Natillas de vainilla con salsa agridulce de arándanos


Os traigo unas natillas diferentes a las que ya tengo publicadas en el blog. En esta ocasión, también son sin azúcar, pero mucho más ligeras. El toque agridulce se lo da la Salsa agridulce de arándanos, que también publico por separado . Ideales para tomarlas fresquitas ya mismo que, en breve, vienen días calurosos. Con lo que me gustan las natillas, con esta rica salsa, se disfrutan mucho más.

Esta receta de natillas, se incluyó en el anuncio que Sucrafor publicó en la revista Thermomix magazine nº 90 del mes de abril pasado. Podéis ver otras recetas publicadas, al final de la entrada.

Espero que os gusten.


Ingredientes 3-4 raciones grandes


De la salsa agridulce de arándanos

- 60 g de zumo de naranja
- 15 g de zumo de limón
- 30 g de Sucrafor, azúcar de abedul con stevia orgánica
- 160 g de arándanos
- una cucharadita y ½ de café de vainilla en polvo
- 1 pizca de agar-agar en polvo (como la punta de un cuchillo)


De las natillas

- 80 g de Sucrafor, azúcar de abedul con stevia orgánica
- 1 trozo de unos 3 cm de piel de limón
- 600 g de leche desnatada
- 1 huevo (20 g) y 3 claras (a temperatura ambiente)
- 1 pizca de agar-agar en polvo (como la punta de un cuchillo)
- una cucharadita de café de vainilla en polvo



Preparación en TMX



De la salsa agridulce de arándanos


- Poner en el vaso de la Thermomix el zumo de naranja, el zumo de limón, la vainilla, el Sucrafor, los arándanos y el agar-agar. Programar, 7 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Verter la salsa en un bol y reservar. 


De las natillas 


- Verter en el vaso de la Thermomix el Sucrafor y la piel de limón. Programar velocidad progresiva, 5-7-9. Bajar los restos con la espátula.

- Agregar los huevos, las claras, la leche, y la vainilla. Programar, 10 segundos, velocidad 4 y luego, 8 minutos, 90º, velocidad 4.

- Cuando termine el tiempo, parar la Thermomix y verter las natillas en recipientes individuales o en una fuente.

- Esperar a que se enfríen e introducir las natillas en el frigorífico. Servirlas acompañadas con un poco de salsa de arándanos.


Preparación tradicional

De la salsa agridulce de arándanos

- Exprimir el zumo de naranja. Separar un poco en un vaso y disolver el agar-agar. Exprimir el zumo de limón.

- Poner el resto del zumo de naranja y el de limón en un cazo, añadir la vainilla, el Sucrafor y los arándanos. 

- Cocer hasta que la fruta esté blanda. Agregar el zumo con el agar-agar disuelto y remover bien hasta que la salsa espese.

- Sacar la salsa del cazo y verterla en un bol. Reservar.


De las natillas 


- Pesar todos los ingredientes. 

- Separar las claras de las yemas. 

- Separar un poco de leche en un vaso y diluir el agar-agar. Remover bien para que no queden grumos.

- Batir muy bien las claras junto con la yema de huevo. Reservar.

- En un cazo de fondo grueso, verter la leche restante junto con la mezcla de huevos batidos, la vainilla y el Sucrafor. Remover bien. 

- Poner el cazo en el fuego, no debe estar muy fuerte. 

- Dejar que la leche se caliente, pero sin que llegue a hervir. Cuando esté bastante caliente, verter la leche en la que hemos diluido el agar-agar. No dejar de remover. Es importante que no se pegue.

- Cuando espese, sacar el cazo del fuego.

- El resto, como en la preparación en TMX.


Notas:

- La salsa de arándanos espesa un poco cuando se enfría. Hice las fotos cuando estaba todavía caliente.

- Se pueden sustituir los arándanos por fresas, frambuesas, moras…

- Si no tenemos agar-agar, podemos utilizar 10 g de maicena disuelta en frío.

- Al llevar menos yema de huevo, leche desnatada y agar-agar, tiene un color más claro y no es tan consistente, pero es más sana y no por eso, está menos buena.

Bon profit!

El helado cremoso de piña con azúcar de abedul


Trufas de chocolate con cerveza negra y aceite de oliva


Yogur gelatinoso de frutos rojos con semillas de chia


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

7 comentarios:

  1. ¡Que receta mas rica! Estas natillas las voy hacer, pues cuando te apetece algo dulce, estan muy bien y poco caloricas. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Unas natillas deliciosas, y con arándanos me parece una idea buenísima.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Marisa, básicamente me podría sentir feliz con tus natillas en cualquier época del año, me gustan las clásicas con galleta, siempre caseras, jamás de sobre o de postres lácteos, me parece muy interesante estas que son sin azúcar, porque así tienes menos remordimientos a la hora de repetir, porque sin duda deben estar para hacerlo una y otra vez.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me he venido de la salsa a ver las natillas y desde luego que tiene que quedar ricas!! ya me has convencido del todo!! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Marisa,que pinta mes bona tenen les natilles!Tenen un coloret precios.
    Els merengues molt bons,en va faltar el tems pa ferlos...En vas fer moltes ganes jajaja!
    Besets.

    ResponderEliminar
  6. Marisa , me encantan las natillas y estas tuyas estan diciendo comeme , te quedaron geniales
    besinos

    ResponderEliminar
  7. hola Marisa, tanto las natillas como las salsa de arándanos son delicias, por separado.. y en la misma receta mucho más. Me ha encantado la combinación, un beso!! buena semana :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.