Espaguetis de espelta con queso y limón

18 Comentarios


Este mes en el reto Color y sabor de temporada coordinado por Pilar, Postres originales, Nuria, Thermonuria eligió la sandía como ingrediente y entre las demás, votamos por el limón. Como no tengo muchas recetas con limón en el blog y quería además, descansar de recetas dulces, me decidí por ésta salada.

También me apetecía volver a cocinar pasta e innovar un poco porque en casa, me repito últimamente mucho. Esto no puede ser, porque mira que la pasta es agradecida.

Creo que lo acerté y la receta es diferente totalmente a lo que he publicado hasta ahora. Un plato de pasta sano, vegetariano y en el que el toque de limón y queso, le aporta el punto atrevido y puede ser que innovador. Al menos en mi cocina, lo es.

Tenía espaguetis integrales de espelta BIO, un calabacín que se había quedado huérfano en el cajón de verduras, un trozo pequeño de queso de cabra tierno y un limón más solo que la una. Me gusta utilizar frutos secos con la pasta y elegí las almendras, pero creo que las nueces también podrían irle bien a esta receta. Ajo, nata de soja que estaba por abrir, pero que podéis sustituir por nata (si no os importa utilizarla) y un buen aceite de oliva virgen extra. Os explico en seguida todo el proceso que es de lo más sencillo y adaptable a los gustos de cada casa. 

El día acompañaba para hacer las fotos. La lluvia no esperada empezó a caer a las ocho de la mañana y a mediodía, el cielo aún seguía encapotado. Cogí hojas con gotas de agua recién caída, que se fueron evaporando mientras cocinaba. Una pena, porque no me dio tiempo para salir a por más. Otra vez será.

Espero que os guste mi primer plato otoñal de pasta.

Como reciclé unos cuantos ingredientes, este plato de espaguetis se va directo a mi proyecto 1 +/- 100, desperdicio 0 de este mes de octubre. 

















Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los Recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 desde su inicio.

Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en el logo. Os invito a participar.

Ingredientes 1-2 personas 

- 30 g de queso cortado en trozos (cabra tierno) 
- la cáscara de un limón (sólo la parte amarilla) 
- 20 g de aceite de oliva virgen extra 
- 2 dientes de ajo 
- 30 g de almendra sin piel 
- 200 g de calabacín cortado en rodajas 
- 60 g de agua 
- 60 g de nata de soja 
- sal 
- pimienta de colores 

Para cocer la pasta 

- 1500 g de agua 
- de 100 a 250 g de espaguetis de espelta integral BIO (o cualquier tipo de pasta) 
- un chorrito de aceite de oliva virgen extra 
- sal 

Antes de empezar… 

- Lavar bien el limón e ir quitando la piel, cuidando de que no quede nada de parte blanca.

- Lavar el calabacín y cortarlo en rodajas no muy gruesas.

- Pelar los ajos, quitarles el germen y cortarlos en trozos.
Preparación en TMX 

- Poner en el vaso el queso y la piel del limón. Programar, 10 segundos, velocidad 9. Bajar los restos del vaso hacia las cuchillas. Retirar del vaso y reservar. 

- Verter el aceite en el vaso, añadir los ajos, las almendras y una pizca de sal. Programar, 5 segundos, velocidad 6. Bajar los restos con la espátula y programar, 3 minutos, varoma, velocidad 1. 

- Agregar el calabacín y sofreír programando, 7 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Añadir el agua y cocer programando, 5 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Incorporar la nata de soja y programar, 2 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Cuando termine el tiempo, verter en un recipiente y reservar (mejor caliente). 

- Enjuagar el vaso y añadir 1 litro y medio de agua, sal y un chorrito de aceite. Calentar programando, 10 minutos, varoma, velocidad 1.

- Introducir la pasta por el bocal sin quitar la tapa. Programar el tiempo de cocción que indique el paquete o probar 5 minutos primero y agregar tiempo, según queramos que nos quede. Yo necesité 8 minutos y cocí a 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Escurrir la pasta y montar el plato.

Preparación tradicional 

- Poner en el vaso de un robot o procesador de alimentos el queso y la piel del limón. Triturar hasta obtener una pasta. Si no se tiene robot, rallar el queso y la piel del limón. Reservar. 

- Verter el aceite en una cazuela, añadir los ajos, las almendras y una pizca de sal. Saltear en el aceite a fuego bajo para que se cocinen poco a poco.

- Agregar el calabacín y dejar que se poche durante unos minutos.

- Añadir el agua y cocer hasta que esté blando. 

- Incorporar la nata de soja y cocer unos 2 minutos a fuego bajo. Cuando termine el tiempo, verter en un recipiente y reservar (mejor caliente). 

- Cocer la pasta con el agua, sal y un chorrito de aceite. El tiempo de cocción será el que se indique el paquete. Yo necesité 8 minutos. 

- Escurrir la pasta y montar el plato. 
Emplatado 

- Mezclar los espaguetis con la salsa de nata de soja. Yo preferí para que las fotos quedaran más bonitas, poner un poco de salsa en la base del plato y mezclar con los calabacines una poca, dejando el resto para añadirlo después. 

- Distribuir por encima las rodajas de calabacín con los ajos y las almendras. 

- Colocar por encima el queso triturado con el limón. 

- Servir caliente. 

Notas: 

- Ya he indicado al principio, que cualquier ingrediente puede ser modificado. El tipo y forma de la pasta, el tipo de queso, el fruto seco, la nata de soja, el tipo de calabacín… También las cantidades, por supuesto. 

- Aconsejo utilizar un queso tipo manchego de oveja curado que le dé más sabor y contraste con la corteza de limón. También os recomiendo doblar la cantidad de esta mezcla, creo que puede ser interesante porque el calabacín es muy soso. 

- La pasta integral de espelta aporta menos hidratos que la de trigo, yo la prefiero. 

- Las cantidades que indico son para una persona, ración de 100 g de pasta, pero como yo me la hice para mí sola, la dividí todavía en dos raciones. La que sobró, la guardé en un recipiente de cristal ya mezclada con todo y se conservó perfectamente en el frigorífico. Calentar y comer. 

- Mejor que el limón no esté tratado. 

Bon profit!

18 comentarios:

  1. Es una receta bastante original para mi, en primer lugar por la pasta de espelta que no la conozco, por los ingredientes, que tampoco suelo combinar en estos platos y por el sabor que no soy capaz de imaginar ahora mismo. Pero desde luego todas estas dudas tienen remedio, haciendo tu receta y probándola. Un dia de estos será.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta Marisa. Las fotos son bonitas, da igual que se evaporara la lluvia mientras hacías tu pasta. A mí me gusta la luz que hay los días de lluvia para las fotos del blog.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Marisa, me encanta tu plato y yo siempre prefiero con la pasta nueces aunque tampoco digo nada si son almendras. Hay en Liguria una larga tradición de la salsa de nueces para acompañar la pasta. Mi receta es de nuesrra bisabuela y está a su vez de su madre. Es a base de pan duro, ajo, aceite de oliva y nueces. Te encantaría.
    Bueno, me llevo un plato para hiy que como sola y no tengo idea qué hacerme de almorzar. Ideas tengo, ganas pocas. Nada, me voy a tu casa.
    Mil besos, bonita mía. Feliz día

    ResponderEliminar
  4. Bueno yo no rechistaría ante semejante plato de pasta, me encanta la pasta con lo que le pongas, y aunque yo suelo poner nueces o piñones, las almendras me van perfectas.
    La próxima vez utiliza un pulverizador para rociar las hojas, es un truquillo fotográfico que vi en Pinterest, y da muy bien el pego.
    Veo que no soy la única que se apunta a comer contigo, ¿a qué hora en tu casa?
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta todo, la receta, el reciclaje y las fotos , eres una artista en todo lo que preparas Marisa.
    Me iría a comer contigo, pero ya he visto que tienes lista de espera, así que otro día será, habrá que llegar antes jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gustan las recetas con limón, sobre todo con la piel pues da un sabor muy rico.
    Un plato original, sin necesidad de usar carne y muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado un plato de relujo para no variar y seguro que fue visto y no visto.
    Aún no he comido pasta de espelta pero todo se andará no has dejado de tentarme con esta receta 😋
    Bicos mil wapisima 😘

    ResponderEliminar
  8. Me parece Marisa un plato exquisito y sabes te digo una cosa tus fotos son bien bonitas, sabes las mías normalmente las hago entre las ocho y las diez de la noche casi siempre y tampoco las veo ta mal.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Según se ve en las fotos, el plato tiene que estar necesariamente bueno, ¡si dan ganas de pinchar con el tenedor! Me gusta mucho la combinación de ingredientes que has utilizado y me ofrece mucha curiosidad la mezcla queso-limón. La haré, variando la pasta para que no me la protesten mucho y con el doble de salsa, como aconsejas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Nunca he probado la pasta de espelta, pero me parece tan apetecible que me la llevo para mi libro de recetas personal, estará delicioso sin duda, gracias Marisa, besos.

    ResponderEliminar
  11. Hasta ahora solo he usado la espelta para hace pan, pero imagino que estarán igual de buenos, sobre todo si los acompañas con esa salsita tan original. El queso manchego con la ralladura de limón le dan un punto buenísimo!!Los probaré. Bs.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, qué plato más bueno y aromático de pasta, a mi el limón con la pasta me encanta. Es todo un acierto. Y los spaguethis con la espelta, sanos y riquisimos. Buena combinación. Besets.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen plato Marisa, aunque no he utilizado la pasta de espelta ,si la combinación de queso y limón y se que esta muy buena,tengo que probar esta pasta
    bss

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, para empezar nunca he probado la pasta de espelta y veo que queda estupenda y tal como la has elaborado no me queda duda que riquísima. Com bien dices la pasta es muy agradecida, la prueba es esta receta que nos traes, con poco has elaborado un gran plato. Yo tengo la pasta un poco olvidada en el blog y creo que es momento de retomarla. Mil besos preciosa!!

    ResponderEliminar
  15. Esta pasta tiene todo lo justo....un plato al que no te digo que no y suerte tienes vivir lejitos de mi,,,jejeje. besinos wapa

    ResponderEliminar
  16. Para mí también resulta novedosa Marisa, luego sentir que ha pasado un montón e tiempo por fin puedo pasarme a visitar cocinas amigas con tiempo y sin prisas. La pasta es agradecida, deliciosa, nos saca de apuros. La combinación de limón y queso de cabra me llama la atención, aquel día de cielos encapotados con la lluvia revoloteando entre las hojas me recuerda la semana pasada que fue sin parar, con lluvia pulverizada..., La pasta de espelta no la he visto por aquí, yo veo todo tu plato en conjunto y sencillamente se me hace agua a la boca.
    A probar que tu siempre me dejas con ganitas de hacer mil delicias que nos compartes con ese buen hacer y gran gusto que te caracteriza,
    abrazos apapachados

    ResponderEliminar
  17. Una receta super original y con una pinta deliciosa. Tomo nota. Besos

    ResponderEliminar
  18. No he probado nunca la pasta de espelta, pero por la pinta que tiene, estoy tardando! Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.