Sopa de calabacín y albahaca

19 Comentarios


Una sopa otoñal de calabacín con la frescura que le da la albahaca y la leche de coco. Si fuera verano, os la recomendaría para tomar fría, pero como es otoño y pronto llegará el invierno, nada mejor que una sopa calentita para animar el cuerpo. 

El calabacín blanco se puede encontrar durante todo el año, al menos aquí, pero hace años, sólo en verano. En casa teníamos matas y algunos, crecían y se hacían enormes. 

Se nota la diferencia cuando lo compro directamente al agricultor y cuando lo compro en el supermercado, pero me gusta tenerlo siempre en casa para usarlo cada semana en mi cocina. 

Espero que os guste mi sopa otoñal, con toque de verano.
Ingredientes 

- 40 g de cebolleta 
- 1 diente de ajo 
- 30 g de aceite de oliva virgen extra 
- 800 g de calabacín blanco 
- 300 g de agua (más o menos, dependiendo de la textura deseada) 
- sal y pimienta 
- 40 g de leche de coco 
- 4 o 5 ramitas de albahaca fresca (o a gusto) 

Antes de empezar… 

- Pelar el diente de ajo y quitar el germen. 

- Quitar la capa superior de la cebolleta y cortarla en trozos. 

- Lavar los calabacines, quitar los dos extremos y cortar en trozos. 

- Lavar las ramas de albahaca, secarlas con papel absorbente y separar las hojas. 

Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso la cebolleta y el diente de ajo. Programar, 5 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula. 

- Incorporar la mitad del calabacín, programar, 5 segundos, velocidad 5. Introducir la espátula por el bocal para facilitar el triturado. Bajar los restos con la espátula, añadir el resto de calabacines y repetir la operación. 

- Verter el aceite y programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Agregar el agua y programar, 20 minutos, 100º, velocidad 1. 

- Agregar la leche de coco, la sal y la pimienta. Mezclar programando, 4 segundos, velocidad 4. 

- Es el momento de añadir las hojas de albahaca. Programar 30 segundos, velocidad 5, aumentando la velocidad progresivamente hasta 10. Comprobar la textura y añadir unos minutos a la misma velocidad, si es necesario. Debe quedar una sopa cremosa y más bien líquida. 

- Adornar con hojas de albahaca y leche de coco. Servir caliente. 
Preparación tradicional 

- Poner en una olla el aceite. Cuando esté caliente, agregar la cebolleta y el diente de ajo picados y una pizca de sal. Sofreír hasta que la cebolla esté blanda. 

- Incorporar el calabacín cortado en rodajas o cubos. Seguir sofriendo, removiendo de cuando en cuando. 

- Agregar el agua y cocer durante 20 minutos. 

- Agregar la leche de coco, las hojas de albahaca y la sal y pimienta.

- Triturar en un robot o en el vaso de una batidora. Comprobar la textura. Debe quedar una sopa cremosa y más bien líquida. 

- Adornar con hojas de albahaca y leche de coco. Servir caliente. 

Notas: 

- La cantidad de albahaca dependerá del gusto de cada uno. Yo añadí hojas hasta que me gustó el sabor. Siempre al final del cocinado y triturando de nuevo. 

- Lo mismo ocurre con la textura. Yo quería obtener una textura más líquida que espesa, pero cremosa, pero se puede añadir más o menos agua, dependiendo del gusto de cada uno. También más o menos leche de coco. 

Bon profit!

19 comentarios:

  1. Marisa las cremas en casa en esta época del año se hacen casi todos los días, es lo que más entona el cuerpo, y cuanto más variadas mejor, esta tiene una pintaza y seguro que de sabor esta deliciosa, solo con verla entran ganas de prepararla, que buena te ha quedado....Bess

    ResponderEliminar
  2. Hola, guapa:

    Yo soy mucho de cremas y purés. Nunca se me había ocurrido añadirle albahaca a una crema y eso que me encanta el sabor. Seguro que estaba deliciosa con esta interesante combinación de ingredientes. Además, si el calabacín lo comprar al agricultor o es cultivado en casa, como bien dices tú, no existe comparación alguna con el sabor, pues está mucho más rico.

    Un besazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la crema de calabacín tanto fría como caliente, también la cocino todo el año, nunca le pongo cebolla, las cremas con puerro para mi gusto son mucho más finas, y de sabor más delicado, aunque con cebolleta si es dulce, no tiene que estar nada mal.
    La albahaca me fascina, en casa de mis padres tengo una maceta que solo consumo yo, porque a los demás solo les gusta el aroma, así que en mi casa no me falta nunca un manojo en un vaso que voy poniendo a todo, si si a absolutamente a todo, así que tu crema seguro me encantaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como apetecen las cremitas de calabacin en las noches de invierno esta con albahaca, tiene que estar muy rica, tendré que probarla!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Las cremas de verduras siempre son un triunfo!!
    En invierno y para cenar entran siempre con más ganas.
    Se ve divina!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  6. Marisa a esa sopa me apunto sin duda que rica y con las temperaturas que estamos teniendo.....toda una delicia¡¡¡¡
    Muchos besitos y feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa. También tengo calabacines en casa siempre pues son muy socorridos para añadirlos a muchos platos o para las cremas. Nunca he usado la leche de coco y seguro que aporta un sabor diferente y rico a la crema. Además de hacerla diferente. Me lo apunta pra mi próxima compra. Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Que sopa tan rica y con un punto refrescante del coco y la albahaca...una sopa para cualquier estación.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  9. Primero te digo que esta sopa entra por los ojos con esa bonita olla morada que preciosura!!, ahora de sabores, mmmmmm ya me estoy imaginando la leche de coco con la albahaca en esta crema de calabacines, deliciosa. Ahora no me creerás ando tomando gazpachos como loca (para un aporte que por allá será fuera de temporada, pero a mí me ha caído de perlas...), será que la influencia española se me está pegando jajajjaa, hice uno para estos días que llegan con sol y días largos y calurosos por esta época y es que es tan fresquito que ya lo hice dos veces. Tu cremita bien fría con esas chispas de leche de coco es para que me la sirva feliz contigo.
    feliz semana Marisa

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa, me gusta por lo que lleva, saludable y ligera. Este tipo de cremas para un primero o cena me encantan, es lo que mejor me sienta. Besos :)

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa! Yo soy fanática del calabacín, me gusta prepararlo de muchas maneras, pero no lo he hecho en sopa :( tampoco tengo costumbre de sopas frías, porque en Venezuela no importa el solazo que haya, tomamos sopas calientísimas como si estuviésemos en un invierno polar, jaja!
    Pero viendo tu crema creo que necesito probarla por estas dos razones; se ve muy rica y reconfortante, la albahaca en combinación con el coco le debe dar un toque especial.
    Por cierto, me regalaron un manojo de albahaca que no la utilicé en tiempo y se estaba oscureciendo, así que las puse en el horno a muy baja temperatura y cuando estuvieron muy sequitas, las rompí con la mano y quedaron las hojuelas de albahaca seca listas para usar en alguna salsa o vinagreta, aún secas tiene buenísimo olor!
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Marisa, te ha quedado que daría pena comérselo. Una preciosidad y además es una combinación de colores que me encanta el celeste y morado me refiero. Una monería de cacharrito. Culo veo, culo quiero, no hay nada que hacer. Así es.
    Tengo que probarla, eso de la leche de coco no lo he probado jamás a pesar de lo que me gusta el coco, el normal, el de los mordiscos en las ferias...ja ja
    Me ha encantado de verdad.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  13. Esta sopa entra por los ojos ,por que he echo una crema de calabaza para la cena ademas de que no puedo meter la mano y dar cuenta de esa cazuela por que si no me la comeria ya mismo.
    Te ha quedado de relujo y no dudo lo mas minimo que este de muerte relentisima.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  14. Qué bien sientan estas cremitas llenitas de vitaminas. El toque de coco le dará un punto exótico. Tomo nota. BEsitos!!

    ResponderEliminar
  15. No soy yo mucho de albahaca. No me ha hecho nada pero es de esas cosas con las que no comulgas desde pequeña sin saber muy bien por qué. Igual es herencia de una vida anterior.

    Tu crema tiene muy buena pinta, pero seguramente yo la albahaca la quitaría ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Una sopa deliciosa y tienes razón tanto caliente para invierno como fría para los calores del verano. Me encanta el calabacín y suelo utilizarlo para cremas, sopas, tortillas, acompañamiento... en fin para montones de cosas, la albahaca es mi debilidad, en Francia donde yo compro las frutas y verduras en lugar de dar perejil dan albahaca y la utilizo muchísimo. 10 a tu sopa otoñal. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Marisa , que rica esta se ve tan apetecible y asi presentada en esa " ollita" esta para coger la cuchara y probar
    besinos

    ResponderEliminar
  18. Querida marisa q crema mas deliciosa perfecta para una noche de frio seguro q su sabor es de esos q no se olvidan me ha encantado. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  19. MMmm....Marisa, et prenc la recepta pels dies de fred que vindran! Una combinació ben original!
    Petonets i molt bon cap de setmana,
    Olga

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.