Helado de chocolate y café, 1 +/- 100, desperdicio 0

5 Comentarios


Este helado llevo meses haciéndolo y en casa es un éxito. Sabe a chocolate a la taza, de hecho es casi como el chocolate a la taza que tomamos en invierno. Como me gusta el chocolate con café y canela, no dudé en añadirlos, pero sin pasarme.

Lo he probado cambiando ingredientes y esta fórmula es la que más me ha convencido. No está nada dulce y sale poca cantidad. Aunque lleva leche y leche evaporada, puede parecer que es un helado de agua porque cristaliza un poco, pero es más cremoso que los tradicionales polos de agua.

No creo que tengas dudas, si te gusta el helado de chocolate, si es negro y con toque de café y canela, prepáralo. Si lo quieres más dulce, añade más cantidad de azúcar de abedul o de azúcar. 

En el caso de que quieras hacer más cantidad, ten en cuenta de que el vaso de las TMX 5 y 6 es mayor que el de la 31 y si no lo quieres congelar en vasitos, puedes hacerlo en cubiteras y triturar los cubitos de helado cuando quieras. 

En esta entrada he querido mostraros otra forma de reciclaje, que no es de ingredientes, sino de los vasitos de plástico que veis en las fotos. Son vasitos de granizado de los que venden en Mercadona (en este caso). Yo no compro, ni consumo helados comerciales, pero sí que tengo un proveedor de vasitos que, cuando no le preparo helado yo, se los compra en bloque. Ni idea tengo de cuántos y de qué sabores. Le pedí que me trajera unos cuantos y así, los aprovechamos un montón de veces. 

A mí me duele tirar estos vasos que son de un plástico duro de calidad y claro, su tamaño es perfecto para nuestros helados caseros. Además, es muy sencillo verter el helado, dejar que se enfríe y sacar uno directamente del congelador antes de tomarlo. Se acomodan perfectamente en el congelador y evito el proceso de poner el helado en las cubiteras y ensuciar la TMX para triturarlo. De forma autónoma, mi gente, puede sacar su helado y disfrutarlo en muy poco tiempo.

He querido fotografiar los vasitos sin más florituras y el helado tal y como queda, una vez pasados unos minutos. Nada de glamour, sólo la realidad de un rico helado casero.

Según mi opinión, la Administración carga toda la responsabilidad de la reducción de plásticos en los consumidores, a los que nos cobra por reciclar “una pasta” incluso, si no lo hacemos. Son urgentes normas para que las empresas de todo tipo, se pongan de una vez las pilas y se reduzca el plástico innecesario en muchos de los productos que venden o utilizan. También son muy necesarias campañas de concienciación para que la gente evite comprar plástico en exceso, cosa complicada, ya que los establecimientos de venta de productos a granel, son escasos y muy caros.

Podría extenderme mucho más, lo haré en otras entradas.

¿Te apetece un vasito? 

Con este helado, inicio las publicaciones de mi proyecto 1 +/- 100, desperdicio 0. de este mes de agosto. Aunque la blogosfera está prácticamente vacía, os invito igualmente a participar.

Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 desde su inicio.

Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en el logo. Os invito a participar.
Ingredientes 

- 60 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- 10 g de café instantáneo (descafeinado) 
- 1 o 2 cucharaditas de postre de canela en polvo (opcional) 
- 20 g de maicena 
- 20 g de cacao sin azúcar en polvo 
- 400 g de leche desnatada 
- 200 g de leche evaporada o nata 
- 50 g de chocolate 70 % mg o fondant 

Antes de empezar… 

- Trocear el chocolate. 

Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso el azúcar de abedul o azúcar, el café instantáneo, la maicena, la canela y el cacao. Programar, 10 segundos, velocidad 10. Bajar los restos con la espátula. 

- Agregar la leche y la leche evaporada o nata. Programar, 10 segundos, velocidad 5. 

- Añadir el chocolate y programar, 8 minutos, 90°, velocidad 2. 

- Verter en un recipiente apto para congelar o en vasos. 

- Cuando el chocolate esté frío, introducir en el congelador. 
Preparación tradicional 

- Poner en el vaso de un robot el azúcar de abedul o azúcar, el café instantáneo, la maicena, la canela y el cacao. Triturar bien. 

- Verter en una cacerola la leche y la leche evaporada o nata. Agregarla mezcla anterior y remover. Si quedan grumos, batir con unas varillas hasta obtener una crema lisa y homogénea. 

- Añadir el chocolate y cocer durante 8 minutos a fuego medio. Remover bien con una cuchara de madera o las varillas. La crema irá espesando, cuando esté lista, apagar el fuego y dejar que se enfríe. 

- Verter en un recipiente apto para congelar o en vasos. 

- Cuando el chocolate esté frío, introducir en el congelador.

Bon profit!


You are invited to the Inlinkz link party!
Click here to enter

5 comentarios:

  1. Que rico Marisa!! que estupendo helado para terminar una comida relajada ahora en vacaciones, me encanta el café así que te robo la receta porque lo haré seguro, gracias guapa.

    ResponderEliminar
  2. Café y chocolate, dos de mis sabores favoritos. Lo que no se me hubiera ocurrido nunca es añadir canela, que también me gusta a rabiar. Me la apunto para hacerla.
    Pienso igual que tú con el tema del plástico. No sólo debería la Administración obligar a la industria en general a la reducción de los embalajes (ya sean de plástico o papel, lo mismo me da), sino que además, en el caso de los plásticos alimentarios, debería obligar a que éstos fueran reutilizables para que así el consumidor, como tú haces con la entrada de hoy, pudiera darles una segunda vida y así reducir el consumo de otros recipientes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Marisa , con lo que a mi me gustan los helados este tuyo me parece delicioso , si lo pillo me como ese vaso enterito , jaja
    besinos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué buena pinta, Marisa!

    Con el café me pasa una cosa muy curiosa :) soy muy cafetera pero si no es café en taza y caliente no me gusta, jijiji. Pero la mezcla de chocolate y canela es muy mía :)

    ResponderEliminar
  5. Rico heladito nos traes hoy Marisa! Sin duda mucho más sano que los comprados. Te dejo mi aportación del mes. Algunos quedamos por la blogosfera, jjj BSS linda!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.