Granizado de sandía y sirope de jengibre

13 Comentarios


Llevo una racha de despistes... Esta receta la programé por error y se publicó ella solita anoche sin que yo me diera cuenta y sin haber editado las fotos. Por fin lo he solucionado para que podáis ver, que con el calor, en las últimas fotos, el granizado ya estaba derritiéndose. Cosas del verano.

Otra receta con sandía, sandía helada. Me encanta y ya sabéis que hay muchas recetas en Thermofan. Cada una es diferente, pero todas son muy refrescantes y sin azúcar. Como ya publiqué el año pasado un granizado de la Sandía granizada, en la que utilizaba tanto la pulpa, como la corteza congeladas, si no os gusta el jengibre, podéis seguir la otra receta.

Se prepara primero un sirope que lleva bastante agua y como la sandía también la lleva, el granizado, si se congela más fácilmente; hay que picarlo con un tenedor, porque se endurece un poco.

Es muy refrescante y no está muy dulce. Por la tarde, cuando el calor sigue apretando, apetece mucho.

Aprovechad que la sandía en julio está en su punto perfecto de maduración. Si no os sale muy buena, preparar helados o mermeladas, es una buena opción.

Espero que os guste.

Hoy, tan sólo 4 días después de publicar este granizado, estoy muy feliz de contaros el éxito que ha tenido. Más de mil visitas en un día y más de una persona que me ha contado que lo ha hecho y le ha gustado. Entre ellas, una amiga y paisana de Facebook, Pepi, la cual administra una página muy saludable, La alimentación que cuida de ti. Os aconsejo visitarla. 

Pepi, ha compartido su granizado, añadiendo mucha información sobre el jengibre, que os añado, porque vale la pena. Gracias, Pepi.

EL JENGIBRE Y SUS GRANDES BENEFICIOS PARA LA SALUD

Todo el mundo lo está empezando a incluir en su dieta, pero ¿por qué? Te lo contamos.

¿Por qué es bueno el jengibre para la salud?

El jengibre es una planta aromática, y aunque es ahora cuando se ha puesto de moda, no es nada nuevo. Sus grandes beneficios la posicionan en lo más alto. Es protagonista de numerosos estudios científicos por sus aspectos saludables. Gastronómicamente se ha puesto de moda, sobre todo gracias a las dietas detox, ya que es uno de los ingredientes principales.

Los beneficios del jengibre

El jengibre es un tubérculo lleno de aceites esenciales, vitaminas B y C, minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo o el cromo, aminoácidos y antioxidantes.

Tiene propiedades antiinflamatorias naturales, alivia las migrañas y los dolores menstruales, así como los dolores musculares y reumáticos.

Es un magnifico aliado contra el estrés, es un antidepresivo natural, ya que estimula la producción de endorfinas, también conocida como hormonas de la felicidad.

Otro de sus beneficios es que mejora la circulación sanguínea y previene enfermedades cardiovasculares. Además aumenta la libido, ya que es un afrodisiaco natural.

Alivia el malestar gástrico, facilita la digestión, previene el hinchazón abdominal y los gases. Disminuye también los episodios de vértigos y combate las náuseas y los vómitos.

También es bueno para la piel, ayuda a prevenir su envejecimiento prematuro, gracias a los antioxidantes que contiene en su composición.

Cómo incluirlo en tu dieta

Introducirlo en tu dieta es muy sencillo. De hecho es fácil convertirlo en un imprescindible para tu despensa.

Su sabor es bastante fuerte, una mezcla entre agrio, picante y dulce, pero lo cierto es que combina muy bien con casi todos los alimentos, siempre que las cantidades sean moderadas. Lo puedes tomar en diferentes formatos, en polvo, en jarabes, en seco o en fresco y en tabletas.

Gracias a las dietas detox ha resurgido. Aunque no solo le va bien a los batidos verdes, también es perfecto para ensaladas, guisos más tradicionales o postres. Tomarlo en infusiones también es una forma muy común.
Ingredientes

Sirope

- 20 gramos de jengibre picado menudo
- 60 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 600 g de agua

Sorbete

- 750 g de sandía cortada en trozos 
- 100 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 150 g de sandía picada menuda 

*un colador fino para colar perfectamente el sirope
*cubiteras 

Antes de empezar...

- Pelar el jengibre y cortarlo en trozos.

- Cortar la sandía en rodajas y quitarle piel y si hay pepitas. Cortar 150 g en cubos. Reservar.
Preparación en TMX 5

Sirope

- Poner en el vaso el jengibre, el azúcar de abedul o el azúcar y el agua. Programar, 5 minutos, 100º, velocidad 3.

- Colar y dejar reposar hasta que se enfríe.

Sorbete

- Poner en el vaso, la sandía y el azúcar de abedul o el azúcar. Programar, 10 segundos, velocidad 8. Después añadir los 150 g de sandía en cubos. Programar 4 segundos, velocidad 4. 

- Agregar el sirope y mezclar con la espátula. Verter en las cubiteras e introducirlas en el congelador.

- Cuando los cubitos se hayan congelado, ponerlos en el vaso y programar, 20 segundos, velocidad 10. Introducir la espátula por el bocal para ayudarnos a triturar mejor los cubitos.

Preparación tradicional

Sirope

- Poner en una cacerola el jengibre, el azúcar de abedul o el azúcar y el agua. Llevar a ebullición.

- Colar y dejar reposar hasta que se enfríe.

Sorbete

- Macerar la sandía cortada en trozos con el azúcar de abedul o el azúcar. Dejar en maceración durante unos 45 minutos.

- Poner la mezcla en el vaso de un robot o batidora y triturar bien.

- Después añadir los 150 g de sandía en cubos. 

- Agregar el sirope y mezclar con la espátula. Verter en un molde apto para congelación. Picar con un tenedor de cuando en cuando hasta conseguir la textura deseada.
Servimos el sorbete

- Se puede servir en copas que hayamos puesto previamente en el congelador.

Notas:

- El sorbete no está muy dulce. Podéis modificar la cantidad que yo he utilizado. También dependerá de lo dulce que esté la sandía.

- Yo no lo hice, pero se puede reservar un poco de sirope y verter un poco sobre el sorbete. El problema es que hay que servirlo en seguida para que no derrita el granizado rápido.

Bon profit!

13 comentarios:

  1. Estas son las recetas qeu alegran el verano. Creo que eres de las blogueras que más partido sacan a las sandías ¡me encanta tu propuesta! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. No había pensado en mezclar la sandía con el jengibre, pero ese puntito rico de sabor ha de quedar muy bien. Sin duda muy refrescante a media tarde.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué fresquito y apetecible, me encanta el resultado de este granizado, las imagenes hablan por si solas. Y con jengibre que me encanta, petonets!

    ResponderEliminar
  4. Hola, me parece muy original y acertado el mezclar jengibre con sandía.¿ Por qué no? Cosas más raras se ven. preparo con asiduidad granizados de sandía, pues es una fruta que en casa n falta en verano. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
  5. Si,si despistes, que la edad no perdona Marisa,ja,ja,ja. Ni te cuento los despistes que yo tengo, algunos bien gordos,pero en este caso le echaremos la culpa a los ordenadores.
    Con este calor me tomaba un par de estos helados, que menuda pinta tienen.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  6. algo se publico creo que tenía el celular oprimiendo teclas del compu mientras leía la entrada... Pero ahora sí, que mi despiste tan bien ha salido a luz jajajaja

    Ajá!!!! este es el granizado delicioso, me gusta mucho esa combinación de jengibre con sandía, ese punto picante del jengibre debe quedar muy rico. Sin duda con solo mirarlo se ve tan fresco que se me hace la boca agua Marisa, que hasta por acá feliz luego de entrenar me vendría bien un par de copas.
    Abrazos y besos mi querida amiga :)

    ResponderEliminar
  7. Marisa , esto tiene que estar de vicio para los días de calor , aquí aunque casi no vemos el sol calor si que hace , asi que apetece un monton .

    besinos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, sin duda la sandía es de tus frutas favoritas. La combinación con jengibre me parece muy original, tengo que probarla. Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. No sera la unia vez que te pase a mi antes me pasaba mucho hasta que me he acostumbrado a dejar las recetas programadas con mucha antelacion , el tiempo no nos da para mas que se le va hacer ,pero oye aunque lo hayas publicado sin fotos y se las hayas tenido que editar despues tampoco ha sido tan grave.
    Te ha quedado un granizado de relujo ademas de estar de rexupete ,una pena no poder dar cuenta de una copa uuummmmmmmmmm la sandia no es mi fuerte pero con el jengibre seguro que me encantara.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  10. La alimentación que cuida de ti28 de julio de 2018, 12:28

    Un granizado refrescante y sano... Para la hora de la merienda es estupendo y el toque del jengibre me encantó... Lo he publicado en mi página, es una buena opción para las que nos queremos cuidar, gracias Marisa

    ResponderEliminar
  11. Marisa mira que me hago batidos a los que les añado jengibre y en cambio con sandía no se me había ocurrido. El otro día me compré azúcar de abedul, hay recetas que no me gusta el sabor que queda con stevia, así que probaré este granizado con ella que sólo de ver las fotos me apetece muchísimo, ya te contaré!!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  12. Qué cosa tan rica y tan apetecible... y con ese toquecito especial del jengibre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el granizado de sandía, y lo hago mucho en verano, porque la sandía es mi fruta preferida de la época. Pero nunca le he puesto jengibre... seguroq ue le da un punto muy especial!! Bs.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.