Mi primer pan con panificadora, una pequeña traición


Sabéis que llevo haciendo pan con la TMX hace muchos años, me resistía a comprar una panificadora e incluso no me importa hornear pan en verano y que conste, que este verano, hasta en la playa, ha sido muy pesado encender el horno, porque el calor ha sido insoportable. Jose me habló de que salía a la venta la panificadora de Lidl y la verdad es que me entraron ganas de comprarla. Después de hacerle unas cuantas preguntas y de que él publicara esta receta de pan ya me convencí.

Así que aquí estoy con mi primer pan, que es el favorito de Jose. He hecho algunos más, aunque sintiendo que traiciono un poco a mi querida TMX. 

El resultado ha sido todo un éxito y la verdad es que no he pasado nada de calor. Lo he preparado dos veces, la primera tal cual Jose la publicó, pero la mantequilla no es adecuada para mí, así que le he tenido que hacer cambios.

Os pongo mis cambios en negrita. Gracias amigo Jose por la receta y por tu amabilidad siempre.
Ingredientes

- 550 g de harina de repostería
- 12 g de sal (1 cucharadita)
- 20 g de azúcar (1 cucharadita de tagatosa)
- 25 g de leche en polvo 
- 20 g de levadura fresca levital
- 300 ml de agua mineral
- 75 g de mantequilla reblandecida (50 g de aceite de oliva virgen extra)
- 2 cucharadas de salvado de avena

Preparación en panificadora Lidl

- Sacamos la cubeta de la panificadora, pesamos los ingredientes.

- Colocamos en la cubeta el agua, la mantequilla reblandecida o el aceite, la sal en un extremo de la cubeta y el azúcar en otro, sin que se toquen.

- Añadimos la harina, el salvado de avena, la leche en polvo y la levadura desmenuzada encima de la harina. Después la escondemos cubriéndola con la harina.

- Colocamos la cubeta en la panificadora.

- Enchufamos la panificadora y conectamos el programa de pan "normal", peso 1 kilo, y el tueste medio.
Preparación tradicional 

- De los 550 g de harina, apartamos 50 g para enharinar la superficie de trabajo y en ella, mezclamos la harina, la sal, el azúcar y la leche en polvo.

- Añadimos la levadura diluida en el agua. Amasamos durante unos 3 minutos aproximadamente e incorporamos la mantequilla reblandecida.

- Trabajamos la masa durante unos 10 minutos más. 

- La cubrimos con un paño y dejamos fermentar unos 30 minutos.

- Dividimos la masa en dos trozos iguales, les damos forma y los colocamos en moldes rectangulares espolvoreados con harina.

- Tapamos de nuevo y dejamos fermentar 1 hora más.

- Introducimos los panes en el horno precalentado a 220º durante unos 35 minutos.

Notas:

- Tal y como aconseja Jose y las instrucciones de la máquina, es conveniente, cuando termine el segundo amasado, quitar las palas amasadoras. Se desenchufa la panificadora, se saca la masa, o sin sacarla y con la ayuda de una espátula de silicona se quitan las palas. Se coloca de nuevo la masa en la cubeta o si no la hemos quitado, le damos la forma con las manos de nuevo. Se vuelve a enchufar y se pulsa el botón “start”. Esta operación también facilita el desmoldado del pan de la cubeta y que no se rompa.

- Aprovechamos también este momento para espolvorear el pan con harina por encima.

- En el pan de las fotos, le añadí un poco de harina integral, es mejor para mi dieta.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

29 comentarios:

  1. que buena pinta tiene¡¡¡¡que de miga¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Marisa. Qué sorpresa me ha causado ver publicada ésta receta, y sobre todo emoción por esas palabras que me dedicas, la verdad es que me enorgullece tener amigos como tú con quien compartir, ya no solo recetas a través de nuestros blogs, sino también un poquitín de nuestras vidas, por lo que puedo decir con conocimiento de causa que eres una persona maravillosa y alguien con un coraje y una valentía que nos debería a muchos servir de espejo donde mirarnos. Pero en fin, y para no alargarme más (sabes que podría estar media mañana...jajaja) decirte que el pan lo veo fantástico. Y cómo me gusta que el personal adapte las recetas a sus necesidades. Bravo por tí. Feliz viernes y muchas gracias por todo guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te doy más jabón, gracias a ti por tus palabras. Aún estoy con los ojos pegados. Que conste que ahora ya me salen mejor que éste de las fotos, menos cuando los hados se oponen. Buen día guapo.

      Eliminar
  3. Jolin que envidia, todos teneis la panificadora, al final voy a tener que ir a comprarmela porque haceis cosas maravillosas. Este pan se ve de lujo, un beso guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, la verdad es que ahorra trabajo y yo encima estoy aprendiendo a ahorrar luz tb. Ya os iré contando. Besotes

      Eliminar
  4. Pues te ha quedado maravilloso Marisa, esa miga se ve espléndida.

    besines

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta tiene este pan, mira que hace tiempo que me la regalo mi mardio y ahora la he dejado un poco de lado, pero biendo este pan creo que ñe voy a dar otra vez uso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda Conchi, que voy a colgar muchos más. Así de fácil te lo pongo. No hay que dejar que se hagan telarañas en nuestra cocina, bueno, es un decir, broma pura. Tú haz lo que te apetezca. bsos y bienvenida

      Eliminar
  6. Hola Marisa, te quedó un pan genial, me gustan tus cambios en la receta, un beso

    ResponderEliminar
  7. Tiene muy buena pinta tanto la corteza como la miga. Muy buena idea poner aceite en vez de mantequilla.
    Los bastones de pan que venden en las panaderías sueltos como los que he hecho miden unos 40 cms. y los que van envasados como las rosquilletas son más pequeños y les llamamos bastoncitos y ahora también grisines, pero se llamen como se llamen están todos ricos, ya me comentarás cuando los hagas, que estos son sanos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he guardado en favoritos. Esa forma de llamarlos debe ser de tu tierra, pero da igual, la forma y la masa es muy similar. Ya te cuento, cuando encuentre tiempo. besos

      Eliminar
  8. joo con estas recetas cualquiera no se decide a comprar la panificadora, yo estoy esperando a que saquen la del Lidl.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mía es la de Lidl y estoy contenta. A veces o fallas tú o falla ella, pero la verdad, es una forma de ahorrar tiempo y luz, de todas formas como dar forma tú misma a tus panes... lo prefiero. Besos

      Eliminar
  9. Te ha quedado divinisimooo y puedes estar tranquila que no estas traicionando a tu termomixee algo tendra que descansar y al final se acabaran haciendo amigas jis..jis.
    Te ha quedado de lujo .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, Chus, una forma muy poética de verlo. Para decir la verdad, lo que no me gusta nada de la pani y que sí tiene la tmx es que no pesa, así que pongo la cubeta encima y peso. Así que tienes razón, un poco amigas ya son. jis, jis...
      Besos

      Eliminar
  10. Pues te ha quedado un pan mas que rico, y precioso, la panificadora es uno de los pocos aparatitos que me encanta, y tu la has utilizado super bien, tu pan es la muestra de ello. Mil besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, éste es el primero, he mejorado. Ya lo iréis viendo. bessos

      Eliminar
  11. que bueno el pan Marisa, yo a ver si me la compro de una vez la panificadora con estos panes tan ricos que haceis uhmmmm que envidia
    !!!! un besito !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que seguro que no tardan en volverla a sacar. Besos

      Eliminar
  12. Pues tiene muy buena pinta. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va Maribel que en tu horno de leña, no tiene color. Ahora la envidiosa soy yo. Besos

      Eliminar
  13. El resultado de tu traición es buenísimo con una pinta de lo más rico!! Por eso mismo te vas a librar!! jijiji Besitos guapi :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy pues menos mal que me libro porque he seguido traicionando a base de bien, no sólo pan, mermelada y masa de croquetas. Besoss

      Eliminar
  14. queda espectacular y yo que dejé escapar la ocasión de comprar la panificadora, brrrrrrrrrrr!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale la pena, aunque a veces se raya un poco, es una manera de no tener que encender el horno. Bssss

      Eliminar
  15. Hola Marisa soy MªJosé, y esta vez voy a hacerte una pregunta, me chifla hacer pan y lo hago a menudo, pero como me niego a pagar los precios tan altos del consumo eléctrico lo hago al vapor en la thx o en el microondas, alguno está delicioso pero le falta ese toque tan especial que da el horno y mi pregunta es, si el consumo de esta maquina es tan alto como el del horno?? Gracias y un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.