Bizcocho fácil de ciruelas amarillas


Este bizcocho tiene historia. Fue un “bizcocho sorpresa” que preparé el año pasado, para regalarlo a alguien el día en el que iniciamos una travesía especial de amistad y de trabajo conjunto que nos aportó muchos momentos llenos de emociones, alegrías e incluso, sorpresas inesperadas. No lo publiqué entonces y ha tenido que esperar hasta ahora porque quería que sirviera para recordar ese día, un año después. Ahora, ya tiene su lugar merecido en el blog, como tantas otras recetas, dedicadas a personas y/o momentos especiales.

Es muy fácil de hacer y está muy bueno. Utilicé ciruelas amarillas bastante maduras, aunque sirve, cualquier tipo, es mucho mejor, que estén dulces. Puse pocas ciruelas y queda jugoso incluso sin ellas, pero se pueden añadir más, si el bizcocho se va a consumir en breve. La acidez de las ciruelas contrasta con el dulzor del bizcocho, queda esponjoso y se conserva perfectamente varios días.

Espero que os guste y lo preparéis antes de que ya no haya ciruelas en el mercado.
Ingredientes 

- 125 g de harina de repostería 
- 150 g de azúcar (no está muy dulce)
- 15 g de levadura química
- 1 pizca de sal
- 3 huevos (290 g)
- 100 ml de aceite de girasol
- 120 g de ciruelas amarillas (se podría poner más cantidad)
Preparación en TMX

- Precalentar el horno a 180°.

- Perlar las ciruelas, deshuesarlas y reservar.

- Untar el molde con mantequilla y espolvorear con harina. Si es de silicona de buena calidad no será necesario. Yo suelo untarlo con mantequilla, por si acaso. 

- Poner el resto de ingredientes en el vaso. Programar, 1 minuto, velocidad 4. 

- Verter la masa en el molde y añadir las ciruelas troceadas repartiéndolas a gusto.

- Meter el molde en el horno durante 40 minutos o hasta que, al introducir un palo de brocheta en bizcocho, ésta salga limpia. 

- Dejar el horno entre abierto y no desmoldar hasta que esté frío.
Preparación tradicional

- Precalentar el horno a 180°.

- Perlar las ciruelas, deshuesarlas y reservar.

- Untar el molde con mantequilla y espolvorear con harina. Si es de silicona de buena calidad no será necesario. Yo suelo untarlo con mantequilla, por si acaso. 

- Mezclar todos los ingredientes en un robot o con una batidora de varillas.

- El resto, como en la preparación en TMX.

Notas:

- Este bizcocho no está muy dulce. Como siempre os indico, añadid más azúcar si os apetece.

- No trituréis o mezcléis las ciruelas con la masa. Se cortará mejor si no lo hacéis. Como mi molde era muy bajo, sólo añadí 120 g, pero como podéis ver en la foto de corte, se puede añadir más cantidad.

- Si lo queréis hacer con azúcar de abedul, sólo tenéis que hornearlo, como máximo, a 170°. 

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

15 comentarios:

  1. ¡Buenos días Marisa!
    Seguro que esa persona se sentirá feliz cuando vea este bizcocho. Yo me moriría de placer y felicidad, si alguien me lo hiciera a mí, pues de todos es sabido que para mí, donde se ponga un buen bizcocho, sobra todo lo demás, y más su además de sencillo y rápido de hacer, tiene este aspecto tan bonito, ¡adorable!
    Besitos y que pases un feliz día

    ResponderEliminar
  2. Me encanta compartir este tipo de regalos Marisa, te ha quedado maravlloso y esa persona lo disfrutaría enormemente, que bien te ha quedado y lo bueno que estaría, todo lo de fruta en postres me gusta aunque con las moraz y alguna más no puedo jeje...Bess

    ResponderEliminar
  3. Menudo sorpresa tan agradablemente rica!!! Seguro que gusto y mucho. Me encanto como te quedo y seguro que debió estar riquísimo!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, muy bonito recuerdo, y doblemente bueno por el cariño que lleva. Se ve riquísimo, el color y la esponjosidad, seguro que estaba más que delicioso, besos!!
    Silvia

    ResponderEliminar
  5. Qué buen aspecto Marisa, parece casi un brioche o un pan dulce, me encanta esa textura. Y las ciruelas a mi que me encantan ácidas no sería un problema, ahora que se va acabando la temporada son mucho menos dulces y me gustan más, es el momento ideal! Me encanta el diseño y la presentación de tu blog.
    Un saludo guapa!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapísima !!!

    Sea quien fuere, el/la destinatario/a del bizcocho tuvo mucha suerte; por empezar contigo una amistad y por el rico bizcocho que se comió. Estos regalos son sencillos, pero se reciben con mucho cariño y nunca se olvidan.
    Muy rico de verdad, cada vez me gustan más las frutas en las tartas y postres.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  7. Uuummmmmm seguro que el bicocho estaria de rexuepete seguro que a esa persona le va encantar leer el post y acordarse de ese fantastico dia,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, que bonito tu recuerdo y que rico por dios, yo adoro los bizcochos y lo hice de albaricoques, pero de ciruelas nunca, me lo apunto, porque su sabor tiene que ser riquísimo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  9. Que bonito detalle y que rico bizcocho, adoro todos los duces que lleven fruta... son tan jugosos, que me puedo imaginar lo buenísimo que estaría este, precisamente ese contraste ácido dulce, es lo que me seduce.
    Bienvenida y me gusta eso de que tengas ganas de repetir, que por cierto no me sorprende.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa. La ciruela es una fruta que me gusta mucho aunque prefiero las verdes y sobretodo que estén duras aunque no pongo reparos a comer las de otro tipo.
    Mucha suerte tiene la persona a la que se lo has regalado, seguro que lo ha debido recibir con satisfacción ya que no tengo la menor duda de que tiene que estar delicioso. Ya me gustaría recibir algunos de estos detalles jj.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Marisa , que rico , se ve esponjosito y con las ciruelas tiene que estar super delicioso
    besinos

    ResponderEliminar
  12. Este tipo de bizcochos con frutas son insuperables, y sólo hay que ver el aspecto para saber que es delicioso. Me alegro que sea el símbolo de una bonita amistad Marisa.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, a buenas horas vengo, seguro que ya no hay!! Yo estaría encantada de recibir una sorpresa como ésta. ya sabes que las ciruelesa me encantan, en salsa, postres, al natural... Así que encantada con tu receta!!!un besazo amiga mía!!

    ResponderEliminar
  14. Se ve muy esponjoso, te ha quedado genial. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta hacer cosas para regalar y seguro que la persona que recibió este bizcocho se sintió genial y tu habrás disfrutado preparándolo,ya que te quedo genial.
    Despues del verano que fué muy intenso,me voy incororando poco a poco,nos vemos besinos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.