Mini pasteles de calabaza, corazón cereza. Congelando el verano II

12 Comentarios


Esta es mi tercera y última receta para mi reto Congelando el veranoII. Este año sólo he tenido ganas de dulce y aunque congelé tomate, lo utilicé para mermelada. En esta ocasión combino una deliciosa fruta de inicio de verano que me encanta y otra de otoño-invierno que me gusta una barbaridad; cereza y calabaza. 

Vi unas cerezas espectaculares en el mercado. No eran baratas, pero no dudé en comprarlas. En principio, las adquirí, sin pensar en congelarlas, al contrario, pero no recordaba que en un par de días me iba de viaje y no me iban a aguantar bien una semana en la nevera. Me di cuenta demasiado tarde, y no tuve ni ganas de ponerme a quitar huesos de cereza y fueron directas al congelador. Pensé que era una pena no haber podido comerlas en su totalidad, porque el sabor y la textura, eran increíbles.

Aún me quedan congeladas y este bocado dulce que hoy publico, por suerte, no nos ha decepcionado. Asé calabaza, como siempre y utilicé un poco en preparar estos pastelitos. Me arriesgué, porque no sabía si las cerezas quedarían bien, ni su el sabor sería bueno. La calabaza en la repostería funciona a las mil maravillas, favoreciendo que las masas sean mucho más esponjosas y casi sin que se note su sabor, pero sí su color. En este caso también fue una buena idea combinarla con el agridulce sabor de la cereza asada y un toque de almendra.

El próximo verano, no dudaré en buscar este tipo de cerezas y repetir el proceso porque realmente, estos mini pasteles lo merecen.

Quiero agradecer a todas mis amigas su participación en esta segunda edición de Congelando el verano Para mí es una alegría, que se tomen la molestia de pensar qué van a congelar para meses más tarde, cocinar y regalarnos recetas en las que hayan utilizado ingredientes con sabor y color del verano. Mil gracias por estar ahí.

Si pincháis en el enlace o en el logo del reto, podréis ver todas las recetas que se han presentado y visitar cada uno de los blogs.

Espero que os gusten mis pasteles con corazón cereza. Hasta el próximo verano.
Ingredientes 12 pastelitos 

- 130 g de calabaza asada 
- 75 g de harina de repostería 
- ½ sobre de levadura química tipo Royal 
- 50 g de almendra molida 
- una pizca de canela 
- 85 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- 2 huevos M (94 g) 
- 25 ml de leche desnatada 
- 50 ml de aceite de oliva suave 
- 12 cerezas congeladas 

*moldes de papel para magdalenas 
*una bandeja metálica para magdalenas 
Antes de empezar… 

- Congelar en verano las cerezas. En este caso, al ser pasteles individuales, no importa que tengan hueso. 

- Colocar los moldes de papel en la bandeja metálica. 

- Asar la calabaza hasta que esté blanda. Yo lo hice en el microondas. Pesar la cantidad necesaria. También se puede cocer al vapor. 

- Si no tenemos almendra molida, molerla en la TMX o en un robot o picadora. 

- Tamizar la harina junto con la levadura. 

- Precalentar el horno a 170º. 

Preparación en TMX 

- Verter todos los ingredientes en el vaso, excepto las cerezas. Programar, 1 minuto, velocidad 4.  

Preparación en Tradicional 

- Picar la calabaza con un tenedor. Reservar. 

- Añadir a la mezcla de harina y levadura tamizadas, la almendra molida, el azúcar de abedul o el azúcar y la canela. 

- En otro bol, batir los huevos, agregar el aceite, la leche y el puré de calabaza. Batir bien hasta obtener una mezcla homogénea. 

- Verter sobre los ingredientes secos. 
Montaje y horneado 

- Verter con un cucharón pequeño la masa en los moldes de papel, pero sin que llegue al borde (1 cm aprox.) 

- Introducir en el centro una cereza sin descongelar. Comprobar que queda centrada. 

- Introducir el molde en el horno con cuidado. Hornear a 170º durante unos 15 minutos, calor arriba-abajo. Controlar que no se doren en exceso. 

Notas: 

- Puse muy poca cantidad de levadura química. No quería que subieran en exceso y considero que la cantidad es suficiente. 

- Se conservan bien de 2 a 3 días, pero como la cereza se puede estropear, es mejor no hacer mucha cantidad y consumirlos rápido. 

- Si los queremos hacer ahora y no tenemos cerezas, podemos prepararlos sin ellas, sólo con la calabaza o también se puede introducir en la masa, una cereza confitada.

Bon profit!


12 comentarios:

  1. Marisa qué buenos deben estar estos pastelitos, aunque a mí la cereza me gusta natural, creo que es como mejor se aprecia su sabor. Aunque bien merecerá la pena hacer la prueba el verano que viene, congelando unas cuántas para probar tu receta, su bonito aspecto solo puede ser señal de lo riquísimos que han de estar.
    Aprovecho para agradecerte que hayas organizado este reto, pues se aprende siempre algunos trucos y consejos, nunca se sabe cuando los podemos necesitar.
    Me ha gustado participar este año, y como dijo Cuca hace unas semanas, ya tengo en mente alguna cosilla para congelar, a ver como se da la cosecha, y así poder participar en tu Congelando sin que me pille el toro, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa! Cierras el reto con una receta que merece aplausos, es super original mezclar calabaza con cereza, algunos podrían pensar incluso que arriesgado pero no dudo ni un instante del resultado, ha tenido que ser muy rico! Me ha gustado mucho que dejaras el rabito de las cerezas, queda muy gracioso, llama la atención y hace que estas magdalenas entran por los ojos de inmediato! Un bocado espectacular! Un besito fuerte y gracias a ti por montartelo tan bien y hacernos participar a tus proyectos :) Feliz semana!!

    ResponderEliminar
  3. Marisa ¡gracias a ti por meternos en estos líos tan maravillosos! Este año ha subido el nivel ¡y me gusta! La idea de combinar frutas de diferentes temporadas me ha encantado y para el año que viene tengo clara una de las frutas que quiero congelar (espero que nuestro árbol dé algunas) y le voy dando vueltas al tema combinación de temporadas que me ha gustado como te digo mucho.

    Estos pastelitos son una culminación perfecta para el reto y sin duda me han enamorado al combinar cerezas y calabaza que tanto me gustan ambas.

    Nos quedamos con muy buen sabor de boca esperando el nuevo reto

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Los postres con calabaza me rechiflan y en casa tambien triunfan asi que congelare cerezas el verano que viene y los hare no dudo ni un segundo que estaran de muerte relenta no lo siguiente ,para no varirar te han quedado espectaculares.
    Un placer participar un año mas en el congelando ,el año que viene intentare congelar mas cosas y que no me pille el toro como este año al final termine haciendo una mermelada que ha sido un exito hasta a mi sobrina le ha gustado tanto que se ha llevado el ultimo tarro para compartir con sus compañeras de piso .
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de pastelillos te han quedado, tienen que estar para relamer los dedetes guapa, esa cereza aromatizando la masa tiene que ser una golosada, nunca he congelado cerezas y lo haré en la próxima temporada, hasta son atractivos a la vista, te llega una visita improvista a casa y los sorprendes con estos pastelillos y te hacen la ola...Bess

    ResponderEliminar
  6. Marisa estos mini pastelitos te han quedado además de ricos, una cosita tan bonita y bocados perfectos que de verdad me encantan, ese corazoncito de cereza entre los pastelitos de calabaza asada me parecen súper romanticos (jajajajja, de verdad ese colorcito y el nombre que llevan me dejan derretida de amor). Por supuesto el sabor delicioso, concuerdo contigo y añado que la batata dulce o boniato a camote también van perfecto para preparaciones de repostería, este año no he sido muy de calabaza, aunque me gusta mucho, he aprovechado las batatas dulces de acá). Pues me gusta mucho pastelitos, todas tus notas a tener en cuenta las guardo. Me parece una receta deliciosa, un aporte a ese verano que contrasta tan bonito en tus pasteles.
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya pastelillos divinos! Sin probarlos se de cierto que estarán espectaculares. Si, he comido las cerezas horneadas en los crumbles y están muy buenas, así es que no tengo duda de que han sido todo un éxito. Magnífico reto Marisa. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Pues menudos pasteles más maravillosos te surgieron de esas cerezas compradas por amor a primera vista.
    ¡Haces maravillas con productos congelados!

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  9. ¡Madre mía! ¡Qué preciosidad y qué delicia! Son unos pasteles que desprenden una delicadeza impresionante....como todo lo que haces. ¡Te admiro!
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa, a mí me encantan las frutas en la repostería. Siempre realzan el sabor de cualquier pastel y sobre todo su apariencia. Quedan siempe preciosos y aportan jugosidad a los bizcochos y hojaldres. Así que puedes imaginar lo que me gustan estos pastelitos, así pequeñitos y con tanto sabor cmbinado. Pero si estos pasteles han sido un éxito , máa "Cogelando el verano", una apuesta segura, nos has reunido a muchas y sobre todo hemos venido con gusto, con gans de participar y de inventar. a la vez , seguro que mucho hemos aprendido y sobre todo disfrutando. Es de lo que se trata¿ no crees?.
    Un beso preciosa y a descansar hasta el próximo!!

    ResponderEliminar
  11. Marisa , pero que cosas mas ricas preparas , estos pastelitos tienen una pinta fantástica , que ricura
    besinos

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa,como sabes estoy de Vacaviones pero voy a congelar fruta para inspirarme con ella en noviembre
    Espero apuntarme en septiembre
    Feliz verano
    Soy Victoria del blog cocinando con mandil
    Besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.