Pan relleno de mermelada choco-cerezas. 1+/- 100, desperdicio 0

8 Comentarios


Aunque repito con receta de pan, éste es un pan dulce, aunque no demasiado. Ya os anticipé, cuando publiqué la Mermelada de cerezas y chocolate que se me había ocurrido usarla en otra receta y la que no me comí a cucharadas, sirvió para rellenar este pan. 

Tenía queso fresco y se lo añadí a la masa para que quedara mucho más rica. También añadí el Prefermento sencillo y rápido y la dejé reposar en bloque en la nevera con el fin de que quedara esponjoso.

El relleno de mermelada enrollado en la masa, dibujó figuras que iban surgiendo conforme iba cortando el pan. Como la mermelada no estaba dulce y la masa tampoco, el resultado es un pan esponjoso, poco dulce y muy agradable al paladar. Es como una masa brioche, pero sin sabor a mantequilla. 

Aún tengo congeladas rodajas porque me sabe mal que se me termine y no pueda repetirlo hasta que vuelva la temporada de cerezas. Aunque es sin azúcar, es mejor dosificar las raciones, si eres diabético. Está delicioso. Podéis utilizar cualquier mermelada, pero tiene que estar bastante espesa.

El molde que utilicé es muy grande y por eso, el pan crece con facilidad y también es bastante grande.

Espero que os guste. Ideal para desayunos y meriendas. No hace falta ponerle mermelada, ¿verdad? Está muy, muy bueno.
Ingredientes 

- 150 g de leche desnatada o de agua 
- 350 g de harina de fuerza 
- 200 g de harina de espelta integral 
- 100 g de harina de repostería 
- 200 g de queso fresco granulado (Lidl) o ricotta 
- 50 g de azúcar de abedul o de azúcar 

*2 hojas de papel sulfurizado
*Tapiz silicona para bizcocho enrollado 31,5 x 26,9 x 0,9 cm

Día 1

Antes de empezar…

- Si no lo está, preparar el Prefermento sencillo y rápido, tal y como indico en la entrada. Pinchar en el enlace.

- Pesar las harinas y el prefermento.

- Mojar con agua las dos hojas de papel sulfurizado, escurrirlas bien y colocarlas dentro del molde. Si son moldes pequeños, utilizar una hoja para cada molde y cortar lo que sobresalga demasiado. También se puede untar el molde con mantequilla o con aceite.

Preparación en TMX 5

- Verter en el vaso la leche. Programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Agregar las harinas y el prefermento. Programar, 30 segundos, velocidad espiga. Dejar reposar unos 10 minutos. 

- Agregar los huevos batidos, la sal y el azúcar de abedul o el azúcar. Incorporar después el queso fresco granulado o ricotta. 

- Programar, 5 minutos, velocidad espiga y sin cubilete. Si la masa queda más líquida, añadir un poco de harina y si está demasiado espesa, agregar un poco más de leche. La masa tiene que tener una textura blanda y se debe despegar de las paredes del vaso. Para que la masa no se caliente, es mejor parar la máquina cada minuto y dejar que repose otro minuto más.

- La masa debe quedar lisa y homogénea, pero se notará perfectamente el queso.

- Poner el bol en la nevera, cubierto con papel film untado con aceite.
Preparación tradicional de la masa

- Verter en un bol la leche tibia, agregar el prefermento y mezclar hasta que se disuelva. Tapar el bol y dejar reposar unos 10 minutos. 

- Agregar las harinas y los huevos batidos. Mezclar con una espátula.

- Al cabo de un tiempo de amasado, agregar la sal, el azúcar de abedul o el azúcar. Incorporar después el queso fresco granulado o ricotta. 

- Seguir amasando con las manos en sentido circular (o con la ayuda de una rasqueta de panadero) hasta que todos los ingredientes estén integrados y la mezcla se despegue de las paredes del bol. Si la masa queda más líquida, añadir un poco de harina y si está demasiado espesa, agregar un poco más de leche. La masa tiene que tener una textura blanda que no se quede pegada en las manos.

- Continuar amasando lentamente durante unos 5 minutos hasta obtener una masa lisa y homogénea.

- Poner el bol en la nevera, cubierto con papel film untado con aceite. 

Día 2

- Al día siguiente, sacar el bol de la nevera y dejar que se atempere la masa, como mínimo una hora.

- Colocar la masa sobre el tapiz y extenderla con cuidado. Si no tenéis tapiz, podéis utilizar un paño de cocina.
- Distribuir la mermelada. No quería que quedara distribuida por toda la masa, sino que formara dibujos aleatorios.
- Con la ayuda del tapiz o del paño, empezar a enrollar la masa. Distribuir más cantidad de mermelada.
- Una vez enrollada la masa, doblar los bordes, remeterlos hacia adentro para que queden en contacto con la base del molde.
- Colocar la masa dentro del molde cubierto con el papel mojado. En la base del molde debe estar la parte de la masa en la que están los cierres.
Tapar con un paño y dejarlo fermentar durante 1 hora, en un lugar cálido. Al cabo de este tiempo la masa habrá doblado su volumen. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente.

- Se puede realizar la prueba del dedo. Si al presionar la masa con el dedo, se hunde y se recupera lentamente, es que está listo.

- Poco antes de que la masa del pan haya fermentado, encender el horno a 250º. Poner en la base una bandeja o un bol con agua.
Horneado

- Introducir el molde en el horno Mantener la temperatura a 250º, durante los primeros 15 minutos, sólo calor abajo para que se expanda el pan bien. 

- Pasado el tiempo, abrir el horno para expulsar el vapor, sacar el bol o recipiente con agua y bajar la temperatura a 200º, calor arriba-abajo.

- Hornear de 45 minutos a 1 hora. El tiempo dependerá del tipo de horno y del tamaño del pan. Cuanto mayor sea el pan, más tiempo necesitará. Poco antes de que se termine el horneado, pintar la superficie del pan con agua o leche. Yo la pinté con la mermelada.

- Sacar el molde del horno y el pan con el papel. Saldrá con mucha facilidad. Dejarlo enfriar sobre una rejilla y no cortarlo hasta que esté frío.

Notas: 

- El pan es bastante grande y como mi molde es grande, la masa se expande perfectamente. Podéis dividir la masa y utilizar dos moldes más pequeños. 

- La mermelada tiene que estar bastante espesa para que no se desparrame. Como la mía es casera, me resulta más sencillo prepararla a mi gusto. Se puede elaborar mermelada de otro tipo de fruta, con o sin chocolate. 

- El formado no es sencillo, necesita mucha práctica, pero es muy importante para que el pan crezca adecuadamente. Daremos forma al pan con el fin de conseguir tensión en la superficie de la masa para que durante la segunda fermentación el aire quede retenido dentro del pan (la miga será más esponjosa). En el video de Iban Yarza, se ve cómo formar un pan de molde como el mío. Pinchad en el enlace. 

- Desde que utilizo el papel mojado con los moldes, casi no tengo que lavarlos y nada se pega. Seguid mi consejo. 

Bon profit!


8 comentarios:

  1. ¡Qué bueno Marisa! A mí también me daría pena que se terminara tu pan, tiene una pinta deliciosa, parece enteramente un bizcocho. Supongo debe tener un toque dulce con esa mermelada en su interior, te ahorras tener que untarlo. Para un desayuno o merienda de lujo es ideal.
    Besos, que pases buena tarde.

    ResponderEliminar
  2. Madre del ammor hermoso que pintaza tiene ese pan , de buena gana me tenias en tu casa para desayunar ,ya sabes que aqui tenemos muy buenos panes pero como buena miembra del club culo veo culo quiero cuando pueda lo hare, me parece mas que ideal para los desayunos ademas de para las meriendas.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisima.

    ResponderEliminar
  3. Se abre un nuevo mes para el reto. Después de las Navidades comemos de reciclaje, jajaja!! No puedo más que decirte que pones los dientes largos y se me van los ojos detrás de este espectacular pan. Un beso Marisa!!!

    ResponderEliminar
  4. Madre del amor hermoso que corte tiene este pan guapa, te ha quedado impresionante y con un corte que quita el sentido, que pintaza tiene, unas buenas rebadas para mi desayuno me vendrían de perlas....Bess

    ResponderEliminar
  5. Hola, Marisa:

    Me ha encantado tu receta de pan con mermelada. Me lo estoy imaginando ahora mismo y no paro de salivar. Maravillosa la posibilidad de congelar unas rebanadas para que no se termine nunca, por eso que comentas de la pena que da que se acabe algo tan rico hasta que se pueda volver a hacer. Con un poco de mantequilla y mojado en leche tiene que estar de lujo.

    Por cierto, estoy organizando un proyecto de "Recetas de Navidad" y es muy sencillo. Se trata de publicar una receta en la que hay que incluir la imagen que tengo en la última receta del blog ("galletas de Navidad") y nombrar que participas en el proyecto de recetas navideñas. Luego remites el enlace a mi correo para yo incluirlo en una publicación promocionando todas las recetas para esta Navidad. Me encantaría que participaras. ¿Cuento contigo?

    Besos y feliz semana.😘😘

    ResponderEliminar
  6. Un pan espectacular que voy a guardar para después de las Navidades que tenemos de todo........y tenemos que aprovecharlo
    Muchos besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. beautiful bread, Marisa..am sure all loved it,looks lovely !!

    ResponderEliminar
  8. Marisa voy llegando de a pocos con mis visitas porque no me quiero perder nadita, este pan es enorme al ver las cantidades me encanta como se ve con la mermelada maravillosa que hiciste y acompañado de ricotta es solo ver cada rebanada y querer hacer uno. Desde que llegue a casa de mis padres ya he realizado dos hogazas en menos de una semana, tengo que comprar un molde más grande, para aprovechar y hacer este tipo de cantidad que tienes. Por fortuna puedes disfrutar de estas rodadoras congeladas por un buen tiempo y ahí tendríamos congelado un poco el invierno con tu rica mermelada de cerezas para disfrutar por varios meses más :)
    Me llevo un buen par de rodajas es tu pan, besos bonita y en la tarde espero seguir adelantando 😘😘

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.