Bizcocho de yogur salado, panificadora

21 Comentarios


El bizcocho básico por excelencia ya lo publiqué en el blog hace un tiempo, Bizcocho de yogur, el de toda la vida, también llamado, bizcocho 1-2-3. Hay millones de versiones de esta receta y no creo que falle a no ser por problemas técnicos o despiste humano.

Se me ocurrió experimentar una versión salada modificada con respecto a la receta dulce original, con el objetivo de que fuera apto para diabéticos. Por eso, sustituí la harina blanca por harina de espelta integral y reduje la cantidad de aceite. Tenía un poco de nata de crema de soja y me apeteció añadirla junto al yogur. 

Quería que tuviera algún tropezón y, aprovechando que tenía un trozo de jamón de york que me había regalado muy amablemente, Ana, mi charcutera, me pareció que combinaría muy bien con aguacate. Me quedé corta porque sólo añadí la mitad de la fruta y la próxima vez que lo haga, lo pondré entero. El resto de ingredientes, son muy saludables, pero podéis utilizar los que más os gusten.

Y como quería que el experimento fuera un poco más allá, se me ocurrió probar a hornearlo en la panificadora. Este es el resultado que me gustó especialmente a mí, porque soy mucho de masas saladas. En el modo de preparación, os explico cómo lo hice, pero os adelanto, que no usé la cubeta de la panificadora, sino un molde.

Espero que os guste.
Ingredientes para un molde rectangular de 21 x 11 cm 

- 1 yogur de natural 0% materia grasa (125 g) 
- 40 g de nata de crema de soja 
- 55 g de aceite de oliva virgen extra 
- 180 g de harina de espelta integral bio 
- 100 g de harina para bizcochos con levadura (o harina de repostería y ½ sobre de levadura química)
- 80 g de harina de espelta integral 
- 20 g de salvado de avena 
- 3 huevos L (180 g aprox.) 
- 100 g de jamón de york cortado en dados 
- 60 g de parmesano rallado 
- 50 g de aguacate (pondría el doble) 
- 1 cucharada sopera de semillas de chía 
- 2 cucharadas soperas de hierbas de provenza 
- sal y pimienta 

*mantequilla o spray desmoldante para el molde o papel sulfurizado para forrarlo 
*un molde metálico de 21 x 11 cm

Antes de empezar… 

- Untar el molde con mantequilla y espolvorearlo con harina. También podéis usar spray desmoldante o forrarlo con papel sulfurizado, cuidando de que no sobresalga el papel de los bordes del molde.

- Sacar los huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente. 

- Cortar el jamón york en dados, si no queremos que lo triture la TMX. 

- Tamizar la harina. Si se usa harina de repostería, añadir la levadura.

Preparación en panificadora Lidl 

- Verter en la cubeta, el yogur, la nata de crema de soja, el aceite y los huevos. 

- Añadir las harinas (y la levadura química si no se usa harina con levadura), las semillas, el parmesano rallado, la sal y la pimienta. 

- Pulsar el programa nº 5 exprés, con el fin de que empiece a batir la mezcla en seguida. 

- Una vez todo batido, incorporar el jamón y el aguacate. Mezclar con una espátula con movimientos envolventes. 
Preparación en TMX 

- Poner en el vaso, el yogur, la nata de crema de soja, el aceite y los huevos. Mezclar, 10 segundos, velocidad 4.

- Añadir las harinas (y la levadura química si no se usa harina con levadura), las semillas, el parmesano rallado, la sal y la pimienta. Mezclar, 10 segundos, velocidad 6. 

- Incorporar el jamón y el aguacate. Mezclar con la espátula con movimientos envolventes.

Preparación tradicional 

- Poner en el vaso de un robot o batidora de varillas, el yogur, la nata de crema de soja, el aceite y los huevos. Batir con una batidora de varillas o a mano. 

- Añadir las harinas (y la levadura química si no se usa harina con levadura), las semillas, el parmesano rallado, la sal y la pimienta. Mezclar con una espátula hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

- Incorporar el jamón y el aguacate. Mezclar con la espátula con movimientos envolventes.

Horneado en panificadora Lidl 

- Verter la mezcla en el molde y golpear éste sobre la superficie de trabajo para que no se formen burbujas de aire.

- Colocar el molde metálico sobre los dos anclajes de la base de la panificadora sin que toque la resistencia. 

- Hornear durante 60 minutos. La corteza salió demasiado dorada, por lo que igual, con unos 40 minutos sería suficiente. 

- Dejar enfriar completamente antes de sacarlo del molde para evitar que se rompa. 

Notas: 

- Si no se va a utilizar la panificadora, precalentar el horno a 180º, calor arriba-abajo y hornearlo unos 40 minutos o hasta que al pincharlo con un palo de brocheta, éste salga limpio. 

- Se puede realizar con harina blanca, integral de trigo o espelta blanca si no se tiene problemas o no gusta la de espelta integral. 

- Si no se tiene yogur, se puede sustituir por leche o vino blanco. 

- Como podéis ver en el corte, no vendría nada mal, añadir más aguacate y jamón de york, especialmente aguacate, para mi gusto.

Bon profit!

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop

21 comentarios:

  1. Que rico este bizcocho salado, se puede utilizar como pan de molde.

    Que buen uso le das ala panificadora, ya la tendrás amortizada.

    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa, pues la encuentro una receta estupenda. Los tropezones le dan un toque diferente y el de aguacate me gusta mucho, junto con los demás. Ideal para todas la comidas del día, porque en desayunos y meriendas me lo tomaba, y como primer plato, o para cenar también. Un beso y buena semama :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa, el bizcocho tiene una pinta estupenda y seguro que me animo a hacerlo... Sin embargo te quería comentar que has indicado que era un "experimento para diabéticos" y mucho me temo que la harina de espelta no es apta para este tipo de personas ya que la espelta también contiene gluten...
    Un saludo y como siempre, gracias por tus recetas
    Esther

    ResponderEliminar
  4. Esther, los diabéticos controlamos tomar pocos hidratos y las harinas integrales son mejores para nosotros que las blancas. El gluten no lo pueden tomar los celiacos, nosotros sí, pero siempre pesando la cantidad de pan a tomar en cada comida, según la que nos indique el médico Gracias por tu visita y tu comentario.
    Espero que lo hagas a tu gusto y te quede bien
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Menudo experimento Marisa!!!
    Está para que le pongas nombre propio y lo publiques en un libro.
    Qué maravilla!! Ya me gustaría probarlo!

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Marisa que bien se te da experimentar, las vistas del corte son la prueba fehaciente que tiene que estar fabuloso, no hay más que verlo.
    Yo sin embargo, no acabo de arrancar con el aguacate, le tengo tanta manía, que cuando los tengo en la mano a punto para comprarlos, siempre acabo desistiendo, y es que no me gusta su escaso sabor y su textura sedosa, solo camuflándolo con otros sabores intensos, lo paso, y siempre que sea otra persona quien me lo cocine. Quizás este bizcocho, sería la mejor opción para quitarme todo prejuicio con él.
    Besos, disfruta una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  7. Marisa eres toda una inspiración!! llego a visitarte y me encuentro con este bizcocho de yogur de toda la vida pero convertido en una delicia salada sin igual!!!! O_O eres una maestra de los bizcochos salados que ricooooo que se ve, súper sano (cosa que me encanta), nunca he puesto aguacate en un bizcocho, lo más osado que he realizado con esta fruta ha sido mousse de cacao con mermelada de jengibre. Y al ver este pan con jamón y queso, y harinas integrales, avena, chía, hierbas provenzales, ñami, ñamiiii!!! nada como la comida casera con amor y con magia y esta receta tiene montones de los dos.
    Te mando un beso y feliz semana!

    ResponderEliminar
  8. No me ves pero estoy haciendote la ola ,no dudo ni un segundo que ese bizcocho este de muerte relentisimaaaaaaaaa ,me encanta no lo siguiente es de los bizcochos salados mas rewonitos que he visto ,vaya corte que tiene .
    Como siempre receta y fotos son de 20 points , ole y oleeeeee por esa imaginacion que tienes para crear platos.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa. Pues del bizcocho 1-2-3 a este que has preparado hay una ligera diferencia jj. Desde luego experimentar en la cocina para ti es pan comido jj.
    Pensaba que solo ibas a hacer algunas modificaciones jj pero veo que son muchas y todas a cada cual más rica.Veo que utilizas tres harinas y salvado, no he utilizado ninguna de las que has empleado, viendo el aspecto del corte del bizcocho se intuye que debe estar delicioso. Muy buena opción la de agregarle aguacate y york. Una exquisita propuesta y un experimento totalmente satisfactorio ¿verdad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla Marisa! Si es que eres un hacha (como diria mi abuela jajajajaja) y a todo le sacas punta y te quedan estas cosas tan fantasticas. Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  11. Marisa, las masas en tus manos se convierten en pequeños milagros. Me ha gustado mucho tu pan-bizcocho, por lo que ya he tomado nota de los ingredientes, me gustaría disponer de un ratito y probar. Hace un par de años hice algo parecido con una receta de Inés Ortega, me había llamado la atención y nos sorprendió para bien. Con la original puesta en escena de tantos ingredientes, poco comunes en mi cocina, no sé si lo haré, pero bueno, transformo sobre tu base. Ya te cuento, guapísima. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Marisa que bien que suena eso de un bizcocho saladito y viendo el colorcito con los tropezones aun me gusta mas, voy a tener que probarlo!!
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  13. Marisa, what a wonderful experiment! I've never had anything quite like this with the ham and avocado. It looks marvelous!

    ResponderEliminar
  14. Hola, pues vaya experimento!! te ha salido de lujo, qué rico estará!! me dieron a probar hace mucho un bizcocho saldo y siceramente aquello no me gustó nada, ni la pinta que tenía. Lo que acabas de presentar es totalmente diferente, seguro que no me resistiría a ptomar más de un trozo. La combinación es para mí perfecta, me gusta todo lo que lleva . Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa !
    Tus experimentos siempre son fabulosos y fructíferos.
    Ese corte me encanta, habla por sí solo .Me comería un buen trocín.
    En casa no son mucho de este tipo de bizcochos y por eso no los suelo preparar , pero a mi sí que me gustan.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  16. Mira que aún no hemos usado la panificadora para bizcochos, con este tuyo nos lanzamos.... y ya te contamos!!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  17. Mi bizcocho preferido para todo, siempre recurro a él. Me ha gustado mucho el experimento, esos trocitos de jamón y el aguacate, todo bien distribuido por el bizcocho es de "manos maestras" como las tuyas.
    Un besito y guárdame un trocito.

    ResponderEliminar
  18. Marisa, yo debo ser de las pocas que todavía no ha probado a hacer el bizcocho 1-2-3, pero tu versión salada me parece muy interesante, además por la adición de aguacate que tampoco he probado en preparaciones calientes, que cuando miré la primera foto pensé que era calabacín. Te ha quedado genial, con muy buen color y textura, ya quisiera probar un trocito. Besitos!

    ResponderEliminar
  19. ¡Me encantan tus recetas Marisa! Son diferentes y con la certeza de que van a salir bien.

    Este bizcocho me parece perfecto para esas cenas ligeras de verano, acompañando un buen queso o unas tapas de salchichón del que hacemos mi madre y yo ¡se me hace la boca agua!

    ¡Me guardo la receta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  20. Me encantan tus experimentos . Me viene muy bien , porque el otro dia me regalaron un kilo de harina de espelta integral y no sabia que hacer con ella, me ha parecido muy interesante este bizcocho salado que has hecho . Yo creo que tengo uno publicado. Muchas gracias por hacernos participes de tus investigaciones que a mi me enseñan mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola de nuevo !!!
    Y yo hablando de experimentos con el pan integral y resulta que en esta receta también andabas probando cosas nuevas. La verdad es que te ha quedado de lo más apetecible, y a mí el aguacate me gusta mucho, y en casa ni te cuento, no falta a diario porque si no lo incluyo en la ensalada no la comen, como te cuento Marisa.
    En fin, que me enrollo, que así tan bien cortado, le pones cualquier cosa encima, y te queda un lujazo de bocado.
    Te has lucido con esta también, que la espelta integral está pero que muy rica esa harina.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.