Tarta de espinacas y queso con masa filo

8 Comentarios


Me gusta mucho la masa filo y ya hace tiempo que no publicaba una receta en el blog. Esta tarta es el resultado de un reciclaje de unas espinacas y de unos restos de queso que tenía esperando en la nevera. Es una adaptación de una receta del libro, Sorprende a tus invitados de Vorwerk. Mis modificaciones las tenéis entre paréntesis, pero os aconsejo que la preparéis tal y como indica la receta original porque si a nosotros nos gustó la que preparé, aumentar la cantidad de queso, mejorará seguro, la receta. No quise repetirla porque me gusta compartir los reciclajes que hago porque sirve para mostraros, que en casa, no se debe desperdiciar nada y se pueden conseguir resultados óptimos. Ya sabéis que forma parte de mi hacer en la cocina y que hay muchas recetas de reciclaje, publicadas en Thermofan.

Reduje la cantidad de queso y no utilicé queso tipo feta, no sólo por el reciclaje, sino porque es muy salado. En las grandes superficies se pueden encontrar unos bloques de queso feta, que no tiene nada que ver con el que viene en botes.

Espero que preparéis esta tarta que es bien sencilla, no tan sana, debido al queso, pero está deliciosa. Masa crujiente y muy dorada que contrasta perfectamente con el relleno.
Ingredientes 

- 50 g de mantequilla (utilicé aceite de oliva virgen extra)
- 3 hojas de masa filo
- 1 diente de ajo
- 30 g de aceite de oliva virgen extra
- 250 g de espinacas frescas
- 1 cucharadita de sal
- una pizca de pimienta
- 200 g de queso feta (puse mucha menos cantidad de una mezcla de quesos)
- 2 huevos
- 2 cucharadas de crema de leche (leche evaporada)
- 30 g de piñones

*una fuente rectangular pequeña. En el libro indican estas medidas: 30x25x6 cm Como es de suponer, no tenía esas medidas y tal vez por eso, sobresalió la masa filo, cosa que no me importó.

Antes de empezar…

- Precalentar el horno a 180º. Pincelar con la mantequilla o con aceite la fuente.

- Cortar las láminas de masa filo por la mitad con el fin de obtener 6 tiras de 20x50 cm. No es necesario que sean las misma medidas, en mi caso, sobresalió bastante.

- Pincelar las tiras con la mantequilla o con aceite y cubrir la fuente dejando que sobresalga un buen trozo.

- Pelar el ajo y trocearlo.

- Si las espinacas no son de bolsa, trocearlas.

- Cortar el queso en trozos y si no utilizamos la TMX, rallarlo previamente.
Preparación en TMX 5

- Poner en el vaso el ajo y el aceite en el vaso. Programar, 2 segundos, velocidad 7. Bajar los restos con la espátula y sofreír programando, 3 minutos, 120º, velocidad 1.

- Añadir las espinacas, la sal y la pimienta. Programar, 2 minutos, 120º, velocidad 1. Introducir la espátula por el bocal e ir removiendo para que las espinacas vayan disminuyendo de volumen. De esta forma, se cocinarán de forma uniforme.

- Verter las espinacas sobre las tiras de masa. 

- Poner el queso en el vaso y programar, 4 segundos, velocidad 4.

- Agregar los huevos y la crema de leche o la leche evaporada. Programar, 6 segundos, velocidad 3. Verter la mezcla sobre las espinacas y espolvorear con los piñones.
Preparación tradicional

- Poner el aceite en una cacerola alta, agregar el ajo picado y sofreír sin que se queme.

- Añadir las espinacas, la sal y la pimienta e ir removiendo para que las espinacas vayan disminuyendo de volumen. De esta forma, se cocinarán de forma uniforme.

- Verter las espinacas sobre las tiras de masa. 

- Batir los huevos junto a la crema de leche o la leche evaporada. Incorporar el queso rallado.

- Verter la mezcla sobre las espinacas y espolvorear con los piñones.

Horneado 

- Hornear durante unos 25 minutos a 180º. 

- Retirar del horno y dejar que se enfríe antes de servirla.

Bon profit!

8 comentarios:

  1. Buenos días Marisa, solo ver las fotografías me hace delirar.
    ¡Buenísima! Esta tarta es perfecta para compartir en una cenita de estas de verano, que apetece comer cosas ligeras, pero sin perder el buen sentido de lo estético. No soporto una mesa mal puesta, ni una presentación tirada en el plato, y no hace falta poner la mesa de tiros largos cada día, solo cocinar rico y servir con un poquito de gusto. Como tu has hecho con esta tarta, que se ve preciosa, así que ni me digas cómo estaba, porque una imagen vale más que mil palabras.
    Yo no utilizo nunca el queso Feta, porque es demasiado ácido y excesivamente salado para mi gusto, lo suelo sustituir por el queso fresco de Cabra, que es típico de Sevilla, que es muy suave y para nada salado. No sé si lo conoces, está recomendado para las dietas bajas en grasa y sal, ideal en aperitivos, ensaladas, o postres. Alguna vez lo he puesto en pizzas y queda delicioso, así que en este tipo de tartas, también debe quedar muy rico. Aunque sin excederse, ya que al ser un queso tipo Burgos, podría soltar un poco de líquido, que por otro lado, si lo secas con una servilleta antes, problema solucionado.
    Magnífico reciclado de nevera, como todo lo que haces.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Uf.. Esta receta es genial para ocasiones especiales. Fácil, original, y por la pinta que tiene, seguro que deliciosa! Me la apunto :)
    Patricia.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! ya vamos de vuelta... aunque a medio gas :) Lo que me gustan a mi este tipo de tartas, quedan ran buenas... y me encantan esos piñones por encima que le dan un punto delicioso. Tiene una presentación muy chula, me gusta!!! ptnts. :)

    ResponderEliminar
  4. Marisa tiene que estar de autentico vicio ¡¡¡¡ que buena y crujiente tiene que estar ¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Marisa! La masa filo es de mis favoritas cuando tengo invitados y esta tarta tipo quiche, triunfa seguro. Bss!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa, a mi también me encanta esta masa filo, y la uso menos de lo que me gustaría, pero ya me has dado un motivo para comprarla!! Que pinta más rica tiene esta tarta!! Un bocado delicioso!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días tardunos por acá!, ^_^
    Mi Marisa querida, esta receta me gusta montones, la textura crocante de la masa filo con las espinacas y el queso es deliciosa. Por acá nunca he visto ese famoso queso feta, por lo que en mi caso casi todos los quesos tanto mascarpone que tampoco se ve como el feta que ya veo que dices es muy salado... yo los reemplazo por ricota fresca en bloque que parece una cuajada porque no trae sal. Un aprovechamiento delicioso de las espinacas.
    un abrazo para ti

    ResponderEliminar
  8. love the crispy sides of the pie,Marisa..pie looks very healthy to with the greens,yummm !

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.