Mollejas de pollo con patatas

12 Comentarios


Hacía mucho tiempo que no compraba mollejas de pollo. La verdad es, que casi no recordaba que comprar pollo y limpiar la molleja era una actividad de lo más normal. Hoy en día, las encontramos en envases separados en el supermercado. 

Fui un día a la carnicería y las pedí, pero me indicaron que las tenía que encargar y así lo hice. Buscando una receta, encontré la de mi amiga Elisa, Que no te falte un perejil y ya tuve claro que no seguía buscando. 

Seguí al pie de la letra la receta de Elisa y comimos mollejas dos días. El primero, acompañadas con arroz blanco y el segundo, tal y como os las traigo, con patatas. También tenía un pimiento verde y se lo añadí. Preparad pan para mojar sin parar. 

Una receta muy sencilla, barata y que tenéis lista en un plis-plas. Gracias, Elisa, otra receta más que te copio y con éxito.
Ingredientes para 2 personas

- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 500 g. de mollejas de pollo
- 1 cebolla
- 4 dientes de ajo
- 1 pimiento verde italiano
- 6 cucharadas de tomate frito (el mío, casero)
- 1 vaso de vino blanco
- ½ vaso de agua
- 2 patatas medianas
- sal y pimienta negra en grano o molida
- 2 hojas de laurel (opcional)

Antes de empezar…

- Lavar muy bien las mollejas, aunque las venden limpias, es mejor.

- Pelar los dientes de ajo y la cebolla. Laminar los ajos y picar la cebolla menuda.

- Pelar las patatas. Yo las corté en trozos grandes porque nos gustan así.
Preparación tradicional

- Verter el aceite en la olla, calentarlo y dorar las mollejas. Cuando estén bien doradas, sacarlas y colocarlas en una fuente. Reservar.

- En el mismo aceite, agregar la cebolla y los ajos. Dorar, sin que se quemen.

- Añadir el vino y esperar unos minutos para que evapore el alcohol. Incorporar el agua, el tomate frito, la sal, la pimienta, el laurel y las mollejas.

- Deja cocer todo junto durante 20 minutos. 

- Incorporar las patatas y cocer hasta que estén tiernas tanto las patatas, como las mollejas. No indico el tiempo, porque dependerá del tipo de patatas que utilicemos. Las mollejas, con una media hora de cocción, están listas.

- Servir caliente.
Notas: 

- Las mollejas necesitan bastante tiempo de cocción. Es necesario comprobar que están perfectamente hechas. Como añadí patata, la puse al final para que no se deshiciera, pero el tiempo de cocción de la patata, dependerá de la que utilicéis. 

- Esta misma receta, estará igual de rica, utilizando otro pieza de pollo, incluso con pavo. 

- También se puede preparar en la olla rápida. Yo las hice, pero no anoté el tiempo. Simplemente, hay que sofreír igual, agregar el resto de ingredientes y la patata al final. 

- Utilicé pimienta negra en grano, pero si no os gusta, encontrarla, utilizar la molida o molerla en el momento. 

Bon profit!

12 comentarios:

  1. Buenoooo! Vengo de ver a Elisa y vi sus patitas y ahora llego aquí y me encuentro tus mollejas... va de casquería la cosa, si las patitas hace tiempoo que no las tomo, la mollejas ni me acuerdo, efectivamente antes venían en el pollo y siempre me las tomaba yo.
    La tuyas se ven fantáticas y esa sopita de pan es una verdadera tentación.
    Besiños corazón

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de guiso Marisa, mi madre siempre las ponia en el cocido y yo era lo primero que me comía, y me siguen gustando mucho, tenemos pollos caseros y cuando tenga las guisaré, mi madre recuerdo que solía hacer con los menudos del pollo, las mollegas, corazones y higados unos fideos conclos menudillos y estaba delicioso. Lo recordé al ver este plato jeje, te quedo de cine, yo tendría que repetir....Bess

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa! De pequeña recuerdo con ternura el plato que preparaba mi madre que además era uno de mis preferidos y eran mollejas con corazones de pollo. De vez en cuando los he preparado yo también pero ya he dejado los corazones atrás jaja! Ahora solo uso las mollejas. Es distinto a este plato tuyo y nunca lo he publicadoa porque pensaba que no triunfaría en el blog jeje! En fin, tu propuesta o la de Elisa me parece muy rica, hay para mojar pan efectivamente pero eso es lo más bueno y más aún si es con pan tuyo mmm! Se ve un guiso estupendo y completo para tomar en familia y disfrutar! Un besito guapi y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima !!!
    La de años que hace que no las como Marisa, y entre unas y otras me estáis empujando a que las busque de nuevo. Aunque como bien dices, ahora todo viene empaquetado y no como antes, que las sacabas directamente cuando limpiabas el pollo entero. Mi amiga Victoria, las guisaba con arroz y era famoso por lo rico que le quedaba.
    Y tu plato, es que habla solo, y me está diciendo: cómeme pero a gritos jajaja
    Me ha encantado.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Marisa espero que esa pila de platos no sean los que te has comido y rebañado, jajajaja, porque tú guiso de papas tiene pinta de ser de los de mojar pan hasta ver el fondo. En casa nunca comimos mollejas, mi madre siempre las sacaba cuando limpiaba el pollo y se las cocinaba a los gatitos, pero yo que soy de buen saque siempre me quedé con las ganas de probarlas, porque recuerdo que aquello olía igual de bien que nuestro arroz con higaditos, que para que veas la tontería, eso sí que nos lo cocinaba, hasta que llegó la revolución y empezaron a meter de todo a las carnes y mi madre dejó de comprar casquería.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa, la de tiempo que hace que no como mollejas. El guiso tiene una pinta estupenda y la salsa está que dice de mojar pan, uno de los tuyos, jeje. Hoy tb estoy yo de guiso pero de sepia. Un beso ptnets!!!

    ResponderEliminar
  7. Un guiso muy rico Marisa, aunque no he comprado nunca mollejas. Recuerdo haberlas limpiado alguna vez y haberlas echado al caldo. Seguro que estaban bien ricas con esas patatitas.
    Un besico

    ResponderEliminar
  8. ¡Holaaaaa!!! Estaba esperando esta rceta con mucha ilusión, pues ya me comentaste que las habías hecho y éxito absoluto. Yo estoy encantada, ¡qué ilusión me hace Marisa!! Anoche vi tu comnmentario en mi blog y ver eso justo cuando me acostaba es mejor que cualquier pastillita para dormir, te lo aseguro. Tu versión me encanta, una opción estupenda y como bien dices, el buen pan que no falte pues la salsa te quedó espectacular.
    ¡¡ Mil besos y mil gracias por confiar en mis recetas!!

    ResponderEliminar
  9. Ai, Marisa! Que a mi m'encanten els pedrers! A casa els fem d'aperitiu, fregidets amb trossets d'alls (prèvia maceració amb vinagre). No els he fet mai en guisat però m'imagino que han de ser boníssims. Recepta apuntada!
    Petonets,
    Olga

    ResponderEliminar
  10. wow.. what a great combo dear, here we do use potatoes with chicken but never tried sweet potatoes..looks a delicious combo,yummy!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa. Todo lo que sea casquería no lo pruebo. No sé si las mollejas pueden considerarse como tal pero lo que si te diré es que nunca las he probado así que no sé ni a que saben ni si me gustarían.
    Lo que si te diré es que el aspecto que presenta le plato es fabuloso. Solo con verlo ya apetece saborearlo y es que no dudo de que debe ser una verdadera delicia.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Marisa yo no he comido mollejas en mi vida. Supongo que mi madre se apiadaba de nosotros o quizá se lo debo agradecer a mi hermano que era (y sigue siéndolo) tan malo para comer y casi nunca se ponían en casa platos a base de casquería. Así que hígado, sesadas, asaduras, mollejas, riñones, manos de cerdo, rabo de toro... de todo eso no me he visto obligada a comer nada. O quizá fue el hecho de que una vez hizo unas patatas guisadas con lengua y creo que aún está escuchando nuestros gritos cuando le dimos la vuelta a la carne (que la muy pilla nos la había colocado en el plato con la parte inferior hacia arriba que disimilaba bastante) y descubrimos que aquello era lengua ja ja ja

    No tengo ni idea de cómo se arreglan, pero reconozco que tu guiso tienen una pinta bárbara. De Elisa sólo salen buenas recetas y si encima las ratificas tú ¡no se les puede pedir más!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.