Gazpacho dulce de melocotón, 1 +/- 100, desperdicio 0

9 Comentarios


Se me ocurrió esta idea de gazpacho dulce y me puse a mezclar ingredientes, pero no me gustó el resultado. Añadir aceite y crema de vinagre balsámico, no sólo mataba el sabor de la fruta, sino que tampoco me convenció. La mezcla, se oscureció quedando feo y poco apetecible. Me lo tomé por no desperdiciarlo, pero no le hice foto alguna.

Ayer, me puse de nuevo y modifiqué la receta. Me gusta el contraste dulce-salado, pero en este gazpacho, hay muchos más sabores combinados. El melocotón y la cereza dulces, las frambuesas ácidas, el toque salado de la sal rosa y el picante de la pimienta. Le añadí un poco de azúcar de abedul, pero si el melocotón está muy dulce, no es necesario. Se aligera un poco con agua fría, para que no quede demasiado espeso. Al no llevar aceite, es más ligero y nos podemos permitir un poco de queso.

Tenía queso de Patamulo y añadí unos pedacitos pequeños. Os aseguro, que ese punto cremoso del queso, es delicioso y le va de maravilla. Es originario de Samper de Calanda, Teruel. Es un queso de leche de oveja natural y vaca pasteurizada. Se elabora de forma artesanal, de excelente paladar, su forma alargada lo caracteriza, al igual que su corteza oscura, que se enmohece con facilidad. Si lo dejas fuera de la nevera, antes de consumirlo, parece que casi se funde. Si no está empezada la pieza, se puede ver que está envuelto en tela de algodón blanca.

Elegid unos buenos melocotones, sin golpes, ni excesivamente maduros; unas cerezas y frambuesas firmes. 

Lo que no sabéis, después de tanta explicación, es que la segunda vez que lo he preparado, he tenido que aprovechar corriendo la fruta. El jueves de la semana pasada fui al mercado y cargué con bastante fruta, pero el viernes, mi hijo prefirió irse a Valencia. Como no va a volver por ahora y me quedé con fruta en exceso, se me ocurrió, mejorar el gazpacho anterior, modificando ingredientes.  Ha valido la pena.

No quería que los melocotones se estropearan, también las frambuesas, estaban al límite y el queso, no quería congelarlo, así que, como no como mucho, gasté un poco. 

Esta receta de gazpacho dulce es de aprovechamiento masivo, no porque los ingredientes estuvieran al límite, sino porque, al no poderlos consumir una sola persona, seguro que en breve, con el calor que hace, se iban a estropear. Por eso, este gazpacho dulce se va directo a 1 +/- 100, desperdicio 0. Es agosto y muchos blogs están cerrados, pero no importa, porque en junio y julio, hemos tenido muchas aportaciones y es muy de agradecer.

Lo tomé en la comida, pero no como postre, sino como primer plato. A mí me ha encantado, espero que también os guste.
Ingredientes 

- 650 g de melocotones maduros
- 150 g de paraguaya
- 100 g de agua mineral fría
- 20 g de azúcar de abedul o de azúcar (opcional)
- 1 cucharada de zumo de limón
- frambuesas y cerezas para decorar
- sal rosa de Himalaya
- pimienta negra
- queso Patamulo

Antes de empezar...

- Pelar y cortar en trozos los melocotones y las paraguayas. Rociarlos con un poco de zumo de limón.

- Deshuesar las cerezas.
Preparación en TMX 5

- Poner en el vaso los trozos de melocotón y paraguaya. Agregar el agua, el azúcar de abedul o el azúcar y el zumo de limón. Programar, 1 minuto y 1/2, velocidad 8.

- Verter en un recipiente, mejor que sea de cristal y dejar enfriar en la nevera como mínimo dos horas.
Preparación tradicional

- Poner en el vaso de un robot o batidora los trozos de melocotón y paraguaya. Agregar el agua, el azúcar de abedul o el azúcar y el zumo de limón. Programar, 1 minuto y 1/2, velocidad 8.

- Verter en un recipiente, mejor que sea de cristal y dejar enfriar en la nevera como mínimo dos horas.

Notas:

- Sólo puse una cucharada de zumo de limón, pero creo que si le agregamos dos, le irá bien porque se oscurece un poco.

- Aguanta perfectamente dos días en la nevera.

Bon profit!


9 comentarios:

  1. Una vez hice gazpacho (o un intento) en época de verano de acá, más o menos finales de noviembre porque me apetecía saber esa consistencia y probar su sabor, corroborando que resulta tan fresco y cae tan bien en días de calor. Como por acá no se ve mucho este tipo de preparaciones, no podía quedarme con la espinita, ahora que veo tantas variedades con frutas me parece una delicia total (y que no me gusta a mí ;), que soy de buen comer y a todo lo que haces siempre le dire que sí sin chistar). Me alegra ver que repetiste y lo lindo que ha quedado de color, esa fruta paraguayo quisiera probarlo, lo he visto y creo que sería muy feliz comiéndolos sn parar, parecen duraznos de los que se dan acá en noviembre, de carne blanca y dulce. Una idea estupenda para aprovechar la fruta Marisa, por acá estaré disfrutando y aportando a este proyecto sin duda.
    Ahh me olvidaba del queso, que como buena ratona me encanta ver y probar quesos nuevos y más si son maduros y con carácter y al ver este Patamulo y tu descripción sin duda es el toque salado, cremoso y diferente que le aporta ese punto tan rico a todo el gazpacho.
    Mil besos bonita, te mando un abrazo grandote!!!

    ResponderEliminar
  2. wow.. they look so delicious,feel like grabbing a bowl off the screen...yummy !!

    ResponderEliminar
  3. Una receta estupenda Marisa. En casa nos encanta, aunque este año está triunfando más el salmorejo ¡ya sabes, manías que tiene una! pero dulce no lo he preparado nunca y me ha parecido no sólo una receta llena de contrastes y matices sino un postre maravilloso para un día de verano, sin mucha complicación y sin demasiadas calorías.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Qué gazpacho tan original. Me encanta todos los ingredientes que has utilizado para su elaboración. ¿Sabes? En mi tierra, León, tenemos un queso que se elabora en toda Castilla y León que se llama pata de mulo, también de oveja, y está buenísimo. El que has utilizado para elaborar este rico gazpacho patamulo nunca lo he probado pero creo que serán primos hermanos.
    Buenísimo Marisa.
    Pasa una bonita tarde,
    Sil

    ResponderEliminar
  5. Hola! a mi me parce una combinación estupenda de frutas y estoy segura de que me gusta. Es muy original, saludable y apetecible, bien fresquito tiene que ser una delicia :)
    Petonets.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa. Por fin encuentro un hueco para venir de visita.
    Me encanta tu propuesta. Yo soy superfan de los paraguayos, ya sabes que aquí en mi pueblo somos productores masivos y trabajo con ellos cuando hay temporada, que ya se terminó hace un mes. Si veo por el super tengo que probar un gazpacho como éste, con su queso y todo, me convence al 100%.
    Creo que este mes sí que llego con mi propuesta para el reto. Algunos no nos vamos de vacaciones y espero seguir dando guerra este mes.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. En versión dulce sólo he hecho gazpacho de manzana y me gustó bastante el resultado, el que tú nos traes se ve muy apetecible porque has hecho una muy buena combinación de ingredientes, qué rico debe estar
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Hola preciosa,y yo sin probar esta delicia dulce,apetece un montón y la verdad que no me habia atrevido nunca hacerlo así,tomo nota pq se ve delicioso y me encanta jugar con estos sabores....una idea fantástica y con este calor apetece seguro¡¡
    mil bsss guapetona.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa !! Al final me puedo pasar por aquí para ver tu propuesta con esos melocotones tan ricos-También te dejo mi participación ya sabes lo poco que me gusta tirar comida,así que más veces participaré,pero este verano tenemos muchas fiestas a donde acudir.En cuándo me dejen un ratito estoy aquí de vuelta..
    Que pase un buen verano y a ver si nos vemos pronto,que ya va siendo hora..Besos,Mary

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.