Carpaccio de calabacín, sabor pesto

7 Comentarios


Hace casi tres años, publiqué una receta que prometí repetir, pero no lo hice. Siempre comento que esto ocurre cuando tenemos un blog. Se nos olvidan recetas o formas de preparar los ingredientes, que nos gustaron en su momento y no volvemos a hacer. Se trataba de un Carpaccio de calabacín, bacalao y naranja. Estaba muy bueno y lo recordé el otro día cuando compré calabacines recién recolectados a los agricultores a los que les suelo comprar sus productos en el mercado, siempre que puedo. La forma de presentarlos hoy no es tampoco complicada y el sabor es totalmente diferente al carpaccio que hice en aquel momento. También publiqué un Tomate rosa, falso carpaccio, que no sé el porqué de llamarlo falso, al fin y al cabo, éste de calabacín tampoco es con carne. 

Tenía parmesano recién rallado, mi planta de albahaca sobrevive a pesar del calor y un buen aceite de oliva. Hice la prueba y me lo comí yo sola. El calabacín aliñado de este modo, es aún más sano que si preparamos un pesto, porque lleva muy poco aceite. Sólo se trata de cortarlo muy fino y prepararlo con antelación. Se conserva perfectamente hasta la noche e incluso el día siguiente, está bueno, pero ya no tiene la misma presencia.

Si no tenéis problema con comer verdura cruda, este carpaccio de calabacín con sabor a pesto, el de bacalao con naranja, o el de tomate, todos os van a encantar.
Ingredientes

No indico cantidades porque dependerá de la cantidad de comensales y de cuánto queráis preparar.

- calabacín (el mío, blanco)
- aceite de oliva virgen extra
- parmesano rallado
- piñones
- hojas de albahaca fresca
- sal
Preparación tradicional

- Lavar el calabacín sin quitar la piel. 

- Cortarlo en rodajas muy finas. Yo usé un cuchillo muy afilado, pero también podéis utilizar una mandolina, de hecho, corté alguna rodaja con una cuchilla especial.

- Colocar las rodajas en una fuente o en un plato. Rociar con aceite de oliva y dejar reposar una hora, más o menos.

- Tostar los piñones en una sartén hasta que cojan un poco de color.

- Lavar las hojas de albahaca y secarlas.

- Pasado el tiempo de reposo, espolvorear el queso por encima del calabacín, distribuir por encima, las hojas de albahaca y los piñones. 

- Servir frío.

Notas:

- Yo no le puse sal porque no tomo y en este caso, el queso está lo suficientemente salado.

- El parmesano, en vez de rallado, se puede cortar en lascas finas. 

Bon profit!

7 comentarios:

  1. Mi querida Marisa, me gusta mucho todo lo que a verduras se refiere, crudas o cocinadas todas me gustan, (eso sí, evito las fritas al máximo), esta receta tan fresca me resulta un completo manjar, concuerdo contigo en la manera de aliñar, de esta manera es mucho más sano, súper vistoso y créeme que me sentaría feliz contigo a degustar un plato de este carpaccio, con esos ricos piñones y el queso perfecto tal cual!
    besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor es acostumbrarse a comer con la mínima sal posible, al principio puede saber un poco soso, pero acabas encontrando el verdadero sabor de los alimentos y como bien dices el Parmesano ya lleva sal.
    He comido carpaccio de calabacín con pesto, pero este es aún más ligero y queda muy rico y refrescante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía Marisa que presencia tiene ese plato me ha llamado tanto la atención que ya tengo ganas de probarlo, le pondré calabacin de mi huerto, pensar en el sabor del parmesano ya se me hace la boca agua, igual hasta le gusta a mi hija que es tan rara con las comidas, vamos que me ha encantado.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Mas sano Marisa imposible y una muy buena presentación.Bssss Marisa.

    ResponderEliminar
  5. Este año estoy un poco al revés, mi padre se olvidó de sembrar calabacines ¿cómo te quedas? Yo descolocada totalmente, y es que el sabor de un calabacín ecológico no tiene nada que ver con los del mercado, pero como me apasionan, los compro y no me quedo con las ganas de comerlos.
    Me gusta mucho el calabacín crudo, de hecho los tengo publicados en forma de espaguetis en ensalada, y quedan geniales. Por supuesto que probaré tu carpaccio, solo el saber que lleva albahaca, se me hace la boca agua porque la adoro.
    Besod, que pases un feliz día.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo no tengo ningún problema con las verduras, crudas , al vapor o como me las pongas...son un plato que pongo a diario.
    Tengo que probar este carpaccio, porque te puedo asegurar que me va a gustar mas que el de carne!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa!! Estas recetas fáciles y sencillas son las mejores en esta época del año. Fáciles y sencillas pero cargadas de sabor Para mí es todo un acierto y un lujo total en la mesa. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.