Leche merengada de Imma, 1 +/- 100, desperdicio 0

11 Comentarios


La leche merengada me gusta muchísimo y en algunas heladerías la puedo encontrar sin azúcar. Lo que no puede ser, es que no esté todavía en el blog. Una receta tradicional que se puede consumir como bebida, pero sobre todo, helada. A los que nos pirra la canela, espolvorearla por encima, es un placer. 

En la TMX es mucho más sencilla y hay diferentes formas de prepararla. Muchos añaden cubitos de hielo y la hacen en menos tiempo, pero yo no quería añadirle agua; quería leche con sabor concentrado a canela y limón. 

El verano pasado, guardé la receta de mi amiga Imma, Menjars de la muntanya, que es un poco diferente. Empecé a buscar preparaciones con TMX y me quedé con la de PepeKitchen en la Blogosfera TMX. Como indicaba antes, no quería añadir hielo y como en la receta de mi amiga, tampoco lo lleva, ni yo nunca la hice así, uní ambas, con muy pocos cambios y el resultado ha sido perfecto. 

Preferí usar leche fresca entera porque la compré para otra preparación y no pude utilizarla. Como yo no tomo nunca leche entera, tuve claro que haría leche merengada para agasajar a unos amigos y no tener que tirarla. Añadí más cantidad de leche y así poder terminar la botella, reduje la cantidad de azúcar (de abedul) y seguí el método de Imma, de agregar un poco de maicena. 

Como es una receta en la que intento que la leche, que tiene una fecha de consumo limitada, no se estropee, esta leche merengada se va directamente a mi proyecto 1 +/-100, desperdicio 0. Parece mentira que ya estemos en septiembre. La blogosfera se va a ir despertando poco a poco, la vuelta al cole es inminente y por aquí sigue el calor y refresca ya un poco por la noche.

Vale la pena que reviséis, si no lo habéis hecho ya, las publicaciones de este mes,y las de los anteriores. Sólo tenéis que pinchar en la etiqueta 1 +/-100, desperdicio 0, o en el de los Recopilatorios de 1 +/-100, desperdicio 0 que he creado y está también en el banner. Ahí cada mes, enlazaré la entrada en la que estarán colgadas todas las aportaciones. Espero que os sea de utilidad. Pinchad en el mes deseado y buscad al final todas las fotos que llevan a los blogs participantes. No os las podéis perder.

Os gustará seguro esta leche merengada. Un clásico del verano, casera y que está de lo más buena. 
Ingredientes

- 1450 g de leche fresca (entera, desnatada, semi)
- 2 cucharadas de maicena 
- 200 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- la corteza de 1 limón (bio) 
- 1 palo de canela 
- 4 claras de huevo

Antes de empezar…

- Lavar bien el limón y pelarlo, cuidando que no quede nada de parte blanca. Mejor hacerlo con un cuchillo afilado o un pelador de verduras.

- Pesar el azúcar de abedul o el azúcar y reservar 50 g.

- Disolver la maicena en un poco de leche.
Preparación en TMX 5

- Verter la leche en el vaso. Agregar la corteza de limón, la leche con la maicena, el palo de canela y 150 g de azúcar de abedul o de azúcar. Programar, 10 minutos, 90°, velocidad 1. Como la mía estaba recién sacada de la nevera, agregué 5 minutos más.

- Pasado el tiempo, pasarla a un recipiente y dejar enfriar por completo. Yo puse el cestillo en un bol grande y dejé que infusionara una hora más.

- Introducir en el frigorífico para que esté más fría o dejarla 24 h. 

- Lavar y secar bien el vaso.

- Colocar la mariposa y poner las claras en el vaso. Programar, 3 minutos, 37°, velocidad 3 ½. Mirar por el bocal y cuando las claras empiecen a blanquear (por ejemplo, al cabo del primer minuto) empezar a añadir el azúcar de abedul o el azúcar de cucharada en cucharada.

- Verter en un recipiente grande la leche. Añadir el merengue. Mezclar con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes e intentando que no se baje demasiado. Una vez bien mezclado, trasladar la mezcla a un recipiente hermético. Introducirlo en el congelador una noche entera. Como se suele hacer en los helados con TMX, también se puede verter en cubiteras para poder triturar mejor después.

- Poner los cubitos en el vaso. Programar, velocidad máxima, introducir la espátula por el bocal para ayudar a que se triture mejor, removiendo la leche congelada con ella. Como es mucha cantidad, se puede triturar la mitad o parar la máquina de vez en cuando y mezclar con la espátula.

- Servir con canela en polvo por encima. 

Preparación tradicional de Imma 

- Hervir, unos 5 minutos, el resto de la leche con el azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y la leche con la maicena. Colar y dejar enfriar. 

- Poner al congelador unos 60 o 70 minutos hasta que empiece a cuajar. 

- Mientras tanto, batir las claras de huevo a punto de nieve. 

- Sacar la leche del congelador, añadirle las claras a punto de nieve y con la ayuda de una espátula remover con movimientos envolventes e intentando que no se baje demasiado. Dejar en el congelador hasta que cuaje. 

- Sacar la leche del congelador de vez en cuando y romper el hielo que se ha formado con un tenedor, hasta que se triture lo más posible. También se puede batir con un robot. 

- Servir con canela en polvo por encima. 
Notas: 

- Se puede tomar la leche merengada bien fría, sin congelar ni triturar. 

- Para que quede un helado más fino, se puede volver a congelar después de la trituración y triturarlo una segunda vez cuando vuelva a estar bien duro.

- Para mí está dulce, pero como a cada uno le gusta de una forma, es mejor probar la leche una vez fría. Siempre al congelarla, pierde dulzor y ya sabéis que  no me gusta nada que esté muy dulce.

- Queda bastante dura al día siguiente, pero con un tenedor o dejándola un poco fuera del congelador, se puede picar perfectamente. Yo la dejé un poco y después trituré en el vaso un poco para que quedara cremosa antes de servirla.

Bon profit!


11 comentarios:

  1. Hola Marisa!!
    Después de un buen descanso ya ando de nuevo por aquí con ganas de volver con el blog. Madre mía que maravilla de leche merengada, tiene que estar deliciosa, ese cacharrito me lo relamía seguro, que bien te ha quedado, es para llorar solo con verla...Bess

    ResponderEliminar
  2. Marisa, un helado con una pinta estupenda. Yo creo que nunca he probado la leche merengada... será cuestión de ponerse y acabar con la curiosidad.
    Parece muy sencilla de hacer. Veremos a ver... ja ja
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. yummy treat that I can enjoy anytime.. low calorie dessert must say,interesting flavors too !

    ResponderEliminar
  4. Marisa con ganas de comerme el mundo vengo, jajaja, y cómo no, tu helado de postre me sentaría divinamente. Me gusta la leche merengada, pero nunca la he hecho en casa, seguro que no tiene nada que ver con el helado comercial, aunque en las heladerías artesanas los hacen de lujo, tenerlo en el congelador de casa, para mí sería un "pecado irresistible"
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa! Tu receta me ha hecho recordar una leche malteada que tomaba cuando era pequeña, aunque muy diferente a esta, pero el nombre me hizo recordarla. Curiosa esa adición de las claras como merengue al helado, creo que no había visto helados así, será por eso que se llaman merengada? Sea lo que sea, se ve muy rica, imagino que haciéndola con leche de coco debe ser deliciosa también.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Uhmmm me derrito en solo pensar en ese sabor!!
    Delicioso Marisa!!!
    Me llevo mi porción ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mi helado y batido favoritos, un kilo hice la semana pasada! 😁 Pero yo no le pongo maicena, no hace falta y sale muy rica! Enhorabuena por la menciom en DAP! Besitos

    ResponderEliminar
  8. Mira que nos gusta en casa la leche merengada. Nunca me he puesto a hacerla, ya ves tú, con lo sencilla que parece. Aquí en el pueblo hay un sitio donde venden leche fresca, será cuestión de hacerse a la idea.
    Poco a poco vamos recuperando la normalidad. Ahora mismo estaba yo pensando en qué gastar cuatro claras de huevo... será la providencia.
    Mil besos, Profe.

    ResponderEliminar
  9. He visto muchas veces esta receta que, aunque no soy muy de helados (porque soy rarita..., de seguro me comería esta leche merengada mi querida Marisa, ya sabes que no le digo no a nada ;) y mucho menos se viene de ti con esa gran manera de ponerle ese punto de equilibrio a las cosas. Algún día la realizaré y quien sabe hasta me vuelva fan de ella que lo presiento, así como con el chocolate negro ;) besitos y me gusta esa idea de utilizar la leche que pronto va a caducar, yo la dejo caducar hasta que se vuelva yogur por un lado y suero por otro, me has dado una idea :). Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Marisa yo me paso el verano haciendo leche merengada y con las yemas, helado de mantecado, nos gusta muchísimo a toda la familia y nada más se termina un tupper ya estoy haciendo otro. La hago parecida a la tuya pero sin maicena, no creo que le haga falta. Que cremosa te ha quedado, está perfecta.....me encanta con mucha canela!!
    Un bst.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.