Hogaza de pan de harina de castaña. #WBD2016


Tengo la suerte de contar con amig@s que comparten conmigo el gusto por la cocina y especialmente, por las harinas y los panes. Además, tengo el placer de que una de ellas, además de ser una muy buena amiga, me haya regalado dos veces harinas de su tierra; harinas que son diferentes en cuanto a calidad, a todas las que había probado antes. Son harinas gallegas de trigo molido a la piedra, de maíz blanco y amarillo, de centeno y de castaña. Esta última, la de castaña, no la había probado nunca. Mi querida amiga Milia, Cousas de Milia, es la culpable de que esta maravilla de pan lo hayamos disfrutado mucho en casa. Aprovechando que en abril vino a Valencia, me trajo un buen lote. Anteriormente, me había enviado por correo otro, por lo tanto, estas harinas no eran desconocidas para mí. Aún me quedan en la nevera, las de maíz.

He hecho otra receta en la que he utilizado esta rica harina de castaña, pero no sé cuándo la voy a publicar porque no depende de mí, pero quería saber qué tal funcionaba para hacer un pan. Aquí tenéis el resultado de mi experiencia que creo que, además de un pan diferente y precioso, está delicioso. La harina de castañas, al no tener gluten, impide que la masa leude mucho, por eso el pan parece más una torta, pero no me negaréis que queda espectacular.

El sabor es diferente, ligeramente dulce debido a la castaña y a la miel, la mía es de tomillo; el punto de las semillas de chia, al no haberle añadido muchas, no se aprecia demasiado, pero le aportará sus propiedades también. 

Me gusta, siempre que puedo, hornear el pan en cazuela. Le voy cogiendo el truco y en éste, disfruté con todo el proceso, pero sobre todo, al comprobar el resultado, cuando lo saqué de la cazuela.

Con este pan tan especial, celebro el día mundial del pan WBD (World Bread Day). Hoy veréis muchos por las redes sociales. Espero que el mío, os guste.

Gracias, Milia, por tu generosidad y por tu amistad sincera.

*Como ha habido gente que me ha preguntado dónde comprar esta harina de castaña, os indico que la mía es de unas tiendas de Galicia, pero no he visto que la vendan on-line. Se llaman, O graneiro de Amelia. Si no tenéis una tienda cerca, la podéis encontrar en tiendas bio, herboristerías, o tiendas on-line.
Ingredientes 

- 540 g de agua mineral 
- 2 cucharaditas de postre de miel de tomillo o la que os guste
- 1 cucharadita de postre de sal 
- 700 g de harina de fuerza
- 200 g de harina de castaña
- 1 sobre de levadura seca instantánea (11 g)
- 2 cucharadas de semillas de chia
- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
Preparación en TMX

- Poner el agua en el vaso. Programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1. Agregar la levadura y dejar reposar 5 minutos. Pasado el tiempo, programar, 4 segundos, velocidad 6.

- Agregar, las harinas, las semillas de chía y la miel. Programar, 6 segundos, velocidad 6. Programar de nuevo, 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

- Quitar el cubilete y volver a programar, 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Echar el aceite por el bocal y no volver a colocar el cubilete.

- Comprobar la textura de la masa y añadir más harina o un poco de agua, si es necesario.

- Sacar la masa del vaso y colocarla en un bol untado con aceite. Tapar con papel film también untado con aceite y dejar en la nevera durante toda la noche.
Preparación tradicional

- Poner el agua tibia en un bol. Agregar la levadura y dejar reposar unos 5 minutos. Pasado e tiempo, remover hasta que se disuelva.

- Agregar, las harinas, las semillas de chía y la miel. Amasar bien hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. Añadir el aceite y volver a amasar hasta que esté integrado totalmente.

- Comprobar la textura de la masa y añadir más harina o un poco de agua, si es necesario. Formar una bola con la masa.

- Colocarla en un bol untado con aceite. Tapar con papel film también untado con aceite y dejar en la nevera durante toda la noche.

Horneado

- Al día siguiente, sacar la masa del vaso y dejar reposar hasta que pierda el frío. Yo la tuve una hora, pero dependerá de la temperatura ambiente.

- Cortar un trozo de papel sulfurizado del tamaño de la base de la cazuela donde vayamos a hornear el pan y pegarlo sobre la misma.

- Sacar la masa del bol y colocarla sobre la superficie de trabajo. Desgasificarla, estirarla y darle unos golpes sobre la encimera.

- Bolear la masa con las dos manos. Colocarla en la cazuela pero con la base del pan cara arriba. No hacer cortes. Espolvorear con harina de trigo.

- Colocar la cazuela tapada dentro del horno frío. 

- Hornear el pan a 250º durante 40 minutos. 

- Pasado el tiempo, comprobar que el pan está dorado. Si no está a nuestro gusto, destapar la cacerola y hornear unos minutos más.

- Sacar el pan de la cazuela y dejarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Notas:

- Si no tenéis levadura seca instantánea, podéis utilizar unos 2 g de la seca o unos 4 g de la fresca aproximadamente.

- También se puede amasar el pan en la cubeta de la panificadora utilizando el programa “masa”, agregando el aceite al final.

- Se puede cortar en rebanadas y congelarlo.

Bon profit!

WBD 2012 Hogaza con agujeros de tomate valenciano
WBD 2013 Pan rústico.
WBD 2014 Rosca integral con piñones, ano y tomillo
WBD 2015 Barras de espelta con semillas y sin amasado

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

19 comentarios:

  1. ¡Buenas noches Marisa!
    Por aquí me tienes para darte las gracias de nuevo, ya sabes a veces estas cosas son así, y se nos escapan de las manos, pero no importa, yo vengo a verte mil veces, porque es siempre un placer hablar contigo.
    Hoy traes mi perdición, el pan, me gusta más que comer con los dedos, pero se me resiste; Me pasé un tiempo haciéndolo con la panificadora y cada vez me salía más bueno, pero llegó un día que ya no daba más de mí, y era yo o todo lo demás. En fin no sé si me entiendes.
    Aún así disfruto viendo con placer los panes como el tuyo que son un regalo para la vista, y que yo me leo con fruición igual que si lo estuviera devorando.
    Besos y que tu día del pan sea maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. Querida Marisina, no tenía ni idea de la harina de castañas, tiene que ser una delicia, me gusta ese reposo en la nevera, las semillas de chía, la miel, es un panazo!!!! gracias por darnos ideas tan espectaculares, bssssss

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, es una suerte contar con buenos amigos, y un placer hacerles regalos, siempre te los devuelven con valor añadido... ya ves, que sorpresa tan fantástica en un día tan significativo, además una maravillosa receta... menuda pinta tiene este pan! Pero el mejor regalo que me has hecho siempre, es tu amistad, espero seguir disfrutando de ella mucho tiempo y compartir estos y otros ratos tan agradables que compartimos. Feliz Día Pan amiga mía. Bicos sonoros

    ResponderEliminar
  4. Marisa un pan seguro que diferente por el aporte de harina de castaña. el color también queda chulo casi parece un pan de centeno. Una harina nueva que probar, desde luego el mundo del pan nos deja abiertas un montón de posibilidades.

    Unas buenas tostadas para el desayuno me haría yo con este pan.
    Feliz día del pan.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Buenos dias Marisa, pero que maravilla de pan, te quedo fabuloso, tengo cocido las castañas y convertirlas luego en harina y pasarla por un colador para alguna que otra tarta pero ahora tenemos una tienda que tiene harina de castañas todo el año y mira pan nunca lo hice, te quedo maravilloso, si me animo seguiré tus indicaciones.....Besos y feliz dia.

    ResponderEliminar
  6. Marisa , el pan con harina de castañas queda superior y a ti esta hogaza te quedo de pelicula , que rica poder mojar este panin en un huevin frito jaja
    besinos

    ResponderEliminar
  7. Que suerte tienes de tener esas amigas. Le tengo unas ganas locas a la harina de castañas, me encantaría probar un pan con ella, te ha quedado estupendo. Besos

    ResponderEliminar
  8. Este pan sí que me sorprende, nunca había visto un pan con harina de castaña, bien rica debe estar. A mi no me importaría tener amigos que me regalasen estas cosas, jajajajaja Bueno, guapa, que me encanta tu pan. Te ha quedado de lujo esa miga, paro ya sabemos que eres una experta panadera. Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa, este pan está delicioso, tuve la oportunidad de probarlo hace tiempo yq tiene un sabor muy muy especial. Estoy por volver a comprar harina de castañas y repetirlo, me encanta!! un petonet :)

    ResponderEliminar
  10. Madre mía qué pan!!! Debe estar delicioso. creo que con éste me atrevo, No s´´e si encontraré la harina de castañas pero lo que sí puedo encontrar muy fácilmente en Huelva son las castañas secas , Supongo que si las muelo en la Thermomix y las hago harina , como las garbanzos o el arroz, podría valer. ¿Tú qué crees? Se me ha antojado este pan. Un beso preciosa y feiz semana!!

    ResponderEliminar
  11. Que pinta más fantástica tiene este pan Marisa!! Tengo que buscar esa harina...me has dejado con la boca abierta...!! Bs.

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla de pan, es una delicia, tampoco conozco esta harina, siempre es bueno id probando cosas nuevas.
    Besoss

    ResponderEliminar
  13. Para celebrar el día del pan, es tuyo sin duda que es el mas original. Tiene un aspecto precioso y tiene que estar delicioso. Que suerte contar con buenos amigos que te hagan regalos tan preciados, aunque como dice Milia, tu se los devuelves con valor añadido, eres un sol.
    Un besazo de maricacharros.

    ResponderEliminar
  14. Que delicia, no hay nada como el pan casero Marisa.Un besito y perdona que no te visite tanto es que estoy de traslado en la playa.Bsssss

    ResponderEliminar
  15. Que buenas harinas tenemos en mi tierra verdad Marisa, yo también tengo la suerte de poder disfrutar de esas harinas tan buenas, El otro dia fui a una reunion donde degustamos el pan de castañas y que bueno esta verdad??? bikiños Marisa

    ResponderEliminar
  16. Cada vez que veo un pan , me entran unas ganas locas de ponerme a hacer yo uno, pero tengo que reconocer que es mi asignatura pendiente. Este pan con harina de castañas tiene que estar......Buscare la harina de castañas y si la encuentro, te prometo que lo hago. Bsts

    ResponderEliminar
  17. Me faltan las semillas de chia para poder hacer este maravilloso pan seguro que estara de muerte relenta no lo siguente no lo dudo ni un segundo,que buen uso le das a las harinas que te ha regalado mi querida Milia es un encanto.
    Una aportacion de relujo para el dia mundial del pan.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  18. No hace mucho que he visto esta harina en el supermercado, y me alegré de hacerlo, porque de hacer alguna cosilla con ella sabría donde dirigirme. No pensé en pan pero ahora veo como te ha quedado y me ha gustado mucho su aspecto, así es que no tengo excusas para probar. Lo mejor sin duda son las amigas, mejor que el pan y mejor que las harinas. Besos Marisa.

    ResponderEliminar
  19. Qué pasada Marisa! De verdad me has inspirado, tuve una vez en mis manos un saco de harina de castaña y lo usé para repostería, pero me encantó el sabor y la textura, ni se me había ocurrido hacer pan pero aseguro que está de muerte! Me encantará probarlo. Ahora hay una tienda que la vende a granel, aunque es un poco cara de vez en cuando va bien, creo que lo de la TMX ayuda mucho, tal vez me aventure a prepararlo!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.