Dulce gelatinoso de caqui y cacao

20 Comentarios


Esta receta que hoy publico, llega al blog tras ser muy, pero que muy famosa en los últimos meses en las Redes Sociales y blogs. Llegó el caqui a los mercados y por todos lados se veían las “natillas de caqui y cacao” o los “flanes de caqui y cacao” con dos ingredientes en la mayoría de los casos y en otros, añadiendo algún edulcorante o dátiles, incluso, almendra molida.

Yo no utilicé caqui Persimon®, compré caquis maduros de los de siempre, la otra variedad, el que se puede comer con cucharilla, el Classic. Si leéis esta entrada de la Salsa de caqui y mistela, podréis saber más información sobre los caquis DO de mi tierra, concretamente de la comarca de la Ribera del Xúquer. Como me gustan mucho, podéis encontrar más de una receta con esta rica fruta en el blog.  

Cuaja perfectamente con las dos variedades y a quien todavía no haya probado este dulce gelatinoso, se sorprenderá porque es muy, pero que muy sencilla. Está también muy rico. Lo tenía en borradores y no he querido dejarlo para más adelante. Hay caqui Persimón todavía y si lo ha probado gente a la que le he dicho yo cómo se prepara, sólo faltaba.

El caqui es muy nutritivo y saludable, pero para los que tengáis que controlar el azúcar, es importante comentaros, que aunque no lleve azúcar, ni edulcorante, no se debe abusar porque tiene bastantes hidratos. 

Como no lo hice con caquis Persimon®, si son los que tenéis y están todavía muy duros, tal vez es mejor que maduren antes de triturarlos. Lo más importante es que una vez triturada la mezcla, hay que dejar que repose en la nevera para que cuaje. Yo le añadí medio yogur y un poco más de cacao y aunque la fruta era muy dulce, el postre no lo estaba tanto, debido al cacao puro, lo prefiero así. Si es para niños, igual no les gusta, pero es una forma ideal de ofrecerles un postre apto para cualquier intolerante, incluso atractivo para niños poco comedores si elegimos unos moles chulos. Se puede endulzar en estos casos triturando dátiles o añadiendo un poco de azúcar moreno o panela. Me parece importante aclararlo por si acaso.

Utilicé como molde un recipiente de queso fresco con tapa y lo guardo porque me va de maravilla. Os lo digo porque como lo reciclo en cada uso, y también utilicé unos caquis que estaban madurando mucho, este dulce se va directo a mi proyecto, 1 +/- 100,desperdicio 0 de este mes de enero.

Como podéis ver en la foto, está cuajado al cortarlo. No acabo de entender que se le llame natilla con esa textura. 

Espero que os guste y que lo probéis. Da el pego, ¿no? 
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 desde su inicio.

Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en el logo. Os invito a participar.
Ingredientes 

- 500 g de pulpa de caqui (2 caquis grandecitos)
- 125 g de Yogur desnatado casero (añadí la mitad solamente y desnatado)
- 2 cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar

Preparación en TMX 

- Pelar los caquis maduros y extraer la pulpa. 

- Ponerla en el vaso con las dos cucharadas de cacao y el yogur. Programar, 30 segundos velocidad 5. 

- Bajar los restos con la espátula y volver a programar, 1 minuto, velocidad progresiva 5-10 o 1 minutos modo triturar en la TMX 6.

Preparación o tradicional 

- Pelar los caquis maduros y extraer la pulpa. 

- Ponerla en el vaso de una batidora con las dos cucharadas de cacao y el yogur. Batir bien hasta que no queden grumos. 

Finalización 

- Verter la mezcla en el molde, taparlo con la tapa o con film transparente y dejarlo en la nevera como mínimo 8 horas. Creo que es mejor de un día para otro. 

- Desmoldar con cuidado y servir. 

Notas: 

- No es dulce. Si así se desea, se puede añadir edulcorante si no se quiere agregar azúcar.

- Está rico combinado con mandarinas o naranjas.

Bon profit!

20 comentarios:

  1. Me dejas ojiplática. No conocía la receta y sólo de ver las fotos, me dan ganas de meter la cuchara. Tampoco sabía que el caqui tuviera ese poder gelatinizante.
    Precisamente hoy he cocinado cerdo con unos caquis supermaduros, que si llegas a publicar tu receta antes, la había preparado, aunque no quería hacer un dulce. Creo que me ha sobrado uno y como eran hermosos, podré hacerla, adaptando las cantidades a la pulpa que me salga.
    Vengo de la cocina y sí, me sobró uno. Mañana te copio la receta y ya te contaré, aunque le haré algún pequeño cambio, para aprovechar lo que tengo en casa y evitar comprar sin necesidad (estoy en modo "desperdicio 0").
    Yo también reutilizo envases de queso con tapa y bandejas de plástico aptas para alimentos y reutilizables. Resultan muy prácticas y se ahorra dinero.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un flan estupendo que te ha quedado con solo tres ingredientes, con la densidad justa y un aspecto que atrae como las moscas a la miel. Oye y lo de utilizar los moldes de queso fresco es una idea, quedan con una forma muy bonita y la cantidad justa. Por aquí ya no veo caquis, pero es una receta para guardarla y no perderla, la mar de interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Aquí estoy en tu cocina no me podía resistir a ver tan buenísima receta y como tu bien dices una gelatina moldeada es lo que me parece a mi, por que de natillas nada y de flan tampoco, por que flan queremos entender que lleva huevo, pero ves muchas cosas que no te cuadran o no saben diferenciar lo que es una cosa y otra ...pero bueno a lo que vamos.....No soy mucho de cacaquis pero me parece una renta extraordinaria y sanisima a parte de ser tan sencilla que la puede hacer un niños gracias por compartirla, Bikiños

    ResponderEliminar
  4. Que textura tan interesante Marisa,un postre que tengo que hacer,me llevo la idea
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  5. Marisa me ha sorprendido mucho este postre.
    Aunque en verdad no lo llego a entender muy bien. ¿Cómo se a cuajado?

    El caqui está muy rico, pero no sé por qué nunca me da por comprarlo. Es de esas frutas que no termina dándome confianza a la hora de comer, y mira que está dulce y rica!
    En fin... cosas mías jeje

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mismo caqui el que viaja. No lleva ningún espesante. Curioso, ¿Verdad?
      Compra caqui valenciano. Ahí tendrás Persimón deja que madure y hazlo. Besos y gracias.

      Eliminar
  6. Las fotos son espectaculares. Lástima que sea una de las frutas que apenas consumo porque no me agrada su sabor.
    Tienes razón que el nombre de natillas no le va para nada , es increíble como ha cuajado.
    Es una textura perfecta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Babeando me quedo. ¿Que tu te crees que no lo voy a hacer? Pues sí, no lo dudes, te lo voy a copiar, lo voy a probar aunque te digo que nunca compro caquis, ni los pruebo, pero así, con cacao, con ésa textura que me dice: cómeme. Lo voy a hacer.
    Gracias por la receta. Las fotos también preciosisismas.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa ! yo si compro caquis ,es una fruta que nos gusta aunque en postres no la utilizo mucho,me ha encantado como queda el dulce que has preparado
    bss

    ResponderEliminar
  9. Los caquis no me hacen mucho tilin pero despues de ver tu postre ,que por cierto no habia visto antes tendre que hacerlo para quitarme el gusanillo y se de una ( a mi madre le encantan )que le voy a alegrar el dia .
    Como siempre receta y fotos son de 20 points ,por cierto me llama la atencion que quede asi de cuajadito sin gelatina ni nada .
    Bicos mil wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa, te comenté ayer, pero me parece que no salió, pues era desde la tablet y a veces me falla. Si es así, borra este comentario.
    Me gusta mucho tu dulce, ya que lleva chocolate y me chifla, si se nota el caqui no me importaría, porque también me gusta :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Marisa, este es mi postre, me lo pido. No soy muy golosa con lo cual si tuviese que elegir sin duda lo haría con placer.
    A ver si lo hago prontito.
    Muchos besos y feliz día

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa!
    Los caquis me encantan y viendo el aspecto tan buenísimo de tu dulce desde luego que lo probaré enseguida. Qué curioso cómo se ha cuajado tanto...
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues debe de estar buenísimo!! no sabía que sin gelatina quedara tan compacto... pero veo que queda estupendo!! Bs.

    ResponderEliminar
  14. Marisa el chocolate y la naranja son buen tándem :-)
    Bien curiosa la textura.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  15. Me parece una receta buenísima. ME la apunto para el próximo otoño ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Hol, estoy sorprendida del resultado, verdaderamente parece un flan, con tres ingredientes has hecho magia. Me encanta!!!Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa.
    Lo hice y a mi me ha gustado mucho. Le puse yogur de leche de cabra y un poquitín de miel. Quedó dulcecito y muy rico. La repetiré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Tiene que estar curioso! El caqui no lo consumo nunca y no conocía esta receta pero le debe quedar bien la combinación con chocolate. Bss guapa!! Feliz finde!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.