Lemon Glow Chiffon Cake, Baking Partners


Sabéis que desde hace unos meses participo en un Reto que es muy especial para mí. El Reto de Baking partners, capitaneado por mi ya amiga Swathi Iyer. Ahora este mes de Julio Baking Partners cumple su primer año y lo vamos a celebrar con dos pasteles.

Yo he elegido el Lemon Glow Chiffon Cake porque era más saludable y la verdad es que el resultado me ha gustado y sobre todo a mi familia que fueron los que se lo comieron y se llevaron lo que sobró. 

Es un pastel que necesita un molde especial con patitas, pero yo en los sitios en los que lo he buscado, no lo he encontrado y creo que con los que lo he horneado sale a la perfección. Sólo que es mejor no darle la vuelta tras la cocción tal y como se explica porque se puede caer por efecto de la gravedad y romperse. A mí, el grande no aguantó y por eso he tenido que hacer fotos al pequeño. Menos mal que me salieron con tanta masa dos. La receta la ha propuesto Saraswathi del blog, Sara’s kitchen

Aunque muchos ya conoceréis este pastel, os añado la información que nos ha facilitado Saraswathi.

El Chiffon cake es como un pastel de espuma, de miga aireada y una textura muy blanda. Es tan rico como un pastel hecho con mantequilla pero tan ligero como un bizcocho. Leuda prioritariamente debido a la cantidad de claras montadas que lleva, como un Angel food cake. Se parece a este pastel e incluso se hace en el mismo molde. Lleva al contrario que el Angel food cake, yemas y aceite vegetal. Estos dos ingredientes hacen que el pastel sea mucho más húmedo, blando y tierno y el resultado es un pastel que sabe muy bien y se conserva bien.

Incluso refrigerado, el aceite lo mantiene blando y está mucho más tierno. Contiene menos cantidad de azúcar que el Angel food cake. También, a diferencia del Angel food cake, lleva yemas y aceite. Estos dos ingredientes mantienen el pastel tierno, con buen sabor y se conserva bien.

Debido al menor contenido de grasas, colesterol y grasas saturadas, cualquiera puede tomar este pastel sin “sentirse culpable”, sin dudarlo.

Fue creado por Harry Baker, un agente de seguros de Los Angeles en 1927. Baker guardó su secreto al menos durante dos décadas, solo vendía sus pastels a celebridades en el famoso restaurante Brown Derby. La popularidad de sus pasteles creció rápidamente y vendió la receta al General Mills en 1947.

Mr. Baker tenía dos grandes secretos. El primero, es que el chiffon cakes se usa aceite en lugar de mantequilla, lo cual ayuda a la textura aireada del pastel. Es también interesante que el pastel se puede refrigerar sin esperar a que esté compacto.

El segundo secreto es batir las claras separadas de las yemas y mezclarlas con suavidad a la mezcla. Si se hace correctamente, los resultados sondivinos. Si no es así, el resultado es un pastel pegajoso, un desastre.

Adaptado del libro, The Cake Bible de Rose Levy Beranbaum.

El resultado, un pastel muy, muy esponjoso y con un ligero sabor a limón. Para repetir.




Ingredientes

Ingredientes secos

- 225 g de harina de repostería
- 300 g de azúcar glas
- ½ cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de levadura química
- 1 o 2 cucharadita de ralladura de limón

Ingredientes húmedos

- 108 g de de oliva suave
- 3 yemas grandes (130 g)
- 156 g de agua a temperatura ambiente
- 2 cucharadas / 30 g de zumo de limón
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

Merengue

- 1 cucharadita y ¼ de cremor tártaro o un pellizco de sal y 3-4 gotas de limón.
- 30 g de azúcar
- 7 claras de huevo (huevos grandes)

* todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.


Preparación

Del pastel (tradicional / TMX)

- Precalentar el horno a 155º / 160º.

- Forrar el molde con base desmontable con papel de hornear sólo en la base pero es muy importante no engrasar las paredes del molde porque si están engrasadas, la masa no subirá; dependiendo del tamaño del molde, podemos utilizar dos pequeños. Yo he tenido que utilizar uno grande y otro pequeño porque sale muy grande. No me ha hecho falta forrar el molde porque eran de buena calidad.

- En un bol tamizar la harina, añadir el azúcar y la levadura química. Repetir la operación. Este paso no venía en la receta original pero a mí me gusta hacerlo así en este tipo de pasteles que tienen que quedar muy esponjosos. Reservar.

- Verter en el vaso de la TMX los ingredientes húmedos: huevos, aceite, el agua, el zumo de limón y la esencia de vainilla (yo no le añadí).

- Batir unos minutos a velocidad 2 y hasta comprobar que no hay grumos. También se puede hacer con unas varillas. Añadir la ralladura de limón.

- Añadir a la mezcla de ingredientes húmedos la harina y mezclar con movimientos envolventes. Reservar.

De las claras altas (en TMX)

- Sacar los huevos de la nevera y esperar a que estén a temperatura ambiente.

- Una vez a temperatura ambiente, separar las claras de las yemas y dejarlas en reposo tapadas con film.

- El vaso de la TMX debe estar bien limpio.

- Añadir las claras, 1 cucharadita y ¼ de cremor tártaro o un pellizco de sal y 3-4 gotas de limón.

- Programar 14 minutos, 37º, velocidad 3 y ½. Hay que colocar el cubilete en los primeros minutos hasta que no salpiquen, después se quita y así conseguimos que coja aire y crezca el volumen. 

- Cuando falten unos 2 minutos, añadir el azúcar. 

- Sacar del vaso y verter en un bol.

Finalización

- Añadir a la mezcla de yemas y harina 1/3 de las claras, removiendo con cuidado hasta que se incorporen. Añadir el resto de claras del mismo modo hasta que todo quede bien incorporado. 

- Verter la mezcla en los moldes sin engrasar y pasar una espátula o un cuchillo por la masa para evitar que haya burbujas de aire. 

- Hornear durante 50 o 55 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta comprobemos que el pastel está bien horneado. 

- Sacar el pastel inmediatamente del horno y darle la vuelta insertándolo en el cuello de una botella o algo similar. En mi caso al no tener el molde necesario, el grande se ha soltado del molde y se ha partido. Menos mal que quedaba el pequeño. Dejar enfriar de este modo. Yo creo que con el tipo de molde desmontable que yo he utilizado, no es necesario hacerlo y además evitas este problema. 

- Con cuidado, despegar el pastel del molde ayudados por una espátula o un cuchillo. En el caso de usar molde desmoldable es mucho más sencillo. Darle la vuelta de manera que la base es la parte superior. 

- Espolvorear con azúcar glass o con lo que se desee. Yo le añadí cacao sin azúcar. 


Conservación

- Se mantiene fresco durante 3 días a temperatura ambiente (no en Valencia), 10 días en la nevera y 2 meses congelado. 

Notas:

- Si le vamos a dar la vuelta, antes de que el pastel esté horneado buscar la botella o el recipient adecuado. Si no es alto, mucho mejor.

- En mi opinión, no es necesario utilizar un molde especial, los míos, son ideales y no hace falta dar la vuelta al pastel.

- Aunque se desmolda bien, a mí no me ha quedado perfecto como los que se ven en los vídeos, quedaba algo de masa en las paredes del molde, pero al ser con azúcar, no lo he repetido ya que aproveché que venía mi familia para prepararlo.







https://www.youtube.com/watch?v=V8ilJF9NO1g

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

15 comentarios:

  1. Marisa yo jamas había oido hablar de el y que pasada es precioso!!y si esta tan bueno como pinta mas aun,el corte impresonante que tierno se ve oohh...Bessss

    ResponderEliminar
  2. Se ve un pastel ligero y esponjoso, debe estar muy rico. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. que receta más curiosa! nunca antes la había visto y parece ligera :)

    ResponderEliminar
  4. Se ve muy rico, para mi un pelin complicado, ya sabes que no
    soy de dulces, pero te ha quedado estupendo, bs.sefa

    ResponderEliminar
  5. tu pastel es una maravilla, yo lo hago pero sin yemas, me encantaría comprar el molde pero es un poco carete, tienes razón, no importa es una exquisitez, en casa cuando lo hago se mueren es delicadisimo y les apasiona, gracias y bss

    ResponderEliminar
  6. Marisa, your chiffon cake looks wonderful. Love the texture. I send you mirror linky tool.

    ResponderEliminar
  7. ummm deliciso!! me gusta mucho esta receta. un besote

    ResponderEliminar
  8. Me parece razonablemente ligero para ser un chiffon, y es una buena oportunidad para usar el molde de angel food cake para más cositas!

    ResponderEliminar
  9. Caray! que nombre mas largo para un bizcocho tan ligero, lo desconocía por completo, pero no se si me atreveré con el, pues ya he intentado hacer el angel food cake y se me resiste....Besos

    ResponderEliminar
  10. Marisa ,un pastel original e interesante que debe estar muy rico y suave ,ya que se ve super esponjoso
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  11. Espectacular me encanta este pastel, tomo nota ;)
    Como Cocino Yo.

    ResponderEliminar
  12. Love looking at this very soft and delicious cake! Wonderful job, Marisa!

    ResponderEliminar
  13. Ya me decís si lo preparáis. Besos y gracias

    ResponderEliminar
  14. Super interesante y original la receta. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.