Mermeladas de cerezas a la pimienta

14 Comentarios

Este verano me apetecía preparar una mermelada de cerezas. Hacía mucho tiempo que no la hacía. Me regalaron unas cerezas negras aragonesas y como yo ya había comprado, la mermelada la preparé al día siguiente para que no se estropeara ninguna.

Se me ocurrió darles un toque picante y como no tenía nada más que pimienta negra o cayena y esta última ya la utilicé en esta Mermelada de piña picantona, me decidí a probar con la pimienta en grano, no añadiendo demasiado cantidad, pero para mí, la suficiente, porque está deliciosa.

No quise que quedara muy espesa, por eso y aunque programé mucho tiempo, en mi opinión, está en su punto; además, las cerezas no se han triturado del todo y te encuentras los tropezones al desgustarla.

Aún quedan cerezas en el mercado. Preparadla y me contáis.
Ingredientes para 1 bote grande y otro no completamente lleno

- 200 g de azúcar de abedul o azúcar
- 1/2 cucharadita de granos de pimienta negra (o a gusto)
- 500 g de cerezas negras
- el zumo de 1 limón
- 1 cucharadita de postre de agar-agar en copos
* 2 botes grandes de cristal
Antes de empezar… 

- Lavar y deshuesar las cerezas. 

- Si no tenemos esterilizados los botes, hervirlos con las tapas en agua hirviendo durante unos 10 minutos. Sacarlos con cuidado y colocarlos boca abajo en un paño, después secarlos con papel o un paño seco.

Preparación en TMX

- Poner en el vaso el azúcar de abedul o azúcar y la pimienta. Programar, 20 segundos, velocidad 10. Bajar los restos con la espátula. 

- Agregar las cerezas enteras y el zumo de limón. Mezclar, programando, 20 segundos, velocidad 1, giro a la izquierda. Dejar reposar la mezcla con el vaso tapado unas 3 horas. Este paso no es necesario, pero yo lo hice porque quería que se mezclaran más los sabores.

- Pasado el tiempo, programar, 50 minutos, 100º, velocidad 1, giro a la izquierda. Poner el cestillo sobre la tapa. 

- Incorporar el agar-agar cuidando que no caiga sobre las cuchillas. Programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1.

Preparación tradicional 

- Poner en el vaso de un robot o molinillo el azúcar de abedul o azúcar y la pimienta. Triturar muy bien.

- Verter en una cazuela y agregar las cerezas enteras y el zumo de limón. Mezclar con una cuchara de madera. Dejar reposar la mezcla con la cazuela tapada unas 3 horas. Este paso no es necesario, pero yo lo hice porque quería que se mezclaran más los sabores.

- Pasado el tiempo, cocer a fuego medio, removiendo a menudo hasta que la confitura vaya reduciendo.

- Incorporar el agar-agar y remover bien. Seguir cociendo durante unos 3 minutos aproximadamente.
Envasado de la confitura 

- Verter la confitura caliente en los tarros, taparlos y colocarlos boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen y se haga el vacío. 

Notas: 

- Es una confitura sin azúcar, así que, el tiempo de cocción y espesado de la confitura, cambiará si se utiliza azúcar en vez de azúcar de abedul. 

- Como siempre, lleva muy poca cantidad de azúcar de abedul, pero para mí, el dulzor es perfecto. Al no llevar azúcar y poco de abedul, es mejor conservarla en la nevera.

- Intenter ahorrar tiempo de cocción y programé 120º al principio, pero en seguida, al hervir se salía por el bocal y bajé a 100º en seguida.

Bon profit!

14 comentarios:

  1. Que buena!! Ayer compré una caja de cerezas, así que me voy a poner manos a la obra. besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la textura y el color. El sabor no puedo apreciarlo vía pantalla pero estoy segura de que con ese toque de pimienta tiene que ser una maravilla. Una gran receta como siempre amiga Marisa ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Que buena !! yo tengo ya unas pocas preparadas para hacer ,no se si atreverme con la pimienta
    bss

    ResponderEliminar
  4. Marida ¡deliciosa! esta mermelada.
    la verdad que tiene una pinta..., lo primero que tendré que comprar es un descorazonador de cerezas, mucho más práctico.
    El color es precioso, y con el toque de pimienta debe tener un toque diferente.
    Si la hago tendré en cuenta tus consejos.
    Besitos y feliz tarde.
    Sil
    Los Telares de Sil-Thermomixil

    ResponderEliminar
  5. Qué rico es hacer tu propia mermelada. Te ha quedado con una consistencia perfecta Marisa.
    Las fotos preciosas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué rica mermelada Marisa, qué textura, para acompañar unas tostadas o un cheesecake, uuhhmmmm!!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. pues estaba estos dias pensando si la hacia de cereza ya que este año no he hecho de ninguna fruta me quedan del año pasado de fresa y albaricoque y aun que me gusta hacer cada año diferente estaba pensando en cereza aun que me las voy comiendo mientras pienso si la hago o no . me ha encantado . un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muero de amor con el color y seguro que delicioso sabor de esa mermelada , una pena que ya no tenga cerezas para hacer mas mermelada ya he echo varios tarros de ella ,es una fruta con la que no suelo arriesgar siempre la hago igual .
    Te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  9. Pues habrá que probarla con pimienta. La normal ya la tengo pero esta me ha parecido muy curiosa!! Bs.

    ResponderEliminar
  10. Ese color de las mermeladas y en sí las frutas rojas en todas sus escalas y tonalidades me parecen muy bonitas, la comida entra por los ojos muchas veces y esta mermelada con su pimienta esta para poner en un podio!, me gustan mucho las mermeladas con su punto picantón, las fotos preciosas y la receta estupenda. Deliciosamente aprovechadas esas cerezas, que por acá no consigo pero con contemplarla quedo más que feliz. Te mando un beso grande mi querida Marisa

    ResponderEliminar
  11. hola Marisa, qué regalo de mermelada!! Se sale de la pantalla. Yo no me he atrevido nunca a poner pimienta negra en mermeladas pero ya no tengo duda de que lo puedo hacer sin problema y sin miedo a estropearla. Tomo nota para la próxima que haga. Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo este año no he hecho mermelada de cerezas pero se de muy buena tinta que esta riquísima y con ese toque de pimienta seguro que mas aun.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, qué bonita de color y textura, me encantaría meter la cuchara :) Tiene que estar muy buena con el toque de pimienta, si puedo lo probaré. Aún tenemos cerezas, petnts!

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola Marisa!! Me gusta muchísimo la mermelada de cerezas, sobre todo la casera. Bueno, yo soy muy de hacer mermeladas y conservas en general, sobre todo de lo que tengo en exceso, como algunas frutas, ya sean porque nos las dan o porque tenemos algún frutal propio.
    Yo no soy mucho de picante, pero un poquito de pimienta no le tiene que ir nada mal, eso sí, yo se la añadiría con cuenta gotas, ja, ja, pero no me importaría en absoluto probarla. Lo que no he hecho nunca es la mermelada con el agar agar. Veo que sois muchos los que la hacéis así. Se ahorra mucho tiempo de cocción y supongo que el resultado es igual de bueno. Besitos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.