Falso membrillo de melocotón al moscatel


Os pongo esta receta antes de que no encontréis melocotones, igual ya ni llego. Temporada de melocotones, me encantan. Los compré y los dejé fuera de la nevera. El comedor olía de maravilla, eran melocotones de secano y su olor es característico, pero el problema es que con el calor había que tomar decisiones. Por supuesto, mermelada o confitura. El verano pasado ya hice la de Melocotón y mango, una delicia.

Siempre he sido una atrevida. No sé si va con mi carácter o con lo de haber sido siempre una maestra muy creativa, por eso, no me conformé con repetir la mermelada clásica de melocotón. Así que mi cabeza empezó a girar y he aquí el resultado.

Con el fin de reducir la cantidad de azúcar y de disminuir el tiempo de cocción, probé de nuevo a añadir agar-agar, sin saber muy bien, qué iba a pasar. Este experimento, ha sido un descubrimiento. Quería ver cómo combinaba la fruta, con el vino, pero añadiendo al azúcar un espesante natural, no como en las mermeladas sin azúcar a las que he empezado a añadir este espesante natural con el fin de reducir el tiempo de cocción y mejorar la textura.

El resultado no parece una mermelada, sino un dulce más parecido a un membrillo tierno, con textura casi gelatinosa, por eso le he puesto el nombre. Creo que es original. Me hace ilusión seguir experimentando ya que es divertido y muy gratificante inventar algo que "a lo mejor", solamente se te ha ocurrido a ti.

Por cierto, aquí en Valencia, al vino moscatel le llamamos “mistela /misteleta”. Mi padre la hizo una vez pisando la uva con los pies, tengo ese recuerdo de cuando era muy niña en casa de mi abuela. Y me la dejaban probar y todoooo. 

Espero que os guste.


Ingredientes

- 800 g de melocotón de secano en su justo punto de maduración
- 110 g de vino moscatel
- 400 g de azúcar
- zumo de 1 limón
- 2 cucharaditas colmadas de copos de agar-agar


Preparación TMX

- Pelar los melocotones y cortarlos en trozos.

- Ponerlos en el vaso junto con el azúcar, el moscatel y el zumo de limón.

- Trituramos durante 30 segundos, velocidad progresiva 5-7-10.

- Después, programar 25 minutos, 100º, velocidad 1.

- Añadir el agar agar y mezclar 10 segundos, velocidad 5 y después programar 3 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Programar de nuevo 4 minutos, varoma, velocidad 1.

- Verter en tarros de cristal, tapar y poner boca abajo sobre un paño de cocina hasta que enfríen.

Y después, ¡sorpresa!

Esta es mi terracita. Aquí paso mi tiempo haciendo fotos de comida en verano y cuando vengo. Los vecinos dirán que estoy... Ahora la echo de menos por la luz.
Notas:

- El agar-agar (2 cucharaditas) provoca que la mermelada solidifique más que si lleva sólo el azúcar, pero la textura es totalmente diferente. No sé si he inventado algo, pero a mí me ha gustado mucho.

- No está muy dulce, imagino que la cantidad de moscatel y el poco azúcar que lleva disminuyen el dulzor. Si lo queréis más dulce, podéis añadir más cantidad de azúcar.

- Como he hecho más botes, mejor hervirlos en una olla con agua durante 25 minutos. Apagar el fuego y dejar hasta que se enfríe.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

13 comentarios:

  1. Cómo me gustan estas recetas que nace fruto de la experimentación. A veces, la mayoría de las veces vamos a lo seguro, nos dá miedo probar cosas, supongo que los tiempos tampoco están para ir tirando ingredientes a la basura caso de que nos salgan mal, pero a mí me encanta también experimentar en la cocina aunque al final acabe en el contenedor, pero cuando sale bien, la satisfacción personal es enorme. Felicidades por la receta. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en casa tampoco se tira nada, intento cocinar para aprovechar la mayoría de las veces. Si no se publican las fotos ni la receta, se repite o no, pero tirar, na de na, que como bien dices, no están los tiempos para derrochar en comida. Un besito. La pena es no poder invitarte a un poquito, que aún queda un bote, creo. Besos y buen día

      Eliminar
  2. Ala, que receta te has sacado mas rica! me la llevo con tu permiso, un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta............pero es membrillo o mermelada Marisa ?...............un bico

    ResponderEliminar
  4. en casa de mermeladas y membrillos no son mucho, la verdad, a la que mas me gustan son a mi y soy la que menos debo....tengo melocotones que ya de maduritos no los quiere nadie y son perfectos para esta receta, ah! y misteleta de "Casa Leandro" ¿te acuerdas? no tengo agar agar, asi que yo no le pondre y te contaré el resultado...

    ResponderEliminar
  5. pues dá el pego perfectamente!que bonito color tiene

    ResponderEliminar
  6. Yo los prefiero con poco azúcar, demasiado dulzón no nos acaba de convencer en casa.
    Los melocotones de secano, o de viña me encantan, pero ahora creo que tendremos que esperar a la próxima temporada para hacer este "falso membrillo" con tan buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Mira que dulce de melocotón más rico se ve, además con el vinito dulce un sabor buenísimo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Marisa, guapa, pues si que recuerda un poco por la textura al membrillo. Seguro que tiene un sabor muy rico. Por cierto, me encanta la mistela valenciana. Yo no soy de beber demasiado pero si tengo que tomar una copita después de comer siempre la pido de mistela. Besicos.

    ResponderEliminar
  9. Marisa que buena idea has tenido la mistela le dará un toque muy rico, el agar agar lo tengo y aún no lo he utilizado tengo que probarlo con mermeladas.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues si en textura recuerda al membrillo y te ha quedado de lujo,tomo nota a ver si aun consigo melocotones para ponerme a ello el viernes que descanso ya me veo haciendo varios kg como este tan rico como la mermelada ,no se si ya la has visto la he publicado hoy.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  11. La receta y el nombre que le has puesto muy original, tiene muy buena textura. Que satisfacción arriesgarse y acertar...y si no pues otra vez será.
    Salu2.
    Sonia Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  12. Pues si que viendo las fotos te viene a la mente el menbrillo¡¡ hay si te la pillo empiezo a meter la cuchara y no paro uuummm...Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.