Mermelada de tomate congelado, microondas

16 Comentarios


El año pasado cuando publiqué las recetas de Congelando el verano, me dejé más de un ingrediente veraniego congelado. El más arriesgado fue el tomate. Había comprado unos muy buenos de cosecha y decidí congelarlos para comprobar quién ganaba, si los que comentaban que no se podía congelar tomate, o los que opinaban todo lo contrario.

Elegí unos tomates de tamaño medio, bien rojos y firmes. Los lavé y sequé. A unos les quité el pezón y al resto no. Congelé todos, sin quitarles la piel, dentro de bolsas de congelar y los he tenido muchos meses así.

En esa primera edición del reto, ya publiqué una Salsa exprés de tomate congelado hecha en el microondas y como me quedó muy bien, pensé en probar con una mermelada. También los he utilizado para hacer sofritos en los que con un tomate, tenía suficiente. Como no tenía mucha cantidad, recordé la Mermelada de frambuesas hecha en microondas de mi amiga Nuria. Ya tenía claro en qué iba a consistir el experimento.

Al ser tomate congelado y contener tanta agua, tuve que añadir tiempo de cocción, pero eso también ocurre si se utiliza la TMX. Os explico el proceso de preparación que es de lo más sencillo y nos sirve para obtener una rica mermelada de tomate. Si congelamos tomate en verano, barato y de calidad, podremos en el invierno, preparar pequeñas cantidades de mermelada sin tener que perder mucho tiempo. Al no llevar azúcar, es mejor así porque evitamos que se estropee.

Espero que os guste y os invito a Congelando el verano II. De nuevo en esta segunda edición de Congelando el verano, desde hoy hasta el día 20, vamos a compartir recetas en las que os mostraremos cómo hemos disfrutado cocinando con ingredientes que congelamos en verano. Todo el sabor, color y aroma del verano, de nuevo en nuestra mesa.

Para colgar las recetas, pincha en el logo y ahí encontrarás la herramienta.
Ingredientes para un bote mediano

- 500 g de tomate congelado con piel
- 100 g de azúcar de abedul
- zumo de medio limón pequeño
- 1 cucharadita de canela (opcional)
- 2 cucharaditas de agar-agar

Antes de empezar…

- Mis tomates estaban congelados enteros y con piel. Los metí 1 minuto en el microondas a máxima potencia. Después, los dejé enfriar un poco y los pelé con un cuchillo, sin problema.
Preparación en microondas

- Pesar los tomates y trocearlos congelados. Mejor ponerse unos guantes de vinilo porque los tomates están muy fríos y molesta un poco. Yo corté trozos grandes

- Poner los tomates troceados en un bol grande y alto apto para microondas.

- Programar cinco minutos a máxima potencia y sin tapar el recipiente. 

- Sacar el bol con cuidado del microondas. Quedará un líquido separado de la pulpa. Remover con una cuchara y quedará todo mezclado. El tomate estará blando, pero no triturado.

- Agregar el azúcar de abedul, el zumo de limón, la canela y el agar-agar.

- Remover, introducir de nuevo el recipiente en el microondas y programar de nuevo cinco minutos a máxima potencia.

- Yo repetí la operación dos veces más. El tomate ya tendrá un color brillante y espesará cuando se enfríe. Podéis comprobar en las fotos, que en esta receta, desmonto a quien dice que una mermelada sin azúcar no espesa y no tiene brillo.

Notas:

- El tiempo de cocción dependerá de la potencia del microondas. El mío es de 800 W.

- Se puede realizar con tomate natural, no congelado, pero variará el tiempo de cocción, al igual, que si se utiliza azúcar en vez de azúcar de abedul. Como todas mis mermeladas no es muy dulce. Si queréis probarla con azúcar, seguro que disminuye el tiempo de cocción.

- La canela es opcional. A mí me gusta, pero si la añadís, no os paséis, porque se puede apoderar su sabor en la mermelada.

- Es necesario conservarla en la nevera. No hice mucha cantidad, ya que fue una prueba, pero repetiré porque la mermelada de tomate me encanta y así, se hace en nada y al mismo tiempo, he podido comprobar de primera mano, que la puedo hacer con todo el color y sabor de los tomates del verano.

Bon profit!

16 comentarios:

  1. Marisa ando trasnochando como raro por estos días, llego a adelantar un poco el cuaderno de recetas ricas!!! Y comenzamos con esta delicia de congelando el verano. Yo me apunto a la premisa de las cantidades de azúcar y creo que sí sale brillo con poca cantidad. Lo que me llama la atención es la preparación en microondas, woooww me parece estupendo. Por acá no tengo dicho aparato, pero de verdad queda muy bien, intentaré hacerla a fuego lento tradicional. Que por acá el verano se comienza a sentir vivito. Estaré atenta a todas las delicias congeladas que nos acercan un poco a la estación que por acá va llegando.
    La canela me gusta pero atiendo el comentario para que no opaque el rico sabor del tomate.
    ;)

    ResponderEliminar
  2. No se me hubiera ocurrido congelar los tomates enteros, pero lo que se aprende... veo que sí se puede y además la mermelada te ha quedado divina, lo del azúcar de abedul aún no lo he probado, imagino que será más sano. Yo congelé un montón de pimientos, no sé si me servirán para participar... Bss guapa!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Pero que rica receta para inaugurar "Congelando el verano" y encima de tomate, con lo que sabes que me gusta. Oye, vaya sorpresón esto de congelarlos, si te digo la verdad me has sorprendido y dado idea para que el verano que viene cuando los haya buenísimos vayan enteros al arcón. Eso si no me echan de casa por la obsesión con ellos jajaja y me digan que estoy loca por meterlos también allí.
    Claro que si, descabalgamos a quien diga que la mermelada sin azúcar no queda brillante y espesa, si no hay más que ver las pruebas del delito y lo poco que que duran por ricas y atractivas. Es que como ya te he dicho en otras ocasiones: La ignorancia es muy atrevida ;)
    Muchas gracias por la mención mi querida Marisa, y en unas semanas sacaré a relucir mi receta de congelados.
    Me voy con muy buen sabor, de momento me pondré una tostada con la mermelada de mis cherrys, para compensar la envidia jaja
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  4. Que rica Marisa!!! En casa tenemos tomates del huerto y como hay muchos siempre hacemos salsa de tomate para todo el año, y los que ya no van para salsa se llavan bien y si hay tienpo se escaldan en agua y se les saca la piel y las pepitas y luego se congelan enteros para guisos, si no hay tiempo se lavan se secan y directo en bolsas al congelador. La mermelada de tomate me encanta y esta de tomate congelado la más original que he visto hasta ahora, te ha quedado maravillosa....Besss

    ResponderEliminar
  5. Entonces ya tenemos ganadores no? Sí se puede congelar los tomates!! Bieeeeen!! Y viendo que podemos hacer algo tan maravilloso como ésta mermelada con ellos creo que el grupo del sí ganáis con diferencia jaja! Encima la preparas en microondas, dificultad 0, una mermelada sencilla y resultona! Estas empezando fuerte con el reto eh? A ver si me animo yo también ;) Ahora mismo me voy a volver a leer las bases para participar, besitos!!

    ResponderEliminar
  6. Qué envidia Marisa, ya te comenté que yo congelo tomates desde hace mucho tiempo. También hago mermeladas sin azúcar y siempre siempre me cuajan,😂. Pero mira que hago recetas en el microondas, pero nunca se me hubiera ocurrido preparar la mermelada. Te aplaudo amiga mía, últimamente me sorprendes con tu ingenio. Besos dulces, aunque sean sin azúcar. Muakkkkkkk

    ResponderEliminar
  7. Marisa ya sabes que estuve hablando contigo sobre este proyecto, quiero estar aquí contigo y con el resto de participantes, de hecho aún tengo congelado lo que elegí ex profeso para esto, pero aún no he cocinado la receta, ya tengo en mente lo que quiero hacer con ello, es una idea pero basándome en mi experiencia con cosas similares creo que puede funcionar, en unos días me pongo con ello (en cuanto venga mi hermana que está de vacaciones y así yo recupero un poco de tiempo para mí) esta semana es imposible.
    Tu mermelada se ve fantástica, por cierto hace tiempo leí que las mermeladas de tomate es mejor hacerlas en pequeñas cantidades y consumirlas en poco tiempo, así que la tuya es ideal como claro ejemplo, que se puede disfrutar de un rico tomate de verano en cualquier época del año.
    Besos, que disfrutes una buena tarde.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, una idea fantástica, ojiplática me quedé con tu propuesta por varios motivos: "el tomate congelado", no me imaginé que se pudiera congelar; "la mermelada hecha en el microondas", una pasada, nunca se me hubiera ocurrido probar a hacerla así; "que la prepares sin azúcar" y quede genial, brillante y espesa. Chapó y que sepas que has dejado el listón muy alto, jijiijijiji...
    Besotes!

    ResponderEliminar
  9. Ahora por falta de espacio no congelo los tomates pero mi madre siempre los tiene en el congelador an genial para añadirles a la carne guisada , me encanta la textura con que te quedo la mermelada , y seguro estaba de rexupete.
    Tengo que ponerme con la receta la semana que viene si no al final me va a pillar el toro que rapido llego el dia de publicar las recetas.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  10. Nunca congele los tomates ,ni siquiera pensé que quedarían bien ,y aquí estas con tu mermelada para demostrar que no solo se puede si no que encima están buenísimos,me encanta
    bss

    ResponderEliminar
  11. Marisa me encanta la receta que has elegido para inaugurar el reto. Si mal no recuerdo con tomates acabaste el otro ¿cierto?

    Es un gustazo saber que podemos congelar los buenos tomates. Cuando la huerta de mi padre los ha dado en cantidades industriales hemos hecho salsa casera, sofrito... y hasta hemos acabado echándolos en conserva enteros o triturados para no desaprovechar ninguno. En próximos veranos pasaremos a congelar.

    Ya sabes de mi obsesión por restar calorías y quitar azúcares, así que para mí la receta es perfecta y a pesar de mi pasión por la canela prefiero omitirla para disfrutar del sabor de los buenos tomates sin necesidad de más nada

    Como ya te he comentado en RR.SS. tengo los deberes bien hechos desde ayer y dentro de nada verás mi aportación. No los tengo tan bien hechos porque tengo pendiente de elegir y editar las fotografías.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Marisa, me da tanta pena no poder participar de tu reto, tan preparada que estaba con mis blueberries congeladas hasta que llego esta tormenta y acabo con todo 😔
    Con respecto a congelar el tomate, si he leido mucha polemica, incluso de si se deben mantener en el refrigerador o no...Bueno, ya nos demuestras que si se puede congelar perfectamente y disfrutarlo en cualquier epoca.
    Te confieso que nunca he probado mermelada de tomate y me pregunto como sabe esta azucar de abedul, que tampoco he visto por estos lares. Sin duda con toda la experiencia que tienes haciendo las mermeladas, debe ser muy rica.
    En la primera oportunidad que tenga, hago la receta que tenia pensada para el reto.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa,una idea maravillosa,no he podido participar porque en esos momentos estaba sin ordenador.......y no lo pude hacer
    Pero disfruto leyendo las propuestas
    besitos¡¡ de mis amigas¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Estoy maravillada de ver la cantidad de frutas y verduras que se pueden congelar en verano. La verdad es que yo no soy de congelar este tipo de productos , alguna vez pimientos si me van quedando trozos pero poco mas. La mermelada me parece fantastica y el color muy natural. Tendré que probar. Por cierto tengo una receta antigua para el otro reto , espero que no se me pase mandartela. Besitos

    ResponderEliminar
  15. hola, entre mermeladas andamos!!! Qué bien, eso nos endulzala vida y así tan buenas, sans y tan bien hechas. Antes de tener thermomix, hacía las mermeladas en el micro, salen muy bien. Desde que la compré , ya no las hago ahí. Pero, es verdad, es un cierto hacerlas. te ha quedado espectacular, un acierto para empezar a descongelar el verano.
    Perdona por venir tan tarde , pero traigo mil cosas entre manos, jajajajaja, trabajadora que es una. ¡ Qué te voy a contar, si tú eres incansable!.
    Mil besos preciosa!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa, lo probaré, pues nunca he congelado tomate así. La mermelada me encanta, es una delicia, la probé un verano, con menta fresca y estaba de cine. Te ha quedado genial, se ve con una textura y color muy bonito. En breve te envio la receta con mi congelado, un beset y bona setmana :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.