Pudin de pan y vainilla, microondas


Mi hijo puede ser muy agradecido y, todo lo contrario. Es “todo lo contrario” en muchas ocasiones  y a veces, cuando horneo pan. ¿No os lo creéis?, pues sí, así es. Llevo 27 largos años horneando mi propio pan por motivos de salud y, ya no pude parar. Cuando abrí el blog, descubrí mil oportunidades para aprender y ahí sigo. Tengo que decir que soy autodidacta y que nunca he asistido a un curso sobre cómo hacer pan casero. Simplemente, me gusta, disfruto, me relaja, me encanta hacer mi propio pan y comerlo. 

He aprendido de mi amigo Fernando, de otras blogueras, de muchos blogs y de los muchos libros que tengo, algunos de ellos, desde hace mucho. He probado diferentes tipos de harinas y las que me quedan por conocer y experimentar. No tengo un horno especial, ni muchos utensilios. Lo que no me faltan son ganas y por eso, cuando Carlos me dice, “cómprame pan”, me sienta fatal y más, si es del pre congelado.

Eso me ocurrió hace unos días. Me dijo que le comprara una barra de pan pequeña pero no se lo comió y ahí quedó. Al día siguiente, el pan se había convertido en una piedra. No tiro nada y como nunca había publicado un pudin de los que no llevan nada más que los ingredientes básicos, me dije que, aunque no sabía quién se lo iba a comer, me tocaba ya ponerme con la receta. Tras una búsqueda por internet, mi decisión, estaba clara: maquinita y microondas, rapidez y sin calor. A ver qué salía y después, ya veríamos qué iba a pasar con el pudin.

Por cierto, mi deformación profesional ha hecho que, redactando esta entrada, escriba “pudding” y es que me sale sin querer en inglés y gracias a eso, os cuento, que, aunque la traducción al español es “pudin, pudín o budín”, también “pudding” significa “postre”. Ellos dicen, “What’s for pudding?” y están preguntando, ¿qué hay de postre? 

Este pudin lleva vainilla y es con azúcar y como no lo pude regalar, se convirtió en un rico Helado de pudin de vainilla con caramelo que sí que fue degustado y valorado en una comida entre amigos en casa el pasado 15 de agosto. Pinchad en el enlace para verlo.

Como el helado es la receta para Reciclando Sabores de septiembre, aunque el pudin es anterior, al ser también fruto de un reciclaje, lo cuelgo también en Reciclando. Pinchad en el enlace para ver Helado de pudin de vainilla con caramelo.

Espero que os guste, sobre todo, lo rápido que se prepara.

Ingredientes 

- 400 g de leche desnatada o la que utilicéis
- 100 g de azúcar 
- 100 g de miga de pan duro 
- 4 huevos L
- 1 rama de vainilla 

Para el caramelo

- 4 cucharadas soperas de azúcar y agua 
*un molde de cristal apto para microondas (no utilicéis de silicona u otro tipo de material)

Preparación del caramelo en microondas

- Poner el azúcar en el molde. Agregar agua poco a poco, removiendo con una cuchara hasta que el azúcar esté humedecido.

- Poner el recipiente en el microondas y programar potencia máxima. Es imprescindible controlar para que no se queme. Para ello, el color ha de ser dorado, porque si se oscurece mucho, se habrá quemado y el sabor será amargo. El tiempo, dependerá del tipo de microondas y de la potencia.

- Sacar el molde del microondas y reservar hasta que se enfríe y se endurezca el caramelo.
Preparación en TMX del pudin

- Trocear el pan, pesar y reservar.

- Verter la leche en el vaso junto con el azúcar. Programar, 3 minutos, 80º, velocidad 2.

- Con la ayuda de un cuchillo con punta, abrir a lo largo la vaina de vainilla y extraer los granos.

- Agregar el pan y programar, 30 segundos, velocidad 4. 

- Agregar los huevos batidos y los granos de vainilla. Programar, 2 minutos, velocidad 6. Dependiendo, de si nos gusta totalmente triturado o no, programar, más o menos tiempo y velocidad. Yo lo quería triturado.

- Verter la mezcla en el molde.

Preparación tradicional del pudin

- Trocear el pan, pesar y reservar.

- Con la ayuda de un cuchillo con punta, abrir a lo largo la vaina de vainilla y extraer los granos.

- Verter la leche en una cacerola junto con el azúcar. Calentar sin que hierva. 

- Sacar la cacerola del fuego y añadir el pan removiendo para que se ablande.

- Agregar los huevos batidos y los granos de vainilla. 

- Triturar con una batidora, más o menos tiempo, según nos guste. Yo lo quería triturado.

- Verter la mezcla en el molde.
Cocción del pudin en el microondas

- Introducir el molde en el microondas. Hornear 5 minutos a 600 W. Cuando termine el tiempo, programar, 7 minutos a 800 W. El tiempo, en este caso, también dependerá del tipo de microondas y de la potencia que tenga. No lo saquéis en seguida del microondas, mejor esperar como mínimo 5 minutos. Sube mucho durante la cocción y luego baja.

- Dejar enfriar y desmoldar el pudin.

Notas:

- Se puede utilizar caramelo líquido comercial, pero si tenéis microondas, ya veis lo sencillo que es prepararlo. 

- Tened mucho cuidado con el molde de cristal al hacer el caramelo. Si no estáis delante controlando la cocción, se puede quemar e incluso, como me pasó a mí una vez, el cristal puede romperse y no os imagináis el desastre.

- Se puede cocer también el pudin en el horno al baño de maría o en el recipiente varoma. En el varoma, es necesario que el molde quepa dentro y se tarda, como mínimo 50 minutos. No valía la pena el gasto energético y el tiempo. En el horno, es mejor cocerlo al baño de maría para que no se reseque. A mí en el microondas, me subió mucho y luego, bajó y no quedó alto, pero casi mejor, que rellenarlo más para que no se salga y se vierta… catástrofe, segura.

- Se puede utilizar en vez de una rama de vainilla, vainilla líquida, azúcar vainillado o no ponerle.

Bon profit!

Adaptado de Velocidad Cuchara. Mirad aquí la cocción en varoma.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

4 comentarios:

  1. Marisa quiero ser como tu :)!!!! leo lo que dices del pan, y el tiempo que llevas haciendo tu propio pan, y me veo reflejada, todas las semanas hago mi pan con masa madre es una cosa que hago ya como parte de los rituales semanales, al igual que las mermeladas caseras, tanto pan como mermelada, siempre estoy pendiente de cómo van, y si se va a acabar alguno de los dos, corro a hacer de nuevo para que no se me acaben y tener siempre funcionando ese dúo dinámico para mis desayunos. Lo digo porque llevas bastante preparando tus panes y espero poder continuar con ello, nada como comer el pan que haces, no se compara con nada, y ya imagino lo que sufres cuando quieren comprar pan y más si es refrigerado :). Bueno pues este reciclaje lo guardo, yo también hago budines con la punta de los panes que me sobran una manera deliciosa de reciclar y aprovechar todo.

    Muy rico se ve y muy buena info, para prepararlo de todas las formas posibles.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! Me encantan las dos cosas, el pudin y el helado de pudin, la verdad que en el micro es una maravilla poder hacer muchas recetas, a mi me gusta. Anda que no tiene que estar bueno en helado, con el sabor a vainilla. Me ha encantado la idea, gracias!!
    Petonets ;)

    ResponderEliminar
  3. Marisa, que pinta mas buena ,tiene que estar estupendo y asi se aprovecha el pan
    besinos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.