Pan de aceite con biga. Panificadora

17 Comentarios


No tengo muchos panes horneados en la panificadora, porque realmente, la uso poco y siempre con recetas similares. El pan que más visitáis en el blog y que es cierto que quedó espectacular, es el Pan de molde tipo comercial que os recomiendo, aunque lo tenéis muy fichado ya. La receta no era mía y no la he modificado porque hace tiempo que no lo hago. Si lo repito, seguro que reduzco la cantidad de levadura como he hecho en el que publico hoy. Sé más sobre leudados, pliegues, reposos y reducir la levadura. Si no sois unos aventajados en este tema, seguid la receta al pie de la letra.

El Pan dulzón de zumo de sandía, que es posterior, es de los panes más curiosos que hay publicados en el blog. Ideal para hornearlo en verano cuando la sandía está en su mejor momento. También en la panificadora podéis encontrar en el blog alguna mermelada, unas croquetas y algún bizcocho dulce o salado, pero os dejo que los busquéis por vuestra cuenta.

En este tiempo, he cambiado de modelo de panificadora porque la que tenía entonces, pasó a mejor vida; ésta está más tiempo guardada ya que desde que me he enganchado a amasar a mano los panes de masa madre, la tengo un poco olvidada. Por eso, creí que ya era hora de volver a usarla, pero aplicando los conocimientos adquiridos. Como los panes con biga, me quedan muy bien, faltaba hornear uno en la panificadora. La masa lleva muy poca levadura y es sin sal pero ha subido perfectamente.

Espero que os sea de utilidad, que os guste y que si tenéis una panificadora, lo hagáis. De todas formas, os dejo cómo amasarlo y hornearlo de la forma tradicional.

Cuidaos y cuidad.
Ingredientes

Biga

- 100 g de harina de fuerza (300 W)
- 50 g de agua
- 2 g  de levadura fresca

Masa del pan

- 300 g de agua templada
- 300 g de harina de fuerza (300 W)
- 200 g de harina de espelta semi integral
- la biga
- 3 g de levadura fresca o 1 cucharadita de levadura seca de panadería
- el zumo de media naranja mediana
- 1 cucharadita de azúcar de abedul o azúcar
- 15 g de aceite de oliva virgen extra
- 10 g de sal (el mío no lleva nada)

Preparación de la biga

- En un bol, desmenuzar la levadura con las manos y mezclarla con la harina. Ir agregando el agua poco a poco.

- Tapar el bol con film transparente y dejar en la nevera durante toda la noche. Si no tenemos tiempo, se puede utilizar cuando ya ha leudado. Ese fue mi caso.
Preparación de la masa en la panificadora Lidl

- Verter el agua en la cubeta de la panificadora, pero mejor dejar un poco por si no se necesita. Dependerá del tipo de harina.

- Agregar la biga, las harinas y el zumo de naranja. Pulsar el programa amasado que dura 10 minutos. Es el momento de comprobar si es necesario añadir más agua. La utilicé toda.

- Pausar la máquina y dejar reposar unos 10 minutos. Agregar el aceite y volver a pulsar el programa amasado durante 10 minutos más. La textura de la masa cambiará e irá volviéndose más elástica y brillante.

- Hacer unos pliegues sin sacar la masa de la cubeta. Si os resulta difícil, sacarla de la cubeta y hacerlos en un bol, pero realmente, no es necesario. Dejar reposar durante 10 minutos más.

- Quitar las palas, sacar la masa de la cubeta y darle forma. Primero doblar un borde hacia el centro, después doblar el otro sobre éste y por último, doblar los extremos. Se formará como un rectángulo.

- Colocar la masa en la cubeta sin palas, cerrarla y dejar que la masa suba. El tiempo dependerá de la temperatura. La tuve 40 minutos. La masa habrá leudado y llegará casi hasta el borde de la cubeta.

Horneado en la panificadora

- Cuando el pan ya haya leudado, pulsar el programa de horneado que dura 1 hora.

- Sacar el pan de la cubeta con cuidado de no quemarnos y dejar que se enfríe sobre una rejilla.

Preparación tradicional del pan

- Desmenuzar la levadura con las manos dentro de la harina y amasar todos los ingredientes, excepto la sal que se agregará unos minutos después del comienzo del amasado, para evitar que entre en contacto con la levadura.

- Dejar reposar la masa durante 45 minutos (pre-leudado).

- Agregar el aceite y volver a amasar hasta que la masa lo haya absorbido por completo.

- Formar una o varias piezas y dejar leudar hasta que la masa doble su volumen. Unos 90 minutos aproximadamente. Dependerá de la temperatura ambiente.
Horneado

- Hornear 10 minutos a 210º, calor arriba-abajo y con una bandeja en la base del horno en la que se vierta una taza de agua. Después, bajar la temperatura a 190º y hornear con calor arriba-abajo durante 20-25 minutos más.

Notas:

- Con la misma receta y el mismo proceso, se pueden formar bollitos y hornearlos a la misma temperatura, pero primero 10 minutos, calor abajo y después bajar 10 minutos más, calor arriba-abajo.

- El tiempo y el resultado, siempre puede cambiar según el tipo de harinas y la temperatura.

Bon profit!

17 comentarios:

  1. Hola Marisa, qué delicia de pan, y con el aceite tan bueno, que lo hace tan apetecible. Yo no paro de comer pan con aceite, jaja. Se ve muy esponjoso, perfecto para un montón de ocasiones.
    Beset.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que no soy nada panarra, pero me gusta deleitarme con vuestros panes caseros tan vistosos y ricos. A ver si así se me pega algo y un día me decido a aprender vuestros conocimientos en el tema, que ya son muchos.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado sensacional, ¡qué envidia me das!, muchas veces me he propuesto hacer pan, empezando por uno facilito sin amasadora pues no tengo, pero en el último momento siempre encuentro una excusa para posponerlo, mientras tanto me conformo con ver las maravillas que publicais. El de hoy diría que es perfecto. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de pan Marisa que bien ha quedado y que rico un buen pan casero como este que has realizado. Besitos

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado un espectáculo de pan , con esa miga tan llena de agujeritos por las que el aceite se cuela al echárselo y que hace que nos relamamos de gusto .
    Tus panes son todos divinos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Marisa!! Guau, qué buena pinta tiene este pan. Estupendo con esa cucharadita de zumo de naranja y el aceite de oliva, me encantan los panes que llevan aceite de oliva, tienen un sabor extra. Yo no tengo panificadora, pero la amasadora ayuda por lo menos bastante a la hora del amasado, y desde que la tengo, los panes quedan muy bien. Gracias por la receta, Marisa, es maravillosa. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa!!
    Te ha quedado maravilloso este pan, tengo panificable para amasar algunas masas y no todas, en ella jamás he hecho pan, no me preguntes porque pero el caso es que no lo hago ahí, mi hermana si lo hace y el resultado es muy bueno. El tuyo me ha encantado, y con ese aceite to madre de dios se me cae la baba...Bess

    ResponderEliminar
  8. Un pan tremendo 😋 yo la uso mucho y no es por pereza...tengo una muñeca fastidiada y no tengo fuerza para amasar...por eso tiro de panificadora el caso es comer pan casero verdad? Solo ver ese toque de aceite...😋mmm!😋 besinos wapa

    ResponderEliminar
  9. Marisa , el pan casero es mi debilidad y este tiene una pinta muy buena , seguro que esta espectacular
    besinos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa!!
    Cada pan que publicas enamora!!
    La miga de este se ve tremenda, así que su sabor también me lo puedo imaginar.

    Cuando veo cosas así me anima a empezar con las masas pero luego me da pereza.
    Luego también, tengo problemas con las harinas, ya que aquí se enumeran diferente y no sé al final cual es la que debo de emplear, a no ser que coja las recetas alemanas.

    Besos y me llevo un par de rebanadas para mi desayuno ;)

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa. La verdad es que no me canso de mirar los panes que haces porque son verdaderas obras de arte. Se nota que estás muy puesta en estos menesteres, todo lo contrario que yo, que a las masas, en especial para pan, les tengo mucho respeto. Puede ser a que no me haya puesto en firme pero dado que prácticamente el pan solo lo como yo creo que no me resulta muy rentable practicar y la verdad es que lo siento porque viendo el aspecto de este pan dan ganas de coger unas cuantas rebanadas y no dejar de comerlas hasta haberlas terminado. con mantequilla y mermelada tienen que estar de vicio jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Marisa que lindo tu pan con ese aceitito :-))))

    ResponderEliminar
  13. Ya está apuntada la receta. Y es que siempre estoy buscando recetas nuevas para la panificadora, pues me gusta variar. Además, a ver si así me animo a probar el formado del pan, pues lo explicas tan fácil...
    Cuídate. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Panazo, por no decir planazo, el que yo me montaría esta misma noche con un par de rebanadas de tu precioso pan Marisa, y es que con esa miga, un poquito de aceite y tomate, estaría más que servida.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Da igual como los hagas, a ti el pan te queda perfecto siempre!! Menudas rebanadas ricas salen de ese pan!! Buenísimo. Bs.

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa, ya sabes que me gustan tus panes ,siempre que preparo alguno queda perfecto con tus recetas este me gusta y hace tiempo que no uso la panificadora
    Me quedo una rebanada para desayunar mañana
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Con biga o sin biga, con msa madre o sin ella, en panificador a o amasado a mano... siempre una maravilla de pan que nos hace disfrutar con sólo verlo. Unas rebanaditas de pan con ese aceite que nos pones al lado y a disfrutar de lo mejor. Mil besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.