Chutney picante de corteza de sandía


El pasado 16 de septiembre, os presenté mi reto Congelando el verano y hoy es el primer día para publicar las recetas. Se me ocurrió un poco tarde, porque quedaban pocos días para que el verano terminara, pero también es cierto, que, si lo hubiera publicado antes, al estar mucha gente desconectada de los blogs, igual no se hubieran enterado. Es un reto diferente. Primero, creé unos tutoriales para informar o recordar sobre cómo congelar verduras y frutas. 

Los participantes de Congelando el verano, primero, congelamos verduras y/o frutas de verano o finales de verano, para semanas más tarde, cocinarlas y, si nos apetece, combinarlas, con otras más propias del otoño. 

Me fui al mercado, compré y después, me di una paliza congelando. Me he pasado el verano comiendo sandía de todas las formas, pero no había congelado corteza. Si buscáis en la lupa que tenéis en la parte superior, podéis ver cuántas recetas con sandía y con corteza de sandía he publicado. 

Mi primera receta es también mi primer chutney. Por supuesto, un chutney sin azúcar. El chutney es una preparación en la que generalmente, se utilizan frutas y / o verduras, vinagre, hierbas, especias… que le proporcionan un sabor agridulce con sabores que van desde suaves a picantes o muy picantes. Tradicionalmente, es de origen hindú y su consistencia puede variar y ser con trozos o más triturada. Se utiliza como condimento, aperitivo o se sirve con platos de carne salados, como cerdo o aves a la parrilla. También se puede servir como un complemento para una variedad de quesos siendo un buen potenciador del sabor. El de mango y ciruela son dos de las variedades de frutas más populares; o una mezcla de ingredientes tales como manzana, tomate y cebolla. Sin embargo, existen numerosas variaciones de salsa picante a base de muchos alimentos diferentes, tales como la remolacha, arándanos, castañas, pasas, peras, albaricoques y muchas otras frutas o verduras. Normalmente, se utiliza vinagre balsámico, pero en esta receta no. Aunque el vinagre balsámico me gusta mucho, quiero volver a emplear más el vinagre de manzana porque es mucho más sano y mucho mejor para mi dieta sin azúcar.

Creo que os va a gustar tanto como a mí, pero os aseguro que es un chutney picante y si no queréis que pique, con quitarle la cayena, solucionado. Lo tomé con mi recién estrenado, Queso fresco de yogur, dos texturas.

A partir de hoy y hasta el 30 de noviembre, podréis ir viendo, no sólo mis recetas, sino, las del resto de participantes. Como ya es otoño, si no podéis conseguir las frutas o verduras de verano, guardad las recetas para poder prepararlas el año que viene, recordando que tenéis que congelar en el verano. No es tan complicado, sólo tenéis que poneros un recordatorio: “Imprescindible congelar … el próximo verano para preparar en otoño esta receta” ¿Fácil, verdad?

Estos son los tutoriales:


Bienvenidos a #Congelandoelverano

Ingredientes 

- 1 kg de corteza de sandía congelada
- 40 g de vinagre de manzana
- 60 g de agua mineral
- 160 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 1 trocito de jengibre fresco
- 1 cucharadita de café de ajo molido
- una pizca de sal
- una pizca de pimienta negra molida
- 1 cayena sin pepitas (más o menos cantidad, dependiendo de lo picante que lo queramos)
- 1 cucharadita de café de canela molida
Antes de… 

- Pelar la corteza de la sandía, quitando lo verde y dejando un trozo de parte blanca y un dedo de carne de la fruta. Cortar en trozos no muy grandes y congelar en bolsas, pesando el contenido de cada una. 
Preparación en TMX 

- Poner en el vaso, la corteza de sandía congelada y el resto de ingredientes. Programar, 30 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Poner el cestillo sobre la tapa. 

- Terminado el tiempo, si se desea más triturada, programar unos segundos a velocidad 3. Yo quería que me quedar tal y como la veis y sólo programé, 3 segundos, velocidad 3.

- Cuando haya espesado y la fruta esté tierna y traslúcida, el chutney estará listo. 

- Terminado el tiempo, si se desea más triturada, programar unos segundos a velocidad 3. Yo quería que me quedar tal y como la veis y sólo programé, 3 segundos, velocidad 3. 

- Verter en botes esterilizados previamente y colocarlos boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.
Preparación tradicional 

- Poner en una cacerola, la corteza de sandía congelada y el resto de ingredientes. Cocer a fuego moderado, removiendo hasta que el azúcar de abedul o el azúcar se haya disuelto. 

- Bajar el fuego y seguir con la cocción como si se tratara de una mermelada, removiendo a menudo y sin tapar la cacerola. 

- Cuando haya espesado y la fruta esté tierna y traslúcida, el chutney estará listo. 

- Terminado el tiempo, si se desea más triturada, triturarla con una batidora hasta obtener el punto deseado. 

- Verter en botes esterilizados previamente y colocarlos boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Notas: 

- Al ser la primera vez que elaboraba un chutney y sin azúcar, pensé en añadirle manzana, no sólo por el sabor, sino para que espesara en menos tiempo debido a la pectina que esta fruta contiene. 

- Si se va a utilizar sin envasar, es mejor ponerlo en un recipiente con tapa y esperar de 1 a 3 días para facilitar que los sabores se integren. 

- Como decía más arriba, si no queréis que pique, quitadle o reducid la cantidad de cayena. 

- Puede conservarse perfectamente en la nevera hasta 1 mes. Al no llevar azúcar, mejor que estén los botes en la nevera y consumirlos en ese tiempo. 

- Si se reducen las cantidades de ingredientes a la mitad, sale muy poca cantidad. 

- Se puede servir con pan tostado, galletas tipo crackers, o como acompañamiento, tal y como he indicado anteriormente. Imagino que con quesos curados, debe estar delicioso también. 

Bon profit!


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

29 comentarios:

  1. Si te digo la verdad nunca se me ha ocurrido aprovechar la parte dura y blanca de la sandia.
    No me cuadraba el color del chutney con el verde de la cascara de sandía, leyendo la receta lo entiendo.
    Desde luego una receta original y que recordaré para el próximo verano.
    En unos días verás mi propuesta para congelar el verano.
    Bss.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta los chutney y este de sandia tiene que ser lo mas. Bssss

    ResponderEliminar
  3. Que pinta mas buena tiene...lo que da de sí la corteza de sandía...había oído hablar de la mermelada de corteza de sandía y la probaré algún día, pero este chutney me ha encantado!! me lo guardaré para la próxima temporada de sandías!!Bs.

    ResponderEliminar
  4. Muy original Marisa y ese toque picante es muy interesante. bsts guapa

    ResponderEliminar
  5. me ha parecido una receta muy original, para probar el próximo año pero quería comentarte si se puede sustituir el azúcar de abedul por estevia normal y que proporción se puede poner. gracias

    ResponderEliminar
  6. ¡Te estrenas a lo grande para este evento! La receta me parece muy original y a mí todo lo que pica ¡me encanta! de hecho seguro que le pongo más picante. No tengo sandía congelada pero en dos parpadeos está de nuevo el verano aquí y esta receta es ideal para esas primeras sandías que compras y no acaban de estar muy allá

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Me flipan los chutneys Marisa! En inglaterra los venden en el super y de frutas y verduras muy variadas, pero claro, con muchísimos azúcares y conservantes. Nunca los he hecho en casa, pero se que con las hamburguesas y con platos salados combinan de maravill, tengo ganas de probar el de tomate, ese toque agridulce es brutal! Creo que no estuve suficiente atenta a tu proposición de reto, pero me parece muy original y mucho más tu aprovechamiento de la corteza de la sandía, qué pasada!!! Apuesto a que es un vicio, me encantaría probarlo!!!

    ResponderEliminar
  8. Fantástico chutney! para mi próxima entrada me subo a tu reto! un besazo

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el chutney, creo que de sandia no lo he preparado, hay que ponerle remedio. Receta estupenda y perfectamente explicada como siempre. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  10. Hola, Marisa te has estrenado con una receta espectacular. Ya no tiraremos ni las cáscaras, jjajaja!! Estoy encantada y ya la estoy guardando. Yo ya empiezo a descongelar a ver que sale. mIl besos preciosa!!

    ResponderEliminar
  11. solo con verlo se come a cucharadas, pero que rico tiene que estar, nunca hice algo así y menos de la corteza de la sandia, acaba toda en la basura jeje, lo que se aprende con vosotras, es un placer visitarte siempre...Bess

    ResponderEliminar
  12. esta genial ¡¡¡ seguro que es delicioso ¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  13. Marisa este tipo de compota agridulce es muy original, y seguro que ese toque picante que tan de moda está le da como decimos por aquí "un toquecito canalla que le da vidilla" a cualquier plato.
    Nunca lo he cocinado, pero si que lo he comentado algunas veces con mi marido, que ya sabes que se dedica a la cocina profesional, y espero que algún día saque tiempo para que me lo haga él, pero quién sabe quizás el verano que viene cuando compré sandía, tendré previsto en mis recordatorios congelarla para hacer tu receta, porque seguro está increíble.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A ver si el fin de semana hago algo que al final se me va echar el tiempo encima pues empiezo un curso al salir de trabajar y no voy a tener tiempo de naaaaada.
    Tu chutney no me gusta me requeteencantaaaaaaaaaa ,el año que viene lo hare no te quepa la menor duda si me gusta el que tengo publicado con sandia este no va a ser menos , pena de no poder dar cuenta de un poco.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  15. Buenos días Marisa, me ha sorprendido mucho esta receta. Al leer lo de corteza creía que estaba leyendo mal pero veo que es una posibilidad de aprovechamiento genial. Desde luego por el aspecto que tiene este chutney en las fotos debe estar de locura. Un beso muy fuerte preciosa.

    ResponderEliminar
  16. Que rica, me encanta el Chutney, te quedó con un brillo y pinta espectacular.
    Yo ya habia usado hace unos años la corteza de sandía para hacer mermelada, y nos encanto.
    Mi receta he de decir que esta estaba buenisima tambien, tengo mucho lío pero el fin de semana, la publico.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  17. Queruda Marisa, el chutney de corteza de sandía, me parece la bomba. Muy imaginativo las fotos lo dicen todo, gran receta, bsss

    ResponderEliminar
  18. Marisa , que chutney mas original , seguro que esta buenisimo
    besinos

    ResponderEliminar
  19. Si es que no tiramos nada, lo tendré en cuenta para el próximo verano. En breve saldrá mi receta de congelando el verano.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Marisa tenía presente el reto para ver cuantas cosas congelaron en el verano, veo tu receta y me parece tan original, que aunque digas que hay varias recetas con corteza de sandia, la verdad no me había puesto a investigar. Y este chutney picantico por las fotos se ve muy rico, una receta muy original, que vale la pena guardar, así como el compilado de congelar frutas y verduras. Te mando un beso, ya estoy viendo recetas deliciosas. Feliz finde

    ResponderEliminar
  21. que bueno tiene que estar, esto hay que probarlo jeje. saludosss

    ResponderEliminar
  22. Tengo el arcón atacado de fruta congelada, porque en el pueblo tengo arándanos, moras, frambuesas, grosellas... y no doy abasto a hacer mermeladas, vinagres, y chutneys, pero el chutney que más me gusta, es el de mango, y siempre tengo alguno en la despensa. Nunca vi ni había oído lo de congelar la corteza de la sandía, pero será mi próxima fruta congelada. El chutney que nos dejas tiene que ser un placer para el paladar.

    Un besín.

    P.D.- Aunque te he contestado en el blog, la nata del bizcocho, no tengo ninguna duda de que sabes de sobra que se puede sustituir por nuestro rico y sano aceite de oliva :-)

    ResponderEliminar
  23. Jamás se me hubiese ocurrido hacer chutney de sandía, tiene un pinta súper apetecible. Cuando era pequeña, mi madre hacía confitura de melón o de sandía, con aquellas frutas que salían malas, o poco dulces. Y recuerdo que ponía mucha parte de lo blanco para que se quedasen enteritos los trozos. A mi padre le encantaba. Yo he hecho dos veces de melón, y me cuesta que me queden los trozos enteros, me queda como melaza. Lo encuentro exquisito. Me apunto tu chutney que estoy segurísima que me va a encantar. A ver si el año que viene me puedo apuntar al reto de congelando el verano, que este año, entre una cosa y otra he tenido poco tiempo para dedicarme a la cocina. Feliz semana guapa

    ResponderEliminar
  24. Caramba, creo que debo comprarme un arcón para congelar de todo un poco, veo que con la corteza se pueden hacer grandes elaboraciones, gracias por este nuevo reto, estoy aprendiendo un montón, espero poder preparar mi receta al final de semana que todavía no aguanto mucho tiempo de pie y tampoco puedo coger mucho peso :(
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Esto debe estar riquísimo, que pinta que tiene Marisa!!!Nunca se me hubiese ocurrido, pero tengo que probarlo, ya para el año que viene. Me encanta .Besitos y gracias a ti.

    ResponderEliminar
  26. Hola guapísima !!!
    Ufff, cuantos días sin pasar por tu blog, pero tranquila que me pongo al día mientras me tomo el cafelito :)
    Oye, me encantan los currys y si te digo la verdad este verano he estado entretenida haciendo varios, me animé después de ver a Milia y a Chus con los suyos, pero nunca los había hecho en casa.
    Me encanta el tuyo, esa textura y los trocitos . . . para volverse loca. Y que pique, que pica, que da alegría jajaja
    Me ha encantado Marisa, un reto fantástico, como ya te dije.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta Marisa! No se me habria ocurrido nunca lo de la corteza de sandia! Sera porque hace dos años que no pruebo una que me guste jajajajaja Aqui son taaaaaaaaaaaaaaaan sosas! Me lo apunto! Un placer participar como siempre guapa!

    ResponderEliminar
  28. No lo hubiera imaginado! Con la cascara de la sandia! Te crees que estando en diciembre, en la tienda de los turcos, todavia encuentro sandia, melon, cerezas...
    Besicos

    ResponderEliminar
  29. Pero, pero, pero....¿¿y estoooo?? ¡¡Qué originaaaal!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.