Pencas de acelga con salsa de almendra, 1 +/- 100, desperdicio 0

21 Comentarios

 

Sigo con recetas sanas y de aprovechamiento. Mis acelgas ecológicas tenían unos tallos anchos y hermosos que no podía desperdiciar. Vi esta receta en Tiberis, un blog que sigo muy de cerca. Mi salsa de almendras al utilizar pan casero queda muy espesa, pero no por eso, está menos rica. La acelga forma parte de mi cocina desde siempre, pero desde que tengo el blog, intento crear recetas diferentes.

Cocí las pencas de acelga al vapor en varoma para que conservaran al máximo sus nutrientes y ahorrar energía y tiempo, al utilizarlo mientras se cocinaba la salsa. Os pongo la receta original y mis cambios al adaptarla a la TMX.

Ideal para vegetarianos y para todos a los que nos gusta cuidarnos y comer verduras. También para a los que nos encantan las almendras tanto en platos dulces como salados.

En esta receta aproveché las pencas de acelga y un resto de almendras tostadas que compré antes de Navidad. También un poco de vino blanco que añadí, aunque la receta original no lo lleva. Tampoco entre sus ingredientes está el delicioso queso de cabra de Morella que rallé por encima y que enriquece el sabor del plato.

Como es una receta de aprovechamiento, va a acompañar al largo listado de aportaciones de este mes de febrero en 1 +/-100, desperdicio 0.

Espero que os guste. Buen fin de semana. Cuidaos y cuidad.
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.

Ingredientes

Os pongo entre paréntesis mis cantidades

- aceite de oliva (20 g de aceite de oliva virgen extra)
- 1 cebolla grande (150 g de cebolla dulce)
- 3 dientes de ajo (5 dientes de ajo)
- un manojito de perejil fresco (unas hojas)
- 1 puñado de almendras tostadas (40 g de almendras tostadas sin sal)
- 1 rebanada de pan tostado (40 g de pan casero integral)
- 50 g de vino blanco (la receta original no lo lleva)
- 1 vaso grande de agua (300 g de agua)
- ½ cucharadita de sal (no puse)
- 10 pencas de acelgas que sean gruesas (5 pencas de acelgas ecológicas)
- queso rallado de cabra de Morella (la receta original no lo lleva)

Antes de empezar…

- Con la ayuda de un pelador, quitar los hilos que se forman en las pencas a lo largo. Si son muy tiernas, como las mías, no costará demasiado. Cortarlas en trozos de un tamaño similar.

- Para cocer las pencas de acelga como en la receta original, hervirlas en una olla con agua caliente. Poner un poco de sal y hervir unos diez minutos. Han de quedar al dente, que no se nos rompan. El tiempo final de cocción, dependerá del tamaño de las pencas. Una vez hechas, escurrirlas y pasarlas por agua fría para cortar la cocción. Reservar.

- Si se van a cocer en el varoma, colocar los trozos en el recipiente varoma. Si nos queda libre la bandeja, se puede aprovechar para colocar unos trozos de patata o cualquier otra verdura. Tapar el varoma y reservar.

- Pelar la cebolla y cortarla en trozos. Pelar los dientes de ajo, quitar el germen y partir por la mitad.

- Trocear el pan menudo y dorarlo en una sartén con un poco de aceite.
Preparación en TMX

- Poner en el vaso el aceite, la cebolla, los ajos, las almendras y el perejil. Programar, 3 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula y programar, 5 minutos, 120º, velocidad 1.

- Añadir el vino, el agua y ½ cucharadita de sal. Situar el recipiente varoma en su posición taparlo y programar 30 minutos, varoma, velocidad 1. Retirar el varoma, con cuidado y reservar. Se pueden pasar las pencas por agua fría para parar la cocción. No lo hice.

- Añadir al vaso el pan y triturar 1 minuto, velocidad 5-10 progresivamente o 1 minuto, función triturar en la TMX 6. Bajar los restos con la espátula y repetir la operación hasta obtener la textura deseada. Si es necesario, añadir más agua y volver a triturar. Comprobar el punto de sal.

- Colocar las pencas de acelga en el plato de servir y verter la salsa caliente por encima. Rallar el queso y servir en seguida.
Preparación tradicional 

- Para cocer las pencas de acelga como en la receta original, hervirlas en una olla con agua caliente. Poner un poco de sal y hervir unos diez minutos. Han de quedar al dente, que no se nos rompan. El tiempo final de cocción, dependerá del tamaño de las pencas. Una vez hechas, escurrirlas y pasarlas por agua fría para cortar la cocción. Reservar.

- En una sartén poner un poco de aceite de oliva. Sofreír el pan y reservar. En el mismo aceite, sofreír la cebolla sin que se dore junto con los ajos.

- En un robot o procesador de alimentos, poner las almendras, el pan, el perejil, la cebolla y el vaso de agua. Triturar finamente, si nos queda espeso añadir un poco más de agua. Comprobar el punto de sal.

- Colocar las pencas de acelga en el plato de servir y verter la salsa caliente por encima. Rallar el queso y servir en seguida.

Nota:

- Si se desea cocer las pencas de acelga al vapor en el microondas, colocarlas en la bandeja del recipiente al vapor en el que previamente, se ha puesto agua sin que llegue a la bandeja. Taparlo y cocer en intervalos de 5 minutos, hasta que estén al dente. El tiempo dependerá del grosor y tamaño de las pencas y de la potencia del microondas. Una vez hechas, pasarlas por agua fría para cortar la cocción. Reservar.

- Mi salsa estaba muy espesa debido al tipo de pan, pero preferí esa textura. Si se añade más agua o se utiliza otro tipo de pan, habrá que modificar el punto de sal si la utilizáis.

Bon profit!

21 comentarios:

  1. Yo prefiero esa textura espesita para comer las acelgas, me parece que les va mejor. La preparación me gusta bastante y así en casa salgo de las acelgas con bechamel, que es de la única forma que se las comen, sin pasarme mucho de esa receta, pues es parecida.
    He intentado ver el blog que aconsejas, pero el enlace no me lleva a él, lo digo por si lo quieres revisar.
    Espero que te encuentres bien, ya queda menos para salir de ésta dichosa pandemia.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola. Ya lo he corregido. Besos y sí, ojalá, termine o se suavice la dichosa pandemia.

      Eliminar
  2. Hola Marisa!. Me llevo tu receta ya!. A mi lo único que me gusta de las acelgas son las pencas, así que con esa salsita espesita para mi todo un lujo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A mí las acelgas me gustan hasta hervidas sin más. Soy muy fan de la hoja verde desde pequeña.

    Creo que con esta receta presentas con bastante atractivo un alimento que a muchos (grandes y pequeños) les cuesta.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Que ricura Marisa :-))
    Eso, eso siempre ecológico, que no queremos químicos en nuestros platos.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la receta me encanta y por supuesto autentica delicia la de estas pencas de acelgas con esta salsa tan rica. Besitos y buen fin de semana Marisa

    ResponderEliminar
  6. Que ricas acelgas, supongo que la textura y espesor de esta salsa se podría rectificar al gusto. Yo lo suelo hacer cuando quedan muy espesas, me gustan las salsas densas pero fluidas, claro que eso es cuestión de gustos, y tampoco pondría ningún reparo en la tuya, con el sabor de las almendras deben quedar riquísimas las acelgas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Marisa!! Me encantan las acelgas, tanto las hojas como las pencas, bueno, siempre procuro que me caigan por igual pencas y hojas en el plato, me encanta la textura que tienen las pencas, me recuerdan a los cardos, que me gustan mucho también. Tu receta se ve estupenda, con esa salsa de almendra, sea más o menos espesa, eso me da igual, tiene que estar rica de todas las maneras. Una forma muy rica y saludable de comer. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, las acelgas son de mis verduras favoritas, yo las uso siempre con todo y tallo que pico menudo, nos gustan salteadas en aceite de oliva y con bacon me encanta.
    Tomaré nota de tu preparación para hacer algo diferente la próxima vez.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Ostras, qué recuerdos me has traído!! mi madre nos hacía así las verduras, entre ellas las pencas, y no me acordaba hasta ahora!!
    Un abrazo Marisa!!

    ResponderEliminar
  10. Me gusto mucho tu salsa de almendras, me gusta para usarla no solo con las acelgas, que ricas se ven!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que plato tan bueno has preparado!! Las acelgas me gustan aunque me gustan más otras verduras la verdad, en mi huerto siempre hay para cuando tengo antojo, con esa salsa tendrían que estar de cine...Bess

    ResponderEliminar
  12. Que ricas por favor! yo también he preparado pencas de acelga en lugar de las de cardo, me gustan más estas , y las preparo de muchas formas,
    con almendras deben estar de vicio!!

    ResponderEliminar
  13. looks a delicious chard stalk..yummy !!

    ResponderEliminar
  14. Hola, Marisa:

    Me ha sorprendido gratamente este plato. No se me habría ocurrido una preparación similar para las pencas de acelgas. Lo típico es siempre con salsa bechamel y creo que nos acostumbramos a lo de siempre. Por eso agradezco mucho cuando encuentro platos que se salen de lo habitual, como este tuyo. Seguro que estaba delicioso, solo hay que ver la pinta.

    Un besazo enorme yh feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Aunque las acelgas no entran dentro de mis verduras favoritas, sí las como de vez en cuando, pero no suelo variar mucho de receta. La tuya me ha gustado mucho y me la llevo para probarla, pues esas almendras tienen que darle un sabor muy rico.
    Disfruta del fin de semana. Cuídate mucho. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Yo también suelo cocinar las pencas de las acelgas por separado cuando son grandes, me encantan en salsa y con esta de almendras están divinas!! Bs.

    ResponderEliminar
  17. Me gustan las pencas de acelga , asi que con esa salsita tienen que estar buenisimas
    besinos

    ResponderEliminar
  18. Marisa, qué bonitas fotografías. Nunca he preparado pencas de acelgas, solo las he probado en casas particulares, me debería de lanzar y atreverme con estas pencas tan ricas aunque no sé si ecológicas las podré encontrar.
    Me ha encantado la receta.
    Muchos besos y mucho cuidado.

    ResponderEliminar
  19. Hola Marisa, lo que me gustan a mi las acelgas... Te a quedado un palto muy rico con esta salsa, lo tendré que probar. Estoy con acelgas, jeje

    ResponderEliminar
  20. Hola Marisa, ni por un momento hubiera pensado que ibas a desperdiciar esas pencas tan buenas Así, nos has preparado un plato de sobresaleinte, con esa salsa que da gusto verla y más gusto me daría probarla. Mil besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.