Sopa de verduras con remolacha. 1 +/- 100, desperdicio 0

12 Comentarios


Compré remolachas a finales de octubre para preparar los Pétalos de remolacha asada y después, el Timbal templado con vinagreta de melocotón asado. Como ambas recetas las publiqué a principios de noviembre, está claro que la remolacha que quedaba en el cajón de la nevera llevaba allí desde entonces. Después de Reyes, comprobé que no se había estropeado y como también tenía unas zanahorias bailando junto a ella, me puse con esta crema que en principio iba a ser sólo de calabacín.

Son dos recetas seguidas de sopa, totalmente diferentes, pero adecuadas para alegrar nuestro estómago en estos días de frío. Me alegro de haberla preparado porque está muy buena y es sana. Una sopa con un bonito color, con muchos nutrientes y texturas.

Mi remolacha era “fresca”, pero si la que tenéis o compráis es cocida, basta con que la añadáis al final de la cocción, justo antes de triturar la crema.

Es más una sopa que una crema debido a la cantidad de líquido que utilizamos, pero si la reducís, esta sopa calentita se convierte en crema en seguida. La guarnición y el uso del jengibre molido, es opcional y está claro que podéis elegir ingredientes a vuestro gusto. El aceite se incorpora al final y normalmente lo añado al principio, es otra de las cosas que distingue a esta sopa de las cremas y sopas, anteriormente publicadas.

Y como esta sopita calentita es el resultado de un reciclaje longevo, pero delicioso, va a acompañar perfectamente al resto de aportaciones de 1 +/- 100, desperdicio 0 de este mes. Si quieres ver el resto, pincha en el enlace y si quieres saber más del proyecto, pincha en el logo.

Feliz fin de semana.
Ingredientes 

- 150 g de zanahorias 
- 150 g de puerro 
- 100 g de patata 
- 400 g de calabacín blanco 
- 80 g de remolacha 
- sal y pimienta
- 800 g de agua 
- 20 g de aceite de oliva virgen extra

Cobertura 

- pistachos 
- semillas de sésamo blanco 
- jengibre molido 
- piñones 
- queso fresco 0% mg 
- tostas de pan

Antes de empezar... 

- Pelar las zanahorias, las patatas y la remolacha. Cortar en trozos. 

- Lavar los calabacines y cortarlos en trozos. 

- Quitar la hoja externa de los puerros, cortar la base y parte del tallo. Abrir un poco y lavar las hojas por dentro. 

- Pelar los pistachos. 

Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso la zanahoria y el puerro. Programar, 5 segundos, velocidad 8. Bajar los restos con la espátula. 

- Incorporar la patata, el calabacín, la remolacha, la sal y la pimienta. Programar 10 segundos velocidad 8. Para triturar bien, es necesario introducir la espátula por el bocal e ir removiendo. 

- Agregar el agua y programar, 30 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Terminada la cocción, esperar a que baje la temperatura e incorporar el aceite. Programar 1 minuto, velocidad progresiva 5-10. Comprobar la textura y si es necesario, programar unos segundos más.
Preparación tradicional

- Poner en una cazuela todas las verduras (cortadas en brunoise), la sal y la pimienta. 

- Agregar el agua y cocer unos 30 minutos o hasta que estén hechas. 

Terminada la cocción, dejar que se enfríe un poco e incorporar el aceite. Triturar hasta obtener la textura deseada.

Servimos la crema 

- Adornar la superficie de la crema con los pistachos, los piñones y las semillas de sésamo. 

- A un lado, colocar una cucharada de queso fresco. 

- Espolvorear con un poco de jengibre molido. 

- Acompañarla con tostas de pan. 

Bon profit!

12 comentarios:

  1. Pero si acabo de salir de tu cocina donde me encontre con una sopa de pescado de 10 y ahora otra de las que no tengo probado con remolacha, que por cierto aun las tengo en el huerto .... la tengo que probar , bssss

    ResponderEliminar
  2. wow.. super yummy soup, looks delicious!!

    ResponderEliminar
  3. Qué rica sopa Marisa! Sana y colorida, que también se come con los ojos. Me alegra que te gustaran las alcachofas. Encantada de participar en tus proyectos. Un fuerte abrazo perla. BSS!

    ResponderEliminar
  4. Qué buena sopa, en casa nos gustan de ambos modos ya sean claritas o contundentes, nunca suelo poner la misma para que no se cansen, especialmente mis padres que gustan de un plato calentito para cenar casi a diario. Este año estamos dando buena cuenta de las calabazas, aunque con otras verduras combinadas, seguro con remolacha casaría bien, me llevo tu idea para variar de vez en cuando. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa! Tu sopa se ve muy rica, la remolacha le da bonito color y siempre esta verdura va bien con la zanahoria, además de lo nutritivas que son. Me gusta que agregas esos pistachos y piñones que le dan textura a la sopa, siempre me gusta así, por lo general agrego croutons, pero me gusta tu idea con semillas.
    Un besito y que tengas feliz día!

    ResponderEliminar
  6. En cuestión de sopas o cremitas de verduras no tengo problema, me gustan todas, remolacha aún no le he puesto a ninguna, pero dame tiempo y verás. Con el color tan bonito que le ha quedado a la tuya y esa cobertura, dan ganas de probarla más pronto que tarde.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo soy muy de sopas y cremas, pero como normalmente las hago para mí sola porque a mis hijos no les gusta mucho, pues no las hago con frecuencia. El jengibre debe darle un gusto super rico y me gusta mucho la idea de los frutos secos, qué pintaza...
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado Marisa!! Y la cobertura la completa mucho.
    A mi me gusta hacer las cremas con caldo de verduras pero con todas las que tu le has puesto creo que ha creado todo el sabor que necesita para estar deliciosa.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa,
    esta sopa me encanta y me viene de perlas estoy con una gripe vamos que no me apetece nada pero al ver tu sopita me ha entrado hasta prepararla,gracias por us recetas.
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa. La remolacha me gusta mucho aunque fresca no la he utilizado. Suelo preparar la cocida en ensaladas ya que tiene un sabor muy rico.
    Con lo lleva esta sopa no me cabe duda de que estará deliciosa y con un color muy llamativo, además con la cobertura que le has puesto con esos frutos secos sin duda le han dado un valor añadido. Exquisita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Marisa , que sopa mas buena , rica y super sana
    besinos

    ResponderEliminar
  12. Una sopa para uitarse el sombrero. Lasremolachas en cremas son una delcia, las hago con frecuencia , tanto en versión fría como caliente.Dagusto ver el color que tiene y lo ricas quue la has acompañado. Tú para aproveechar restos, pero dan ganas de hacerlas expresamente, no hay que esperar a tener restos para disfrutarla.Un beso!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.