Ensalada de patata con salsa de piña, 1 +/-100 desperdicio 0

15 Comentarios


Después de una semana sin publicar, pero sí cocinando, vengo con una ensalada que es diferente y que preparé el otro día con el fin de aprovechar un resto de patata cocida. Recordad que para la entrada de la Masa para albóndigas de bacalao valencianas, tuve que cocer alguna que otra en el microondas. También tenía dos aguacates un poco blanditos y un resto de queso fresco de cabra que urgía terminar porque con el calor que ha estado haciendo por aquí, ni en la nevera se sentía seguro de no ponerse amarillo en seguida. Había comprado unas cebollas rojas y una piña. No necesitaba más para ponerme a maquinar, que combinar ingredientes que contrasten y mezclas de dulce y salado me va como anillo al dedo. 

Como tenía la patata recién machacada, ese día tocaba ensalada. La cebolla no me suele caer muy bien y leí en algún lado que si la dejas como mínimo quince minutos en agua helada, pierde ese poder tan fuerte que nos hace llorar a lágrima viva. Así lo hice, la sumergí en agua con cubitos bastante tiempo y sí que es verdad que funcionó, pero no lo suficiente para que mi aparato digestivo la aceptara como compañera. A vosotros os dejo la opción, que igual el vuestro no es tan tiquismiquis. Me tendréis que reconocer que esos aros colocados ahí, tan tiesos y coloridos, alegran a esa patata tan sosa y aunque la pobre ha quedado un poco relegada, sigue siendo la protagonista. La vinagreta de piña es mi favorita y la repetiré más veces, incluso para aderezar rodajas de patata hervida. No la trituré casi nada y al mezclar “el todo”, disfruté. También es verdad, que yo me conformo con poco, porque me gusta todo.

Aquí al menos, mientras escribo la entrada, el calor sigue, aunque anuncian bajada de temperaturas. Esta ensalada es una opción perfecta para aprovechar restos de patata cocida o para cocer una grande o varias en nuestro microondas en un plis plas. Ya os lo conté y si no lo habéis leído, pinchad en el enlace que os he dejado al principio.

Y como he aprovechado más de un ingrediente, esta ensalada de patata y otras cositas, se va a acompañar al resto de aportaciones de este mes, de mi proyecto 1+/-100, desperdicio 0. Espero que os guste o que la adaptéis. No es muy contundente y se puede cada uno adaptar la ración y que no sea muy grande.

Yo voy a aprovechar que hoy es el cumpleaños de mi hijo y que vendrá mañana para que comamos en familia. Es una enorme inyección de alegría necesaria, aunque el bicho nos estropeará de nuevo el no poder darnos besos y abrazos, pero por suerte, estaremos de nuevo juntos. Buen fin de semana y cuidaos.

Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar. También encontraréis todas las recetas en Instagram (@enbuenaonda_) y en nuestra página de Facebook (En Buena Onda).

Como también es una receta de aprovechamiento, va a acompañar al resto de aportaciones de 1 +/-100, desperdicio 0 de este mes de agosto.

Ingredientes 

Para la ensalada

- ½ cebolla roja
- 1 aguacate
- 1 patata grande asada
- queso fresco de cabra u otro que nos guste

Para la salsa de piña


- 200 g de piña fresca
- 10 aceitunas negras sin hueso
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharada de vinagre de manzana
- 1 cucharada de zumo de lima o de limón
- ½ cucharadita de sal
- pimienta molida (opcional)

Antes de empezar… 

- Quitar la capa exterior de la cebolla, cortarla por la mitad y después en rodajas finas. Sumergirla en un bol con agua helada durante 15 minutos mínimo. Colocarlas sobre una hoja de papel de cocina para que se sequen.

- Pelar la piña, quitar todas las impurezas y desechar la parte dura. Cortarla en trozos.

- Partir el aguacate por la mitad, pelarlo y quitar el hueso. Lonchearlo. Mis trozos quedaron desiguales porque tuve que desechar las partes ennegrecidas.

- Cortar el queso en dados pequeños. 
Preparación de la salsa en TMX

- Poner en el vaso los trozos de piña, las aceitunas, el aceite, el vinagre, la pimienta y la sal. Programar, 4 segundos, velocidad 4. Bajar los restos con la espátula y volver a programar, el mismo tiempo y velocidad. Si se desea más triturada, programar más tiempo. Reservar en un bol.

Preparación tradicional de la salsa

- Poner en el vaso de un robot o batidora los trozos de piña, las aceitunas, el aceite, el vinagre, la pimienta y la sal. Triturar, pero intentando que se noten los trozos de piña y de aceitunas. Si se desea más triturada, programar más tiempo. Reservar en un bol. 
Montaje de la ensalada

- Colocar una base de puré de patatas en la fuente o plato para servir.

- Distribuir los aros de cebolla a gusto.

- Hacer lo mismo con el aguacate y los dados de queso.

- Servir con la salsa de piña.

Notas:

- Si no se tiene patata cocida, pinchar en el enlace que tenéis al principio de la entrada para saber cómo la cuezo en pocos minutos en el microondas.

- Le vendría bien huevo picado por encima.

- Se puede sustituir este queso por cualquier otro que necesitéis aprovechar o que os guste.

- Si no os gustan las aceitunas o el vinagre, la salsa puede funcionar perfectamente sin añadírselos, pero ese toque especial, la hace diferente.

Bon profit!

15 comentarios:

  1. Un reciclaje delicioso, la patata da mucho juego y con el resto de ingredientes tienes una ensalada de lo más original. Bss linda!

    ResponderEliminar
  2. Que vivan las ensaladas en todas sus formas y versiones, aquí juega un papel importante la patata como ingrediente principal, pero más aún esa salsita de piña que no he probado y estoy loca por hacerlo, con lo que a mi me gusta una receta salada con puntito dulce. Muy original, con truco incluido de cebolla, y bien presentada, para que entre por los ojos. ¿Quién da más?
    Bss

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonita ensalada Marisa! Casi da pena atacar el plato ¿verdad? La temperatura va cediendo, la menos por aquí, pero en nada volveremos a tener calor. Este tiempo de locos me ataca, especialmente por las niñas, que nunca sabes qué ponerles para hacerlo peor

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Marisa que bien pinta tu ensalada con esa rica salsa :-))))

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa!!!!! cómo estamos???? todavía no nos habíamos leído desde el verano. Supongo que con mucho ánimos para seguir con tus recetas. Esta que hoy nos traes es una ensalada muy especial. Combinas muy bien la piña con el resto de ingredientes. Si encuentras que la cebolla roja es un pelín fuerte sustitúyela por cebolleta fresca, tiene un sabor muy suave. La frescura y originalidad de esta ensalada me ha cautivado. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Marisa, la comida por la vista entra, por supuesto yo soy partidaria de la norma que todo lo que vaya en el plato ha de ser comestible, y al gusto del comensal, por eso lo de la cebolla lo pongo con sumo cuidado, a mí por ejemplo me gusta un poco, sin excesos y a mi marido, aunque le gusta, le pasa como ati, no la digiere bien y al final acaba apartándola y eso significa que al final irá a la basura, así que al final la mejor opción es hacer las ensaladas individuales y poner en el plato de cada uno solo lo que se va a comer seguro.
    Tu ensalada además de vistosa, tiene ese puntito dulce de una vinagreta que me llama la atención, no suelo poner nunca piña, a menos que sea natural, no me va mucho la enlatada, por eso me ha gustado la tuya especialmente.
    Besos y disfruta del cumpleaños de tu hijo, seguro que así será.

    ResponderEliminar
  7. Por aquí y se nota fresco el tiempo😳pero una ensalada siempre apetece esta tiene una pintaza general 👍besinos

    ResponderEliminar
  8. Como ya te comenté por redes, me gusta mucho esta ensalada acompañada de esa salsa de piña que está para rebanar el cuenco ja ja.
    Por aquí ha enfriado muchísimo , ya más que ensaladas apetecen platos calentitos y la verdad es que ya tenía ganas , para qué voy a decir otra cosa si el otoño me encanta.
    Muchas felicidades a tu hijo , aunque sea con retraso, disfrutaros mucho aunque tenga que ser de una manera diferente, pero la compañía y veros ya es todo.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  9. Original combinación de ingredientes y muy buen aprovechamiento. Aunque reconozco que no soy nada aficionada a la piña natural, me apuntaría a probar tu receta, pues no creo que me disgustara a pesar de su presencia, pues el resto me gusta mucho, incluida la cebolla, que uso mucho en mi cocina, tanto cruda como cocinada.
    Cuídate mucho y disfruta del domingo. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa!!
    Lo primero felicidades a tu campeón!! Ya son 28 añazos!! Cómo pasan los años verdad?
    El día 30 mi suegra cumplirá 90. Es increíble ver llegar estos números. Pero ahí está, fresca como una rosa.

    La ensalada no me puede gustar más. Se ve fresca y colorida.
    Yo la cebolla ni metiéndola tres días en agua fría jeje. Y no es que mi estomago no la aguante, es mi paladar. No me la puedo comer cruda, ahora..., frita, pochada o caramelizada es mi perdición. Caprichos del paladar :) Qué le vamos hacer jeje

    Besos y sigue cuidándote!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, ni que decir que una ensalda que lleva patata ya es un éxito pero esa salsa me ha enamorado. Sofisticada en apariencia y seguro que de sabor elegante y sorprendente. No hay mñas que decir , solo que hay que disfrutarla. MMil besos para tí y mñas para tu niño!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, felicidades a tu hijo! por muchos años :)
    Me parece una ensalada de fiesta, bonita, alegre y super rica. Me la guardo :)
    Cuidaros mucho, besitos!

    ResponderEliminar
  13. Menuda pinta que tiene mas rica!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, qué buena pinta!

    Me quedo con la salsa, supongo que se puede utilizar para otros platos, como ensaladas de pasta.

    BESOS

    ResponderEliminar
  15. Una ensalada espectacular, fantástica....de las que a mi me apasionan. Mezclar frutas con ensaladas, con platos principales, de una forma u otra me encanta. Yo aún y espero que unos meses más siga poniendo en mi mesa platos así, incluso templados, el frio tarda en llegar a Málaga, así que tomo nota de tu receta.
    Besos guapisima...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.