Naranjas y peras confitadas en almíbar. En buena onda

2 Comentarios


Quería probar otra forma de confitar naranjas diferente a la receta que ya publiqué, la Naranja confitada en microondas Mi idea era que quedaran más jugosas y un poco más dulces para utilizarlas en el Roscón de Reyes con biga y sin azúcar, de este año, pero que no se secaran demasiado al hornearlas, también se pueden quemar si ponemos el horno a mucha temperatura. La razón, que las preparamos con edulcorante y practicando es como se aprende. 

Me ha encantado el resultado. La corteza de la naranja queda menos dura y la pulpa, rica, rica. La pera, una delicia, tanto, que haré más. Si a todo ello, añado que en el Roscón, quedaron perfectas, ya se quedan en mi cocina. 

Como son con azúcar de abedul, a lo mejor si las hacéis con azúcar, necesitáis menos tiempo. 

He utilizado el microondas, esta receta se va a acompañar a las demás ya presentadas en nuestro proyecto En buena onda. Os gustará seguro. 
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en los logos. Os invito a participar.

También encontraréis todas las recetas en Instagram (@enbuenaonda_) y en nuestra página de Facebook (En Buena Onda).
Ingredientes 

- 300 g de agua mineral 
- 100 g de azúcar de abedul o azúcar 
- 2 naranjas pequeñas y una pera Rocha 

* plato grande apto microondas de 32 cm o de 26 cm

Antes de empezar… 

- Lavar muy bien las frutas. Si son ecológicas mejor. 

- Cortar las naranjas y la pera en rodajas lo más finas posible.
Preparación en microondas

- Calentar en el microondas el agua unos 10 segundos. 

- Agregar el azúcar de abedul o azúcar y mezclar con unas varillas para que se disuelva bien. 

- Colocar las rodajas en el molde, separadas unas de otras. Verter por encima la mezcla de agua y azúcar. 

- Programar, 9 minutos a 750 W. Controlar la cocción y repetir programando 9 minutos a máxima potencia cuatro veces más. Un total de 36 minutos. A mitad de la cocción, con mucho cuidado, dar la vuelta a las rodajas que ya habrán cogido brillo. El líquido también se habrá reducido. Es importante controlar los tiempos porque cada microondas no es igual. 

- Pinchar con un tenedor la piel de la naranja. No tiene que quedar muy seca. Si es necesario, añadir 3 minutos, 750 W. Dejar enfriar sin sacar el recipiente del microondas. 

- Al final, la fruta estará brillante, confitada, pero no seca y el líquido se habrá reducido convirtiéndose en almíbar. Si es necesario durante la cocción, se puede añadir un poco más de agua mezclada con azúcar.

Bon profit!

2 comentarios:

  1. Tremendamente interesante tu receta, práctica y a juzgar por las fotos, con un resultado espectacular. ¡Si es que las frutas se salen de la pantalla! Me la llevo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa, vuelvo a esta activa en el blog y ya haciendo las visitas retrasadas pues aunque ya las había visto no me he parado a comentar y ahora es cuando realmente estoy disfrutando de todas las recetas que me ha perdido. Son unas frutas deliciosas, un acierto para ponerlas en los roscones pero pasadas las Navidades podemos seguir dando mucho uso. Mil gracias por estos dulces sanos y sin azúcar, seguimos adelante!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.