Salsa exprés de tomate congelado, microondas


Cuando redacté mis tutoriales sobre congelación para el evento Congelando el verano, dudé mucho sobre qué podría poner refiriéndome a los tomates. No lo había hecho nunca y, tras una búsqueda por internet, la mayor parte de lo que encontré, fue que no era factible; que quedaban harinosos, blandos, sin sabor. Así y todo, congelé 8 tomates de cosecha. No les quité la piel, pero sí el corazón. Mi amiga Marga, La cocina de las Casinas, al confirmar su participación en el reto, me comentó que había congelado tomates para hacer una salsa. Ella aumentó mis ganas de experimentar. Lo que yo no sabía, era que ella los había congelado sin piel.

Tras esta experimentación, confirmo que, si se siguen los consejos que he añadido en el Tutorial III, Congelar verduras y hortalizas y que incluyo en esta entrada, se pueden congelar los tomates del verano y utilizarlos fuera de temporada.

Experimenté utilizando el tomate que había congelado casi tres meses antes, experimenté descongelando en el microondas y quitándole la piel sin problema y experimenté preparando una salsa en el mismo electrodoméstico que queda espesa, se hace en muy poco tiempo y con un sabor excelente. Nunca adivinará nadie que el tomate era congelado. ¡Menudo chollo!

Espero que os guste. Con esta receta finalizo mi participación en Congelando el verano, un evento, con el que he disfrutado. Creo que todas las recetas presentadas, son increíbles y muestran, que podemos congelar en verano, buenos productos y a buen precio con el fin de utilizarlos experimentando en elaboraciones posteriores. Como me di una paliza, comprando y congelando, todavía me queda en el congelador, melocotón, sandía y corteza de sandía, garrofó y muchas judías verdes, con las que aún no se me ha ocurrido preparar nada.

Gracias a todos los que habéis congelado y cocinado conmigo. Estoy muy contenta del resultado y de todos vuestros experimentos, hemos aprendido también.  Vamos a disfrutar con todas las recetas, adaptando las que podamos y guardando las que requieran productos del verano. Vamos a guardarlas también, para recordar qué nos apetece congelar el próximo verano. Un abrazo.

Ingredientes

- 400 g de tomate congelado 
- 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 100 g de cebolla 
- 2 dientes de ajo
- una cucharadita de sal
- una cucharadita de azúcar 

Podemos congelar tomates recolectados en verano y conservar su sabor. Aunque esta salsa se puede preparar con tomate en conserva, es importante que sepas cómo congelar tomates de verano.

Te lo explico:

1. Congelar tomates con piel:

- Lavar y secar los tomates, quitar el corazón con un cuchillo e introducirlos en bolsas de congelación. 

- Para descongelarlos, poner un bol con agua en el microondas y calentarla. Introducir los tomates en el agua caliente unos segundos. 

- Colocar los tomates en un colador sobre un bol con hielo hasta que se enfríen. Después, quitarles la piel que saldrá sin dificultad.

- Vaciar el bol, introducir el tomate y descongelarlo durante 1 minuto a máxima potencia. Sacar, desmenuzar y reservar hasta su utilización. También se pueden descongelar a temperatura ambiente. En este caso, como quería preparar la salsa, lo hice en el microondas.

2. Congelar tomates sin piel:

- Lavar y secar los tomates, quitar el corazón con un cuchillo.

- Hacer una cruz en la base de los tomates e introducirlos en agua hirviendo unos segundos para escaldarlos. 

- Colocar los tomates en un colador sobre un bol con hielo hasta que se enfríen. Después, quitarles la piel que saldrá sin dificultad.

- Introducir los tomates y descongelarlos durante 1 minuto a máxima potencia. Sacar, desmenuzar y reservar hasta su utilización. También se pueden descongelar a temperatura ambiente. 
Preparación de la salsa

Antes de la cocción:

- Picar la cebolla y los ajos y colocarlos en un bol. Añadir el aceite y tapar el recipiente con film alimentario. Introducirlo en el microondas durante 4 minutos a máxima potencia.

- Retirar con cuidado el papel film y añadir el tomate, una cucharadita de sal y otra cucharadita de azúcar 

- Tapar de nuevo e introducir en el microondas. Cocinar durante 10-12 minutos a máxima potencia. 

- Dejar reposar y triturar en el vaso de una batidora o en la TMX.

Notas: 

- No preparé mucha cantidad de salsa porque, al ser un experimento, no quería echar a perder mis tomates. Aún me quedan en el congelador.

- Se puede preparar igualmente con tomates tipo pera o con tomate en conserva, cuidando, en este caso, de no agregar mucho líquido.

- Mi tomate, al descongelarlo en el microondas, soltó un poco de líquido, pero no lo deseché porque no era mucho. Así y todo, la salsa, como podéis ver, queda espesa.

- Esta salsa la pensé porque necesitaba tenerla lista en plan rápido, pero si queréis, podéis elaborar más cantidad y envasarla en botes esterilizados, congelarla en botes e incluso, congelarla en cubiteras ya que, al ser espesa, puede valer muy bien para pizzas.

Bon profit!

Aquí tenéis los enlaces a las entradas del tutorial publicadas hasta el momento.

Cuestiones básicas sobre la congelación. Tutorial I
Congelar fruta. Tutorial II
Congelar verduras y hortalizas. Tutorial III


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

8 comentarios:

  1. Querida Marisa, gracias por nombrarme!!!. Me ha encantado la experiencia, sobre todo hemos podido demostrar que los tomates siiii se pueden congelar con o sin piel y que el resultado final no varía en absoluto. El año que viene me forro a congelar tomate, el de invierno no lo resisto, bsssss y gracias por estas recetas tan excelentes

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    He disfrutado mucho de todas vuestras congelaciones y me da pena no haber sabido que el tomate lo podía congelar, por mucho que lo nieguen hasta la saciedad. Yo que soy de congelarlo todo, no se me había ocurrido. Con la cosecha extra que he tenido este verano Marisa, pero no se me olvida para el verano que viene.
    Te quedó una salsa estupenda y una textura espesa, perfecta y segura que lleno de sabor.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  3. En primer lugar darte las gracias por organizar este reto me ha encantado participar a mi me quedan tomates en el congelador sin haber podido hacer nada con ellos al final no me dio tiempo de preparar nada con ellos ,te dire que en casa siempre se han congelado los tomates para usar luego en los guisos y hacer salsa de tomate ,en casa se congelan con la piel y sin quitar nada ,una vez los quieres usar se inyroducen en un poco de agua hirviendo y se quita perfectamente.
    Yo no tengo mucho sitio en mi congelador pero mi madre tiene varios kg congelados en el arcon asi como pimientos limpios y cortados los cuales tambien usa para los guisos personalmente no me gustan pues se deshacen bastante despues pero es una buena opcion para tener verduras a mano.
    Ahora no me enrollo mas que va siendo hora de hablar de la maravillosa salsa que has echo ,te ha quedado de relujo no lo siguiente ,tendre que probar hacer una poca tambien con lo que me gusta cocinar en el microondas .
    Muchas gracias por tus visitas y comentarios eres un solete .
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  4. Lo tuyo es un no parar Marisa! Y otra mas a la saca del veranito congelado! Genial! Un besito guapa

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, menudo recetón nos traes hoy, en casa toda la vida se congelaron los tomates del huerto, siempre hay más de los que comemos y van al congelador directamente, pero hacer salsa de tomates congelados jamás lo hice, pero ya no se me olvida, esto lo tendre bien en cuenta, lo malo es hacerla en el micro no me llevo bien con el, pero supongo que de forma tradicional o en thermomix estará igual de bueno..Bess

    ResponderEliminar
  6. Marisa cuando una lleva tantos años cocinando, piensa que en cuestiones caseras se las sabe todas, pero lo cierto es que como dice el refrán, nunca te acostarás sin aprender algo nuevo, y hoy me ha sorprendido gratamente saber que los Tomates se pueden congelar, y Cocinar salsas con este color tan estupendo.
    En casa de mi madre, cuando cosecha mi padre en verano los que siembra, a veces son tantos, que además de repartirlos entre la familia, siempre quedan bastantes y no siempre los hacemos en conserva, porque tampoco son cantidad suficiente como para enredar tanto, sin embargo a veces cuando se pegan al fondo del frigo y se congelan por estar en contacto con la placa de frío, nunca los he aprovechado, con la fatal consecuencia de ir directamente al cubo de la basura, o para las gallinas. La de tomates que hubiera aprovechado, si hubiera conocido tus sabios consejos.
    De momento esto no se me olvidará en la vida, porque aunque hubiera sido en un sofrito, seguro que los podría haber aprovechado, si no hubiera sido tan ignorante en estas cuestiones.
    Besos y un millón de gracias por enseñarnos tanto.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa!
    Muy interesante e ilustrativo tus tutoriales y este reto, una lástima no haberme enterado para participar, pero estaré pendiente en el verano (que no te creas, llega en un suspiro) a congelar frutas y verduras porque de seguro tienes otra edición de tu reto.
    Tu salsa maravillosa en color y textura, el sabor, lo imagino riquísimo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, te ha quedado perfecta, desde luego que es una maravilla de salsa y lo bien que resulta, super práctico. Un beso y muy buen finde!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.