Carciofi al tegame

11 Comentarios


Vuelvo a participar en el Reto Cocina Regional Italiana de mi amiga Maggie. Este mes tenemos nueva anfitriona y la elegida ha sido Nuria, Thermonuria.

Nuria ha elegido dos recetas y la salada que es la que hoy os muestro, es muy sencilla. Es un plato de acompañamiento típico de Calabria, Carciofi al tegame (Alcachofas en la sartén).

Vuelvo a repetir como ingrediente la alcachofa y también aproveché para utilizar las que compré en Benicarló. He seguido la receta al pie de la letra y es un plato muy sano y sencillo de hacer. Como me gustan tanto las alcachofas y comer sano, repetiré sin duda esta receta.

La receta dulce es un clásico, la famosísima Panna cotta de Piemonte, recetas que se publicarán mañana. Si queréis ver las otras recetas saladas, pinchad aquí.

Si os gustan las alcachofas, preparadlas así y elegid con qué las queréis acompañar. Un huevo poché, un poco de jamón serrano picado por encima… Decidí dejar los tallos porque me gusta no desperdiciarlos, comerlos y es más estético desde mi punto de vista.
Ingredientes

- 8 alcachofas
- ½ vaso de vino blanco seco
- 20 g de manteca de cerdo (yo utilicé aceite de oliva virgen extra)
- 4 cucharadas de aceite
- 1 ramito de mejorana
- 4 rebanadas de pan
- zumo de medio limón
- una pizca de guindilla molida (puse 1 cayena porque no tenía molida)
- sal

*una sartén y una tapa

Antes de empezar… 

- Limpiar bien las alcachofas (hojas externas, tallos y parte interior). Cortar en cuñas y poner en agua sin nada más o un poco de limón.
Preparación tradicional

- En una cacerola poner el aceite a calentar y rehogar las alcachofas. Condimentar con sal, guindilla y mejorana picada. Yo tapé la sartén para facilitar la cocción. No sé si es lo correcto, pero a mí me fue mejor así.

- Mientras se rehoga, ir añadiendo poco a poco agua caliente mezclada con el vino. 

- Calentar la manteca en una sartén y freír las rebanadas de pan. Cortar en dos.

- Cuando las alcachofas estén listas, servir con el pan frito.
Notas:

- Para rebajar grasas y ya que las iba a comer yo, cambié la manteca por aceite de oliva. Mi pan era casero y sólo lo sofreí en un poco de aceite porque absorbía mucha cantidad.

- Quedó jugo en la sartén y después de hacer las fotos, aproveché y poché un huevo. 

Bon profit!

11 comentarios:

  1. Jejejejeje Marisa, yo aproveché el jugo para mojar pan! Para mi ha sido una reconciliación en toda regla y un auténtico reto, como a mi me gusta! Me alegra mucho que hayas podido participar, este reto sin vosotras no es nada! Un besito guapa! Pd: me gustan los rabillos ;-)

    ResponderEliminar
  2. Una receta riquísima, que no la conocía, como tal. Pero me parece estupenda la combinación de ingredientes y la manera de hacerla, me la guardo. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. una delicia estas alcachofas y el punto picante me ha encantado, te han quedado estupendasy el huevo pochado habrá sido la guinda del pastel, me lo apunto para una próxima ocasión
    besos guapa
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Marisa a mí me parece perfecto tal como lo has preparado, estas alcachofas son una delicia, y ahora que estamos en plena temporada hay que hacer buen empleo de ellas. Yo también les dejo el tallo, es muy tierno y sabroso, además las alcachofas quedan mucho más vistosas.
    Yo solo utilizo aceite de oliva virgen extra para cocinar, excepcionalmente utilizo mantequilla, si la receta lo requiere, pero nunca compro manteca, sin embargo hace poco vi un artículo sobre el uso de este tipo de grasa, que no es tan perjudicial para la salud como pensábamos, solo hay que hacer un uso comedido de ella, como es natural por tratarse de grasas al fin y al cabo.
    Un buen plato. Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué ganas de volver a comer el plato. Te ha quedado genial!

    ResponderEliminar
  6. Yo también suelo dejarle los rabillos a las alcachofas, están muy ricos y así no se desperdicia tanto!! Me ha encantado la receta! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan mucho las alcachofas y se ven riquísimas así cocinadas, sabes yo como tu prefiero el aceita de oliva.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Hola, un plato buenísimo!!! me gusta más tu versión más ligera, no sólo porque tien menos grasa soni porque particuarmente me gusta más el sabor que aporta un buen AOVe que la manteca. Pero es algo persoal, claro, para gustos los colores. Tengo mi mesa con un frutero cargado de alcachofas, al que hay que darle uso. Me quedo esa receta que sé que va a triunfar. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  9. Que pinta tienen! Saltan de la pantalla, te han quedado super rica, yo las he adaptado un poquito a nuestra nueva "forma de vida" jajaja...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  10. Qué ricas! Yo las suelo hacer a la montillana, pero así no las he probado nunca. ¡Otra receta de alcachofas a la lista!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.