Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Hummus de garrofó a la naranja




Si el mes de Enero fue muy bueno en cuanto a la numerosa cantidad de aportaciones en mi proyecto 1 +/- 100, desperdicio 0, 25 en total, en el que acabamos de terminar, Febrero, aunque es más corto, hemos batido el récord. Nada más y nada menos, que 30. Estoy tan contenta, que hasta he hecho un vídeo que he compartido en Facebook sin problema, pero en IG, me lo han borrado aludiendo a que compartía contenido… Ya ni me acuerdo y prefiero no hacerlo, porque de verdad, aguantamos de todo a estas redes sociales en las que estamos voluntariamente, claro, pero que funcionan de dictadoras de contenidos sin ninguna lógica.

Pero no voy a enfadarme ya que debo agradecer como siempre a mis amigas y compañeras blogueras por seguir ahí y participar incluso más de una vez al mes. El gusanillo de la reducción y aprovechamiento ya lo tenemos instaurado. En cuanto pueda, compartiré otro post no culinario relacionado con este tema y que siempre son bienvenidos en este proyecto.

Iniciamos ya el tercer mes del año y vengo con una receta salada. El otro día, la puerta del congelador quedó semiabierta y la alarma no sonó. El hielo se apropió de los cajones y tengo una lista de “urgentes” para convertirlos en poco tiempo en parte de algún plato. El primero fue el garrofó, tenía varias bolsitas porque lo compro fresco en verano y así ya lo tengo listo para arroces o si se da el caso de hacer paella. Aunque tiene la piel un poco más dura que el garbanzo, conseguí convertirlo en hummus y con el toque de naranja y unas tostadas, ha pasado la prueba con nota. Se aprecia la ralladura de la naranja y podéis ajustarla a gusto. También el jugo de la misma. Esa naranja también es de las que salvamos del naranjo “poseído por la zarza” del que os hablé ya en la anterior entrada, la de la Coca de llanda de naranja. Ya no queda ninguna y mira que estaban dulces.

Me gusta mucho el hummus y entre las primeras recetas del blog ya podéis encontrar una receta. El último que publiqué formaba parte de las deliciosas Trufas rosa de hummus de chocolate que además de muy bonitas, nadie podía imaginar que estaban hechas con garbanzos y chocolate.

Con la TMX, es mucho más sencillo ya que se tritura todo más fácilmente. En este caso, no hice, ni tenía tahini y utilicé las semillas de sésamo hidratándolas un poco con agua caliente. Recomiendo repetir el triturado y modificar un poco la cantidad de zumo de naranja y de aceite si no os queda la misma consistencia utilizando en vez de garrofó, garbanzos.

Y ahora que me doy cuenta, estoy escribiendo como si todo el mundo supiera qué es el garrofó. Lo explico brevemente en esta Crema almendrada de garrofón y trompetas de la muerte. En esa ocasión también estaban congelados y cojo la foto que entonces añadí para que sepáis cómo es fresco. Se puede comprar seco durante todo el año y congelado (aunque no siempre tiene la misma calidad) en los preparados que venden para paella.

Deseo que os guste. Os espero de nuevo y mil gracias por vuestras visitas y por vuestra participación.





Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.

Ingredientes

- 1 limón sin tratar
- 1 naranja sin tratar, jugo y ralladura finamente rallada (120 g de zumo aprox.)
- 7 cucharadas soperas de. aceite de oliva virgen extra reserva de la familia CasaAlbert
- 70 g de semillas de sésamo
- 30 g de agua caliente
- 400 g de garrofó cocido y escurrido
- sal
- pimienta molida
- aceite de oliva para rociar por encima.

Antes de empezar…

- Si nuestro garrofó es congelado como el mío, descongelarlo y cocerlo durante 10 minutos en agua o hasta que esté tierno. Si es seco, hidratarlo poniéndolo a remojo de 8 a 12 h antes de hervirlo. En este caso, no sé cuánto tiempo tardará en estar tierno. Dejar escurrir sobre papel de cocina.

- Para conseguir un mejor sabor, podemos tostar el sésamo en una sartén.

- Con la ayuda de un pelador, quitar la piel de la naranja sin que quede nada de parte blanca. Escurrir el zumo.

Preparación en TMX

- Poner en el vaso el jugo de limón y la piel de la naranja, 2 cucharadas de aceite de oliva y las semillas de sésamo. Programar, 5 segundos, velocidad 7. Bajar los restos con la espátula y repetir la operación varias veces hasta que la mezcla esté lo más triturada posible.

- Agregar el agua caliente y dejar en reposo unos minutos para facilitar que el sésamo se hidrate un poco. Programar de nuevo 5 segundos, velocidad 7. Bajar los restos con la espátula y volver a programar, 5 segundos, velocidad 7.

- Añadir el garrofó escurrido, las 5 cucharadas de aceite restante, la sal y la pimienta, luego triturar durante 20 segundos, velocidad 8. Podemos ayudarnos introduciendo la espátula por el bocal. El garrofó tarda más en triturarse que los garbanzos. Trituré más veces a la misma velocidad y agregué un poco más de aceite.


Preparación tradicional

- Poner en el vaso de un robot o procesador el jugo de limón y la piel de la naranja, 2 cucharadas de aceite de oliva y las semillas de sésamo. Triturar bien y repetir la operación varias veces hasta que la mezcla esté lo más triturada posible.

- Agregar el agua caliente y dejar en reposo unos minutos para facilitar que el sésamo se hidrate un poco. Volver a triturar varias veces.

- Añadir el garrofó escurrido, las 5 cucharadas de aceite restante, la sal y la pimienta, luego triturar de nuevo. El garrofó tarda más en triturarse que los garbanzos, por lo que tendremos que triturar más veces y si es necesario, agregar un poco más de aceite.

Notas:

- No es necesario indicar que el garrofó lo podemos sustituir por garbanzos ya cocidos.

Bon profit!

You are invited to the Inlinkz link party!

Click here to enter

Comentarios

Publicar un comentario

  1. El garrofó solo lo he comido en Valencia en una paella, aunque lo viera no me fijaría en él, dada mi falta de costumbre. Sin embargo aplaudo a esa mujer de recursos que eres, que casi convierte el agua en vino, cuando se necesita. Estoy segura que ese hummus estará para mojar y no parar, no lleva nada malo, así que solo puede estar rico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que buenas receta. Me la apunto porque me parece ideaza. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Marisa, aquí encuentro garrofó congelado en el supermercado, aunque confieso que solo lo he comprado una vez, para una paella, hace ya ni me acuerdo, la verdad es que lo siguen trayendo, es porque tendrá demanda, aunque a mí la falta de costumbre, me hace no pensar en ellos como ingrediente de mis platos.
    Seguro que este hummus es diferente, pero bien rico, apetece probarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una ricura Marisa tu hummus.
    Y que mal que quiten las cosas :-(((
    1 saludito

    ResponderEliminar
  5. Qué bien Marisa, cómo me alegro de la alta participación en tu proyecto y de que estés tan contenta por ello. Lo de las redes no lo entiendo, a mí, por ejemplo, Facebook no me enlaza al blog porque dice que no cumple sus normas comunitarias, ¿cooomooo? Alucino. Así que, entre lo poco que me gustan y esas cosas, ni me muevo por Facebook ni abro cuenta en IG.
    Pero vamos con tu receta. Aquí no se encuentra el garrofó fresco y creo que congelado tampoco, no lo aseguro porque al ser algo que no consumo tampoco me he fijado. Aún así tu hummus me gusta mucho y me apetece probar ese toque de naranja. Lo haré con garbanzos porque además tengo un frasco de tahini abierto. No será lo mismo pero seguro que igual de rico.
    Qué mala suerte lo del congelador. Menos mal que parece que no se te echó nada a perder. No sabía que los había con alarma, el mío no la tiene y me parece una función estupenda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el garrofon en la paella, pero fuera de ella no lo he comido.
    Pero veo que ese humus tiene buena pinta!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que original hummus te has marcado! con ese aire valenciano jajaja, Yo he hecho en alguna ocasión hummus de edamames, y hasta de altramuces jjj, no descarto probar este, me ha de gustar fijo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, verdaderamente el proyecto es un éxito de lo que yo me alegro muchísimo, por ser tuyo y porque cada día se demuestra que hay más gente que aprovecha más y no se despilfarra. SI te sirve de consuelo, sé que no, a mí también me han quitado una publicación de Instagram, porque tenía contenido.. Vete a saber. En fin , más de lo mismo.
    Ahora me quedo disfrutando de este humus tan rico, que no podré probar porque esta legumbres nunca las he visto por aquí pero que igualmente voy a disfrutar viendo estas espectaculares fotos. Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Marisa!! Vaya humus original te ha quedado. Seguro que a ningún chef se le habrá ocurrido hacer un hummus con garrofó. Aunque se pueda hacer igualmente con los garbanzos, creo que la gracia es hacerlo precisamente con el garrofó. Tiene que tener un sabor muy distinto e interesante.
    Me alegro que se haya animado tanta gente a participar en tu proyecto, Marisa, es buena señal que cada vez se presta más atención a intentar no tirar nada y hacer ricas comidas con lo que hay por casa. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. No conocía el garrofón mejor dicho si que conozco pero no lo usé aquí hay unas parecidas que se llaman fabes de mayo y cuando secan al igual que toda legumbre hay que poner a remojo, yo veo un hummus muy apetecible. Me alegra muchísimo ver que tu proyecto crece y seguro que seguirá haciéndolo. Buenas noches corazón besinos

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, por aquí nunca he visto el garrofó, ni fresco ni congelado, si que lo he comido en algún arroz pero fuera de eso no recuerdo nada más, intentaré encontrarlo cuando vaya a Calpe porque esta receta me ha parecido muy curiosa.
    En cuanto a IG no desesperes, a mí cada dos por tres me reclaman derechos por la música de los vídeos o cualquier otra cosa, siempre ha quedado en nada pero son unos tontos puntillosos que te hacen la vida imposible, y no se puede hacer nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Marisa, mira que he visto variedad de hummus, pero este me parece de los más original que he visto, y con ese toque de naranja aún es más apetecible. Nunca había visto utilizar el garrofó de esta manera

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa!!
    Tú ya sabes mi tema con la Redes Sociales y si aún sigo aquí es porque al final ellos son los que ganan. Son millones de personas que lo usan y si abandonan unos cuantos pues, ni lo notan.

    Felicidades por ese nuevo Récord!! El vídeo lo veo precioso y es un gesto muy bonito por tu parte. Gracias ♥

    El garrafón solo lo como cuando estoy en casa de mis padres y mi madre hace una paella. Los compra ya congelados y la verdad que al arroz le queda genial.
    En formato Hummus es toda una novedad que habrá que probar, y más con ese toque tan valenciano con la naranja ;)

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  14. Pues este hummus esta muy original y ademas se ve muy bueno de sabor. Desconocia ese nombre de garrofo, aunque vi las fotos tuve que ir a San Google a ver la definicion, que alubias tan grandotas!
    Muchas felicidades por ese record y por seguir ayudando a promover los blogs a la vez que promueves mas el cero desperdicio, genial!!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno Marisa! Yo hice uno pero no se me habría ocurrido ponerle naranja ¡qué toque más rico! Y qué pena lo del congelador ¡pero seguro que lo aprovechas todo! Besitos y feliz finde!

    ResponderEliminar
  16. Me parece una idea fantástico y super aprovecho como siempre haces 👏👏😍
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa, yo también hago lo mismo que tu, a finales del verano, que ya han bajado de precio, compro varios kilos y los congelo para tenerlos todo el año para la paella o diferentes guisos. Pero lo que no se me ha ocurrido es hacer hummus con ellos, y además con naranja....me parece una receta fantástica!!
    Desde luego que no hay nadie como tu haciendo recetas para aprovechar la comida, tienes muy buenas ideas.
    Enhorabuena por el récord de febrero, este mes ya te dejo una yo también.
    Un bst amiga.

    ResponderEliminar
  18. Pues creo que garrofó solo he comido congelado en alguna que otra paella. Ni recuerdo haberlo probado fresco o visto seco.
    Pero me encanta la receta de aprovechamiento que has preparado, con este toque cítrico es un hummus valenciano por todo lo alto :o)
    Con tu arte es una bendición esta puerta de congelador porque van a salir muchas cosas muyyy ricas.
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  19. Hola Marisa, has tenido un gran acierto al hacer este hummus de garrofó, utilizando un producto tan representativo de tu tierra. Me ha sorprendido gratamente. Besos

    ResponderEliminar
  20. Marisa, he aceptado encantada la invitación a tu blog. Ya está el link a mis croquetas de puchero, por cierto he tenido que venir a tu página actual por la lista de recetas ya que el link tuyo de abajo, donde aparecen el resto de nuestras recetas no existe Tendrás que arreglarlo. Ha debido pasar algo.
    Una receta rica aunque yo solo he comprado garrafó en el Mercadona que lo vendían congelado hasta que dejaron de tenerlos. Yo los compraba para hacer mis arroces en paella en verano. Debe ser que por Cádiz no se venderían mucho y por eso dejaron de traerlos.
    Una receta de aprovechamiento deliciosa.
    Mil besos.

    ResponderEliminar

Sé bienvenido a mi cocina. Me alegra compartir contigo mis recetas y deseo que te gusten.
Espero que no tardes en volver.
Saludos. Marisa


Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Cosori airfryer 4.7 L

COSORI airfryer 5.5 L blanca

COSORI airfryer 5.5 L negra WIFI

Lo último en Pinterest

COSORI airfryer 5.5 L roja

COSORI airfryer 5.5 L negra

COSORI airfryer 3.5 L