Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Tortillas con sabor a Fogassa de carabassa




El pasado sábado me puse a experimentar a partir de una idea que surgió en esta cabecita. La razón, el Tercer Aniversario del Club de la tortilla perfecta de nuestra Concha y digo nuestra, porque somos muchas las que la seguimos y apreciamos, a la vez que participamos en su exclusivo club. Muchas y Juan... Si no lo conocéis, os recomiendo que os paséis en seguida porque aprenderéis la pasión que pone en su administración y todo el cariño con el que cuida a cada una de las participantes. El cumple fue el día 11 y nos invitó a celebrar con ella pero el problema es que el nivel de participación y creatividad es tan alto, que no es fácil elegir qué tortilla cocinar. Concha se emociona cada vez que una compañera bloguera le regala una nueva tortilla para el club, pero tratándose del aniversario, no hay palabras para definir su alegría, como ella dice, “se vuelve loca” o "le quita el sentío".

Como estamos a final de octubre y pronto llega la festividad de Todos los Santos, mi idea fue intentar simular en una tortilla el sabor de la receta más querida para mí en estas fechas y que ya más de uno sin que yo mueva un dedo, ha empezado a visitar en el blog, de hecho, desde la semana pasada está la primera entre las más vistas. Yo no soy de tradiciones foráneas, al contrario, me encanta elaborar y mostrar las tradicionales y si son de mi tierra y de mi familia, mucho más. Y una de esas recetas es la Fogassa, receta tradicional de las comarcas de la Vall d’Albaida (Ontinyent) y de La Costera (Xàtiva). No voy a explicar mucho sobre ella porque con tan solo pinchar en los enlaces de las que ya tengo publicadas, accederéis a toda la información.

Lo que se me ocurrió, ya que de una tortilla se trataba, no fue hornear una fogassa y cortarla en trozos para utilizarla como relleno, eso era muy fácil. Soy de meterme en líos y probar a acercarme al sabor de la fogassa, me puso las pilas. Además, la masa ya lleva huevos y no quería añadirlos en exceso.

Lo que hice fue revisar la receta e intentar conseguir un sabor parecido sin utilizar harina. Solemos añadir a la masa de la fogassa calabaza o boniato asados o cocidos que le confieren a más esponjosidad y color. Como ya los tenía asados, elegí la calabaza y pensé que en lugar de la harina, un poco de pan sería el sustituto perfecto para dar más consistencia a la tortilla.

¿Qué otros ingredientes de la fogassa utilicé? No podía obviar las “llavoretes” (anís en grano) porque le dan ese sabor característico. Justo ahí empecé con el experimento. Herví la leche y las añadí y en ese punto, se puede elegir entre colarlas para no encontrarlas o dejarlas, que es lo que a mí me gusta. Os sigo contando cómo fue el proceso y los consejos. 

Como la mezcla queda bastante líquida, preferí formar tortillas pequeñas, también me da la impresión que a la hora de servirlas son más bonitas o al menos a mí me lo parecen.

Este es el resultado de mi experimento fruto de mi amor por esta receta y también como consecuencia de intentar ser un poco creativa. Participar en este aniversario bien lo vale. Espero que te guste Concha. Son unas tortillas preparadas con todo el cariño y con la intención de que te gusten a ti y a todos los seguidores del club.

Os aseguro que están deliciosas y para mí, sí que se asemeja el sabor al de la fogassa. hay que esperar a que se enfríen para degustarlas mejor. 





Ingredientes 4 -5 tortillas pequeñas

- 125 g de leche desnatada
- 1 cucharada y media de “llavoretes” (anís en grano)
- 30 g de pan
- 120 g de calabaza asada
- 40 g de eritritiol ecológico o azúcar
- 20 g de almendra sin piel
- 20 g de nueces
- 12 g de pasas
- 2 huevos ecológicos (115 g)
- aceite de oliva virgen extra ecológico CasaAlbert




Antes de empezar…

- Si no se tiene calabaza asada, asarla en el horno o en el microondas. Se puede utilizar hervida, pero tendremos que escurrirla muy bien para que no desprenda nada de líquido.

- Cortar el pan en rebanadas finas y después picarlo en trozos no muy grandes.

- Batir los huevos.

Preparación tradicional

- Calentar la leche y añadir las “llavoretes” (anís verde) y el edulcorante o azúcar. Cuando hierva la leche dejarla reposar unos minutos para que absorba el sabor. Es el momento de decidir si las queremos conservar en la mezcla o no. Si no se desea, colar la leche. A mí me gusta encontrarlas.

- Con la leche todavía tibia, agregar los trozos de pan y dejar que se ablanden. Incorporar la calabaza y mezclarla bien.

- Añadir los frutos secos y los huevos ya batidos. Triturar un poco la mezcla para que sea más fácil formar las tortillas.

- Untar una sartén con aceite de oliva. Cuando esté caliente, agregar unas cucharadas de masa, medio cucharón es lo ideal. Bajar la temperatura de la vitrocerámica y dejar que cuaje. Sabremos que está lista, cuando se despeguen los bordes con facilidad. Con la ayuda de una espátula, doblar para darle la forma.

- Pasar la tortilla a un plato de servir o bandeja y repetir la operación con el resto de mezcla. Es mejor volver a untar la sartén con aceite cada vez.

- Dejar que se enfríen y decorar con frutos secos, espolvoreando azúcar o edulcorante por encima, como en la fogassa.

- Servir templadas o frías. Están mucho mejor al día siguiente, aunque no queden tan bonitas.




Notas:

- Al no preparar mucha cantidad, no utilicé la TMX, pero se puede aumentar la cantidad de ingredientes y calentar unos minutos la leche con las “llavoretes” y el edulcorante o azúcar. Después, añadir el resto de ingredientes y triturar 20 segundos, velocidad 4.

- Se puede utilizar boniato o batata en lugar de calabaza.

- Para mí están perfectas de dulces, mi calabaza era muy dulce, por eso, es recomendable probar y modificar a gusto.

- El triturado de los frutos secos es importante para poder doblar la mezcla con más facilidad.

- No puse más pan para que quedaran esponjosas, cuesta cocerlas, pero al enfriarse vale la pena no haberse pasado con el pan.

- En esta receta he utilizado eritritiol ecológico, pero va perfecto también azúcar de abedul para dietas sin azúcar.

- La receta de la fogassa e incluso las fotos, ya me las han plagiado varias veces. Espero que no ocurra lo mismo con esta idea que he convertido en receta.

Bon profit!

Comentarios

Publicar un comentario

  1. Estas tortillas se ven deliciosas y muy originales, menuda creacion has hecho! Porque con la calabaza asada y frutos secos les has dado un sabor muy bueno y otoñal. Seguro que le deben haber encantado a Concha!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo no le van a gustar a Concha? A mi me encantan y a una tortilla dulce le estoy cogiendo el gustito ya, ahora mismo me las desayunaba, bueno, una sola, que tiene su contundencia si además la acompañas con un café. Una creación estupenda la que has cocinado, el club está de enhorabuena por las ganas que le ponemos, a Concha la tenemos ahogada de tanto correr mostrando tortillas, pero contenta porque esta idea va viento en popa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Buenos días mi querida Marisa
    No sé cómo expresar lo que siento en estos días, un cúmulo de sensaciones, que sólo otro blogger puede entender.
    No sé cual será el alcance de nuestro Club, la única referencia que tengo son las estadísticas de Blogger, pero imagino que gusta porque las visitas van en aumento, poquito a poco, y eso es, no solo gracias a mí, sino a vosotras y a Juan, nuestro chico favorito en en Club, jajaja... Y que por cierto, ayer mismo nos regalaba otra de sus tortillas para el aniversario. Con tantas y buenas amigas, es imposible no sentirse en las nubes.
    Y hoy contigo, con estas magníficas y originales tortillas que has creado en exclusiva para nuestro Club, en las que sí, se siente la evidencia del cariño con el que están hechas, lo transmite la bonita presentación y el esmero cuidado, con el que has ido desarrollando el proceso de elaboración hasta conseguir esos sabores que te transportan a tu más tierna infancia, y sabes cómo me gustan estas cosas, adoro las recetas con historia, y si bien tus Tortillas con sabor a fogassa de carabassa, son algo nuevo, no lo es la esencia que has querido trasladar en cada bocado, aromas de anís dulce, sabores de calabaza asada, almendras, nueces, pasas que la hacen más saludable, y un poquito de dulce, lo justo para sentir que es gloria bendita, ¿lo ves? Si es que no puedo sentirme de otro modo que estar volviéndome "loquita" con estas cositas ricas que me hacen perder el "sentío"
    Gracias Marisa de corazón, sabes que eres mi maestra favorita, ojalá te hubiera conocido antes, aunque parece que te conozco desde antes de conocerte, adoro tus puntitos de "locura" que te llevan a la extenuación dándolo todo para que disfrutemos al máximo con cada receta que nos regalas.
    Un besazo enorme, un lujo tenerte, esta fiesta sin ti no sería lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece una aportación estupenda para este aniversario. No conozco la receta original de la fogassa ni siquiera la he probado nunca pero acabo de mirar las recetas y son todas de los dulces que suelen gustar a estas alturas del año. Esta receta me parece estupenda para una merienda de otoño, para usar unas sobras de pan viejo y como en casa siempre tengo en otoño calabaza asada esperando su momento receta copiada para probarla bien pronto.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  5. Pues bendita locura... si te da por hacer cosas así. La receta me parece muy original y muy vistosa, además de bie rica, se me está haciendo la boca agua solo de pensar en su sabor, de buena gana me tomaba una, por lo menos!
    Besos bonica! ❤

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa!! Yo nunca he probado la fogassa, por aquí no es nada conocida,ya sabes, esta zona antiguamente pertenecía a Cuenca y seguimos con muchas comidas típicas aún conquenses como el ajoarriero, el morteruelo o el gazpacho manchego. Así que la fogassa la conozco más por verla por las redes que por otro medio. Pero vamos, viendo la buenísima pinta que tienen tus tortillas, puedo intuir que tanto las tortillas como la fogassa tienen que estar riquísimas. Además, seguro que Concha está encantada con esta preparación versionada exclusivamente para el blog. El tercer aniversario del club se merece una creación tan rica e ideal para un momento dulce tan rico. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa. Has ideado una receta cuanto menos original y no dudo que deliciosa. Para probar un trocito ahora mismo, más no que acabo de cenar y tus tortillas parecen contundentes. Me parece muy buena idea hacerlas en formato individual, la presentación es más bonita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Marisa, un plato que no conocía, la fogassa me recuerda por el nombre a la que se hace en Italia, aunque salada únicamente. Está claro que alguno de los dos países llevó al otro el nombre.
    Se ve riquísima y también con mucho “curro”. A ver si se me quita de encima la pereza de meterme en grandes preparaciones. Yo creo que se me pasará, digo yo…
    Una receta para guardarla ya que por aquí por Cádiz esto no se encuentra.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Marisa, qué receta tan creativa nos traes hoy, desde luego ha merecido la pena que te metas en líos, porque el resultado se estupendo. Has jugado con los ingredientes, te has dejado llevar y se nota que te lo has currado. Tu propuesta es muy original, me encantaría probarla, lo haría ahora mismo!!!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Esa cabecita que nunca para querida Marisa!!
    Lo has bordado!!
    Me parece un regalo para el Club de categoría.
    Concha está a rebosar de trabajo y ni se queja! Todo lo contrario. Ahí sigue además buscando y buscando recetas antiguas relacionadas con la tortilla para llevárselas al Club. Si que es no se puede querer más a esta mujer ♥.

    Tu aportación me ha encantado Marisa. Cómo me gustaría probarla.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Holaaa, al fin he llegado, bueno ya había venido a leer la entrada pero me fui con prisas sin comentar. En casa andamos todos con el mismo portátil, se ha estropeado uno y compartimos hasta que lo arreglen, así que andamos a la caza y captura del ordenador. Querida amiga, ni que decir tiene que tu tortilla tan original como deliciosa no podrían más salir de otras manos no que no fuesen las tuyas. Huele a tradición y a hogar, a familia... Ya sabes que estas recetas son para mí verdaderas joyas. Yo estoy encantada de asistir a esta fiesta donde estamos reunidas en torno a una gran mesa, cada una aportando lo mejor de nosotras. Concha no puede estar más contenta, así lo expresa en su comentario pues, contar contigo es un lujo, no sólo por compartir este blog, que lo es, sino por poder contar con tu amistad. Vales mucho chiquilla.
    Mil besos, seguimos disfrutando de la fiesta!!!

    ResponderEliminar
  12. Pero qué maravilla es esta Marisa?! nunca había visto una tortilla así, y me ha llamado muchísimo la atención.
    Me parece fantástica para un desayuno más especial, y creo que me la llevo, que pronto nos toca celebrar algo importante :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Que tortilla más original, te has lucido, se ve muy buena. Desde luego que con esta combinación de ingredientes y la presentación, te ha quedado un plato de 10. Buen fin de semana, un beso.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapísima¡¡¡¡ La verdad es que como el club de Concha tiene una enorme variedad de tortillas, todas las que estáis regalándole una, veo que estáis poniéndole toda la imaginación y creatividad posible para no repetir. Tu no te has quedado corta¡¡¡¡¡¡ me parece muy original e imaginativa. Esta tortilla dulce y la combinación de todos los ingredientes que lleva me parece una autentica delicia. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Sé bienvenido a mi cocina. Me alegra compartir contigo mis recetas y deseo que te gusten.
Espero que no tardes en volver.
Saludos.


Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Lo último en Pinterest