Flores de mayo. La flor del olivo, 1 +/-100 desperdicio 0

16 Comentarios



Mayo es el mes de las flores y no se celebra tan sólo a nivel religioso con las ofrendas a la Virgen María y las tradicionales Cruces de Mayo que se ven durante este mes en muchas ciudades de España e Hispanoamérica. Valencia es una de ellas. Desde hace siglos se ha celebrado en Jerusalén y muchos pueblos del mundo el 3 de mayo como la fiesta de la invención o hallazgo de la Santa Cruz. Son originarias de las Festividades de Mayo, las cuales rendían culto a la naturaleza en el tiempo medio de la primavera. Ya los romanos celebraban las Floralias, festejos consagrados a Flora, la diosa de las flores, la vegetación y la fertilidad. También tenían otra celebración en honor a la diosa Maia, que representaba a la salud y a la fertilidad.

La web del Real Jardín Botánico de Madrid, cada año incluye un apartado que se denomina, las Plantas del mes. Destaca en el mes de mayo el Lilo. Conocemos muchas más, hay más de 250 flores que florecen durante este mes: el rosal, los rododendros y azaleas, la manzanilla, el narciso, la peonía, los claveles, las dalias… La flor natal del mes de mayo es el lirio y representa la felicidad, la humildad y la dulzura. Seguro que todos vosotros tenéis vuestra flor o planta favorita del mes de mayo.

Pero yo hoy no vengo a hablaros de estas flores, quiero hacerle un homenaje a una flor que pasa desapercibida para muchos y que es el origen de uno de los ingredientes más preciados de nuestras cocinas y de nuestro país, el aceite de oliva. Ésta es la flor del olivo.
En el proyecto 1 +/-100 desperdicio 0, también nos interesa la ecología, la tierra, las sostenibilidad, cuidar del planeta... En las RRSS cada vez más, nos encontramos con publicidad o sorteos, invitaciones al consumidor para conocer el aceite de oliva de calidad, información sobre olivos centenarios, olivares vivos, aceite de oliva ecológico, virgen extra... Empezamos desde 0 y vamos a conocer un poco más a la flor del olivo.

Quiero incluir esta entrada en el proyecto, porque no sólo me parece muy interesante, sino porque también forma parte de mi tradición, de mis recuerdos ya que soy de tierra de olivos y de aceite. Teníamos olivos en casa y consumíamos nuestro propio aceite elaborado en almazara. Además, os digo sin que nadie lo oiga, que es mi ingrediente preferido.

Ahora que vivo al lado del mar, los olivos que tengo cerca son ornamentales. Es a ellos a los que les he robado estas fotos que espero os gusten. Son de ayer y con el viento que soplaba, no fue fácil hacerlas. Si os fijáis, hay flores que ya han empezado a caer al suelo, formando un manto y en algunas del árbol, aparece el fruto. Hace unas semanas, ni siquiera tenían flores. Aquí no hace demasiado frío en invierno y la humedad es alta. Son factores importantes que pueden afectar a estos árboles.

¿Quieres saber algo más sobre esta flor? 

¿Te habías fijado en ella? 

¿Te gusta?

¿Eres alérgico al polen del olivo como yo?






La FLORACIÓN y su importancia.

La fase de floración tan sólo dura una semana y el olivo, dependiendo de la temperatura, florecerá antes o después. Los olivos producen brotes llamados inflorescencias, que se originan en la axila de una hoja. Es en mayo cuando se abren poco a poco dando lugar a las flores, llamadas rapas. Cada inflorescencia contendrá de 10 a 30 flores. La cantidad de flores que luego maduran y se convierten en aceitunas depende de varios factores.

Diversos factores de estrés pueden inhibir el desarrollo de flores y frutas:

- Nitrógeno: insuficiente o excesivo.
- Poda: demasiada o muy poca.
- Agua: cuando escasea, el árbol prefiere las hojas a la fruta.
- Plagas.
- Abandono.

Los olivos requieren del frío invernal para lograr una floración y fructificación normales. El grado óptimo de inviernos fríos depende del origen de la variedad de olivo. Los vientos fuertes, las altas temperaturas y las temperaturas bajo cero pueden afectar negativamente al cuajado de frutos. Las primaveras particularmente frías afectarán negativamente la cosecha al retrasar la floración y aumentar las anomalías de las flores.

Antes de que las flores florezcan, pasan por un período de diferenciación que tiene que ver con la sexualidad de las flores. Esto generalmente ocurre de marzo a mayo.

La FLOR.

La flor del olivo puede pasar desapercibida, seguro que muchos de los que me estáis leyendo, no os habéis fijado en ella porque se suele mirar el fruto, la aceituna. Lo que sí os que puede llamar la atención, cuando el árbol está en su apogeo, es el manto blanco que cubre el suelo al pie del olivo o su polen amarillo.

¿Sabías que sólo el 2% de las flores son polinizadas? Como pasa con otros tipos de árboles, sólo quedan los frutos que el propio árbol es capaz de nutrir para asegurar su crecimiento.

La autopolinización.

Por su geometría, las flores de olivo se autopolinizan. Las anteras (ubicadas en la parte superior de los filamentos adheridos al estambre) dejan caer polen sobre el estigma del pistilo. Los granos de polen germinan y el crecimiento del olivo está en marcha. Aunque no es necesario para la polinización, el viento y las abejas pueden ayudar en la polinización al alterar la flor y hacer que el polen caiga de la antera al estigma.

La polinización cruzada.

La polinización cruzada ocurre cuando el viento o una abeja, transfieren el polen de una flor al estigma de otra flor. Como a las abejas no les gustan especialmente las flores de olivo, no suelen desempeñar un papel importante en el huerto de olivos.

Los granos de polen de sus flores recorren cientos de kilómetros, pudiendo llegar a polinizar otros olivos a esa distancia y viceversa. Por eso hay tantas variedades diferentes de aceitunas, debido al cruce genético. Podemos hablar de un mestizaje en toda regla.

En olivares en los que se plantaron variedades diferentes de aceitunas, se producen mezclas que dan origen a aceites con matices de todas esas variedades. ¿Os podéis imaginar el sabor y olor único de ese aceite?
Tipos de FLORES.

El olivo se caracteriza por tener tres tipos de flores: hermafrodita, estaminada y pistilada. La mayoría son hermafroditas. Dado que los frutos solo pueden producirse mediante flores pistiladas, la carga final del árbol dependerá de esas flores.

Las flores perfectas son las que tienen tanto estambre (la parte masculina), como pistilo (la parte femenina). Las estaminadas sólo tienen estambres y carecen de pistilo.
El POLEN del olivo.

El grano de polen es ligeramente ovoide, de unos 20-30 µm de diámetro. El olivo produce un promedio de 127371 granos de polen por flor, que dan color amarillo a todas las superficies alrededor de un olivar. El transporte de polen lo hacen los vientos a largas distancias (más de 1000 km).

El papel del viento es muy importante no solo para dispersar y difundir los granos de polen, sino también para transportarlos rápidamente para que alcancen el estigma antes de que pierdan su viabilidad.

No es posible identificar la especie productora de granos de polen en restos arqueológicos, por lo tanto, los arqueólogos han notado con frecuencia 'Oleaceae'. En la mayoría de los casos es polen de oliva. El polen de Oleaceae en tumbas egipcias, en sedimentos de lagos, ha sido ampliamente utilizado para rastrear la colonización de la cuenca mediterránea por la oleaster y para rastrear la difusión de los olivos por fenicios y romanos. Sin embargo, debido al largo desplazamiento del viento se hacen algunas reservas en estos estudios

Todo lo escrito anteriormente sobre la polinización puede parecer hasta romántico, pero la parte fastidiosa, por desgracia, es que el polen del olivo es la segunda causa más común de alergia respiratoria en España junto con el de las gramíneas. Ha sido reconocido como uno de los más alergógenos en toda la región mediterránea.
España sigue siendo la primera potencia mundial productora y exportadora de aceite de oliva, con una superficie dedicada al olivar que ronda los 2,5 millones de hectáreas, según datos de La Interprofesional del Aceite de Oliva Español. No soy ninguna experta y me he limitado a resumir en mi blog la información que he recogido para hacer este pequeño homenaje a esta flor tan importante y que pasa tan desapercibida.

Espero que te haya parecido interesante esta entrada, que si hay algo incorrecto, me lo comuniques y si quieres aportar algo más sobre la flor del olivo, me lo hagas llegar.

16 comentarios:

  1. Pues si es interesante ,lo cierto es que ni me habia fijado en ellas ahora las buscare en los olivos que también hay por aquí
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Sóc super al·lèrgica al polen de l'olivera però sóc súper fan d'un bon oli d'oliva verge.

    Gràcies per enriquir-nos amb totes les informacions que ens has donat.

    PTNTS
    Glòria

    ResponderEliminar
  3. Preciosas fotos y me ha encantado toda la información que nos has dado
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa!! Qué estupendo post nos has traído, yo lo encuentro bien detallado y muy acertado, no creo que haya errado en nada, aunque no soy experta, claro está. Nosotros también tenemos olivos, bueno, y almendros y vid, no mucho, son de herencia y de momento mi marido los trabaja los fines de semana, ya que él trabaja en algo totalmente distinto, pero el campo le relaja. Pero claro, a la hora de las cosechas, yo soy la única que le echa una mano, y el puente de la Constitución lo dedicamos a la recogida de la aceituna. He visto la flor de los olivos, pero no me gusta especialmente, soy una enamorada de la flor del almendro y siempre le pido a mi marido que me traiga para las fotos del blog. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego nos das una auténtica información sobre el origen de nuestro apreciado aceite y que )al menos yo)no veo tan allá si que he visto reportajes de su recogida y producción, por eso me encanta tu recopilación 👌besinos corazón

    ResponderEliminar
  6. Una entrada muy completa la de hoy, yo estoy familiarizada con el olivo, mi madre aún tiene su pequeña finca y hace el aceite todos los años, pero no tenía tanta información al respecto. No me he fijado en la flor del olivo nunca, no es muy llamativa si la comparamos con otras, la del almendro por ejemplo, quizás por eso no le he echado cuentas. Está bien pararse a contemplar de cerca nuestros árboles y admirarlos, son los únicos que nos van a ayudar en el devenir de la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días Marisa. Sevilla y concretamente la zona del Aljarafe, donde vivo, es y ha sido siempre tierra olivarera, el terreno donde ahora tenemos mi casa, y la de mis padres todo eran olivares, incluso yo tenía un acebuche sembrado en el jardín, el acebuche es el olivo silvestre, del que según los expertos proceden todas las variedades que hoy se cultivan para la aceituna, mi padre tenía todo el terreno lleno de olivos de las variedades Manzanilla, Zorzaleña y Gordal pero ahora solo conserva un manzanillo, que da unas aceitunas de mesa buenísimas. Aquí los hay por todos los jardines y parques aunque no es muy recomendable consumir las aceitunas por la contaminación, especialmente por los perros que ya sabemos que lo marcan todo.
    La flor del olivo aquí se conoce como esquimo y con las temperaturas que tenemos florecen mucho antes, en marzo estaban preciosos, da gusto pasear por las calles y verlos tan frondosos y ahora están cargaditos de pequeñas aceitunas que en unos meses estarán perfectas para los pájaros que son los que se ponen tibios comiendo, los estorninos y gorriones, no veas el guirigay que montan en sus ramas, Jajajaja… Aunque por supuesto también quedan zonas dedicadas exclusivamente a su producción tanto para la aceituna de Mesa, la manzanilla que se exporta para Estados Unidos principal, para sus Martinis, Jajajaja… y para el AOVE que además del consumo local, algunas almazaras dedican toda su producción para la exportación. Para mí, lo peor es el olor del alpechín, las aguas residuales de la producción de aceite, cerca de mi casa había una fábrica de aceite y menos mal que con el boom inmobiliario la trasladaron a una zona industrial, porque el olor, en plena campaña de producción, era insoportable.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa!
    Hoy has venido como una enciclopedia abierta.
    Es verdad que es una de las flores que no les prestamos atención a diferencia del azahar por ejemplo.
    Cuando la miro se asemeja al jazmín. Es muy bonita.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una entrada muy interesante y super documentada, lo cierto es que no sabía varias cosas y me ha encantado saber más sobre esta etapa de un gran producto que no puede faltar en nuestras casas ;o)
    Además que las flores con o sin viento son preciosas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los olivos por sus frutos y sus derivados :-)))))
    Yo tengo un olivo amadrinado y todos los años es más que generoso conmigo ;-)))
    1 saludito

    ResponderEliminar
  11. Nunca antes me habia fijado en las flores del olivo, que bonitas y delicadas se ven! Solia ver muchos olivares cuando vivia en Portugal y tambien cuando llegue a viajar a Sevilla y Cordoba. Recuerdo bien el fuerte olor a olivo o a las aceitunas a las salidas de algunos poblados y ciudades al viajar en carretera. Que buen post.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo vivo entre olivos, desde siempre, y formo parte del proceso de producción del AOVE con mi pequeña explotación de olivar.

    Las flores son muy bonitas, pero las prefiero en imagen, dada mi alergia.

    Has hecho unas fotos maravillosas y me parece perfecto incluir esta entrada en este proyecto, más que perfecto es ideal

    ¡Besos mil!

    Por cierto, gracias por colgar mis recetas cuando yo no llego. Nunca te lo digo, pero lo agradezco profundamente. Ya sabes cómo voy de tiempo siempre

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, pero que entrada más didáctica has hecho, me parece fantástica!! Es verdad que la flor del olivo no llama demasiado, y eso, que aunque es pequeña, es muy bonita también. Tengo que decirte que yo no suelo acercarme a los olivos en flor porque le tengo alergia, algo tiene la flor que me ahoga, pero cuando están las aceitunas para recoger si que me acerco...
    Un bst.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, generalmente nos quedamos en la superficie de las cosas y no nos paramos a mirar detenidamente y observar. Nos perdemos todo lo más bello que pasa desapercibido ante nosotros. Nos has regalado un post precioso, además de perfectamente documentado. Sinceramente , he disfrutado, es hermoso.
    El mes de mayo me trae bonitos recuerdos de mi niñez en el colegio, con aquel mes de María, llenando la clase de bonitas flores que llevábamos a una pequeña Virgen que nuestra maestra ponía en una estantería. Mi madre tenía una mano especial para las flores, decía que había que hablarles para que florecieran con todo su esplendor. Teníamos un patio grande lleno de macetas, rosales, ficus, un pacífico, níspero, jazmines...
    Aquí, donde vivo en Sevilla, tengo la suerte de poder pasear por calles llenas jardincitos que ahora lucen preciosos, llenos de flores y de naranjos; también, un hermoso parque por donde pasear cada mañana oliendo a hierba fresca- Esta pandemia no ha traído nada bueno, pero me ha hecho parar para disfrutar de estas grandes cosas y momentos, con menos prisas.
    Bueno, pues no sigo que no voy a parar, jjjjjj.
    ¡¡Mil gracias Marisa, un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa.
    Que fotografías mas bonitas. La primera me parece de exposición.
    Y el post es de lo mas bonito y muy interesante. Aquí al lado de mi casa hay olivos en un parque, pero son muy viejos. Mañana voy a míralos a ver si tienen flores.
    Gracias por ensenarnos tantas cosas.
    Besinos
    El toque de Belén.

    ResponderEliminar
  16. Interesante, Marisa, por aquí tenemos algunos olivos y la verdad es que cuesta de ver flor cuando estás en la ciudad de Barcelona. Pero cuando sales fuera así. Es una maravilla. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.