hace un año del huracán que nos dejó sin electricidad por tanto tiempo. Por lo pronto me guardo esta idea en Pinterest!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Marisa, una idea genial, hace tiempo ya vi lo de congelar el verano y el otro día precisamente compré muchos frutos rojos y ya están congeladas... para cuando falten.
    Me ha encantado este post, muy útil para una neófita en esto de congelar, no sé nada.
    Mil besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Qué buena idea este proceso de asar la fruta antes de congelarla voy a hacer un poco de aprovisionamiento y probarlo
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.