Pan de espelta integral con poolish en microondas, En buena onda

18 Comentarios



Hace mucho tiempo que quería hacer pruebas de pan en el microondas. El primero y único del blog es un Pan bicolor, casi dulce. Ahora, que entre mi amiga Elisa, Que no te falte un perejil y yo llevamos a cabo el proyecto En buena onda, me apetecía mucho repetir para mejorar aquella experiencia. No sólo he cambiado de microondas, también sé un poco más de masas y de panes. Además de todo ello, el confinamiento y la crisis provocada por el COVID19, han contribuido a afirmarme en la decisión. No todo el mundo se puede permitir encender un horno a menudo, incluso hay gente, que no lo tiene. Se ahorra tiempo, energía y dinero utilizando el microondas. El objetivo es el mismo que el que me planteé al publicar la Levadura fresca de panadería casera elaborada con cerveza y el Pan con masa de coca y levadura fresca de panadería casera. Tenía muy claro, que mi blog, al igual, que muchos otros, tiene que seguir facilitando la vida a quien entre en esta mi cocina y lo necesite. Hubo entonces críticas en redes sociales a otras personas que hornearon este tipo de pan. Críticas de gente que no lo horneó o lo hizo y le salió mal. Allá cada cual con su opinión. En la sociedad actual, hay demasiada gente que critica, insulta o habla sin tener ni idea del tema; por desgracia las redes sociales lo facilitan y crean “falsos catedráticos del saber universal”. 

En este blog, mi espacio, del que sigo disfrutando, aprendiendo, enseñando y conservando muy buenas amistades, todo lo que se publica está experimentado, testado y preparado con mucho cariño. También se reconoce con humildad lo que no está perfecto o las dificultades encontradas. Este pan en microondas no iba a ser menos. Quien me conoce, aunque sea un poco, sabe que soy muy tenaz (cabezota para muchos), trabajadora y demasiado perfeccionista y eso no siempre es bueno, aunque en la mayoría de las ocasiones, es muy gratificante para mí. Este pan es el resultado de más de un mes de práctica y de más de veinte elaboraciones para poder conseguir un resultado óptimo, que, por supuesto, siempre será mejorable, pero aviso a navegantes, no a todo el mundo tiene que salirle bien a la primera, ni tampoco gustarle. Así es todo en la vida. 

Os voy a explicar todo el proceso claramente teniendo siempre en cuenta dos cosas, mi pan es sin sal y el microondas no es como un horno convencional. Algunos como el mío, tienen una función tipo horno, pero no es la que he usado porque se trataba de compartir un pan que pueda prepararse en todos los microondas.

Tras todas las pruebas con diferentes tipos de harina y siempre con levadura seca de panadería, he llegado a estas conclusiones: 

1. Prefiero utilizar un molde de cristal tipo Pyrex que los de silicona. El de silicona siempre me da la impresión de que da al pan un sabor extraño. En los primeros panes, forraba el molde con papel de hornear húmedo y los hacía con forma de cake. Los últimos, me han quedado muy bien en el bol y untado con aceite. Se despega sin problema con la ayuda de una espátula. Podéis elegir. 

2. He publicado finalmente el de espelta integral con un poolish de espelta integral, porque es el que más esponjoso me ha quedado de todos, también ha sido el último, lo horneé el pasado viernes. En los otros, he utilizado harina blanca de trigo con más o menos fuerza, harina integral de trigo, harina de tritordeum y harina de espelta. La harina no ha influido en el resultado, lo único que he modificado ha sido la cantidad de líquido. El poolish siempre lo he preparado con harina de fuerza blanca, pero en éste último, me arriesgué y lo hice con espelta integral. Recordé que alguien en un comentario me pidió un pan totalmente integral y mira por dónde, va a ser éste. No pasa nada si el poolish es con harina blanca y el pan con harina integral. 

3. Creo que en el microondas es mejor hacer un pan pequeño porque cuando se finaliza la cocción, queda muy mojado. Siempre se pueden hornear dos, uno a continuación del otro porque el tiempo de espera es corto y la masa no se pasará de fermentación. El tamaño es importante porque no en todos los microondas caben moldes o boles grandes.

4. Me he entrenado en cada pan sólo con levadura seca de panadería (no confundir con la levadura química de repostería) y he utilizado muy poca, tanto para el poolish, como para el pan. No hay que olvidar que mayo y junio son meses en los que la temperatura ya es buena, pero si no es así, siempre trabajaremos entre 23º y 27º. 

5. Para el poolish seguí la receta que publiqué, pero dividí la cantidad de ingredientes por la mitad ya que el pan es con 250 g de harina. En la masa de pan, fui experimentando con el agua porque al ser un pan en microondas, tenemos que conseguir que la miga no quede dura. Queda dura, como si fuera goma, desagradable al morderla si nos pasamos en el tiempo de cocción, pero también si la masa no está suficientemente hidratada. No queremos un ladrillo mojado por fuera y duro por dentro. Según el tipo de harina, absorberá más o menos líquido. Es muy interesante comprobar cómo el poolish se nota al amasar, es como si hubiéramos añadido un merengue, “suena” en cada movimiento realizado en el amasado. Ha formado parte de todos los panes porque contribuye a mejorar no sólo la miga, también la duración y conservación del pan. 

6. Sólo en dos o tres ocasiones, he utilizado la TMX para amasar, pero después he preferido el modo tradicional. En un bol con una espátula, una rasqueta y algo para taparlo, prácticamente, no te ensucias y para la cantidad de harina, la TMX no vale la pena. Además, si vamos jugando con la masa, en el bol, la controlaremos y nos será mucho más sencillo y gratificante. 

7. A estas alturas de mi vida como panadera aficionada, debo seguir las técnicas ya aprendidas, se notan en el resultado, como no puede ser de otra manera. Este pan, totalmente integral, está mejor al día siguiente que es cuando lo fotografié. Se conserva tierno tras pasar muchas horas bajo un paño de algodón. Las fotos no pueden hablar del sabor y os comento que está bueno. 

8. Que nadie se confunda, el pan, una vez sale del molde está muy mojado y debe reposar sobre una rejilla. Una vez, frío y seco, si se deja para el día siguiente, tapado con un paño de algodón, se cortará perfectamente y se parecerá mucho más a uno horneado en horno convencional.  Tampoco nadie puede pretender que quede precioso, que no lo es, aunque confirmo, que, tras tanta prueba, en los últimos, la miga ya no tenía nada que ver con la de los primeros. Tanto en éste, como en cualquier otro pan, la paciencia y la experiencia, la práctica, son un plus. NADIE NACE ENSEÑADO. 

Con el microondas, una buena harina, un buen fermento como el poolish y ganas, podemos tener un pan casero sano, elaborado en casa sin pasar calor y ahorrando bastante en electricidad. Congela a la perfección cortado en rebanadas y tostado, también está rico. 

Os animo de nuevo a meter las manos en harina, en esta ocasión, me ha costado más editar las fotos y escribir la entrada, que hornear el pan (claro, sin tener en cuenta que han sido muchos). Como es un pan en el que vuelvo a enseñar, a mostrar mi experiencia, lo voy a llevar también a mi Aula de pan. Es ideal para los que no tienen mucho tiempo, no tienen horno o simplemente, quieren aprender y experimentar. Para los que no quieren ni oír hablar de masa madre y para los que se apuntan a un bombardeo como yo.

Y como estamos a día 15, volvemos de nuevo con En buena onda con toda la ilusión como cada mes, invitándoos a participar y agradeciendo todas y cada una de las aportaciones. Elisa, nos sorprende con unos Huevos revueltos, que según ella, irían a la perfección sobre este pan. Yo creo que también se los podemos añadir junto a mi tomate valenciano de El Perelló. Un tomate de calidad, muy carnoso, con pocas semillas y con un intenso sabor, muy dulce y con poca acidez. Le rindo mi pequeño homenaje porque este año, debido a la crisis sanitaria que vivimos, se ha suspendido la feria gastronómica y está todavía en temporada.

¿Os unís a la propuesta?
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.

También encontraréis todas las recetas en Instagram (@enbuenaonda_) y en nuestra página de Facebook (En Buena Onda).
Ingredientes para un pan pequeño de 250 g

Poolish 

- 125 g de agua (25º C) 
- 125 g de harina de espelta integral BIO 
- la punta de un cuchillo de levadura seca de panadería 

Pan 

- todo el poolish (200 g aproximadamente) 
- 120-125 g de agua mineral (en éste 140 g) 
- 250 g de harina de espelta integral BIO 
- 40 gramos de semillas variadas (opcional) 
- harina tamizada (opcional) 
- tomate de El Perelló y queso fresco (opcional)

* papel sulfurizado húmedo que sobresalga del molde o aceite para embadurnarlo

Antes de empezar… 

- Preparar el poolish 3 o 4 horas antes o la noche anterior. A mí me gusta prepararlo en el día. Si lo tengo a una temperatura superior a 23º, leuda rápido. 

- Humedecer el papel y escurrirlo o untar el molde con aceite.

- Si se van a utilizar semillas, ponerlas en remojo con antelación para que se hidraten.


Modo tradicional 


- Poner en un bol 100 g de agua. Agregar la levadura y dejar reposar 5 minutos. Incorporar el poolish y mezclar con una espátula. Agregar la harina y con la rasqueta o con la punta de los dedos, ir incorporándola. 


Mezclado y fresado 


- Trabajar la masa dentro del bol con la rasqueta. Dejarla en reposo (autolisis) 10 minutos con el bol tapado. 

- Ir agregando poco a poco el agua (de 10 a 30 g más) y amasar con la mano derecha, mientras se agarra el bol con la izquierda. Hay que amasar bien, antes de añadir más agua (ver notas). 

- Volver a tapar el bol y dejar la masa en reposo 1 hora.
Pliegues 

- Si la masa está muy blanda, dejarla reposar dentro del vaso unos 20 minutos. 

- Empezar ha hacer los pliegues cada 30 minutos. Los hice dos veces. Antes de empezar los segundos, agregar las semillas hidratadas y hacer los pliegues hasta que la masa vaya adquiriendo fuerza. 

- Con los pliegues, desarrollaremos el gluten y el pan se amasará sin esfuerzo. Para hacer los pliegues, estirar la masa de fuera al centro con la mano derecha, mientras con la izquierda se agarra el bol y se va girando en el sentido de las agujas del reloj. 

- Formar una especie de atillo y pasar la masa al molde donde se va a hornear. Si el molde es de tipo cake, darle forma alargada. 

- Tapar el bol y dejar leudar la masa durante 1 hora. 

- Si se desea, espolvorear la superficie con harina o copos de avena. 

Horneado 

- Hornear 6 minutos a 650 W. No abrir el microondas. 

- Con cuidado de no quemarnos, sacar el pan del molde y darle la vuelta al pan. Colocarlo sobre un plato y hornear 2 minutos a 650 W. Dejarlo en el interior del microondas durante 2 minutos, sacarlo y colocarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe. La potencia dependerá de cada microondas. También sale bien horneando a 600 W. 

- Desmoldar y colocar sobre una rejilla hasta que se enfríe. Si se ha untado el bol con aceite, será mejor esperar unos minutos y pasar una espátula de silicona por el borde del pan con cuidado. El pan se despegará perfectamente del molde, pero será necesario hacerlo con cuidado porque está caliente.
Si se desea preparar la masa en la TMX, seguir los siguientes pasos.

Preparación en TMX

- Poner en el vaso el agua, agregar la levadura y dejar reposar 5 minutos. Incorporar el poolish. Programar 3 minutos, 37º, velocidad 2. Si hace calor, nos saltaremos este paso o no programaremos temperatura.

- Añadir la harina y programar, 3 minutos, velocidad espiga. Quitar el cubilete pasado el primer minuto. 

- Pasar la masa a un bol. El resto, como en la forma tradicional.

Notas: 

- Es fundamental no añadir toda el agua al principio e ir agregándola poco a poco tras el primer reposo. Si no eres muy avezado en masas, empieza con poca agua. Os he puesto una cantidad que va de 125 g a 140, que es la que utilicé en este pan. Como siempre indico, cada harina, su temperatura, pedirá más o menos cantidad de líquido. 

- En todas las veces que he experimentado, he usado un bol de cristal o tipo cake. Lo prefiero a la silicona porque me da la impresión que ésta confiere un raro sabor al pan. 

- Si el pan está poco horneado, sabe a crudo, pero si nos pasamos con el tiempo de cocción, queda duro o como si fuera chicle. La potencia ideal es entre 600 W y 650 W. No hay que pasarse de los 6 minutos. 

- He visto este genial Bol para fermentar masa y me ha parecido útil recomendarlo, especialmente para cuando hace frío. Si en vez de un bol, prefieres el molde de plumcake, también te saldrá perfecto.

Bon profit !
You are invited to the Inlinkz link party!

18 comentarios:

  1. Creo que es la primera vez que veo horneado un pan en microondas, pero no me extraña que seas tú quien lo muestre, con lo que has aprendido últimamente sobre masas y panes, cada vez tienen menos secretos para ti. He visto los huevos revueltos de Elisa y desde luego este pan les va de maravilla para comerse unas buenas tostadas con ellos después de un paseo mañanero por la playa, ya hay que ir pensando en actividades veraniegas, aunque este año pinten raras. Buena receta como siempre y buena onda la vuestra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No he hecho nunca pan en el microondas, en el horno si empleo una pirex o un molde especial que tengo de Lekuéé que aunque es de silicona no se nota en el sabor del pan luego, porque me pasa como a ti, cuando hago algún pastel o magdalenas en moldes de silicona acabo notando el sabor a silicona, pensaba que era manía mía, pero ya veo que no.
    Se le ve una miga tierna, para tomarlo de desayuno con alguna rica mermelada casera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa, vengo del blog de Elisa y al ver tu pan me ha entrado una curiosidad instantánea, y he venido corriendo a verlo. Por favor, te ha quedado ideal y lo has hecho con el microondas!!!!!!. Mira que es un electrodoméstico que solo lo he usado para calentar o fundir chocolate . Nunca se me hubiera ocurrido hacer pan!!!!! Ai estoy aprendiendo un montón sobre cocina con el microondas. Te felicito, el aspecto es genial, el sabor, me lo imagino. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa. No es extraño que en este tiempo que hemos disfrutado de confinamiento hayas hecho infinitas pruebas para lograr preparar unos panes que solo pueden quedar al alcance de cocineras-panaderas tan expertas como tú.
    No me canso ni de leer como los haces ni de verlos y la verdad es que cada vez que publicas uno mi capacidad de asombro se queda corta y es que siempre sobrepasas los límites de lo perfecto.
    De siempre, eso si lo sabía jj, para hacer pan se utilizaba el horno. Esa idea ya ha quedado obsoleta a partir de hoy porque viendo este pan que has hecho utilizando el microondas en lugar del horno ya no encuentro palabras para decir algo.
    Un pan que con solo verlo ya apetece probarlo. Esponjoso, tentador con cualquier acompañamiento que se ponga a su lado. Y ese tomate y queso es ideal.
    Espero, Marisa, que sigas perfectamente y que aproveches, si puedes, esos paseos por la playa y más ahora que entre semana no habrá mucha gente.
    Un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus explicaciones Marisa.
    Yo solo hago pan de sartén, porque con el horno no me trato jjjjj
    Pero en el micro me entra curiosidad.
    Yo veo un estupendo pan :-))))
    1 saludito

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa !
    He visto algunos panes hechos en el microondas , pero decir que pocos o ninguno de ellos tenían tan buen aspecto como el que tu nos muestras, con esos alveolos que da gusto verlo.
    Lógicamente no queda con la misma textura de un horno convencional, pero como bien dices, la rapidez y el ahorro es considerable . Algún día igual pruebo , cuando lo haga tú serás mi referencia.
    Gracias por explicar todo tan detallado y concienzudo . La gente que critica no tiene ni idea del esfuerzo y trabajo que conlleva todo esto, encima de compartir altruistamente.
    Es mejor obviarlos y no darles gusto y allá cada cual .
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  7. Un pan en microondas, lo nunca visto Marisa.
    Y que pinta tiene!!
    Se ve buenísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, ya estoy aquí! Sabía que lo conseguirías, has hecho el mejor pan en microondas, se ve espectacular pues esa miga es perfecta. Nadie podría creer que está horneado en microondas. Todo un reto más que conseguido, yo no tenía la menor duda de que tendríamos el mejor pan gracias a ti. Este proyecto es un verdadero lujo Marisa, ésta es nuestra recompensa, los resultados magníficos del trabajo bien hecho. Un beso muy grande, seguimos en buena onda, eso siempre.

    ResponderEliminar
  9. Marisa........es que has rizado el rizo.....me dejas con la boca abierta.....pero viniendo de ti no me extraña lo más mínimo¡¡¡
    Se ve estupendo.....tengo que probarlo
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  10. Pan en el microondas? 🤔la curiosidad me mata y viendo esas fotos me tienta aún más 😉tiene muy buena pinta besinos wapa

    ResponderEliminar
  11. Creo que es la primera vez que veo un pan horneado en microondas y la verdad que tiene un aspecto muy bueno y seguro que también lo es en sabor. Junto a los huevos revueltos de Elisa han de hacer una pareja perfecta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Wow! No dejas de sorprenderme con tus panes y ahora en el micro, ¡qué bueno! BSS linda!

    ResponderEliminar
  13. es la primera vez que veo un pan en microondas ,viniendo de ti no me sorprende y es que no paras , seguro que esta muy bueno , aunque no este como los hechos en horno convencional ,yo que utilizo bastante el microondas se que las cosas preparadas en el salen ricas
    besitos

    ResponderEliminar
  14. Marisa, muchas gracias por este post tan bien explicado con lujo de detalles, no me extraña como dices que hayas tardado más en escribir el post que en hacer propiamente el pan. Me encantan tus recetas y tus aclaraciones.
    Sabes que me encanta hacer pan, pero no soy una experta como tú, intentaré hacerlo un día a ver si me queda algo parecido al tuyo.
    Yo también prefiero hacer el
    Pan directamente en Pyrex pues he notado que salen estupendos y se desmolda sin problema alguno. A veces nos complicamos más de la cuenta, más de lo que toca.
    Toda una clase magistral la que nos has dejado.
    Feliz día y a continuar con mucho cuidado, no vayamos a meter la pata después de tanto esfuerzo y sacrificio.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa!!
    Has hecho un gran trabajo y una gran experiencia!!
    Si tu has necesitado un montón de ensayo para conseguirlo, como se puede luego criticar a la primera cuando a alguien no le sale.
    Tu misma sabes que a mi tampoco me salió esa estupenda tarta de ruibarbo y manzana que con tanta ilusión me distes la receta. Tengo que volverla hacer y usar mis técnicas y ponerla en práctica como yo creo que va a salir mejor. Por que no hay que rendirse.

    Un beso y sigue cuidándote!!

    ResponderEliminar
  16. Desde luego Marisa que lo que tu no consigas no lo hace nadie, no te rindes nunca y al final todo te termina saliendo de categoría. Durante el confinamiento yo también he hecho mucho pan y he trabajado masas diferentes para aprender, pero la verdad es que hacer pan en el microondas no se me ha ocurrido en ningún momento.
    El pan te ha quedado genial, parece mentira que en 10 minutos esté horneado. En cuanto tenga un ratito intentaré hacerlo....ya te contaré!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa, que buena es la espelta en todos los sentidos, para mi gusto una de las mejores harinas. No he cocinado nunca pan en el micro, si que va rapido. Algún día lo probaré :)

    ResponderEliminar
  18. Marisa me parece una genialidad, en cuanto vuelva a casa lo tengo que probar, tiene una pinta buenísima y saber que se puede hacer pan en el micro me ha sorprendido muchísimo, ya sabes que no tengo experiencia en este tema pero no creía que fuera posible, gracias por compartir este descubrimiento.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.