Mini merengues de café. 1 +/- 100, desperdicio 0

11 Comentarios


Pasó otro mes y sin darnos ni cuenta, llegaron el frío, las lluvias y el mes de noviembre con un cambio de hora que afecta al menos a mí, más de lo deseado. Y como estamos ya a primero de mes, aprovechamos de lo lindo. Esta vez, fueron unas claras de huevo que andaban por la nevera sin dueño y a mi hijo se le antojó comer merengue. Me pareció de lo más raro, porque los merengues están muy dulces, pero como quería aprovechar las claras, busqué en el blog de mi amiga María, La Cocina de Mesilda, para ver si tenía la receta de los magníficos merengues que como bien dice ella, somos adictos en Ontinyent. Desde pequeña, comerme un merengue de café en la pastelería, era costumbre y disfrute. También el merengue forma parte de recetas de tortadas de almendra, pasteles de espuma, puntas de diamante y otras recetas tradicionales que recuerdo con cariño.

El primer problema con el que nos encontramos fue que no tenía una manga pastelera en condiciones y con boquilla ancha y rizada. Carlos me dijo que él se encargaba de dar forma a los merengues y el resultado lo tenéis en las fotos. Parecen unos gusanitos y su aspecto, que no es perfecto, puede ser una buena excusa para cocinar con niños.

Después de preparar el almíbar de café y de batir muy bien las claras, formar los merengues con una boquilla pequeña no fue complicado, pero al final, al chico, le parecieron muy dulces y tuve que regalarlos todos, porque yo, mal que me pese, me quedé con las ganas de comerme un par.

La receta de María, sale a la perfección. Os dejo aquí, el enlace a su blog, para que podáis ver la perfección de sus merengues de café. Pura adicción golosa.

Bienvenidos de nuevo a 1 +/- 100, desperdicio 0. Muy agradecida a todas las que cada mes, regaláis vuestras recetas o no recetas. Estoy de lo más contenta.

Feliz día o puente.
Ingredientes

- 4 claras
- 250 g de azúcar + 50 g
- 100 ml. de café fuerte
- unas gotas de limón para montar el merengue

*mariposa de la TMX o batidora de varillas para la Kenwood kMix KMX750WH, varillas eléctricas o manuales.
* moldes de magdalena, los míos moldes de valencianas de forma rectangular

Antes de empezar…

- Si no tenemos claras sobrantes, separar las claras de las yemas. Los huevos tienen que estar a temperatura ambiente.

- Si no tenemos el café molido, molerlo antes de preparar el almíbar.
Preparación tradicional y con robot

- Poner en un cazo poner el café y 250 g de azúcar.

- Poner el cazo en el fuego y llevar a ebullición manteniendo a fuego medio durante 10 minutos. No se puede remover, ni tocar hasta que quede a punto de hebra. Para comprobar el punto de hebra, introducir un tenedor en la mezcla y si se queda entre el espacio de las púas es que ya está listo. Yo utilicé mi termómetro de cocina y comprobé que llegaba a 118º.

- Montar las claras a punto de nieve. Si se montan en la TMX, poner la mariposa y programar, 4 minutos velocidad 3 y medio. Yo las monté con la Kenwood kMix KMX750WH y el merengue queda denso y perfecto. 

- Cuando empiecen a blanquear añadir el resto de azúcar, poco a poco, en forma de lluvia. Seguir batiendo hasta que esté listo el café. Si se utiliza la TMX o la Kenwood, verter el azúcar por el bocal o por la abertura creada para ello.

- Sin dejar de batir añadir el jarabe de café en hilo y por el borde del recipiente. Si se utiliza la TMX o la Kenwood, verterlo por el bocal o por la abertura creada para ello.

- Cuando esté todo incorporado seguir batiendo hasta que la mezcla baje de temperatura.
Montaje 

- Introducir el merengue en la manga pastelera con boquilla rizada o la que os guste. La nuestra era pequeña y no rizada.

- Formar los merengues a vuestro gusto en los moldes de papel. Carlos formó las “bolitas” que podéis ver en las fotos.

- Finalmente, quemar ligeramente los merengues con un soplete gratinarlos durante unos segundos.

Notas: 

- Están muy dulces, pero deliciosos. 

- Se pueden hacer sin café, pero recomiendo ese toque a café fuerte o suave. 

- No los introduje en la nevera y se mantuvieron dos días perfectamente. No sé más, porque los regalé y no quedó ni uno. 

Bon profit!


11 comentarios:

  1. Muy bien aprovechadas las claras y desde luego que lo de la boquilla en condiciones no se nota para nada :) han quedado genial de forma, tienen muy buena pinta :) gracias mil! besets :)

    ResponderEliminar
  2. El aspecto es perfecto, ni en las pastelerías los hacen tan bonitos. Es una buena receta de aprovechamiento.
    Suelo tener un pequeño tupper en la nevera con alguna clara, si te quemas te pones varias capas de clara y ni rastro queda en poco tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Marisa el merengue no es precisamente el Dulce que más me gusta, porque tengo un pequeño trauma con ellos, y es que para el día de m8 primera comunión, que la hicimos juntas mi hermana Carmen y yo, mi madre hizo una celebrar en casa de la que tengo muy buenos recuerdos excepto con la tarta, que la hizo una prima de mi padre (la familia de mi padre es confitera) que por aquel entonces estaba haciendo unos cursos de pastelería en una escuela en Madrid, y no sé dónde falló, porque era Preciosa, con flores y bolitas de anís, y recubierta de merengue, pero cuando llego la hora del corte, aquello estaba duro de cjns, jajaja, no hubo manera de cortar un trozo en condiciones, y aunque el interior estaba delicioso, el merengue fastidió un momento que me marcó para no querer volver a quererlo ver nunca más, jajaja. Las cosas de la vida, pero bueno a tus merenguitos les daría una oportunidad solo por saber que llevan café, que ya sabes que yo sin mí George, no soy nada, jajaja.
    Besos y disfruta del día.

    ResponderEliminar
  4. Holade nuevo. Pues mira, tengo claras en la nevera que me han quedado de hacer la crema de yemas para los huesos de santo. Mi primera intención ha sido hacer merengues pero me he contenido pues a ALberto le encantan y ya ha hecho los honores a los huesos de santo, jajajaja!! Pero quizás para este finde que estamos todos en casa los haga. Tengo que quitar el café pués a él no le gusta. O quizás no porque me gusta a mí. No sé , ya veré. Pero estos te han quedado de lujo y creo que voy a por ellos. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Menuda pinta tienen! y yo sin poder catarlos, al menos hasta que nazca el nuevo bebé, que los huevos crudos no son lo más aconsejable durante el embarazo. Con la buena pinta que tienen no estoy segura de haber podido regalarlos, te lo digo de verdad y es que he leído que tienen un toque de café y los ojos se me han puesto como platos

    ¡BEsos mil!

    ResponderEliminar
  6. Menuda pinta tienen esos merengues,creo que me van a gustar de café,me llevo la receta para casa
    Muchos besitos preciosa¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Marisa estos merengues veo que no van al horno y la clave está en el hilo de almíbar, aunque coincido con el dulce ;), sí me gusta saber de técnicas, en casa cuando hago suspiros o merengues me toca tener mucho cuidado porque la única opción que tengo es hacerlos en el horno de gas, donde la temperatura mínima que da es de 180°C y los suspiros se hacen a unos 120°C. Por lo que me toca abrir la puerta y hacer una serie de maromas exóticas. Me acuerdo del Dacquoise que no sé cómo lo logré. Ahora estos son merengues sin horno, he leído el comentario de Concha y me causa gracia imaginar la escena. En mi caso me acuerdo de esa deliciosa crema de merengue que se obtiene al poner el azúcar en almíbar (un merengue con un sabor delicioso e inolvidable) que llevaban muchos de los bizcochos de cumpleaños de mi infancia y que yo no sabía bien que era esa crema. Porque el frosting de mantequilla si no me gusta casi nada y lo reconocía con solo verlo. Pero el de merengue sí y este merengue en un bizcocho lo veo muy bonito, eso sí tendría que hacer el bizcocho casi que sin nada de azúcar para que compense y no sea una cosa empalagosa.
    Con café le debe dar ese punto y aroma delicioso. Un aprovechamiento estupendo el de las claras.
    besos bonita

    ResponderEliminar
  8. Pero qué arte tienes Marisa! han quedado divinos y yo creo que perfectos con la ayuda de Carlos. Te dejo estas bolitas de melón que las disfrutas. Un besito y buena semana

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Marisa!! Yo soy una auténtica fan del merengue, ¡¡me encanta!! No así la nata, que no me va mucho, la encuentro bastante sosa, ja, ja. Y sí me va mucho lo dulce, aunque últimamente me va lo dulce, y lo menos dulce. Antes no podía con el chocolate negro y ahora me encanta, pero no por ello no deja de gustarme el blanco o con leche, ¡¡vamos que me va todo!! Menos mal que sólo como dulce (un poquito) el fin de semana y regalo siempre mis postres, nosotros nos quedamos lo justito para probarlo y saber si merece la pena subirlo al blog o no.
    Me ha sorprendido la forma de hacer este merengue, sin horno y con ese almíbar de café, nunca lo he elaborado así. Tomo nota. Tengo siempre claras en el congelador, las que me sobran de otras preparaciones en las que sólo he utilizado las yemas. Hace poco saqué unas claras que llevaban ocho meses congeladas, no sabían si me iban a montar o no debido al largo tiempo que llevaban congeladas, y vamos, montaron de maravilla y muy rápido, pues ya estaban a temperatura ambiente y me encantó el resultado. Lo dicho, no hay que tirar nada.
    Por cierto, ya he metido mi pudin doble chocolate en tu proyecto. Sabía de esta fantástica iniciativa tuya, pero tenía el pudin en borradores desde este verano y ya redactado y de ahí que no lo incluyera en tu iniciativa, pero para los nuevos proyectos con recilados, lo tendré en cuenta.
    https://cakesparati.blogspot.com/2018/10/pudin-doble-chocolate.html
    Y es que yo también estoy muy concienciada con el reciclaje, a nivel general, y en comida, desde que me planifico el menú semanal, compro una vez por semana lo necesario para ese menú semanal y me he dado cuenta de que el desperdicio es cero, además de un ahorro importante económico, así que todo son ventajas. Tampoco soy de hacer más cantidad que la justa y así evito las sobras, como no sea que haga más cantidad de forma voluntaria para congelar. Besitos y gracias por la propuesta.

    ResponderEliminar
  10. Porrrrr dios!!, si se me habia pasado esto. Estaré pendiente a ver que puedo reciclar para participar en este espacio tan interesante.
    En cuanto a los merengues, que te voy a contar, que me comería unos cuantos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa. Seguimos con el agua, todo el fin de semana ha estado lloviendo y por lo que parece esto va a continuar jj así que lo mejor es dedicarse a preparar algo en la cocina y esperar a que pase la lluvia.
    Estos merengues tienen todo el aspecto de estar deliciosos. Aunque es un poco pronto te digo que me comería unos cuantos, se ven estupendos.
    Acabo de dejar mi aportación a tu propuesta, espero que guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.