Helado de pudin de vainilla con caramelo


Seguimos en verano, pero como el tiempo, los días pasan volando, ya estamos cambiando de mes y de vuelta, a Reciclando Sabores como cada día 1. El reciclaje de este mes no ha sido ni parecido a los muchos ya publicados. Fue una casualidad, una casualidad que llevó a buen puerto porque en dos días, había preparado dos recetas de reciclaje, pero por primera vez, la que hoy os muestro, es fruto de la primera que he publicado al mismo tiempo. Un Pudin de pan y vainilla, reciclaje de un pan duro y comercial, se convirtió en 24 horas en este rico helado porque, el pudín, ni se lo comió nadie, ni lo pude regalar.

Y fue una suerte tener la idea de convertirlo en helado, esta vez, expresamente con la intención de servirlo en una comida entre amigos el pasado día 15 de agosto. Les gustó mucho, repitieron y yo disfruté viéndolo. Es un helado que se puede preparar perfectamente para una celebración y no tiene porqué ser en verano.

Espero que os guste este reciclaje doble, continuado y creo, que bastante original. No me he metido en Google, seguro que está ya inventado, pero como me da igual, os lo regalo porque la idea ha sido mía.

Este mes para Reciclando Sabores, tanto Rosalía, como yo, coincidimos con un postre. Pero no sólo eso, Las dos, aprovechamos la receta para tomarla en una comida, ella familiar y yo con amigos. Así empezamos este reciclaje de septiembre. Os esperamos.
Ingredientes

- 400 g de Pudin de pan y vainilla
- 600 g de leche
- 60 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 1 o 2 cucharaditas de postre de caramelo líquido (opcional)
Preparación en TMX 

- Poner en el vaso el pudin, la leche, el azúcar de abedul o el azúcar y el caramelo. Programar, 5 segundos, velocidad 5. Dependerá de si queréis notar trozos de pudin, o que esté totalmente triturado; en este caso, programar más tiempo.

- Verter la mezcla en cubiteras e introducirlas en el congelador hasta que el helado cuaje.

- Verter los cubitos de helado en el vaso. Programar, 1 minuto, velocidad 5. Introducir la mariposa y programar, 1 minuto, velocidad 3. El helado estará más cremoso.

- Se puede servir en el momento, o como hice yo, verterlo en un recipiente hasta que lo tengamos que consumir. Mejor, sacarlo unos minutos antes.


Preparación tradicional 

- Poner en el vaso de una batidora o robot, el pudin, la leche, el azúcar de abedul o el azúcar y el caramelo líquido. Triturar el tiempo necesario dependiendo de si queréis notar trozos de pudin, o que esté totalmente triturado; en este caso, volver a triturar más tiempo. 

- Verter la mezcla en un recipiente o varios, aptos para congelación. Ir sacando el recipiente y picando el helado con un tenedor. Repetir la operación varias veces. 

- Sacar unos minutos antes de consumirlo. 
Notas: 

- Este helado es con azúcar ya que el pudin lo preparé con azúcar. Agregué azúcar de abedul porque facilita, que no se formen cristales de hielo, pero también podéis utilizar azúcar invertido o nada. 

- Añadir o no caramelo líquido, hace que cambie un poco el sabor. Se puede sustituir la leche por nata, si no importa que sea más calórico. 

Bon profit!

Ingredientes reciclados: Los tristes de nuestra cocina

Posible sustitución


Pudin de miga de pan duro
por
Pan reciente, resto de ensaimada, croissant, brioche o cualquier masa dulce

Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Una receta de una rica Mousse de limón. Rosalía aprovechó medio bote de leche condensada, unos limones que llevaban demasiado tiempo en el cajón de la nevera y un brick de nata a punto de caducar. Debe estar muy rica y refrescante, además de una bonita presentación.
Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de septiembre.

En la parte inferior está la herramienta que utilizaremos cada mes y que de forma muy sencilla os facilitará colgar vuestra receta.

Pinchad en Inklinkz (en azul) y seguid las instrucciones. En unos segundos, vuestra receta estará enlazada, tanto en Rossgastronómica como en Thermofan.

Os esperamos. Muchas gracias.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

11 comentarios:

  1. Marisina, que buen doblereciclaje, jajajja, me he pasado el verano en ello, tanta gente y tanta sobra que...ufff, la pena es que ya he publicado dos de ellas, espero llegar a poder editar una muy rica y especial, bssss

    ResponderEliminar
  2. Marisa esto ya es rizar el rizo del aprovechaimento y reclicaje. Desde luego un helado muy original que debe estar buenísimo, seguro que sorprendiste a tus invitados, me anoto la idea.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué arte! Como pasa de un pudin a un helado y además se ve cremoso. Seguro que lo disfrutarían ¡gracias por compartir! BSS guapa!

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaaaaaaaaa ya estoy por aqui despues de mis largas vacaciones blogueriles.
    Seguro que ese helado con el pudin de pan estaba de rexupete a las fotos e ingredientes me remito para no variar me marcho toda babada.
    Como siempre una manera fantastica de reciclar los tristes de nuesra cocina me requeteencantaaaaaaaa.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Una maravilla de reciclaje, desde luego que tiene que saber muy muy rico, me ha encantado, y apetece muchiiisimo, que con los días que nos vienen encima de calor... ufff... Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Hay que ver que bien reciclas, reciclas... no llega una vez que lo haces dos.. y chica, con muy buen resultado, me da a mi que este helado está buenísimo!
    Un biquiño y feliz septiembre

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisma, que buena idea este helado, aunque si te digo la verdad, en casa no nos sobraría ni una miga del pudin, se ven las dos recetas deliciosas y si es el mousse de limón igual. Muchas gracias por compartirlo. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. En casa tomamos helado todo el año. Esta receta me parece riquisima

    ResponderEliminar
  9. Veo que has hecho muchos helados este verano, yo sin embargo no he hecho ni uno, pero como dices se pueden hacer también en invierno.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  10. Original a más no poder. Buena idea eso de convertir en helado las sobras dulces, me lo apunto. A mi seguro que me gustaba!! Por cierto, no me deja subir mi aportación la herramienta del inLinkz, mañana vuelvo a intentarlo.
    Un beso, Marisa.

    ResponderEliminar
  11. Solucionado. Lo dicho, me gusto ya el pudding (de los que soy muy fan), pero es que en forma de helado tiene que ser irresistible, sobre todo con el bochorno que estamos soportando estos días. A ver si empieza a enfriar, que falta nos hace ya...
    Otro beso, que eso nunca sobra! ;)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.