Polos de chocolate y nuez moscada, 1 +/- 100, desperdicio 0

5 Comentarios


Aún me quedan en la nevera, pocos, pero me quedan y no puedo dejar de compartirlos. Vuelvo con otro helado de chocolate sencillo, de reciclaje y que está muy rico. Como me gusta atreverme con cosas nuevas, añadí nuez moscada molida a la mezcla. No es necesario si no os gusta, el helado de chocolate está bueno sin ella. A mí me supo de maravilla, porque le añadí el punto justo, que si os decidís, tendréis que ajustar en función de dos cosas, lo potente que esté vuestra especia (dependiendo del tiempo que la tengáis) y lo fuerte que os guste. Es ir probando.

Tenía leche desnatada que mi hijo me trajo, después de insistirle sobre el consumo preferente, pero él, que no se avino a razones, juró que no iba a tomar ni un dedo de la leche pasada de fecha de consumo. La primera idea que tuve, fue usarla en unas natillas, después, yogur, para mí, claro y por último, estos polos de chocolate, que también me los estoy comiendo yo. Sólo hay que invitarle o regalarle repostería con chocolate y se la come como si nada, pero oficialmente, a él no le gusta para nada, el chocolate negro. Pues él se lo pierde. 

También me quedaba la famosa Leche evaporada casera y como llevaba ya un tiempo en la nevera y en perfecto estado, tuve claro que había llegado la hora de consumirla totalmente. Tenía dos tipos de chocolate, de 72 % y 85 % mg y los añadí sin dudar. 

Con todo ello, preparé estos polos cremosos y que se derriten en seguida, pero que están para chupar y chupar, morder y llegar en seguida al palo. Si no queréis polos, haced helado. A mí me dio para llenar también unos vasitos de esos que reciclé en el Helado de chocolate y café que os presenté el pasado día 1.

También estos polos se van directos a 1 +/-100, desperdicio 0 de este mes de agosto, que anda un poco pocho porque la blogosfera está cerrada casi a cal y canto.

Espero que os gusten.
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 desde su inicio.

Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en el logo. Os invito a participar.

Antes de empezar… 

- Trocear el chocolate.

Ingredientes 

- 500 g leche desnatada 
- 100 g azúcar de abedul o azúcar 
- 200 g chocolate negro (mitad 72% y mitad 85 % mg) 
- 2 cucharaditas de postre de nuez moscada molida (opcional o a gusto)

Preparación en TMX 

- Verter en el vaso las leches. Programar, 4 minutos, 90°, velocidad 1. 

- Agregar el azúcar de abedul o azúcar y el chocolate. Como la leche está caliente, dejar que el chocolate se derrita esperando unos minutos. Programar, 20 segundos, velocidad 4. 

- Añadir la nuez moscada y mezclar programando, 20 segundos, velocidad 6. Probar para comprobar si está a nuestro gusto y si es necesario, añadir un poco más de nuez moscada. 

- Dejar que se enfríe la mezcla y verter en las formas para polos o en vasitos o recipientes especiales para helado. 

- Congelar como mínimo 8 horas. 
Coged uno, que se derrite con este calor, más.
Preparación tradicional 

- Poner las dos leches en una olla. Calentar sin que hierva. 

- Agregar el azúcar de abedul o azúcar y el chocolate. Como la leche está caliente, dejar que el chocolate se derrita esperando unos minutos. Remover bien hasta que el chocolate esté totalmente derretido y obtengamos una mezcla homogénea. 

- Añadir la nuez moscada y mezclar con una espátula. Probar para comprobar si está a nuestro gusto y si es necesario, añadir un poco más de nuez moscada. 

- Dejar que se enfríe la mezcla y verter en las formas para polos o en vasitos o recipientes especiales para helado. 

- Congelar como mínimo 8 horas. 

Bon profit!

5 comentarios:

  1. Que ricos!! con lo que me gusta a mi el chocolate... y así tan fresquito, me los comería todos!! Bs.

    ResponderEliminar
  2. Nada más leer el título de la entrada he pensado "¡qué ricos, con nuez moscada!" y es que a mí me encantan las especias. Me modero bastante en su uso porque como digo, me gustan A MÍ. Así que haré estos polos, pero en versión helado y me los comeré yo solita. Otros se lo pierden...
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Marisa , tienen muy buena pinta , seguro que están deliciosos
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Hola, Marisa:

    ¡Qué rico sienta un polo con el calor! Y si es de chocolate, a mí me ganas. Tienen que estar deliciosos.

    Un beso enorme y feliz tarde, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Aquí estoy de nuevo, ya sabes que pra mí un helado casero es todo un placer en vrano. El mío con nuez moscada pues le debe dar un puntito diferente y sofisticado este helado. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.