Mermelada de cerezas y chocolate. Congelando el verano III

11 Comentarios


Esta es mi segunda receta para mi reto Congelando el verano III. La primera fue una receta salada, el Timbal templado con vinagreta de melocotón asado

El pasado mes de julio, congelé cerezas negras. Lástima no haber congelado más cantidad, porque estaban muy dulces y una vez descongeladas, seguían estándolo. 

Tenía en la cabeza una idea para utilizarlas no en una, sino en dos recetas. Ésta es la primera. Una mermelada densa, poco dulce y con mucho sabor a cereza y chocolate muy negro. No sale demasiada cantidad, por lo tanto, si la hacéis en algún momento, preparad más. 

Está deliciosa. De nuevo comprobamos que Congelar el verano, vale la pena. Os gustará.

- 550 g de cerezas negras congeladas 
- 120 g de manzana 
- 50 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- 60 g de zumo de mandarina 
- ½ cucharadita de postre de agar-agar en polvo (opcional) 
- 60 g de chocolate negro 80 % cacao 

Antes de empezar… 

- A finales de julio, congelé las cerezas, quité los huesos, las corté por la mitad y las introduje en bolsas de congelación. 

- Poco antes de que termine la cocción de la mermelada, disolver el agar-agar en un poco de agua. Remover y reservar. 

- Exprimir las mandarinas. Reservar. 

- Pelar las manzanas, descorazonarlas y cortarlas en trozos. 

- Trocear el chocolate. 

- Esterilizar los tarros y las tapas y colocarlos boca abajo sobre un paño.

Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso las cerezas congeladas (si no es época de cerezas). 

- Agregar la manzana, el azúcar de abedul o el azúcar y el zumo. Programar, 40 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Poner el cestillo sobre la tapa. 

- Terminado el tiempo, incorporar el agar-agar disuelto en el agua. Remover con la espátula y programar, 3 minutos, 90º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Añadir el chocolate cortado en trozos, remover con la espátula y programar, 1 minutos, 75º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Verter en los tarros, taparlos y volver a colocarlos boca abajo sobre el paño hasta que estén fríos. 
Preparación tradicional 

- Poner en una olla las cerezas congeladas (si no es época de cerezas). 

- Agregar la manzana, el azúcar de abedul o el azúcar y el zumo. Poner la olla a fuego fuerte los primeros minutos y removiendo. Seguir cociendo a fuego más bajo y remover a menudo. 

- Cuando vaya espesando, incorporar el agar-agar disuelto en el agua. Remover con una espátula y cocer hasta que esté espesa. 

- Añadir el chocolate cortado en trozos, remover con la espátula hasta que se haya deshecho. 

- Verter en los tarros, taparlos y volver a colocarlos boca abajo sobre el paño hasta que estén fríos. 

Notas: 

- Quería una mermelada muy espesa y por eso, utilicé el agar y la manzana. Si no la queréis tan espesa, o le añadís azúcar, no es necesario. 

- Podéis utilizar otro tipo de chocolate, con más o menos cacao. 

- También puse poco azúcar de abedul porque iba a utilizarla en breve para otra receta, no la quería muy dulce y prefería que se percibieran mucho más los sabores. 

- No trituré la fruta para que se notaran los trozos. 

Bon profit!

11 comentarios:

  1. Hola, me ha despertado el olorcillo de la mermelada, jejeje!! Aún despierta he venido a ver esta delicia. Desde luego que merece la pena congelar el verano, al menos los magníficos productos que tiene. De esta manera los podemos disfrutar cuando no es temporada y combinarlos con otros. ¿Por qué no? Ni que decir tiene que la mermelada es deliciosa y ese toque de chocolate la hará superior.
    Mil besos y buenas noches!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa!! Menuda pinta tiene esta mermelada, esta para sacarle el sombrero, cerezas y chocolate nunca he probado la mezcla y me pega que tiene que estar de cine, yo tampoco congele nunca cerezas y me ha gustado la idea, el año que viene habrá que hacerlo...Bess

    ResponderEliminar
  3. Chocolate y cerezas, no hace falta decir nada más para imaginarse ese sabor tan rico. Y poco dulzona con lo cual el sabor original de los ingredientes destaca mejor. Sin duda es un delicioso desayuno encima de una tostada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, madre mía, me gusta lo creativa que puedes llegar a ser en la cocina ;) Nunca se me hubiera ocurrido echarle chocolate a una mermelada y ha quedado riquísima. La cereza y el chocolate se combinan a la perfección, de ahí el éxito de los bombones tan famosos, ¡je, je! Tuviste una buenísima idea con eso de congelar tus cerezas, te ha salido una magnífica receta, para no variar :). Me llevo una tostada con tu permiso, ¡qué rico! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. La combinación es ideal, chocolate y cerezas son un tandem perfecto para tantas recetas deliciosas. Me gusta en mermelada, tiene que estar buenísima. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Qué original Marisa!!
    Creo que para rellenar dulces o magdalenas debe de ser ideal.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ains madre pero como se me ha pasado este año el congelando el verano ,palabrita que tengo cosas en el congelador que congele pero ultimamente el tiempo se me pasa volando y no doy mas a ver si puedo hacer algo antes de que termine el mes .
    La mermelada te ha quedado de relujo y no dudo lo mas minimo que este de muerte relentisima no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz semana wapisima.

    ResponderEliminar
  8. Hola bonita,las cerezas me encanta.......y esta opción de congelarlas nos permite tenelas de nuevo para disfrutar ahora en otoño invierno¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Cereza y chocolate, me gusta la combinación, esa mermelada tiene que estar muy, pero que muy rica y diferente en esta época. Yo este año no he congelado prácticamente nada, ha sido demasiado complicado.
    Besiños y feliz semana

    ResponderEliminar
  10. ¡Por supuesto que merece la pena congelar el verano! Es agradable disfrutar de esos productos que hemos atesorado en el congelador. La combinación cerezas y chocolate negro debe ser sublime ¡tengo que probarla!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Mi Marisa querida!!!, te leí hace unos días y mira tú a la hora que llego, pero bueno. Esa combinación de cerezas y chocolate en una mermelada no se me hubiese ocurrido y debe ser muy buena también, el colorcito que tiene y la textura con tropezones me parece deliciosa entre esas buenas rebanadas de pan, la veo estupenda para mis desayunos. No he intentado poner agar-agar a las mermeladas, (hace poco lo utilicé para un caviar de tomate, en mis experimentos…). Pero bueno, aprovechar ese agar-agar que tengo guardado, me gusta mucho el color y la textura de tu mermelada y habrá que seguir tu consejo de aumentar la dosis por lo buena que ha quedado. Concuerdo con Marina, no se me había ocurrido ponerle a una mermelada chocolate, me encanta, ya me ves ;) chocolatosa
    besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.