Salsa de tomate para pizza

8 Comentarios


Esta salsa de tomate es especial para utilizarla cuando hacemos pizza porque no ablandará la masa, al ser más densa y haberse evaporado el agua del tomate. Hacerla nosotros mismos, es mucho mejor porque el sabor es incomparable, casi no lleva grasas y el aceite es de oliva, pero ante todo, porque nos ahorramos los conservantes y colorantes que las compradas nos “regalan” sin ningún pudor. En el blog hay muchas salsas de tomate, pero la otra que es especial para pizza es la Passata de tomate, que también os recomiendo.

Nuestra pizza casera con esta salsa, dejará boquiabiertos a nuestros comensales y si son invitados, ¡cuidado! se volverán a invitar, una y otra vez. Y como siempre están los “asquerositos” que prefieren todo lo “de bote”, a esos, ni mu y ni se enteran.

Es verano y todavía tenemos en el mercado tomates de mucha calidad. Siempre en esta época del año, os muestro recetas en las que el tomate veraniego es la estrella y esta salsa de tomate para pizza, va a añadirse al listado. 

Si la conserváis en un tarro esterilizado y preparáis unos cuántos, no os arrepentiréis. También los podéis congelar. Otra opción, es rellenar pequeñas bolsas de las que se cierran al vacío y conservarlas meses en la nevera, también en el congelador. 

No pude hacerle fotos a la pizza en la que la utilicé porque era de noche, pero funciona. Es que en casa, las pizzas se hacen de noche y es imposible publicar ninguna. 

Espero que os guste y os sea de utilidad.
Ingredientes 

Sale poca cantidad, aconsejo preparar más y envasar, sobre todo porque en verano, los tomates tienen mucha mejor calidad y precio.


- 120 g de cebolla dulce 
- 200 g de tomates maduros 
- 10 g de aceite de oliva virgen extra 
- 1 cucharadita de orégano 
- 1 cucharadita de azúcar 
- sal y pimienta a gusto

Antes de empezar…

- Pelar la cebolla y cortarla en cuartos.

- Pelar los tomates y quitarles el pedúnculo. Cortarlos en trozos.

- Pelar los ajos y quitarles el germen.

Preparación en TMX 

- Poner en el vaso la cebolla cortadas en trozos grandes y el aceite. Programar, 5 segundos, velocidad 10. Bajar los restos de las paredes y de la tapa. 

- Programar, 3 minutos, 120º, velocidad 2. Poner el cestillo sobre la tapa o si tenéis la TMX 6, la tapa anti salpicaduras. 

- Añadir el tomate, el orégano, la sal y la pimienta. Programar, Cocinar, 20 minutos, 120º, velocidad 2. Terminado el tiempo, si es necesario, volver a bajar los restos con la espátula. 

- Yo programé después, 2 minutos, varoma, velocidad 2 para favorecer todavía más, la evaporación. 

- Mezclar durante 10 segundos, velocidad 5. Apoyar la mano sobre la tapa con cuidado de no quemarse. Comprobar si está bien triturada y si no es así (no deben quedar grumos), volver a programar un poco más de tiempo. 

- Verter la salsa en un tarro y guardarlo, una vez frío en la nevera.

- Extender la salsa sobre la masa de pizza y cubrirla con el relleno deseado.
Preparación tradicional 

- Poner el aceite en una cacerola. Cuando esté caliente, incorporar la cebollas cortada en brunoise y una pizca de azúcar. Cocinar unos 3 minutos a fuego medio hasta que la cebolla esté blanda, pero no dorada. 

- Añadir el tomate, el orégano, la sal y la pimienta. Cocinar hasta que la salsa esté en su punto. 

- Esperar a que se enfríe un poco y triturarla muy bien, sin que queden grumos. Si no se puede, pasarla por un pasapurés o un colador. 

- Verter la salsa en un tarro y guardarlo, una vez frío en la nevera.

- Extender la salsa sobre la masa de pizza y cubrirla con el relleno deseado.

Notas: 

 - Es imprescindible que la salsa esté fría antes de usarla.

- Se puede utilizar en lugar de orégano, hierbas provenzales, tomillo, romero o nada, sólo tomate. 

- Si en vez de utilizar tomate natural, usamos tomate en conserva, el tiempo de cocción y la evaporación del tomate, será inferior. Con el modelo de TMX 6, yo coloco la tapa anti salpicaduras y si la hemos comprado para la 5, nos irá perfecta y facilitaremos la evaporación.

- La hice con tomate natural, pero si no es verano, probad a usar tomate de conserva de buena calidad. No puedo indicar tiempos porque no tiene nada que ver. Simplemente, seguid el proceso y aumentad o disminuid tiempos.

- Esta salsa también acompaña perfectamente un plato de pasto o de arroz blanco para hacerlo a la cubana. Nosotros hicimos espaguetis. 

Bon profit!

8 comentarios:

  1. Hola Marisa, a mí preparar el tomate de esta forma me encanta, sobre todo con tomates de temporada. Para pizza, para ponerle unos huevos... Un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Este verano, por una cuestión de rapidez, compré un tarro de tomate frito para unos macarrones y no hay color con el casero. Estaba tan dulce y empalagoso que hizo que no me comiera los macarrones a gusto. El que has preparado se ve muy denso, para según qué recetas es ideal. Ya me hubiera gustado a mi probar esa pizza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Marisa llevas razón, la salsa de Tomates mejor que sea casera, no hay color, sin duda.
    Este verano he perdido la cuenta de los frascos de conserva que he hecho, tantos que hasta a mí, que el tomate es mi perdición, se me han atravesado, Jajajaja.
    Pero ahora que ya no tenemos tomates del huerto de mi padre, los hecho de menos, hasta la próxima temporada si todo va bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa!!
    Con ese tomate una masa de pizza seguro que no necesita mucho más ponerle encima.
    Ese sabor casero será el inconfundible.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Desdeluego que con una salsa de tomate casera , cualquier plato se engrandece y una pizza con ella es delirium .
    Esta semana me toca ponerme a mi con la conserva ;)
    Un besín.

    ResponderEliminar
  6. No dudo lo mas minimo que dejaremos a los invitados boquiabiertos despues de comer una pizza preparada con esa salsa de tomate,seguro que esta de muerte relenta , te ha quedado de relujo como todo lo que haces.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  7. Cuando llegan estas fechas hago salsa de tomate muy espesa, casi una passata, con los tomates de la huerta y preparo conserva para todo el año, porque la verdad, no se puede comparar con la comercial, por muy buena que sea.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Marisa:

    Esta salsa de tomate para pizza que has preparado tiene una pinta espectacular. La consistencia es muy interesante. Sin lugar a dudas, la salsa de tomate casero nada tiene que ver con la comercial, vale la pena hacerla en casa.

    Un besazo y feliz fin de semana, guapa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.