Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Maritozzi romano


Hoy me da pena presentaros mi receta, pero no es por la receta, que es una maravilla, es porque el reto CRI de mi amiga Maggie, El cajón desastre de Maggie. Se termina. Lo inició el 3 de febrero de 2014, hace mucho y eso es un gran éxito. Su objetivo era dar a conocer la cocina tradicional italiana y lo ha cumplido con creces. Ha sido un placer participar siempre que he podido adaptar las recetas a mi dieta. Ésta es la edición nº 48 + dos ediciones de Navidad, un recetario de cocina regional italiana con 100 propuestas, es una maravilla ¿verdad? 

En esta ocasión no nos propone recetas, nos da a elegir una receta salada y/o dulce que no hayamos podido hacer aún. Si pincháis aquí, podréis ver todo el listado del reto. 

Pasé un buen rato revisando todo el listado, las que había excluido por no ser aptas para mí, seguían excluidas, iba siendo complicado elegir hasta que encontré estos panecillos dulces. No los recordaba y tuve claro que los iba a hacer, pero esta vez, Maggie, he decidido no seguir al pie de la letra la receta, preparando un prefermento y no rellenándolos de nata. No puedo tomarla. 

Estos panes tienen historia. Os cuento un poco. 

Ya en la época de los romanos había panes endulzados con la adición de miel y pasas, y el Maritozzo parece derivar de esta antigua especialidad. Parece que en la Edad Media estos panes se comían especialmente en Cuaresma, preparados de una manera ligeramente diferente: el tamaño era más pequeño, el color más oscuro, la masa enriquecida con pasas, piñones y fruta confitada "Er santo maritozzo", fue una de las pocas exenciones otorgadas al ayuno del período. 

Además, según una tradición posterior, el Maritozzo también se convirtió en el obsequio que el prometido le dio a la novia prometida el primer viernes de marzo (el día de San Valentín de hoy). En este caso, el pastel tenía una decoración de azúcar en la superficie que representaba dos corazones perforados, y a veces ocultaba un anillo o un pequeño objeto de oro. El origen del nombre deriva de la deformación burlesca del "marido", a lo que también contribuye la forma vagamente fálica, subrayada por la paeta romana Gioacchino Belli ('800) que los describió como: "panes de forma romboidal compuestos de harina, aceite, azúcar y algunas veces fruta confitada, anís o pasas ... se consume mucha Cuaresma en estos panes » 

Hoy, el Maritozzo es un postre clásico de café, simple o relleno de crema o crema batida, y un sándwich salado relleno de burrata y pescado. 

Maggie ya indicaba que era la masa que mejor le había salido, yo no solo afirmo que estos panecillos están deliciosos, sino que los repetiré muchas más veces. No llevan mantequilla, no llevan azúcar, son poco dulces, quedan blanditos, esponjosos, con la corteza dorada, con un ligero sabor a naranja… no son pecado, están muy buenos. Congelé la mayoría de ellos y dejé unos pocos en una caja metálica. Al día siguiente, habían perdido esponjosidad, pero seguían estando blandos. Os lo recomiendo. Id pensando algún relleno y no dudéis en utilizarlos para los niños. Con estos bombones, un poco derretidos, para disfrutar con cada bocado.

Mil gracias Maggie. Tarde, pero he llegado a tiempo y he probado una masa de pan enriquecida, con historia y no complicada. Gracias por mostrarnos muchas recetas e historia de la cocina regional y tradicional italiana. Sabes que voy a echar de menos tu reto y no dudes, que ha sido un placer enorme participar cada mes durante tanto tiempo. 

Si queréis ver las recetas saladas que se publicaron ayer, pinchad aquí y si queréis ver el resto de recetas dulces, pinchad aquí.





Ingredientes para 19 panecillos de 50 g cada uno

Prefermento 

- 80 g de leche 
- 5 g de levadura de panadería fresca 
- 80 g de harina de fuerza

Masa de pan 

- 50 g de aceite de oliva virgen extra 
- 45 g de azúcar de abedul o azúcar 
- 100 g de huevos batidos 
- 10 g de miel 
- 140 g de leche desnatada 
- 5 g de levadura de panadería fresca 
- la piel de una naranja 
- 250 g de harina floja 
- 200 g de harina de fuerza 
- 50 g de harina integral de trigo (pueden ser 500 de harina panadera en total) 
- 70 g de pasas remojadas en ron (no puse) 
- 40 g de piñones (puse menos) 
- 10 g de sal (no puse) 

Para el pincelado 

- 1 clara de huevo 
- 15 g de azúcar de abedul o azúcar (yo una cucharadita)




Antes de empezar… 

- Cubrir la bandeja con papel de horno. 

- Si se van a utilizar las pasas, ponerlas a remojo en ron. Reservar. 

- Batir los huevos y pesar 100 g.

- Rallar la piel de la naranja.

Preparación en TMX 

Prefermento 

- Poner en el vaso la leche y la levadura. Programar, 30 segundos, velocidad 3. 

- Agregar la harina y programar, 30 segundos, velocidad 3. Pasar la masa a un bol, taparlo con film y dejar leudar como mínimo 1 hora o hasta que doble su volumen. Queda muy blando, por lo tanto, ahorraríamos la limpieza sin lo preparamos de forma tradicional, disolviendo la levadura en la leche tibia y agregando la harina después. 

Masa de pan 

- Poner un bol sobre la tapa y pesar el aceite. Reservar. 

- Poner el azúcar de abedul o azúcar en el vaso limpio y seco. Agregar el huevo, la miel, la leche, la ralladura de naranja y la levadura. Programar, 1 minuto, velocidad 3. 

- Agregar la harina y el prefermento. Programar, 3 minutos, velocidad espiga. Ir vertiendo el aceite por el bocal sin quitar el cubilete. La masa quedará lisa y un poco pegajosa.

- Añadir las pasas, los piñones y la sal. Programar, 2 minutos, velocidad espiga. Pasar la masa a un bol grande y cubrir con film o un paño. 




Preparación tradicional

- Poner el aceite en un bol y pesarlo. Reservar.

- Mezclar el azúcar de abedul o azúcar con el huevo batido, la miel, la leche, la ralladura de naranja y la levadura. 

- Agregar la harina tamizada y el prefermento. Mezclar con los dedos y dejar reposar unos minutos. Ir vertiendo el aceite poco a poco y amasar hasta que esté integrado. La masa quedará lisa y un poco pegajosa.

- Añadir las pasas, los piñones y la sal. Volver a amasar hasta que estén integrados en la masa. Pasar la masa a un bol grande y cubrir con film o un paño. 

Leudado y boleado

Dejar leudar en ambiente cálido durante 3 horas. Yo la tuve a 23º y pasadas las dos primeras horas, hice unos pliegues.

- Pasar la masa a la superficie de trabajo un poco enharinada.

- Dividir la masa en panecillos de unos 40-50 g, bolear y dar forma. Ir colocándolos sobre la bandeja. Cubrir la bandeja con una bolsa de plástico y dejar reposar 30 minutos más. 

Horneado 

- Introducir la bandeja en el horno. Hornear a 180º durante 10-15 minutos hasta que estén dorados. 

- Sacar la bandeja del horno y dejar que se enfríen los panes sobre una rejilla. 




Notas: 

- También, si se desea, se puede fermentar la masa en bloque introduciendo el bol en la nevera durante 6 horas o durante toda la noche para hornear al día siguiente. Yo no tenía tiempo y preferí hacerlos en el día. 

- Para pintarlos batí una clara de huevo y le añadí una cucharadita de azúcar de abedul. Me sobró y la congelé junto a la yema y otra clara que ya tenía congelada. Ya veremos qué uso le doy. He leído en recetas que los pintan también después de horneados o los pintan con yema mezclada con nata.

Bon profit!

Fuente de la información aquí.

Comentarios

Publicar un comentario

  1. He visto algunas veces los retos de Maggi sobre cocina italiana y me han gustado, pero excepto la participación en vuestros proyectos, que no exigen fecha, ni recetas determinadas, he participado en pocos. Los panecillos, con historia, que has preparado hoy no te han podido quedar más bonitos, de sabor no voy a hablar porque ya imagino lo ricos que están y no quiero empezar a salivar. Como colofón a un reto que te ha sido importante, no has podido elegir mejor. Buen trabajo.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Marisa , estos bollinos me encantan , yo por el pan y la bolleria casera me muero , te quedaron geniales
    besinos

    ResponderEliminar
  3. Que bollitos mas lindos Marisa, son ideales para despedir este reto que tanto vamos a echar de menos.
    A ver que nos espera de sorpresa final porque esta Maggie siempre tiene un as bajo la manga jajaja...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Hace casi dos años que los hice con relleno y nos gustaron mucho.
    Los tuyos han quedado muy bien, se ve la miga perfecta, buena idea acompañarlo con esos bombones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ostras pues no lo conocía pero la haré. Receta anotada 🧡

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa. Ya sabes que no soy muy de masa pero lo que nadie me quita es poder disfrutar, aunque sea visualmente, de las delicias que preparas tanto en recetas como en pan. Y al ver estos panecillos ha sucedido que los imagine delante de mi tratando de cogerlos, al menos uno de ellos, para poder saborearlo. Y es que tienen que estar deliciosos. Me ha gustado mucho rellenarlos con bombones y si son de licor tanto mejor jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Marisa querida, esto se llama ponerle la guinda al dulce, o en tu caso el bomboncito al panecillo, es la versión más chic y golosa de la clásica merienda Pan con Chocolate, que nunca he visto, y conociendo tus gustos, seguro habrás disfrutado como una niña.
    Lástima que termine un reto que tanto placeres os ha dado, yo no participo en ninguno porque no puedo cuadrar tiempos y recetas, pero me gusta verlos. La verdad es que nada es eterno, pero quizás algún día volváis a hacer algo nuevo, como pasó con tu reciclando, renovarse o morir, y mira ahora las alegrías que te da tus nuevos proyectos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa!. No conocía estos Maritozzi, han estar muy buenos los rellenes de lo que los rellenes. Los pongo en pendientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Qué maravilla, no los conocía y he disfrutado no sólo viendo la delicadeza de su forma, leyendo e imaginando su sabor, sino su historia. Nos has hecho viajar a Italia con una genial receta y un magnifico post. enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Una pena que se acabe el reto. Nunca pude participar pero me encantaba mirar vuestras aportaciones. Creo que le pones un broche de oro a esta etapa con estos panecillos. Por cierto a mí la nata no me gusta así que me encanta tu cambio ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. A que son cukis???? son una monada!!!! Ya sabes que yo les pondria mucha nata pero es que con el chocolate deben estar de vicio igual! me encanta todo de esta receta, hasta el nombre mola! Muy buena elección para la despedida que, cuando menos, ha sido supergolosa! Besotes

    ResponderEliminar
  12. Son preciosos los bollitos, una receta perfecta para cerrar este reto, con toda seguridad los horneare, estoy con la goma de las masas y tu receta es ideal!!! Abracitos

    ResponderEliminar
  13. IA verdad que es una pasada de reto��con unas recetas fantasticas. Esta sin duda es una muestra de ello. Me voy a meter a fondo en ese reto...�� aunque me lleve tiempo ����besinos

    ResponderEliminar
  14. Marisa, unos maritozzi buoni! Me han encantado, no los he probado nunca aunque me recuerda a un bollito que se encuentra en Sicilia y que se rellena con crema pastelera o chocolate, los “iris” palermitanos.
    Los voy a hacer prontito, aunque no comemos casi pan m, esta receta bien merece la pena. Eso de poder probar un maritozzo con un café con leche me encantaría. Auguri por este reto de Maggie y su trabajo también de tantos años con este esfuerzo que significa administrar un blog y un reto con tanta participación.
    Mil besos y te deseo un día estupendo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa, hablamos de estos bollitos y ahora los veo en la receta, son una delicia, queda guardada para posteriores. Se acaba el reto, pero seguro habrás otras puertas que se abren y hacéis algo diferente, Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. Marisa, con solo ver las fotos se sabe que estos bocados te han salido riquísimos!!! No hace falta que tú nos lo digas.
    Una pena lo del fin del Reto, aunque bueno... yo no participé nunca.
    Todo tiene una comienzo y un final y lo habéis despedido a lo grande.
    Enhorabuena a todos los participantes!!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Uummmmmmmmmmm pintaza tienen esos bollitos ,de buena gana daba cuenta de uno seguro que estaban de muerte relenta no lo siguiente.
    Para no variar la receta y presentacion son de 20 points.
    Una pena que se termine el reto aunque nunca he participado si veia lo que haciais.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  18. Curiosa y bonita historia, la de estos bollitos. Y un aspecto impresionante, con que estén la mitad de ricos de lo que parecen, ya merece la pena hacerlos. Me llevo la receta y aunque las masas no son lo mío, intentaré prepararlos, pues no parecen muy difíciles.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Hola Marisa, qué rico pan con chocolate, era y es mi merienda preferis¡da, qué cosa tan rica. Este pan tuyo con el chocolate, tan elegantemente presentado y sabiendo que el pan es inmejorable ,sería para mí el mejor de los manjares; y no exagero que aunque andaluza estoy dicinedo una verdad más grande que un templo. Los retos , como todo tiene su final, sequro que lo has pasado en grande y habrás sacado lo mejor de él.
    Mil besos Marisa y bunea noches!!

    ResponderEliminar
  20. looks beautiful.. lovely buns to start the day,yummy!

    ResponderEliminar
  21. Mi Marisa por fin me paso a verte, es una alegría retomar (que me ha costado, por cuenta de aprovechar días de sol y calorcito por acá). Me has recordado estos panecillos que salen tan ricos y son muy sencillos, el reto acaba pero por acá seguiremos. Nos topamos en el camino por Maggie es verdad, ha sido muy grato compartir y aprender con ella y claro con cocinas y retos como el tuyo (me tengo que poner las pilas en ello). 

    ...de la cita de la entrada con Clarice L. me encanta esa mujer, es una escritora que me gusta, leí varios libros de ella, es una mujer que en sus escritos plasma mucho la soledad, con aires de melancolía, muchas veces de tristeza; pero me gusta leerla en portugués claro está, con ella se siente ese desgarro en la manera que escribe, se siente lo que lleva por dentro, tengo que volver a leerla, porque vale la pena. 

    Me llama la atención que le has cambiado la forma a los panecillos, pero la forma es solo eso, el sabor y textura perduran. Te mando un beso grande y ya estaré de nuevo por aquí revoloteando. Picos grandotes mi bonita, que tengas un lindo fin de semana

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.

Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Lo último en Pinterest