Tapa de caballa en escabeche naranja-limón

18 Comentarios




Hace ya más de diez años, en los inicios del blog, preparé un escabeche especial de caballa con cítricos. La caballa es uno de mis pescados favoritos, cocinada de todas las maneras y en conserva; los escabeches también forman parte de mi tradición culinaria. Hay muchas recetas con caballa publicadas y también algún escabeche. Como éste lo repito bastante y ya nadie lo visita en el blog, creo que ya ha cumplido años suficientes, para repetir las fotos y rescatarlo de su olvido. Está tan bueno que lo merece. Entonces, lo publiqué sólo para prepararlo con la TMX. Ahora, como es habitual, os pongo también el modo tradicional. Aunque la receta es la misma, la actualizo y os la sirvo en forma de tapa.

No os extrañéis al leer entre sus ingredientes la canela, estoy segura, de que a los que os gusta, no os importará el sabor que aporta al escabeche. Los cítricos combinados también son un acierto, así como la pimienta. Para mí es importante que el vinagre sea de calidad y que el escabeche no sepa demasiado fuerte a vinagre.

Si la probáis, la adoptaréis sin duda. Se me olvidaba porque es algo obvio, que la caballa que compremos sea fresca. En este caso, pedí al pescadero que la cortara a rodajas y tras cocerla al vapor, fui yo la que con cuidado le fui quitando las espinas. Me gusta servirla con los ingredientes del escabeche, pero podéis desecharlos y dejar sólo el caldo.

Preparad un buen vino y un buen pan. No necesita nada más. Si tostáis el pan, también podréis disfrutar de un bocado delicioso, pero diferente.

Seguro que se os ocurren más ideas. ¿Me las contáis?
Ingredientes

- Caballas 2 o 3 según tamaño
- 200 g de cebolla dulce
- 16 dientes de ajo
- 60 g de zanahoria en rodajas finas
- 2 hojas de laurel
- 100 g de vino blanco
- una pizca de azafrán en hebras
- 1 palo de canela en rama
- 1 piel de naranja ecológica ( sin la parte blanca)
- 1 piel de limón ecológico ( sin la parte blanca)
- 100 g de aceite de oliva virgen extra
- 100 g de vinagre de Jerez (esta vez usé uno ecológico)
- unos granos de pimienta negra
- sal
- 500 g de agua

* cesta vaporera para cocer si no se tiene TMX
* un recipiente (el mío el pyrex classic con tapa) para conservarlo refrigerado.

Antes de empezar…

- Pedir al pescadero que nos quite la cabeza de las caballas. En esta ocasión, me la cortó a rodajas, pero se puede quitar la espina central para facilitar el trabajo posterior.

- Raspar las zanahorias y cortarlas en rodajas.

- Quitar con un pelador, la piel de la naranja y del limón, cuidando de que no quede nada de parte blanca.

- Pelar la cebolla y cortarla en trozos no muy grandes. Pelar dos de los ajos y dejar con piel el resto.

- Colocar la caballa en el recipiente varoma previamente untado con aceite. Taparlo y reservar.
Preparación en TMX

- Poner la cebolla y los dos dientes de ajo pelados en el vaso. Triturar programando, 20 segundos, velocidad 4. Bajar los restos con la espátula.

- Agregar el resto de ingredientes al vaso, colocar la tapa y la bandeja varoma en su posición. Programar, 22 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Quitar el recipiente varoma con cuidado y dejarlo sobre su tapa. Esperar a que se enfríe la caballa.

- Pasar el contenido del vaso a un recipiente (el mío de cristal).

- Pasar el contenido del vaso al recipiente de cristal.

Preparación tradicional

- Verter en una cazuela todos los ingredientes del escabeche, excepto el vino, el vinagre y la sal. Cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos.

- Añadir el vino y dejar que se evapore el alcohol. Agregar ahora el agua, el vinagre y la sal.

- Colocar los trozos de caballa en la cesta vaporera y ésta sobre la cazuela. Tapar y cocinar durante 20 minutos.

- Pasar el contenido la cazuela al recipiente de cristal.
Finalización de la receta

- Quitar las espinas y la piel de la caballa. Desmenuzarla con los dedos en trozos controlando que no queden espinas. Ir pasándolos al recipiente con el escabeche y dejar macerar en la nevera. Es mejor comerla de un día para otro.

- Servir el escabeche frío.

Notas:

- Aunque mi caballa estaba cortada en trozos con espina central, para esta receta, es mejor pedir que nos la quiten.

- La cesta vaporera se puede abrir de 14 a 23 cm, por lo tanto, la cazuela tiene que tener un diámetro en el que se pueda colocar perfectamente.

- Si la caballa queda cubierta por el escabeche, se conserva bastante tiempo en la nevera.

Bon profit!

Otras recetas de escabeche y de caballa.


18 comentarios:

  1. El escabeche es una de esas comidas que he ido aceptando a lo largo del tiempo, ya que nunca ha sido de mis preferidas, el pescado en concreto me gusta más asado, pero también tengo que respetar que le apetezca a los demás, en concreto el de caballa.
    Hay muchas recetas que también yo debiera rescatar de mis comienzos, por las fotos y por perfeccionar alguna que otra, sin ir más lejos tu escabeche, que veo más completo. Todo llegará, tengo que dejar pasar algún tiempo todavía, que se me acumula el trabajo.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Suelo preparar unos lomos de caballa marinados con cítricos y en casa nos encanta así que me hago una pequeña idea de lo rico que puede resultar este escabeche con matices cítricos. Con buen pan ya no se necesita mucho más para ser feliz. Me guardo la receta para cuando nos toquen caballas en la cesta del mar de la semana.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. En casa el encargado de los escabeches es mi marido, yo no soy muy adicta pero me ha gustado esta receta con piel de cítricos y ya la he guardado, el día que encuentre caballa la pondré en práctica. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Un plato de pescado muy ricamente preparado. Se ve que el escabeche te quedo delicioso con los toques de canela y el vinagre de jerez, que le aportan un sabor especial. Me voy con antojo de caballa!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa, muy fan del escabeche y este tiene una pinta de lujo. Me encantan los cítricos y quedan de cine, al verdad que dan ganas de comerselo todo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la caballa y con este escabeche creo que no voy a dejar nada
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  7. No se si mi comentario se añadió me parece que no 🤔 por eso te vuelvo a poner que no hago mucho escabeche y la verdad no se porqué 🤷 viendo esta caballa me animaré seguro 😉besinos wapa

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa!! No suelo preparar muchos escabeches, de hecho, creo que sólo he hecho una o dos veces. También me gusta la caballa, así que no dudo de que me encantaría el tuyo, y por supuesto, a los amantes de la canela como yo, no nos importa que esté siempre presente aunque sea en un escabeche. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. El toque de naranja le debe ir que ni pintado a la caballa. Una tapita par disfrutar con un buen pan de los tuyos. Besitos preciosa!

    ResponderEliminar
  10. Qué buena receta Marisa. Me gusta la caballa, lo que no me gustan son sus espinas...hay que tener cuidado.
    Qué toque más rico el de naranja haciendo un guiño a tu tierra, y el aporte de canela también me ha gustado. En sí con todos estos ingredientes conseguiste un escabeche espectacular.
    Un achuchón y feliz día.

    ResponderEliminar
  11. Una receta exquisita Marisa, la canela le dará un buen toque. Recuerdo que mi abuela paterna la incluía en muchos platos (yo también), incluso en la fideuá un poco le da un toque diferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa
    Yo no soy muy fan de la caballa, a mi marido le encanta aunque a mi nada, reconozco que con un escabeche así tiene que estar deliciosa, igual me animo y le doy un gusto a mi marido, es locura la que tiene por la caballa, tengo que probarla...Besss

    ResponderEliminar
  13. Soy muy fan de la caballa Marisa, así que me apunto a esta tapa encantada. Llevo bastantes semanas desaparecida, soy consciente, pero el trabajo me tiene esclavizada ja ja ja Por cierto ¿sabes algo de tu vacuna? Entiendo que por edad no te correspondería aún pero sí por ser grupo de riesgo. A mi padre lo vacunaron el pasado viernes y a mi madre la acaban de llamar para vacunarse este viernes, crucemos los dedos para que no pase nada y pueda recibir su primera dosis (por cierto eres la primera en enterarte)

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los escabeches, tanto de pescado como de carne. También me gusta servirlos con las verduras del escabeche porque para mi gusto también están muy buenas. Una receta perfecta para aprovechar la temporada de caballa, ahora que está en pleno apogeo y se encuentran muy buenas en el mercado.
    Los cítricos quedan muy bien en este tipo de recetas. Lo que nunca he usado es canela, pero como lo que me gusta, ya estoy tardando en probarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa, nada más rico que la caballa. En Huelva es muy típico tomar caballas asadas en verano y yo las preparo de muchas formas. Sin embargo nunca las he hecho en escabeche y el tuyo es de lo más original. Muy de mi gusto pues cítricos y canela son combinaciones deliciosas. Veo esos trozos tan limpios de espinas y frescos que me entran ganas de tomarme esa tapita con mucho gusto. ¿A qué hora es el aperitivo?
    ¡¡Mil besos amiga!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa, me encanta la caballa en escabeche, casualmente la preparé la semana pasada porque ya tocaba, pero desde luego para la próxima pienso probar con una cosa que nunca se me hubiera ocurrido y que tu haces, ponerle canela, me ha sorprendido y encantado ese detalle, tiene que darle un punto buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Muy buena receta sin lugar a duda en el que un buen escabeche requiere de la materia prima y con lo que he visto de todo lo que le has introducido y realizado creo que sobra todos los piropos que se le puede decir a esta receta.
    Es algo que tengo en pendiente y es hacer unas albondigas con las caballas y la verdad que estamos en epoca de ellas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Hola, Marisa:

    En casa, a mi "costi" le gustan mucho los escabeches de carne. Yo no puedo tomar hoy en día escabeches y, menos aún, si son muy fuertes. Los suaves, sí puedo tomarlos un poquillo, de forma esporádica. Mi favorito es el de huevas de pescado. Esta tapa de caballa tuya tiene una pinta espectacular y seguro que con el punto de la naranja estaba para chuparse los dedos y relamerse de gusto. Cuídate mucho, guapa.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.